¡Llegamos a 27.976.956 visitas gracias a ustedes! ☆

SUCHAI (Satélite Chileno)

De WikicharliE
Journal science.jpg

Presentación

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

SUCHAI U de Chile.jpg

El SUCHAI (Satélite de la Universidad de Chile para la Investigación Aeroespacial, según sus siglas en inglés) fue construido por el departamento de Ingeniería de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile.

Se trata de un nanosatélite de 10 cm³ (volumen de 1 litro) y alrededor de 1 kg, construido bajo el estándar Cubesat por el Laboratorio de Exploración Espacial y Planetaria de la Facultad de Ciencias Físicas y Matemáticas de la Universidad de Chile El aparato de 10 kilos con forma de cubo cuenta con instrumentos especiales para efectuar mediciones para realizar experimentos en condiciones hostiles y explorar el comportamiento de diversos sistemas en ese ambiente.

Otro objetivo principal del proyecto es posicionar a Chile como un país capaz de realizar ciencia espacial de alto nivel y que usa sus recursos limitados de manera inteligente, dijo uno de los ingenieros responsables del desarrollo del SUCHAI, Marcos Diaz, al portal web de la Universidad de Chile.

SUCHAI Nanosatelite chileno.jpg

El despegue del satélite se hará desde un cohete con otros 29 aparatos y está programado a las 23:20 hora de Chile (viernes a las 03:20 GMT), en la ciudad sudoriental Sriharikota en la India, si las condiciones climáticas lo permiten.

Cohete indio PSLV.jpg

El satélite quedará girando alrededor de la Tierra en una trayectoria circular polar a 505 kilómetros de altura con una velocidad aproximada de 7 kilómetros por segundo, lo que significa que dará la vuelta al planeta 15 veces al día.

El programa contempla a futuro dos nuevas misiones espaciales bajo el mismo nombre, en versión dos y tres los cuales ya se están desarrollando en el mismo centro de estudios.

Las misiones satelitales del país comenzaron en 1995 cuando se lanzó el Fasat-Alfa, un pequeño microsatélite desarrollado por la Fuerza Aérea de Chile con una empresa británica, pero este no logró despegarse de su satélite madre.

Carga científica

Suchai considera, fuera de los subsistemas de energía, comunicación y computador a bordo, la siguiente carga útil de investigación científica: una sonda Langmuir que se despliega a 5 cm de la superficie del satélite para estudiar los electrones de la ionósfera, un experimento de evaluación de electrónica fuera de equilibrio, un experimento termal (disipación del calor en aparatos eléctricos en ambientes de vacío y microgravedad), una pequeña cámara desplegable (que no puede ser orientada a voluntad, pero se espera que capte autofotos del satélite e imágenes de la Tierra) y un navegador GPS.[1]

En “Suchai” van los proyectos de investigación de los profesores Marcos Díaz y Claudio Falcón. El primero consiste en medir la densidad y energía de los electrones libres de la ionosfera a partir de un dispositivo que debe desplegar una sonda para medir a una distancia de unos 5 o mas cm del satélite. Mientras que el segundo es un estudio de materia fuera del equilibrio que busca investigar como se comporta la inyección de energía en un sistema (en este caso electrónico) en un ambiente hostil que saca del equilibrio al sistema.Como explica Alex Becerra, “si es que el satélite tiene el éxito que esperamos, podríamos construir satélites y darles parámetros a otros científicos para poner su experimento en órbita. Hay cubesats que han mandado experimentos biológicos, otros de captura de imágenes”, entre otros.[2]

Experiencia del equipo al servicio de nuevos proyectos

Uno de los aspectos destacados por el equipo es el trabajo entre distintos departamentos. El proyecto "Suchai" ha contado con la colaboración de académicos y estudiantes de los departamentos de Ingeniería Eléctrica, Ingeniería Mecánica y Física, principalmente. En el caso de Ingeniería Mecánica, el profesor Juan Cristóbal Zagal junto con estudiantes de dicho departamento han apoyado el proyecto utilizando impresoras 3D, un CNC modular y una cortadora láser, todas maquinas dispuestas en el nuevo laboratorio de fabricación digital.

“Una de las fortalezas de este proyecto es que hizo conversar a diferentes disciplinas de la ingeniería. Ese trabajo es más difícil, y más encima, ocurrió entre estudiantes”, destacó el profesor Falcón. Otro aspecto destacado por el equipo es que cinco de los estudiantes que participaron del proyecto a lo largo de los cuatro años de trabajo realizaron sus memorias de título al respecto.

“Nuestra idea siempre ha sido estar abiertos a la colaboración porque nosotros podemos ayudar a que otra gente desarrolle proyectos en menor tiempo. La idea es que se avance en el área, que se afirme el área satelital para luego hacer ciencia”, dice enfáticamente Alex Becerra. Y es que el equipo está dispuesto a compartir sus experiencias a otros proyectos universitarios e instituciones vinculadas al área, como la Fuerza Aérea, quienes han visitado el laboratorio SPEL.

“No queremos que otra gente se demore los mismos cuatro años que nosotros. La idea es que todos vayan avanzando. Si ellos prueban algo después nos sirve a nosotros”, destaca.

Además, para el caso de “Suchai”, estiman que “alguien comprometido con este proyecto podría bajar datos. Entonces así se extiende el tiempo que el satélite se comunica con la Tierra. Ya no va a ser que el satélite pase sólo por arriba de Santiago para que envíe información, sino que ésta puede ser recibida por antenas en diversas partes del mundo”.

Las potencialidades de este tipo de proyectos son muchas. Además de las propiedades que poseen los cubesat, Tomás Opazo señala que a nivel nacional éstos pueden cumplir funciones importantes, como por ejemplo, “comunicaciones en situaciones de emergencia como desastres naturales o seguimientos desde el espacio a incendios forestales”.[3]

Futuro

El Laboratorio de Exploración Espacial y Planetaria a principios del 2015 señaló que obtuvo recursos de fondos concursables de la Comisión Nacional de Investigación Científica y Tecnológica de Chile para desarrollar dos nuevos satélites tras SUCHAI. Estos nuevos satélites serán dos Cubesats de tres unidades (3U) con lo cual se conforma el primer programa espacial incubado en la Universidad de Chile. En esa misma fecha el subsecretario de Telecomunicaciones y coordinador de Comité de Ministros para el Desarrollo Espacial, Pedro Huichalaf, señaló que la iniciativa SUCHAI había significado un impulso adicional en la preparación en una nuevas políticas públicas espaciales para Chile, que calificó como "buenas noticias" que debiera ser anunciada al público en el 2015.

Fuentes y Enlaces de Interés

  1. spel.ing.uchile.cl/suchai
  2. Universidad de Chile/Universidad enviará al espacio primer satélite creado por estudiantes
  3. Universidad de Chile/Universidad enviará al espacio primer satélite creado por estudiantes

Journal Science / Review & Sciences

Léase en WikicharliE

Journal science review.jpg
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas