¡Llegamos a 27.278.323 visitas gracias a ustedes! ☆

Revista Don Fausto

De WikicharliE

apareció en el diario “El Mercurio” la primera tira de historietas con personajes fijos: “Amenidades del diario vivir”, protagonizada por Don Fausto, popular personaje norteamericano creado por Geo McManus. La idea de ventilar estas viñetas festivas en un periódico considerado grave y circunspecto fue obra de Agustín Edwards, encargándose el periodista Lautaro Barahona de adaptar su perfil a la mentalidad criolla, labor que llevó a cabo por más de 30 años. Una joven liceana llamada Faustina Casarino lo inspiró a bautizarlo y Guillermo Pérez de Arce –quien llegó a ser Presidente del Senado–, continuó su tarea. Tan popular era este personaje que en la misma época se editó en Melipilla el diario “Don Fausto”, entre 1923 a 1924. Asimismo en Valparaíso circuló “Don Fausto político” durante febrero de 1924, en tanto que la revista “Don Fausto” fue fundada y dirigida por Félix López Passi en Editorial Zig-Zag el 27 de agosto de 1924; e incluso se intentó realizar una película de dibujos animados denominada “Vida y milagros de Don Fausto” en 1924 (el primer intento de hacer una película con ilustraciones se había realizado en 1921, con motivo de la transmisión del mando presidencial de Arturo Alessandri).

POR MÁS DE 40 AÑOS Aprovechando el éxito de la revista infantil “El Peneca” se publicó “Don Fausto” que circuló semanalmente todos los martes por más de 40 años. Destinada inicialmente a un público infantil, abarcó luego los intereses de jóvenes, mujeres y adultos. Su formato tipo revista constaba de 20 páginas incluyendo las tapas a color, cambiando a tamaño tabloide en el número 29. Contenía historietas con didascalias, como las series norteamericanas relacionadas con el cine “Pirulita”, la niña prodigio del cine y “Harold Lloyd”, con las historias del popular actor, publicando en la portada o contraportada al popular “Gato Félix”, basado en los dibujos animados de Pat Sullivan, las que como tira cómica dibujaba anónimamente Otto Messmer y “Las aventuras de Tripiton, Trompifay y Kayo”, que ocuparon muchas de sus portadas. Otras historietas fueron: “El ambicioso castigado”, “Las hazañas de Pochito”, “El gordo Ambrosio” de Mack Sennett, “Los hermanos Porotin, mozos de oficina”, “Las aventuras del Sr. Buenaventura” y muchas series anónimas. Las infaltables historias del oeste, en folletín, llamadas “El buscador de oro” y “Roberto, el buscador de tesoros”.

CIENCIA FICCIÓN CHILENA Desde el N° 14 al 28 el guionista y dibujante Andrés Magre F. publicó la primera serie de ciencia ficción chilena en formato de historieta: “Viaje de la Tierra a Marte”. En los años treinta y hasta su desaparición solo mantuvo de una a tres páginas de historietas, generalmente romántica y policial en folletines de larga duración, el resto de sus contenidos fueron por lo general novelas y cuentos ilustrados. Un destacado autor de esta década fue el dibujante Eduardo Viscarra con “Dinamita Gily, gran Sheriff”, serie del oeste con didascalias que dejaba al protagonista o alguna dama en peligro hasta el número siguiente. Precursora de las series del Far West, cada episodio tenía como introducción un resumen de lo ocurrido. El personaje central de la serie era Gily Gan, apodado Dinamita Gily, Sheriff de Mine City, que junto a su joven ayudante Chik Riley resolvían los conflictos típicos del oeste.

Entre sus personalidades figuran el dibujante e ilustrador Humberto Rabello, realizador de “En los días del terror”, serie de largo aliento; el dibujante Alfredo Bustos Navarrete que fue director en 1929 de la revista Zig-Zag; el historiador Walterio Millar, autor de “Historia de Chile Ilustrada”; Carlos Suárez, dibujó la serie humorística llamada “Extrañas aventuras del Señor Tallecorto”; el prolífico Jorge Christie M., creador de diversas historias, como “Un vigilante ejemplar”; y el reputado dibujante Cayetano Gutiérrez Valencia -conocido como Zayde–, discípulos de Juan Francisco González y Alberto Valenzuela Llanos, obteniendo el Premio Nacional de Periodismo 1966.

SIN PENA NI GLORIA

En la década de los 40 se mantiene con los mismos anticuados esquemas, contando con colaboradores de la talla de Abel Romero y el talentoso Mario Igor, cuyos nombres generalmente solo aparecían en las portadas. A comienzos de los años 50 continuó ofreciendo portadas de Mario Igor, conocido por sus amigos por el pseudónimo de “El Príncipe Negro” y que mantuvo muy malas relaciones con Félix López, director de la revista en aquel entonces que criticaba su impuntualidad y lentitud. También el dibujante Óscar Camino –de vasta trayectoria–, realizó algunas ilustraciones. El guionista José Zamorano concebía junto a su tío Elías Reynal –periodista– diversas historias como “Copihues rojos en la nieve”, historias del Bandido don Chuma o “Náufragos de la vida”. En dicha década Esther Cosani ilustró algunas historias y las series más conocidas se relacionaban con el cine: “Las mil y una de Laurel y Hardy”, cuando afirmaba ser la revista más popular y de mayor circulación en Chile, ostentando el mérito de ser la primera publicación nacional en presentar una fotonovela de origen italiano, género que se popularizó durante el periodo de la post-guerra. El 1 de diciembre de 1964 se fusionó con revista “Okey”, terminando más de 40 años de circulación el 24 de noviembre de 1964 en su N° 2.098, sin pena ni gloria. https://www.diariolaprensa.cl/actualidad/don-fausto/

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/