° ¡Llegamos a 31.409.562 millones de visitas gracias a ustedes!

Semana Santa

De WikicharliE
Saltar a: navegación, buscar
  Semana Santa   Bienvenido a Departamento de Religión  

Presentación

Jesus.jpg

La Semana Santa es la semana más intensa del Año Litúrgico, en la cual se reza y reflexiona sobre la Pasión y Muerte de Cristo.

WikicharliE Patrimonio de Chile

La Semana Santa es la conmemoración anual cristiana de la Pasión, Muerte y Resurrección de Jesús de Nazaret. Por ello, es un período de intensa actividad litúrgica dentro de las diversas confesiones cristianas. Da comienzo el Domingo de Ramos y finaliza el Domingo de Resurrección, aunque su celebración suele iniciarse en varios lugares el viernes anterior (Viernes de Dolores) y se considera parte de la misma el Domingo de Resurrección. La fecha de la celebración es variable (entre marzo y abril según el año).

La Semana Santa va precedida por la Cuaresma, que finaliza en la Semana de Pasión donde se celebra la eucaristía en el Jueves Santo, se conmemora la Crucifixión de Jesús el Viernes Santo y la Resurrección en la Vigilia Pascual durante la noche del Sábado Santo al Domingo de Resurrección.

Historia

Es en el Concilio de Nicea I (en el año 325) donde se llega finalmente a una solución para este asunto. En él se estableció que la Pascua de Resurrección había de ser celebrada cumpliendo unas determinadas normas:

  • Que la Pascua se celebrase en domingo.
  • Que no coincidiese nunca con la Pascua judía, que se celebraba independientemente del día de la semana. (De esta manera se evitarían paralelismos o confusiones entre ambas religiones).
  • Que los cristianos no celebrasen nunca la Pascua dos veces en el mismo año. Esto tiene su explicación porque el año nuevo empezaba en el equinoccio primaveral, por lo que se prohibía la celebración de la Pascua antes del equinoccio real (antes de la entrada del Sol en Aries).

No obstante, siguió habiendo diferencias entre la Iglesia de Roma y la Iglesia de Alejandría, si bien el Concilio de Nicea dio la razón a los alejandrinos, estableciéndose la costumbre de que la fecha de la Pascua se calculaba en Alejandría, que lo comunicaba a Roma, la cual difundía el cálculo al resto de la cristiandad.

Finalmente, Dionisio el Exiguo (en el año 525), desde Roma convenció de las bondades del cálculo alejandrino, unificándose al fin el cálculo de la pascua cristiana.

La Pascua de Resurrección es el domingo inmediatamente posterior a la primera Luna llena tras el equinoccio de primavera, y se debe calcular empleando la Luna llena astronómica. Por ello puede ocurrir no antes del 22 de marzo y el 25 de abril como muy tarde.

Explicación de la celebración según la Iglesia Católica

Angelus en WikicharliE.JPG

La Semana Santa es el momento litúrgico más intenso de todo el año. Sin embargo, para muchos católicos se ha convertido sólo en una ocasión de descanso y diversión. Se olvidan de lo esencial, esta semana la debemos dedicar a la oración y la reflexión en los misterios de la Pasión y Muerte de Jesús para aprovechar todas las gracias que esto nos trae.

Para vivir la Semana Santa, debemos darle a Dios el primer lugar y participar en toda la riqueza de las celebraciones propias de este tiempo litúrgico.

A la Semana Santa se le llamaba en un principio “La Gran Semana”. Ahora se le llama Semana Santa o Semana Mayor y a sus días se les dice días santos. Esta semana comienza con el Domingo de Ramos y termina con el Domingo de Pascua.

Vivir la Semana Santa es acompañar a Jesús con nuestra oración, sacrificios y el arrepentimiento de nuestros pecados. Asistir al Sacramento de la Penitencia en estos días para morir al pecado y resucitar con Cristo el día de Pascua.

Lo importante de este tiempo no es el recordar con tristeza lo que Cristo padeció, sino entender por qué murió y resucitó. Es celebrar y revivir su entrega a la muerte por amor a nosotros y el poder de su Resurrección, que es primicia de la nuestra.

La Semana Santa fue la última semana de Cristo en la tierra. Su Resurrección nos recuerda que los hombres fuimos creados para vivir eternamente junto a Dios.

Domingo de Ramos

Celebramos la entrada triunfal de Jesús a Jerusalén en la que todo el pueblo lo alaba como rey con cantos y palmas. Por esto, nosotros llevamos nuestras palmas a la Iglesia para que las bendigan ese día y participamos en la misa.

Jueves Santo

Este día recordamos la Última Cena de Jesús con sus apóstoles en la que les lavó los pies dándonos un ejemplo de servicialidad. En la Última Cena, Jesús se quedó con nosotros en el pan y en el vino, nos dejó su cuerpo y su sangre. Es el jueves santo cuando instituyó la Eucaristía y el Sacerdocio. Al terminar la última cena, Jesús se fue a orar, al Huerto de los Olivos. Ahí pasó toda la noche y después de mucho tiempo de oración, llegaron a aprehenderlo.

