¡Llegamos a 27.899.728 visitas gracias a ustedes! ☆

Diferencia entre revisiones de «Manuel Rodríguez»

De WikicharliE
m (1818)
(Entre todas las versiones existentes del asesinato de Manuel Rodríguez, dejo a ustedes la escrita por Diego Barros Arana.)
(No se muestran 5 ediciones intermedias realizadas por un usuario)
Línea 9: Línea 9:
 
|TITULO=Héroe Chileno}}
 
|TITULO=Héroe Chileno}}
 
{{Separador}}
 
{{Separador}}
[[Archivo:Manuel Rodriguez.JPG|centro]]
+
[[Archivo:Manuel Rodriguez.JPG|marco|centro|El primer retrato ‘oficial’ de Rodríguez vistiendo este uniforme es obra del grabador francés Narcisse Desmadryl y corresponde al publicado en la obra Galería Nacional de Hombres Célebres de Chile de 1854.]]
 +
 
 
{{Bandera}} '''Manuel Javier Rodríguez Erdoíza''' (☆ [[Santiago]], [[27 de febrero en Chile|27 de febrero]] de 1785 -† Tiltil, [[26 de mayo en Chile|26 de mayo de 1818]]), era hijo del español Carlos Rodríguez de Herrera y de María Loreto de Erdoiza. Desde pequeño mostró aptitudes intelectuales y una personalidad vivaz.
 
{{Bandera}} '''Manuel Javier Rodríguez Erdoíza''' (☆ [[Santiago]], [[27 de febrero en Chile|27 de febrero]] de 1785 -† Tiltil, [[26 de mayo en Chile|26 de mayo de 1818]]), era hijo del español Carlos Rodríguez de Herrera y de María Loreto de Erdoiza. Desde pequeño mostró aptitudes intelectuales y una personalidad vivaz.
  
Línea 29: Línea 30:
  
 
La popularidad que adquirió Rodríguez, más sus tendencias carrerinas, fueron mal vistas por el nuevo gobierno dirigido por [[Bernardo O'Higgins]]. Según algunos autores, para alejarlo de [[Chile]] se le ofreció una misión diplomática en [[Estados Unidos]], que él rechazó.
 
La popularidad que adquirió Rodríguez, más sus tendencias carrerinas, fueron mal vistas por el nuevo gobierno dirigido por [[Bernardo O'Higgins]]. Según algunos autores, para alejarlo de [[Chile]] se le ofreció una misión diplomática en [[Estados Unidos]], que él rechazó.
== 1817 ==
+
==1817==
 
Dos veces estuvo en prisión, una de ellas acusado de conspirar a favor de [[José Miguel Carrera]] (contrario a O'Higgins), hasta que San Martín lo nombró auditor de guerra del Ejército.
 
Dos veces estuvo en prisión, una de ellas acusado de conspirar a favor de [[José Miguel Carrera]] (contrario a O'Higgins), hasta que San Martín lo nombró auditor de guerra del Ejército.
==1814==
 
[[29 de marzo en Chile|29 de marzo de 1814]]: Ocurre el Desastre de Cancha Rayada en ([[Talca]]), donde los realistas casi aniquilaron al ejército patriota. Fue una nueva oportunidad para que Rodríguez demostrara su capacidad de reacción. Animó a la ciudad con la célebre frase '''¡Aún tenemos patria, ciudadanos!''' y formó los ''Húsares de la Muerte'', un escuadrón militar. Además, por voto popular, ejerció por dos días el cargo de director supremo interino.
 
 
==1818==
 
==1818==
 
=== Detención de Manuel Rodríguez ===
 
=== Detención de Manuel Rodríguez ===
Línea 57: Línea 56:
 
'''Relata el mismo Teniente Antonio Navarro cuidador de Rodríguez:'''
 
'''Relata el mismo Teniente Antonio Navarro cuidador de Rodríguez:'''
  
''“Dada la orden de marchar, al Batallón de Cazadores a Quillota, me llamó a su casa el comandante Alvarado, donde también estaba Monteagudo. Cerrada la puerta me dijeron que en mi carácter de hombre de honor y de confianza me encargaban la seguridad de Rodríguez, haciéndome responsable de ello con el cargo y la vida, pero dándome a entender que corría dinero para obtener su libertad”.''
+
''“Dada la orden de marchar, al Batallón de Cazadores a Quillota, a las 22:00 horas, me llamó a su casa el comandante Alvarado, donde también estaba Monteagudo. Cerrada la puerta me dijeron que en mi carácter de hombre de honor y de confianza me encargaban la seguridad de Rodríguez, haciéndome responsable de ello con el cargo y la vida, pero dándome a entender que corría dinero para obtener su libertad”.''
 +
 
 +
[[23 de mayo en Chile|23 de mayo de 1818]]: El batallón de Cazadores de los Andes partió de Santiago, esta mañana en dirección a Quillota.
 +
 
 +
Acampo por la tarde en las cercanías de parroquia de Lampa. La noche paso sin novedad. El teniente Antonio Navarro dio la orden, que el piquete que custodiaba a Rodríguez, se adelantase 4 a 6 cuadras delante de la tropa y hay alojase. Esta medida era para mantener a Rodríguez incomunicado, una orden totalmente ineficaz, pues Rodríguez tuvo el aviso que sería asesinado.
 +
 
 +
Esta “rara” medida, hace suponer que el comandante Alvarado, alejaba a Rodríguez del lugar verse involucrado en tan vil asesinato.
 +
 
 +
[[24 de mayo en Chile|24 de mayo de 1818]]: Este día el Batallón acampo en la hacienda Polpaico y el piquete que custodiaba a Rodríguez, se situó a siete u ocho cuadras, al poniente de la aldea de Til-Til.
 +
 
 +
=== Entre todas las versiones existentes del asesinato de Manuel Rodríguez, dejo a ustedes la escrita por Diego Barros Arana. ===
 +
'''Relato del teniente Antonio Navarro'''
 +
 
 +
[[26 de mayo en Chile|26 de mayo de 1818]]: En la noche Rodríguez fue levantado de su manta por los soldados,  y sacado a caminar por los alrededores del rancho. La noche estaba oscura, momento en que uno de los cobardes soldados, le dio un balazo (de fusil o pistola) por la espalda, en el tórax, un poco más abajo del nacimiento del brazo derecho. Rodríguez cayó al suelo, donde fue rematado con bayonetas en la cabeza y garganta.
 +
 
 +
En cumplimiento de las ordenes que el teniente Antonio Navarro había recibido, aviso a Santiago al jefe del cuerpo,  que Rodríguez “había intentado fugarse, por lo que terminó muerto”.
 +
 
 +
Enseguida, agrega el teniente Antonio Navarro, que el coronel Rudecindo Alvarado, puso avanzadas para dar a entender que era efectiva la fuga del reo, pero viendo la cara de los soldados que componían la partida, se dio cuenta que sabían que Rodríguez había sido asesinado.
 +
 
 +
La noticia de la muerte de Rodríguez causó en Santiago una profunda y dolorosa impresión. Al principio, nadie quería darle crédito de que fuese real.
 +
 
 +
Uno de los amigos de la víctima don Bernardo Luco, que había sido capitán del escuadrón de Husares de la Muerte, se trasladó a Til-Til, donde descubrió el lugar en que había sido enterrado Rodríguez, constatando las heridas y la muerte de este.
 +
 
 +
La opinión pública, vio un asesinato premeditado y tenebroso, preparado por el gobierno de [[Bernardo O'Higgins]], para sacar del camino a un patriota prestigioso, que llego a ser un adversario muy peligroso. Las sospechas del vil asesinato se acrecentaron cuando el Teniente Navarro, uno de los principales acusados, fue enviado al Alto Peru a seguir su servicio.
 +
 
 +
Con el paso de los años, este homicidio cobarde y premeditado se fue olvidando en el pueblo, pero no en O´Higgins y sus contrarios, pues este episodio pasó a ser una mancha que jamás se superó en su historia, pese a las victorias de la independencia de Chile.
  
 
==† Su muerte en 1818==
 
==† Su muerte en 1818==
Línea 83: Línea 107:
 
*[[Fusilamiento de los Carrera, referidos por el fray Benito Lamas]]
 
*[[Fusilamiento de los Carrera, referidos por el fray Benito Lamas]]
 
*[[La Moneda]]
 
*[[La Moneda]]
 +
*[[Bernardo O'Higgins]]
 
{{VisitaArtículos
 
{{VisitaArtículos
 
|COLOR_FONDO=#0b0b61
 
|COLOR_FONDO=#0b0b61
 
|COLOR_TEXTO=#fff}}
 
|COLOR_TEXTO=#fff}}
 
{{Separador}}
 
{{Separador}}

Revisión de 00:22 1 dic 2019

Manuel Rodríguez
Bienvenido a Personajes Destacados de nuestra Historia de WikicharliE

Héroe Chileno


El primer retrato ‘oficial’ de Rodríguez vistiendo este uniforme es obra del grabador francés Narcisse Desmadryl y corresponde al publicado en la obra Galería Nacional de Hombres Célebres de Chile de 1854.

Bandera Chilena mini.png Manuel Javier Rodríguez Erdoíza (☆ Santiago, 27 de febrero de 1785 -† Tiltil, 26 de mayo de 1818), era hijo del español Carlos Rodríguez de Herrera y de María Loreto de Erdoiza. Desde pequeño mostró aptitudes intelectuales y una personalidad vivaz.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

1804

Recibió su doctorado en Leyes en la Universidad de San Felipe y fue admitido como abogado por la Real Audiencia.

1811

Por ser un ferviente patriota, fue nombrado procurador del Cabildo de Santiago, pero a los pocos días fue designado secretario de Estado en la cartera de Guerra.

1813

Después de demostrar su inocencia ante la acusación de conspirar contra José Miguel Carrera, de quien había sido su amigo primero y su secretario particular, fue nombrado como secretario de Gobierno y Hacienda.

1814

La derrota de Rancagua, que significó el fin de la primera etapa de la emancipación de Chile de España, lo obligó a huir a Mendoza.

Fue en esa ciudad donde se ganó la simpatía del general argentino José de San Martín, uno de los principales caudillos del proceso revolucionario de América del Sur. San Martín le encomendó que le informara sobre el movimiento de las tropas realistas en nuestro país y que hiciera creer que las fuerzas patriotas cruzarían por el sur de la cordillera. Así, la milicia realista, cuya mayoría de soldados estaba concentrada en la zona central, se dividiría perdiendo su fortaleza.

Todos estos objetivos Rodríguez los cumplió con creces, a través de aventuras plenas de valentía y astucia, que dieron origen a su leyenda.

La popularidad que adquirió Rodríguez, más sus tendencias carrerinas, fueron mal vistas por el nuevo gobierno dirigido por Bernardo O'Higgins. Según algunos autores, para alejarlo de Chile se le ofreció una misión diplomática en Estados Unidos, que él rechazó.

1817

Dos veces estuvo en prisión, una de ellas acusado de conspirar a favor de José Miguel Carrera (contrario a O'Higgins), hasta que San Martín lo nombró auditor de guerra del Ejército.

1818

Detención de Manuel Rodríguez

Una vez recuperado el control de la situación, gracias a la batalla de Maipú el 5 de abril de 1818, se disolvió el escuadrón "Husares de la Muerte", creado por Manuel Rodríguez

17 de abril de 1818: Este día se detuvo a Manuel Rodríguez y se le encerró en el cuartel San Pablo por su protesta pública contra el fusilamiento de los hermanos Carrera (Juan José y Luis), acusando a O'Higgins y San Martín de ser sus autores intelectuales. Este cuartel estaba custodiado por el Batallón Cazadores de los Andes.

Rodríguez detenido, no cesaba de hablar a sus compañeros de prisión y a los amigos que lo visitaban, de la necesidad de vengar a los Carreras. El Gobierno tenía la idea de embarcar a Rodríguez en el primer buque que partiera para los Estados Unidos o para Europa.

Como el antiguo guerrillero de Colchagua, había demostrado en otras ocasiones, tenía una gran habilidad para escaparse de las prisiones, debido a esto, se le mantenía sometido a la más estricta vigilancia.

Su custodia había sido confiada especialmente a un oficial llamado don Antonio Navarro, de origen español, agregado al cuerpo del Batallón de Cazadores de los andes, con el grado de Teniente 1°.

Según los principios militares de San Martín, no era conveniente mantener acuartelados y reunidos varios cuerpos del ejército en los centros de la población, y prefería colocarlos en campamentos fuera del poblado o distribuirlos en diversas villas o aldeas para evitar la deserción, los desórdenes y los vicios, que disminuían el número y la moralidad de la tropa.

Durante la ausencia de San Martín, se seguían en el ejército las mismas prácticas que el habla implantado.

15 de mayo de 1818: Obedeciendo esa regla, se resolvió que el Batallón de Cazadores de los Andes fuera apostado en Quillota, para ello se acordó que Rodríguez fuera conducido a ese pueblo, para adelantar allí, (se decía), el proceso que había comenzado a instituirse.

Pero la suerte de este caudillo estaba decidida de manera tenebrosa. Parece que este “molesto” asunto había sido tratado en los conciliábulos secretos de la Logia Lautarina y que ellos habían sostenido “que la existencia de Rodríguez, era incompatible con el mantenimiento del orden público, de tal manera que mientras viviese, promovería disturbios y complicaciones, por si o por medio de sus seguidores".

El auditor de guerra don Bernardo de Monteagudo (☆ Tucumán, 20 de agosto de 1789 -† Lima, 28 de enero de 1825), señalado ante la opinión publica, como autor principal del fusilamiento de los Carreras, por lo tanto profundamente odiado por los amigos de es tos, era el más interesado en el sacrificio de Rodríguez y se hizo cargo de dirigir su ejecución.

Relata el mismo Teniente Antonio Navarro cuidador de Rodríguez:

“Dada la orden de marchar, al Batallón de Cazadores a Quillota, a las 22:00 horas, me llamó a su casa el comandante Alvarado, donde también estaba Monteagudo. Cerrada la puerta me dijeron que en mi carácter de hombre de honor y de confianza me encargaban la seguridad de Rodríguez, haciéndome responsable de ello con el cargo y la vida, pero dándome a entender que corría dinero para obtener su libertad”.

23 de mayo de 1818: El batallón de Cazadores de los Andes partió de Santiago, esta mañana en dirección a Quillota.

Acampo por la tarde en las cercanías de parroquia de Lampa. La noche paso sin novedad. El teniente Antonio Navarro dio la orden, que el piquete que custodiaba a Rodríguez, se adelantase 4 a 6 cuadras delante de la tropa y hay alojase. Esta medida era para mantener a Rodríguez incomunicado, una orden totalmente ineficaz, pues Rodríguez tuvo el aviso que sería asesinado.

Esta “rara” medida, hace suponer que el comandante Alvarado, alejaba a Rodríguez del lugar verse involucrado en tan vil asesinato.

24 de mayo de 1818: Este día el Batallón acampo en la hacienda Polpaico y el piquete que custodiaba a Rodríguez, se situó a siete u ocho cuadras, al poniente de la aldea de Til-Til.

Entre todas las versiones existentes del asesinato de Manuel Rodríguez, dejo a ustedes la escrita por Diego Barros Arana.

Relato del teniente Antonio Navarro

26 de mayo de 1818: En la noche Rodríguez fue levantado de su manta por los soldados, y sacado a caminar por los alrededores del rancho. La noche estaba oscura, momento en que uno de los cobardes soldados, le dio un balazo (de fusil o pistola) por la espalda, en el tórax, un poco más abajo del nacimiento del brazo derecho. Rodríguez cayó al suelo, donde fue rematado con bayonetas en la cabeza y garganta.

En cumplimiento de las ordenes que el teniente Antonio Navarro había recibido, aviso a Santiago al jefe del cuerpo, que Rodríguez “había intentado fugarse, por lo que terminó muerto”.

Enseguida, agrega el teniente Antonio Navarro, que el coronel Rudecindo Alvarado, puso avanzadas para dar a entender que era efectiva la fuga del reo, pero viendo la cara de los soldados que componían la partida, se dio cuenta que sabían que Rodríguez había sido asesinado.

La noticia de la muerte de Rodríguez causó en Santiago una profunda y dolorosa impresión. Al principio, nadie quería darle crédito de que fuese real.

Uno de los amigos de la víctima don Bernardo Luco, que había sido capitán del escuadrón de Husares de la Muerte, se trasladó a Til-Til, donde descubrió el lugar en que había sido enterrado Rodríguez, constatando las heridas y la muerte de este.

La opinión pública, vio un asesinato premeditado y tenebroso, preparado por el gobierno de Bernardo O'Higgins, para sacar del camino a un patriota prestigioso, que llego a ser un adversario muy peligroso. Las sospechas del vil asesinato se acrecentaron cuando el Teniente Navarro, uno de los principales acusados, fue enviado al Alto Peru a seguir su servicio.

Con el paso de los años, este homicidio cobarde y premeditado se fue olvidando en el pueblo, pero no en O´Higgins y sus contrarios, pues este episodio pasó a ser una mancha que jamás se superó en su historia, pese a las victorias de la independencia de Chile.

† Su muerte en 1818

Asesinato de Manuel Rodriguez 1818.

26 de mayo de 1818: El guerrillero Manuel Rodríguez, acusado de "alborotador incorregible" y encarcelado en el cuartel de calle San Pablo, fue trasladado a la prisión militar de Quillota, el prisionero fue custodiado por el batallón Cazadores de los Andes, al mando del coronel argentino Rudecindo Alvarado.

La ruta que siguieron fue saliendo por Chicureo, pasaron una noche en la casona de Polpaico, en ese lugar tomó el mando el coronel Alvarado y el batallón fue separado del destacamento que custodiaba a Rodríguez. El destacamento lo componían los soldados de apellido Parra y Gómez, el teniente Maure y el cabo Agüero.

Rudecindo Alvarado y un pequeño destacamento con el prisionero se dirigieron a Til-til.

Estando el destacamento a aproximadamente 4 km al sur del pueblo de Tiltil, específicamente frente a la Hacienda "El Sauce", en el sector escampado "Cancha del Gato", cerca de un bosque de maitenes a orillas del río Lampa (hoy estero Lampa), según indica el parte oficial consignado por Bernardo Monteagudo fue asesinado de un tiro por la espalda por el teniente Antonio Navarro al distraer su atención con un comentario de un ave que pasaba por el sector. Se adujo como causa de muerte, que el guerrillero tomó una daga atacando a Navarro e intentó escapar. Esta versión fue oficializada por el gobierno de Bernardo O´Higgins.

Rodríguez recibió un balazo de pistola o arcabuz (arma más probable) a quemarropa en la espalda, bayonetazos en el abdomen y cuello y luego uno o varios golpes de culata en el cráneo para rematarlo, su cuerpo fue despojado dejándolo semidesnudo y abandonado sin ser enterrado con el evidente objetivo de que los animales carroñeros hicieran la parte final de la tarea.

Hubo un testigo

El campesino Hilario Cortés que cumplía labores agrícolas en el sector quien se escondió y presenció el asesinato.​ Cortés y su patrón Tomás del Valle tomaron 5 días más tarde los restos y los enterraron en una capilla en Til-Til en secreto. Navarro diría mucho más tarde que el autor material fue el coronel Rudecindo Alvarado, jefe de la comitiva militar y que la autoría de Navarro solo fue de conveniencia para el oficialismo.

El teniente Navarro confesaría, en 1825, que el abogado Bernardo de Monteagudo le dio la orden de asesinar a Rodríguez. Monteagudo fue expulsado a Perú, donde sería asesinado el mismo año en que Navarro confesó.

Tumba Manuel Rodríguez

Fuentes y Enlaces de Interés

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas