¡Llegamos a 26.077.700 visitas gracias a ustedes! ☆

Talco

De WikicharliE
Talco
Bienvenido a Departamento de Química de WikicharliE

Presentación

Talco o Esteatita 3.jpg

El talco (nombre derivado del árabe tal q) es un mineral de la clase 9 (silicatos), según la clasificación de Strunz, de color blanco a gris azul[1]. En la escala de Mohs se toma como patrón de la menor dureza posible, asignándole convencionalmente el valor 1. Contiene, además de este elemento, silicio, oxígeno y grupos hidroxilos (OH). Con respecto a la estructura, el silicio y el oxígeno se encuentran en relación de uno a cuatro y crean grupos tetraédricos con los vértices ocupados por oxígeno y el silicio en el centro. El tacto resulta tan grasiento o jabonoso que puede rayarse con la uña.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Yacimientos

El Polvos de talco se produce a partir de un mineral llamado talco o trisillicate magnesio. En su forma natural, talco se encuentra en forma de rocas. Esta sustancia se sabe que contienen fibras minuto, principalmente de amianto, que no son fácilmente separados durante el procesamiento de polvos de talco de la roca talco.

El talco suele aparecer de forma masiva (forma también llamada esteatita o saponita) y pocas veces en cristales bien formados. Se forma por metamorfismo de silicatos de magnesio como olivinos, piroxenos o anfíboles (es una roca ígnea).

Importancia industrial

Se utiliza en diversas aplicaciones. En forma de polvo se utiliza como relleno en la fabricación de papel y cartulina, para lacas y pinturas, en la industria cerámica, como aditivo de gomas y plásticos, así como para prevenir irritaciones de la piel y para hidratar ésta. Por su resistencia a elevadas temperaturas se utiliza en la fabricación de materiales termorresistentes. Es la base de muchos polvos en la cosmética. Se utiliza en la industria alimentaria como E553b.

El talco puede producir cáncer

Puede haber una variedad de usos de los polvos de talco, pero los estudios muestran que el uso frecuente de polvos de talco puede conducir al desarrollo de dos tipos de cáncer: cáncer de pulmón y cáncer de ovario.

Talco.jpg

El talco es comúnmente utilizado para reducir los sarpullidos y la irritación por el pañal en los bebés e infantes. Pero esta práctica es peligrosa. Ésta puede resultar en la inhalación de cantidades significativas de este polvo, causando irritación pulmonar crónica o aguda, conocida como talcosis. Este riesgo es fácilmente evitable pues la maicena es una alternativa segura y confiable.

Las mujeres han sido persuadidas por la publicidad para espolvorearse a sí mismas con talco para cubrir supuestos malos olores genitales. No es sorpresa que el talco se haya convertido en un símbolo de frescura y limpieza por más de cinco décadas.

1971

La primera advertencia de los peligros del talco en el área genital llegó en un reporte de 1971 con la identificación de partículas de talco en cánceres de ovario, un hallazgo duramente rechazado por el Dr. David John Hildick-Smith, el director médico de Johnson & Johnson. Sin embargo, una subsecuente publicación en el prestigioso The Lancet[2] advirtió que "Los potenciales peligrosos del talco ... en el ovario ... no deberían ser ignorados".

1992

La advertencia realizada en 1977, fue confirmada en una publicación de 1992 en Obstetrics & Gynecology, la cual reportó que el uso frecuente de talco de una mujer en sus genitales aumentaba 3 veces su riesgo de cáncer de ovario. El talco en cuestión era de marca simple o genérico "polvo para bebé".

Después del informe de 1992, por lo menos una docena de otros importantes artículos científicos que documentaron la relación entre talco y cáncer de ovario fueron publicados en las principales revistas médicas tales como Cancer, The Lancet, y Oncology.

1993

Tampoco la FDA ha demostrado alguna preocupación por los peligros del talco. La admisión más cercana fue en 1993 cuando Acting Associate Commissioner for Legislative Affairs (Comisionado para Asuntos Legislativos) del Department of Health and Human Services (Departamento de Salud y Servicios Humanos) adimitió "estamos al tanto de que han habido reportes en la literatura médica entre el uso frecuente de talco en la zona perineal femenina durante varios años y el incremento de las probabilidades de desarrollar ciertos cánceres de ovario". Y después, sorprendentemente, dijo que "la FDA no está considerando prohibir, retringir o solicitar una advertencia en la etiqueta de los productos que contengan talco".

1994

Conscientes de los daños extremos del talco y alarmados por la continua falta de respuesta del gobierno en 1994 Cancer Prevention Coalition (Coalición para Prevención del Cáncer), apoyado por New York Center for Constitutional Rights (Centro para los Derechos Constitucionales de Nueva York) presentó una petición a la FDA. Ésta solicitaba que el talco para uso genital debía ser etiquetado con una advertencia explícita de los riesgos de cáncer de ovario. Sin embargo, la FDA negó esta petición.

2002

Un mayor reconocimiento de los peligros del talco surgió incluso de la industria de los cosméticos. El presidente de Cosmetic Toiletry and Fragance Association (Asociación de Cosméticos de Tocador y Fragancia), Edward Kavanaugh, admitió en 2002 que el talco es tóxico y "puede llegar a los ovarios". Aún así, inexplicablemente, los fabricantes de talco no advierten a las mujeres que el talco podría ser peligroso para su salud.

2003

El punto culminante de esta investigación en contra del talco vino en 2003 cuando la revista Anticancer Research publicó un meta-análisis o revisión a gran escala de 16 estudios previos publicados que involucraban a 11.933 mujeres; un aumento de 33% en el riesgo de cáncer de ovario fue confirmado.

No es de sorprenderse que la mortalidad por cáncer de ovario en mujeres de 65 años o más haya aumentado considerablemente, especialmente en mujeres de raza negra la cuales tienen un mayor índice de uso de talco que otras razas.

Casi 16.000 mujeres en Estados Unidos mueren por cáncer de ovario cada año, lo que significa que es cuarto cáncer fatal más común entre las mujeres. Algunos estiman que 1 de cada 5 mujeres se aplican talco regularmente en sus genitales. Este uso ocurre ya sea por aplicación directa o por los tampones, toallas higiénicas o diafragmas que han sido espolvoreados con talco.

2008

En mayo, el centro Cancer Prevention Coalition presentó otra petición a la FDA. Ésta fue respaldada por una serie de grupos incluyendo Organic Consumers Association (Asociación de Consumidores Orgánicos), International Association for Humanitarian Medicine (Asociación Internacional para Medicina Humanitaria), y la Dra. Faye Williams de National Congress of Black Women (Congreso Nacional de Mujeres Negras). Se citó nueva evidencia científica acerca de los peligros del talco, y se solicitó que la FDA obligue a que todos los productos que contengan talco sean etiquetados con este tipo de advertencia: "La aplicación frecuente de talco en el área genital incrementa sustancialmente el riesgo de cáncer de ovario". Sin embargo, el Dr. Andrew von Eschenbach entonces comisionado de la FDA, no respondió a la petición.[3]

Hasta el momento no ha habido ninguna señal de que se vaya a prohibir, regular o advertir sobre los peligros del uso del talco.

Talco y el cáncer de pulmón

Una investigación afirma que la frecuente inhalación de polvo de talco puede ser una causa de cáncer de pulmón. Las madres que usan polvos de talco en sus bebés han sido advertidos en contra de su uso sobre una base regular, simplemente por esta razón. No sólo están poniendo a los bebés en riesgo, sino a ellos mismos también, por la inhalación de que con demasiada frecuencia.

Aparentemente, el talco es también un ingrediente en el polvo de pulgas utilizado para los perros. Esto también se ha encontrado peligroso, tanto para la mascota, y la familia con la que reside, haciéndose pasar por un factor de riesgo para el cáncer de pulmón. Es principalmente debido a las partículas muy pequeñas de asbesto en el polvo de talco, que pueden ser inhalados fácilmente y transportado a los pulmones, donde se pone en marcha una reacción inflamatoria y se convierte en cáncer.

Por otro lado, cuando se llevó a cabo más investigaciones, se comprobó que esta teoría se ha derivado del hecho de que los mineros de talco, en gran número, han sido diagnosticados con cáncer de pulmón. Desde su puesto de trabajo implica el contacto constante con polvos de talco, el cáncer se ha encontrado con mayor frecuencia en este grupo. Los estudios también han demostrado que los mineros de talco están expuestos a productos sin procesar y por lo tanto, más peligrosa, que el producto final que llega al consumidor, que es altamente refinados y procesados. Aún así, ha habido unos pocos casos de cáncer de pulmón causado por el uso frecuente de polvos de talco, por el consumidor común.

Talco y el cáncer de ovario

Los estudios sobre este tema son confusos, y debería aclararse. Las mujeres que ya están en un riesgo de cáncer de ovario, debido a razones tales como el inicio de la menstruación a una edad temprana, y un historial de cáncer en la familia, tienen un mayor riesgo de cáncer de ovario con el uso de polvos de talco. De acuerdo a los estudios de investigación a gran escala, el uso de polvos de talco por las mujeres, en los genitales, hace que las partículas diminutas de viajar en los ovarios, y conduce a la rápida multiplicación de las células de ovario. Esta es una de las características principales de cáncer. Esto, sin embargo, depende de exactamente la cantidad de polvos de talco se utiliza. Cuando se utiliza en exceso el riesgo de cáncer de ovario puede aumentar.[4]

Datos finales sobre polvo de talco y el cáncer

Aunque la investigación sobre este tema continúa, y realmente no ha sido concluido, muchas personas se niegan a creer este hecho acerca de polvos de talco. El cáncer que puede ser causado por el uso de polvos de talco, toda la teoría, se considera exageradas y fuera de toda proporción. De hecho, algunos estudios incluso afirman que el uso de polvos de talco impide el desarrollo de cáncer. Esta teoría no ha sido completamente probado todavía. Sin embargo, la relación entre el polvo de talco y el cáncer no es infundada. Se ha debido a la existencia real de tales casos. Aunque los números pueden ser pocos, no se puede descartar por completo esta teoría como un mito.

Si usted, como consumidor, están preocupados por esta asociación de riesgo, la única manera de superarlo es reducir el uso de polvos de talco, o bien optar por sustitutos de los mismos. Hay varios polvos de talco libres, baños, polvos para bebés y polvos de pulgas disponibles en el mercado. Incluso si usted no está interesado y cree que toda la teoría sobre el polvo de talco y el cáncer es un mito, siempre es mejor prevenir que curar. Simplemente reducir el consumo o el cambio a un sustituto no requiere ningún esfuerzo adicional de su parte. No arriesgue su salud o la salud de su familia. Tratamiento de cáncer, causado por cualquier motivo, causa mucha conmoción física y emocional, y si se puede hacer nada para evitarlo, debería.

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/