Viernes Santo

Ese día recordamos la Pasión de Nuestro Señor: Su prisión, los interrogatorios de Herodes y Poncio Pilato; la flagelación, la coronación de espinas y la crucifixión. Lo conmemoramos con un Vía Crucis solemne y con la ceremonia de la Adoración de la Cruz.

Sábado Santo o Sábado de Gloria

Se recuerda el día que pasó entre la muerte y la Resurrección de Jesús. Es un día de luto y tristeza pues no tenemos a Jesús entre nosotros. Las imágenes se cubren y los sagrarios están abiertos. Por la noche se lleva a cabo una vigilia pascual para celebrar la Resurrección de Jesús. Vigilia quiere decir “ la tarde y noche anteriores a una fiesta.”. En esta celebración se acostumbra bendecir el agua y encender las velas en señal de la Resurrección de Cristo, la gran fiesta de los católicos.

Domingo de Resurrección o Domingo de Pascua:

Es el día más importante y más alegre para todos nosotros, los católicos, ya que Jesús venció a la muerte y nos dio la vida. Esto quiere decir que Cristo nos da la oportunidad de salvarnos, de entrar al Cielo y vivir siempre felices en compañía de Dios. Pascua es el paso de la muerte a la vida.

¿Por qué la Semana Santa cambia de fecha cada año?

El pueblo judío celebraba la fiesta de pascua en recuerdo de la liberación de la esclavitud de Egipto, el día de la primera luna llena de primavera. Esta fecha la fijaban en base al año lunar y no al año solar de nuestro calendario moderno. Es por esta razón que cada año la Semana Santa cambia de día, pues se le hace coincidir con la luna llena.

En la fiesta de la Pascua, los judíos se reunían a comer cordero asado y ensaladas de hierbas amargas, recitar bendiciones y cantar salmos. Brindaban por la liberación de la esclavitud.

Jesús es el nuevo cordero pascual que nos trae la nueva liberación, del pecado y de la muerte.

Sugerencias para vivir la Semana Santa

He aquí el hombre
  • Asistir en familia o a los oficios y ceremonias propios de la Semana Santa, porque la vivencia cristiana de estos misterios debe ser comunitaria.
  • Se puede organizar una pequeña representación acerca de la Semana Santa.
  • Poner algún propósito concreto a seguir para cada uno de los días de la Semana Santa.
  • Elaborar unos cartelones en los que se escriba acerca de los días de la Semana Santa y algunas ideas importantes acerca de cada uno de los días.

Chilenos en Semana Santa

1671

1 de noviembre de 1671: Se comienza a celebrar el "Día de Todos los Santos" en Chile.

Dia de todos los Santos.jpg

1931

Semana Santa en Chile, Concepción 19 de marzo de 1931.

1932

Semana Santa en Chile, Concepción 12 de octubre de 1932.

Fechas de Semana Santa en Chile

Pizarra

Logo Pizarra WikicharliE.JPG

Creencias coloniales

No subirse a árboles, no bañarse en ríos y no mantener relaciones sexuales.

Se desconoce el origen de estas creencias, que indicaban que quienes treparan un árbol en Semana Santa, corrían el riesgo de convertirse en mono; así como que quienes se bañaran en un río se volverían peces. Además, el caer en las tentaciones carnales (dentro de una relación formal) conllevaba el riesgo de quedar pegados permanentemente entre ambos amantes. No ocupar clavos ni cuchillos, tampoco barrer

Durante el Viernes Santo no se debía limpiar la casa ni barrer el suelo, porque equivalía a “barrer la cara de Cristo”; así como tampoco se podían utilizar clavos porque Jesús fue crucificado de pies y manos con ellos; y, el empleo de cuchillos, equivaldría a cortar la carne de Cristo.

“Estos dichos, quizás tienen origen en algunos hechos concretos pasados, de los cuales se desconoce su historia o situación, y que luego se tradujeron en mitos, e incluso, supersticiones que nutrían la cultura popular, no tienen origen en la doctrina de la Iglesia Católica. En algunos de ellos, tienen arraigo en la enseñanza religiosa, pero llevado a expresiones que la Iglesia no ha enseñado”.

Mantener silencio o por lo menos no hacer ruido innecesario

Consultado al respecto, el padre Valderrama señala que “el silencio si constituye una práctica que se da tanto en la preparación para la semana santa (cuaresma) como en el desarrollo de la misma, particularmente en los días del Triduo Pascual –viernes, sábado y domingo santos-”, así lo demuestra la costumbre de no realizarse toques de campana en algunas iglesias y monasterios, debido a que por tradición éstas enmudecen durante los días centrales de ese periodo litúrgico (del Jueves Santo al Domingo de Resurrección).

En algunos monasterios y pueblos se convocaba a los feligreses a acudir a los santos oficios a través de las matracas, o la llamada Procesión del Silencio, como en San Luis Potosí en México, en la cual para la noche de Viernes Santo se ejecuta la procesión en la cual solo se escuchan sones de tambores y cornetas, pero todos los asistentes mantienen un estricto silencio, lo que amerita su nombre.

“Estas tradiciones nacen del fervor cristiano a vivir unos días de encuentro con Dios, marcado con signos externos que ayudan a poder prepararse a celebrar estos días santos”[1].

Fuentes y Enlaces de Interés

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono