¡Llegamos a 27.500.012 visitas gracias a ustedes! ☆

Carlos Spano

De WikicharliE
Carlos Spano
Bienvenido a Biografía de WikicharliE

Héroe español que defendió la bandera chilena: “Muero por mi patria, por el país que me adoptó entre sus hijos”

Carlos Spano.png

Carlos Spano y Padilla (☆ Málaga, España; 1773- † Talca, Chile; 4 de marzo de 1814). Fue un militar español que luchó por la causa patriota chilena y falleció en la toma de Talca.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Fue hijo de Carlos Spano y María de los Santos Padilla.​

1786

Sirvió en el ejército español como soldado cuando tenia trece años, participando en las campañas de Ceuta, contra los moros, y en Aragón, contra los franceses.

Se le envió a la Capitanía General de Chile en el batallón de Infantes de Concepción.

1787

Spano fue nombrado Teniente de los Dragones de la Frontera.

1797

26 de febrero de 1797: Este día contrae matrimonio en la ciudad de Mendoza, con María de las Nieves Zevallos Aziar, con quien tuvo siete hijos:

  • María del Pilar Spano (Concepción, 13 de octubre de 1800-Buenos Aires, 25 de marzo de 1868), casada con el militar Tomás Guido
  • Carlos Spano, falleció niño el 17 de abril de 1805
  • María Rosa Spano, bautizada en Concepción el 22 de mayo de 1805
  • Carlos Eustaquio, bautizado en Concepción el 6 de enero de 1808
  • Nieves Spano, casada dos veces con Santiago Campbell y Carlos Lefebvre de Bécour.
  • Concepción Spano, casada con Juan Ignacio Alcalde Velasco, hijo del cuarto conde de Quinta Alegre Juan Agustín Alcalde y Bascuñán
  • Rosario Spano, casada con Juan De la Barra López, hijo del político Juan Francisco León de la Barra y sobrino del religioso Melchor León de la Barra

1813

Sitio de Chillán

10 de agosto de 1813: A pesar de su nacionalidad española, peleó a favor de los patriotas y participó en el Sitio de Chillán, donde fue herido.

El diario Militar de José Miguel Carrera nos relata los acontecimientos de Carlos Spano en la batalla:

2 de agosto de 1813: En la noche mandé avanzar un cuerpo de 500 fusileros y cuatro piezas a tomar posesión de una altura que estaba al norte de la que ocupábamos, y sobre la misma ciudad. La infan­tería era mandada por el Coronel Carlos Spano; la artillería por Oller y Gamero, y todos a las órdenes del Coronel Juan Mackenna.

3 de agosto de 1813: Al amanecer estaba ya en nuestro poder la altura, y defendida por una batería construida de sacos de cuero, saquillos y salchichones. La batería fue mal situada.

A las siete de la mañana se vio venir sobre la batería [a] una columna enemiga corriendo y con los fusi­les a la espalda. Creyeron algunos de los nuestros que era tropa que desertaba para entregarse, y vacilaban para hacer fuego. El Coronel Juan Mackenna se había vuelto al campamento y mandaba Carlos Spano, quien mandó hacer fuego y se trabó una acción viva. Mandé inmediatamente parte de la caballería que cargara por El Te­jar, en ademán de tomar la retaguardia del enemigo, y al Coronel Carrera con 400 infantes para que flanquease y destruyese la columna. Todo se verificó en el mejor orden. La infantería cargó con mu­cha arrogancia, se unió a ella Mackenna y pasó el Maipón con el agua a medio muslo y a tiro del enemigo. Este se retiró precipitadamente sobre la plaza, y los que defendían la batería siguieron en su alcance hasta ponerse sobre los fosos de la bocacalle de la plaza. El Coronel [Luis] Carrera se posesionó de la batería y mandó en orden algún auxilio a los que por ignorancia perseguían desordenadamente al enemigo. Había sido un momento favorable para tomar la plaza, pero ¿cómo hacerlo en medio de la confusión y la inobediencia [desobediencia]? Hice tocar llamada y mandé incendiar todos los ranchos que estorbaban nuestros fuegos en frente de la batería y las primeras casas del pueblo.

