¡Llegamos a 27.300.000 visitas gracias a ustedes! ☆

Señal Wow

De WikicharliE
Señal Wow
Bienvenido a Departamento de Sistemas e Informática de WikicharliE

Presentación

Senal Wow en WikicharliE.png.jpg

Señal Wow! es el nombre por el cual se conoce en círculos astronómicos a una captación de radio que constituiría el único mensaje recibido hasta la fecha que podría tener un origen extraterrestre y haber sido emitido por seres inteligentes.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

El 15 de agosto de 1977 a las 23:16, el radiotelescopio Big Ear recibió una señal de radio de origen desconocido durante exactamente 72 segundos proveniente de la zona oeste de la constelación de Sagitario y alcanzando una intensidad 30 veces superior al ruido de fondo[1].

De acuerdo al protocolo utilizado, esta señal no fue grabada sino que fue registrada por la computadora del observatorio en una sección de papel continuo diseñada para tal efecto. Unos días después, el joven profesor de la Universidad Estatal de Ohio Jerry R. Ehman, que estaba trabajando como voluntario en el proyecto SETI revisando los registros de la computadora, descubrió la señal anómala más intensa que se hubiera detectado hasta entonces por un radiotelescopio. La señal fue conocida como Wow debido a la anotación que Jerry Ehman hizo en el papel continuo, denotando su sorpresa y emoción. La secuencia de dicha señal fue: 6EQUJ5.

En la actualidad aún se investiga el origen de la señal. Las explicaciones de la señal van desde el mensaje de una civilización extraterrestre inteligente, hasta alguna interferencia cercana al radiotelescopio.

Nada inusual

Todos los intentos posteriores de obtener una señal de la misma dirección no han encontrado nada inusual.

Wow signal.jpg

La computadora del radio-observatorio, una IBM 1130 equipada con 1 MB de disco duro y 32 KB de memoria RAM, se encargaba de convertir los datos recibidos directamente por el radio-telescopio a una serie de caracteres alfanuméricos. El software, diseñado por Bob Dixon y Jerry Ehman era bastante sofisticado ya que hacía continuos chequeos del funcionamiento del equipo y era capaz de ejecutar varios algoritmos de búsqueda simultáneamente, incluidos unos algoritmos de búsqueda capaces de aislar señales pulsantes o continuas. Además sirvió para solucionar la falta de espacio en los registros de impresora y el ahorro de tinta ya que se estaban rastreando 50 canales en la frecuencia del hidrógeno neutro (1420 MHz).

Cada fila representaba los resultados de los datos recogidos durante aproximadamente 12 segundos de búsqueda. Eran necesarios 10 segundos para obtener las intensidades de todos los canales, y aproximadamente 2 segundos para que la computadora procesara los datos recibidos. Las columnas representaban las intensidades para los 50 canales en rastreo, de 10kHz de ancho de banda cada uno, con el canal nº1 situado en el extremo izquierdo y el canal nº50 situado en el extremo derecho.

La intensidad de una señal

Jerry Ehman

Para detectar con precisión la intensidad de una posible señal, la computadora basaba las mediciones tomando como referencia la medición anterior. Esto se hacía debido a que el ruido de fondo no es constante respecto al tiempo y necesitaban tener en todo momento una referencia actualizada del mismo para poder diferenciar lo que es señal de lo que es el ruido. Este proceso se llevaba a cabo en 5 pasos:

-En un primer momento se dividía en 6 porciones la señal recibida en cada canal, de las cuales se separaban 1/6 del valor actual y 5/6 del valor anterior y eran separadas para eliminar el ruido de base.

-En el siguiente paso el resto era dividido por la desviación estándar computada sobre 60 periodos (porciones de señal), 1/60 del valor actual más 59/60 del valor anterior.

-El número calculado en el primer paso era dividido por el número calculado en el segundo. Esta operación daba el ratio de ruido de la señal.

-Después la parte entera de este ratio de ruido de la señal era tomada; y ...

-Por último el número entero era impreso con las siguientes modificaciones. Si el valor era un 0 era representado mediante un espacio en blanco, los valores entre el 1 y el 9 eran impresos tal cual, y los enteros del 10 al 35 eran representados con las letras mayúsculas que van de la A a la Z respectivamente. Si alguna señal tenía una intensidad de 36,0 o superior, el programa simplemente empezaba de nuevo desde 0. Así, el valor 39 sería convertido a 4 (39-35).

La secuencia "6EQUJ5" en el segundo canal del registro de la computadora representaba los siguientes valores de ruido de la señal:

  • 6: los valores entre 6,0 y 6,999...
  • E: los valores entre 14,0 y 14,999...
  • Q: los valores entre 26,0 y 26,999...
  • U: los valores entre 30,0 y 30,999...
  • J: los valores entre 19,0 y 19,999...
  • 5: los valores entre 5,0 y 5,999...

El intervalo más intenso recibido (la "U" significa que la señal era 30 veces más intensa que el ruido de fondo. Mucho de este ruido de fondo llega al receptor sin que se vea alterado, pero algunos ruidos pueden provenir de los árboles, de la hierba u otros objetos circundantes, y algo proviene del remanente del "Big Bang", explosión que se estima habría ocurrido hace 13.700 millones de años.

1420.4056 MHz - Hidrógeno neutro

¿Por qué en esta frecuencia? Pues porque es la del elemento más abundante en el Universo. Hay millones de frecuencias posibles en todo el espectro radio-eléctrico, pero se piensa que cualquier civilización inteligente lo suficientemente avanzada como para estudiar el universo, debería conocer la radio-astronomía y por tanto hacer investigaciones radio-astronómicas. Si esto es así deberían conocer la frecuencia natural de emisión del hidrógeno neutro, que al ser el elemento más abundante del universo proporciona un canal óptimo para la emisión y recepción de señales.

Ya tenemos el canal, pero ¿en qué tipo de onda podemos esperar recibir un posible mensaje? Hay varios tipos de ondas que se diferencian por sus características a la hora de imprimirles un mensaje, como son la modulación de frecuencia (FM), la modulación de amplitud (AM), modulación de fase, modulación digital, banda lateral única, etc... Pero de entre todas ellas destaca una en particular por su capacidad de concentrar gran cantidad de energía en el menor ancho de banda. Esta es la conocida como onda continua o CW (Continuous Wave) que por ser de una frecuencia fija y estable es la onda óptima para salvar las grandes distancias interestelares a la vez que es capaz de ser escuchada a niveles muy bajos de señal (el código Morse se emite en CW).

Ancho de banda y frecuencia

El ancho de banda de la señal es menor a 10 kHz. Para la frecuencia se han dado dos valores diferentes: 1420.356 MHz y 1420.456 MHz; en cualquier caso, esas frecuencias están próximas a la frecuencia de transición hiperfina del hidrógeno. Esa frecuencia forma parte del espectro de radio donde está prohibida la emisión por tratados internacionales.

Se sugieren dos posibles coordenadas ecuatoriales:

  • Ascensión recta A.R. = 19h22m22s ± 5s
  • A.R. = 19h25m12s ± 5s

Ambas coordenadas tienen declinación  = -27°03´ ± 20´

La señal podría tener su origen en cometas

Cometa ISON NASA.jpg

Durante las décadas que siguieron, lo único que se ha podido demostrar es que la señal procede del espacio, o sea, que no se debe a una interferencia con un satélite terrestre ni a injerencias causadas por nuestro propio planeta o por la Luna. Nunca se ha logrado volver a captar, ni se ha logrado determinar su origen. Por supuesto, los entusiastas de la ufología no dudan en atribuir la señal a una supuesta civilización extraterrestre, aunque ese supuesto tampoco se haya podido probar nunca. A pesar de su asombro, Ehman, como buen científico, nunca ha creído en esa hipótesis.

La frecuencia del hidrógeno

El radiotelescopio Big Ear “escuchaba” el cosmos en la frecuencia de los 1420,4056 MHz. La razón de elegir esa banda y no otra es precisamente porque se trata de la frecuencia natural de emisión del hidrógeno neutro. Al ser el elemento más abundante del universo proporciona un canal óptimo para la emisión y recepción de señales y un buen balance para diferenciar el ruido de otras señales. Si hubiera algo ahí fuera, y fuera un algo inteligente, probablemente emitiría en esa misma frecuencia.

La última hipótesis sobre el origen de esa señal la ha puesto sobre la mesa Antonio Paris, astrónomo en el Colegio St. Petersburg de Florida. Según Paris, la Señal Wow! tiene su origen en alguno de los dos cometas denominados 266P/Christensen y P/2008 Y2 (Gibbs).

266P Christensen

Cuando se registró la señal, ambos cometas estaban en esa región del espacio, y ambos son conocidos por liberar grandes nubes de hidrógeno cuando entran en nuestro Sistema Solar y reciben el impacto de la radiación solar. Esas estelas de hidrógeno hubieran bastado por sí solas para generar una lectura anómala y muy intensa en las mediciones. Ninguno de estos dos cometas se conocía en 1977 ya que se han descubierto en la última década.

Por supuesto, la hipótesis de Paris es solo eso, una teoría.Afortunadamente, es una que puede ser comprobada. El próximo 27 de enero el cometa 266P/Christensen regresa al sistema solar. P/2008 Y2 (Gibbs) hará lo propio en enero de 2018. Si los radiotelescopios detectan una señal similar a la de 1977 en alguno de los dos, una de las teorías sobre la existencia de civilizaciones extraterrestres más persistentes de las últimas décadas será finalmente descartada.[2]

2017 Era un cometa!!

La explicación comenzó a tomar forma el año pasado cuando un equipo de la CPS sugirió que la señal podría provenir de una nube de hidrógeno que acompañaba a un cometa, y que, además, el movimiento del cometa explicaría por qué la señal no se volvió a ver. El equipo observó que dos cometas habían estado en la misma región del cielo que Big Ear estaba monitoreando en el fatídico día del año 1977. Aquellos cometas, P/2008 Y2 (Gibbs) y 266/P Christensen aún no habían sido descubiertos en esa época. El equipo entonces tuvo la oportunidad de probar su idea cuando los dos cometas aparecieron una vez más en el cielo nocturno de noviembre de 2016 a febrero de 2017.

El equipo informó que las señales de radio de 266/P Christensen coinciden con las de la "Wow!" de hace 40 años. Para verificar sus resultados, también probaron lecturas de otros tres cometas, y encontraron resultados similares. Los investigadores reconocen que no pueden decir con certeza que la señal "Wow!" haya sido generada por 266/P Christensen, pero pueden decir con relativa seguridad que fue generada por un cometa.


Fuentes y Enlaces de Interés

  • Gray, Robert; Kevin Marvel (2001). «A VLA Search for the Ohio State 'Wow'». Astrophys. J. 546: pp. 1171–1177.
  • Ehman, Jerry. «Explanation of the Code "6EQUJ5" On the Wow! Computer Printout».
  • Shostak, Seth (05-12-2002). Interstellar Signal From the 70s Continues to Puzzle Researchers. Space.com.
  • http://www.dispatch.com
  • https://commons.wikimedia.org/wiki/Category:Wow!_signal Archivos multimedia
  1. http://www.ivoox.com/senal-wow-audios-mp3_rf_492014_1.html Este enlace reproduce el sonido (no es el original pero es lo más parecido creado por computadora)
  2. new scientist/Famous Wow! signal might have been from comets, not aliens/

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/