¡Llegamos a 27.300.000 visitas gracias a ustedes! ☆

Simone Veil

De WikicharliE
Simone Veil
Bienvenido a Biografías de WikicharliE

Política francesa, superviviente al Holocausto

Simone Veil 2017.jpg

Simone Veil era Simone Jacob, su nombre de soltera (☆ Niza, 13 de julio de 1927- † París, 30 de junio de 2017) fue abogada y política francesa, superviviente al Holocausto, al frente del Ministerio de Sanidad en el gobierno de Valéry Giscard d'Estaing, promulgó la ley llamada Ley Veil por la que se despenalizó el aborto en Francia. Fue la primera mujer en presidir el Parlamento Europeo de Estrasburgo hasta 1982. Ocupó varios cargos ministeriales en el gobierno de Édouard Balladur y de 1998 a 2007 fue miembro del Consejo Constitucional de Francia.[1]

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Simone nació en el seno de una familia judía laica. El 30 de marzo de 1944 cuando ella, su madre y su hermana Madeleine fueron detenidas por los alemanes y deportadas al campo de Auschwitz-Birkenau.

Simone Jacob tenía 16 años pero un compañero de calvario le aconsejó decir que tenía 18 para librarse de la cámara de gas. Eso pudo salvarle la vida. Todos sus miembros —sus padres, su hermano y sus otras dos hermanas— fueron deportados en 1944. Ella acabó, junto a su madre y su hermana Milou en Auschwitz. Solo las tres hermanas sobrevivieron al Holocausto. El 18 de enero de 1945, rodeados por el ejército soviético, los alemanes reúnen a los 40.000 deportados para iniciar la "marcha de la muerte". Simone, su madre y su hermana se ven obligadas a caminar durante 70 kilómetros por la nieve para ser trasladada al campo de Mauthausen y, después, al de Bergen-Belsen, donde su madre morirá de tifus. Su padre y su hermano fueron deportados, enviados a Tallín (Estonia) en un tren con otros 878 hombres, de los que sólo sobrevivieron 23. Simon nunca supo en qué momento del viaje ni en qué circunstancias murieron su padre y su hermano.

“Creo que soy una optimista pero, desde 1945, no albergo ilusiones. De esa terrible experiencia guardé la convicción de que algunos seres humanos son capaces de lo mejor y de lo peor”, dijo en una entrevista hace diez años.

Reconoció que sobrevivir al Holocausto le hizo “querer vivir” y, asimismo, contar lo vivido para que no fuera nunca olvidado, hecho por el cual decidió no borrarse jamás el número de prisionera, el 78651, que los nazis le tatuaron en el brazo a su llegada al campo de concentración. Simone Veil cumplió ampliamente esa promesa, como presidenta de la Fundación para la Memoria del Holocausto y con su labor al frente del Fondo para las Víctimas, dependiente del Tribunal Penal Internacional (TPI).

También vivió intensamente una vida marcada siempre por un fuerte y diverso compromiso político. Magistrada, su vida da un giro definitivo en 1974, cuando el entonces primer ministro, Jacques Chirac, le propone ser ministra de Salud y, poco después, se enfrenta a parte incluso de sus amigos y aliados políticos con su propuesta de ley para despenalizar el aborto. “No podemos seguir cerrando los ojos ante los 300.000 abortos que, cada año, mutilan a las mujeres de este país, que pisotean nuestras leyes y que humillan o traumatizan a aquellas que tienen que recurrir a ellos”, dijo en defensa de una normativa que le valió incluso comparaciones con Hitler, según lamentaría años más tarde.

“El combate que lideró por el derecho al aborto sin abandonar jamás su objetivo ni ceder un milímetro de terreno a los reaccionarios seguirá siendo una inspiración para generaciones enteras”, afirmó este viernes Marlène Schiappa, secretaria de Estado para la igualdad de hombres y mujeres del Gobierno de Macron.

En 1979, apoyada por Valéry Giscard d’Estaing, quien tras conocer la muerte de esta “mujer excepcional” deseó que “su vida ejemplar seguirá siendo una referencia para los jóvenes”, Veil se convirtió en la primera presidenta del Parlamento Europeo, puesto que conservó hasta 1982. “El hecho de haber construido Europa me reconcilió con el Siglo XX”, afirmó la europeísta convencida, que, en 2005 salió de su cada vez mayor retiro de la vida pública —aunque siguió políticamente activa— para pedir el sí en el referéndum de la Constitución Europea. Un europeísmo que, ese mismo año, le valió el premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional en reconocimiento a "los ideales y realizaciones de una Europa unida y la proyección de los valores europeos al resto del mundo" de Veil, así como por "su coherencia, fuerza y constancia en la defensa de valores y objetivos en un momento histórico, en el que están apareciendo ciertas dudas y vacilaciones con respecto al futuro de Europa y a su propia identidad”.

El actual presidente del Parlamento Europeo, Antonio Tajani, consideró la vida de Veil “un ejemplo a seguir” y lamentó que, tras la muerte del excanciller alemán Helmut Kohl, “perdemos a otra gran europea”.

Infatigable, Veil regresó a comienzos de los años 90 al Gobierno como ministra de Estado encargada de Asuntos Sociales y Sanidad del Gobierno de Édouard Balladur. En 1997 pasó a presidir el Alto Consejo de Integración y, un año más tarde, ingresó en el Consejo Constitucional de Francia, donde permaneció hasta 2007. Desde 2008 era miembro de la Academia francesa.

Para el expresidente François Hollande, Veil “encarnó la dignidad, el valor y la rectitud”. Con su muerte, agregó, “Francia pierde una de sus grandes conciencias”.

Por qué la indultó en Auschwitz una guardiana del campo

Rociarse el pelo y el cuerpo con un perfume de Lanvin antes de quedarse desnuda en las duchas de Auschwitz. El frasco era de una amiga francesa. Sospechaban que iban a requisárselo las autoridades nazis en el campo de concentración. Lo compartieron como si fuera un ritual catártico, o embriagador, o inocentemente rebelde.

Simone Veil joven.jpg

Les aguardaban la humillación y el maltrato. Soportar el hedor de la carne muerta. Contemplar, sin quererlo, el humo macilento que evacuaban las chimeneas de ladrillo. Podía haber muerto Simone Veil. La podrían haber despedazado y abierto en canal, igual que les ocurrió las pasajeras de otros vagones, pero vino a redimirla una prostituta polaca que ejercía con crueldad profesional las funciones de Kapo.

La deportaron a Veil al campo de concentración de Auschwitz recién cumplidos los 16 años. Tuvo la suerte de llegar cuando el invierno había sepultado decenas de miles de esqueletos, pero la primavera fue atroz. Simone Veil mencionaba la experiencia como si las lágrimas gotearan evocando el hallazgo del deshielo. Trenes de moribundos. Ejecuciones industriales. Y una prostituta polaca, Stenia, que se apiadó de ella porque la consideraba demasiado hermosa para amontonarla en el matadero.

Simone Veil, lúcida, erguida, no encontró nunca una respuesta demasiado convincente a su redención, y hasta maldijo su buena suerte. ¿Por qué ella? Pensaba que Stenia hizo un gesto de piedad filantrópico. Cree que también ella, implacable en las instrucciones del genocidio, necesitaba demostrarse humana.

Los ingleses la colgaron de un árbol y la exhibieron como un monstruo de guerra. Veil tiene un recuerdo distinto, incluso entrañable. Sobre todo porque la guardiana del campo, gritona, andrógina, cruel, también se avino a salvar sin condiciones ni matices la vida de su madre y de su hermana. Y Simone Veil nunca supo por qué.

Desde entonces no soportaba hacer una cola en la panadería de su barrio parisino ni se avenía a desnudarse con otras mujeres en un vestuario común. Le habían extirpado la intimidad. Le estremecía mirar de reojo el número azul con que la herraron.

Echaba de menos a su madre, que agonizó a su lado de tifus en el campo germano de Mauthausen. Stenia, la meretriz polaca, les encontró acomodo allí para evitarles las duchas de gas. Trabajaban en las cocinas. Sustraían los mendrugos de pan y algunas sobras. Una mujer con suerte, decía de sí misma Veil. Ministra de Giscard, promotora y pionera de la despenalización del aborto. Símbolo del feminismo y de la discriminación, aunque matizaba ella misma que ser mujer le salvó la vida. Y se acordaba de su madre todas las noches. Y de Stenia todos los días, preguntándose por qué ella fue la elegida.

2008

Fue nominada en el Consejo Constitucional hasta el 2008. Luego la designan en la Academia Francesa. Poco a poco se aleja de la vida pública pero preside la Fundación para la memoria de la Shoa.

2010

En la primavera del 2010 hizo su entrada en la Academia francesa como la quinta mujer en la historia de la institución. Bajo la cúpula de ‘los inmortales’

† 2017 Su muerte

Poco a poco se apartó de la política y se dedicó a su trabajo en el Consejo Constitucional y a la presidencia de la Fundación para la Memoria del Holocausto. Tras la muerte de su marido y de su hermana lo dejó todo para consagrarse al recuerdo. Había escrito varias veces que en el momento de su muerte pensaría en las víctimas del nazismo. Según sus hijos, sus últimos diez años consistieron en eso, en recordar una a una a las personas que había visto morir, las conocidas y las desconocidas, los familiares y los extraños.

Su enfermedad fue cruel. No podía hablar y falleció a los 89 años, el viernes a la mañana, en París.

Pizarra

Logo Pizarra WikicharliE.JPG
  • Veil fue la encargada de defender ley de la interrupción del embarazo, una cuestión que levantó un duro y agrio debate en la sociedad francesa desde el anuncio de su elaboración. Como la propia Veil recordaría más tarde en su autobiografía, Une vie, “frente a un estamento conservador -el médico- yo ofrecía tres significativos defectos: Ser mujer, estar a favor de la interrupción del embarazo y por último, ser judía”[2][3][4]
  • Veil recibió el Premio Carlomagno 1981 y el Príncipe de Asturias Cooperación Internacional 2005, como ha recordado este viernes la Fundación, por “la defensa de la libertad, la dignidad de la persona, los derechos humanos, la justicia, la solidaridad y el papel de la mujer en la sociedad moderna”.

Fuentes y Enlaces de Interés

  1. wikipedia/Simone Veil
  2. heroinas.net/Simone Veil
  3. humanite.fr/Il y a 40 ans, Simone Veil montait au créneau en faveur de l'IVG/21 de nov 2014/Frances
  4. Muere Simone Veil, la moral de Francia hecha mujer/30 jun 2017

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/