En la quema perecieron cien hombres, incluso el Coronel Carlos Spano, Teniente Rencoret y el Alférez Cu­rrel[1]. Esta desgracia causó bastante desorden en los más tímidos; huyeron algunos de la batería y se desertaron.

En la tarde murió el Alférez Zorrilla y el Cadete Fernández de la Guardia Nacional[2].

El Combate de Maipón se libró en el marco del Sitio de Chillán entre las fuerzas patriotas mandadas por José Miguel Carrera y las tropas realistas acantonadas en Chillán al mando de Juan Francisco Sánchez, después de que los patriotas habían reconquistado Concepción. El 3 de agosto de 1813 las fuerzas patriotas, al mando de José Miguel Carrera se enfrentaron con el ejército español comandado por el coronel Juan Francisco Sánchez en Chillán.

El combate se desarrolló en unas lomas a orillas del estero Maipón, lugar donde el patriota coronel Juan Mackenna había instalado cuatro cañones. José Miguel Carrera intentó conseguir la rendición de los realistas, pero éstos se atrincheraron en el claustro de San Francisco de Chillán y se sentían seguros. El 29 de julio de 1813 los patriotas dispararon sus armas sin impresionar a los españoles, Bernardo O’Higgins y Benavente avanzaron con 380 hombres por la noche sin lograr amedrentar al enemigo. Se preparó entonces un asalto nocturno en masa. Mackenna trasladó sus cañones al otro lado del estero Maipón. Carlos Spano avanzó sobre la ciudad con el ejército patriota que se dispersó en grupos. Sánchez, que dominaba con sus hombres el radio urbano, comenzó una metódica cacería de patriotas. Los demás huyeron. Las balas realistas provocaron incendios en los polvorines patriotas. En medio de la confusión, O"Higgins con una parte del ejército seguía peleando, pero el combate terminó al hacerse la noche, en forma desastrosa para la causa patriota, que perdió en esta jornada más de doscientos hombres.


1814 La Batalla de Talca (Toma de Talca)

La Junta gubernativa chilena le confió la defensa de Talca ante el inminente ataque de las tropas realistas. El Coronel Spano defendió gloriosamente a la ciudad de Talca.

Se debe recordar en este articulo, que la la historia nos cuenta que el mozo Vicente, hijo de también del hombre del mismo nombre Vicente de la Cruz Bahamonde había tenido un activo papel en el bando realista, durante la Reconquista y habría sido uno de los que traicionaron al Coronel Carlos Spano y al teniente Marcos Gamero en la heroica defensa patriota de Talca ante el ataque del coronel español Eleorraga.

4 de marzo de 1814: Llegan a la ciudad de Talca las fuerzas realistas a cargo de Ildefonso Elorreaga, por el sector sur de la Plaza de Armas, para poder reconquistarla de las manos de los Patriotas a cargo del Coronel Carlos Spano y entre sus oficiales Marcos Gamero y Toro.

Al amanecer se inició la Batalla de Talca. Los realistas al mando del Comandante Ildefonso Elorriaga intentaban tomar la ciudad maulina para cortar las comunicaciones entre los patriotas chilenos. El Coronel Carlos Spano debía resguardar la ciudad tan solo con 120 hombres frente a los más de 1.000 realistas enemigos.

La batalla desde un principio fue desigual, ya que las fuerzas realistas contaban con 600 hombres mientras que los patriotas no sumaban más de 120. Algunos oficiales recomendaron a Carlos Spano rendirse ante la eventual derrota en la batalla, pero éste se aprestó a la defensa y personalmente ayudó a movilizar la artillera y construir tres barricadas en las bocacalles de la Plaza, quedando ésta abierta por el norte.

El Comandante Spano colocó barricadas en los cuatro vértices de la Plaza de Armas, ubicando en 3 de las esquinas los únicos cañones que poseían: En la surponiente al mayor Guzmán, en la suroriente al Teniente Gamero y en la norponiente al Teniente Cienfuegos. Veinte fusileros, setenta artilleros, con tres cañones y treinta lanceros.

9:00 horas: Los realistas atacaron por las calles de Cruz y del Comercio (actual 1 oriente con 1 sur). Carlos Spano, Marcos Gamero (de 19 años) y el resto combatían duramente contra el enemigo.

11:00: Tras 2 horas de lucha, el traidor talquino Vicente de la Cruz y Bahamonde, les dijo a los realistas que entraran a su casa por una de las puertas y que podían atacar a los patriotas desde el tejado de su casa, facilitándoles el acceso. Estos se subieron al techo y comenzaron a acribillar a los patriotas en la plaza. Los pocos que quedaron con vida, se arrinconaron en un extremo de la plaza, dispuestos a morir. Hoy existe un monolito en el lugar.

12:00 horas: El joven teniente Marcos Gamero, de 17 años, no quiso replegarse y se mantuvo hasta el último momento al pie de su cañón, donde quedó tendido, atravesado por las balas que salían de los balcones de la casa de Cruz.


“… quedaron los cadáveres de los patriotas. El de Gamero, despojado de la casaca, los pantalones, las botas, descansando sobre el dorso; la cara al cielo, abierto los ojos, las manos caídas a los costados, los pies cubiertos con las medias…”


La bandera tricolor flameaba en medio de la plaza, Spano, espada en mano, sólo esperaba la muerte. Un oficial se le acercó y le dijo: “Ya hemos hecho cuanto pide el honor, retirémonos ahora, aún hay una calle descubierta”. En ese instante, Spano vío que un grupo de soldados españoles penetraba al recinto mismo de la Plaza y corrían a tomarse la bandera chilena. Al ver esto corrió también Spano y se colocó al pie de ella, con su sable en la mano, dispuesto a defenderla con su vida. Los soldados del Rey levantaron sus fusiles y dispararon. El corazón y pliegues de la bandera chilena fueron atravesadas por las balas y sangre de Spano. Nuestro héroe cayó moribundo, y con voz trémula exclamó:

“Muero por mi patria, por el país que me adoptó entre sus hijos”.
[3]

En esta heroica lucha falleció cubierto de mortales heridas, protegiendo la bandera chilena, en la plaza de Talca. Con esto el combate se convirtió en una cacería, Spano perdió la vida en la lucha y Bascuñán llegó cuando los realistas ya se habían apoderado de la ciudad. Logró salvar el dinero y demás auxilios que Spano había mandado con él al sur, despachándolos a Curicó por el camino de la costa y, después de dispersar a una guerrilla destacada por Elorreaga, se replegó hacia Curicó.

Con la pérdida de Talca se cedió la base de aprovisionamiento de las fuerzas de Bernardo O'Higgins y de Juan Mackenna O´Reilly, y ambos jefes quedaron divididos y cercados por el enemigo.

Bajas

  • Varios soldados patriotas dispersos
  • 200 prisioneros
  • 3 cañones capturados x os realistas

1910

En Octubre de 1910 la ciudad de Talca, decide honrar a su héroe. La imagen nos muestra al Gobernador Eclesiástico de Talca Miguel León Prado, bendiciendo la primera piedra del monumento en honor al patriota Coronel Carlos Spano, en la Plaza de Armas de Talca, que murió defendiendo la bandera chilena en la plaza de Talca el 4 de marzo de 1814.

Bencicion del monumento a Carlos Spano, Talca 1910.png

Hoy

Hoy sigue siendo un héroe para los talquinos y la historia de Chile. Debido a su acto de valentía la ciudad de Talca le construyó una placa recordatoria en su plaza de armas, además una villa y un colegio llevan su nombre.

Pizarra

Logo Pizarra WikicharliE.JPG
  • No existen retratos o imagenes de Carlos Spano, pero hemos agregado a la biografía una "imagen idealizada" de Spano, para enriquecer el articulo para nuestros niños. La imagen corresponde a la pintura del capitán de artillería español Pedro Velarde y Santillán, muerto el 2 de mayo de 1808 tratando de defender el parque de artillería de Monteleón durante el levantamiento del español contra las tropas francesas. La cara no corresponde a la pintura.
  • Marcos Gamero murió a los 17 años defendiendo la bandera chilena, es popularmente conocido como "El defensor de Talca".

Fuentes y Enlaces de Interés

  1. Ninguno de los tres falleció en esta acción.
  2. historia.uchile/José Miguel Carrera: Diario Militar /Capítulo V. 16 de Mayo de 1813 - 9 de Agosto de 1813.
  3. Libro "Historia de Talca" de Gustavo Opazo

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/