° ¡Llegamos a 29.700.841 millones de visitas gracias a ustedes!

Robot periodista en Wall Street y la CIA

De WikicharliE
Saltar a: navegación, buscar
WIKICHARLIE PREMIO SERCOTEC.png
  Robot periodista en Wall Street y la CIA   Bienvenido a Departamento de Sistemas e Informática  

Software de “escritura” para crear artículos periodísticos sin necesidad de humanos

Pluma y tinta.jpg

Quill es un software de “escritura” creado en 2010 por Narrative Science, una compañía con sede en Chicago que comercializa la tecnología desarrollada por la Universidad Northwestern capaz de convertir datos numéricos en historias escritas[1].

WikicharliE Patrimonio de Chile

La experiencia de Quill comenzó con reportes de béisbol para televisión y medios deportivos online, al mismo tiempo que realizaba declaraciones de ingresos en compañías como Forbes. Debido al éxito que generó a temprana edad, Quill fue visto como una evidencia de que el software inteligente pronto podría desplazar a los trabajadores humanos.

Pero el periodismo sólo es una parte de su talento; hoy en día sus habilidades de escritura son utilizadas por gigantes financieros en EEUU, como T. Rowe Price, Credit Suisse y USAA, para la elaboración de informes extensos sobre el desempeño de fondos de inversión, que finalmente son distribuidos a los inversores y reguladores.

De acuerdo con Stuart Frankel, CEO de Narrative Science, Quill puede realizar el trabajo de un pequeño ejército de personas (que dura varias semanas), en tan sólo un par de segundos. “Algunos documentos tienen una extensión de 10 a 15 páginas por cliente”, dice.

En la CIA

Por otra parte, Quill también ha sido “contratado” por In-Q-Tel, la división de inversiones de la Agencia Central de Inteligencia de EEUU (CIA, por sus siglas en inglés). Esta entidad tiene como objetivo identificar e invertir en empresas que desarrollen tecnologías útiles a los intereses de seguridad nacional. “Los retos de comunicación de las agencias de inteligencia de Estados Unidos son muy similares a las del resto de nuestros clientes”, asegura Frankel.

Cómo trabaja

Su materia prima son los datos; Quill no puede escribir sin algo de inspiración numérica. Con base en un análisis estadístico, busca cualquier acontecimiento o tendencia significativa con ayuda de conceptos clave, como “quiebra”, “beneficio”, “ingreso”, etc., y la relación entre estos.

Está programado con reglas gramáticas para la correcta estructuración de oraciones, párrafos y páginas. De acuerdo con Kristian Hammond, profesor de ciencias de la computación en la Universidad Northwestern y director de ciencia en Narrative Science[2], Quill sabe cómo introducir una idea, cómo no repetir la información y ser conciso, más que cualquier periodista humano.[3]

CEOs de Narrative Science, de izq. a der.: Kris Hammond, Larry Birnbaum y Stuart Frankel

Asimismo, las compañías pueden personalizar el lenguaje de Quill para que escriba de la manera en la que ellos deseen. Por ejemplo: puede hacer énfasis en lo positivo para un documento de marketing; realizar un informe exhaustivo para una presentación ante reguladores; o suavizar su jerga en un partido cuya mayor afición es la del equipo perdedor o un estilo de lenguaje, ya sea más elegante o vulgar.

“Ha llegado el momento en que la generación computarizada de lenguaje natural ha madurado para su éxito comercial”, afirma Michael White, profesor asociado de la Universidad de Ohio.[4]

Fuentes y Enlaces de interés

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono