° ¡Llegamos a 29.098.342 millones de visitas gracias a ustedes!

Qué ocurre si mezclamos antibióticos y alcohol

De WikicharliE
Saltar a: navegación, buscar
  Qué ocurre si mezclamos antibióticos y alcohol   Bienvenido a Departamento de Salud  

Presentación

Alegria.jpg

Decir que no ocurre "Absolutamente nada" estaría dentro de un error grave. Hay antibióticos que simplemente bajan su espectro en nuestro organismos, pero hay otros que si podrían causarnos graves patologías.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Verdad o Mentira

La idea de que el alcohol interfiere con los medicamentos se debe a médicos y enfermeras durante la II guerra mundial. Las enfermedades venéreas estaban al orden del día.

La penicilina, había demostrado ser altamente efectiva en estos casos. Se recetaba bajo la norma estricta de no tomar alcohol. El motivo era más psicológico que físico: aquellos que bebían más, tenían más ganas y oportunidad de sexo. Así le daban al fármaco una oportunidad de funcionar.

El consejo se convirtió en una práctica estándar que continúa hasta nuestros días. Aunque lo cierto es que no es buena idea mezclarlos.

El alcohol compite con el fármaco en el hígado para ser procesado, lo que hace que éste funcione más lentamente. Pero no dejará de hacerlo. De los 100 antibióticos que se recetan, solo cinco pueden tener efectos secundarios graves si se mezclan con alcohol. Puedes leerlos más abajo.

No guiarse por mitos

El antibiótico no pierde su efecto si se bebe una cantidad moderada de alcohol; la contraindicación total de ingerir alcohol sólo se aplica a un reducido tipo de antibióticos, como el Metronidazol, debido a que pueden provocarse efectos secundarios, como taquicardia o bochornos. En cuanto a que sea mejor tomar estos fármacos en ayunas, no se puede generalizar:

  • en algunos casos con el estómago lleno se disminuye la capacidad de absorción
  • en otros puede aumentarla, y en otros, no afecta.
  • Los yogurts ricos en lacto-bacilos protegen el sistema digestivo ante la ingesta de cualquier tipo de antibióticos.

El alcohol y la amoxicilina

No hay nada que sugiera que tomar algo de alcohol, mientras se realiza un tratamiento con amoxicilina es perjudicial o afectará al antibiótico. No hay indicaciones de reacciones adversas por ingerir ambos, sin embargo, es mejor tomar el medicamento antes del consumo del alcohol para evitar efectos secundarios desconocidos. De esta forma, tendrás tiempo para que el organismo absorba la medicina antes de ingerir el alcohol.

Qué sucede cuando bebes alcohol mientras consumes antibióticos

Pastilla de amor.jpg

Los antibióticos son medicamentos hechos, en su totalidad o en parte, a partir de microorganismos tales como bacterias, mohos y hongos. Están diseñados para tratar y eliminar las bacterias o los hongos que se infiltran en el cuerpo, causando enfermedades. Los antibióticos curan solamente las bacterias. No curan los virus. Sin embargo, a pesar de que son ineficaces contra el resfriado común, la mayoría de las formas de dolores de garganta y gripe, los antibióticos aún pueden salvar vidas curando enfermedades y previniendo infecciones.

La mayoría de los antibióticos son relativamente seguros, aunque hay algunos efectos secundarios asociados con algunos de ellos. Los antibióticos no deberían ser utilizados, o sea, tomarse en dosis demasiado grandes, ni cuando no es necesario, porque el cuerpo puede desarrollar inmunidad a ellos y volverse resistente a ellos. Cuando un cuerpo es resistente a los antibióticos, éstos ya no funcionarán con eficacia para matar la enfermedad. Aunque los antibióticos son medicamentos relativamente seguros, como se dijo, hay algunos efectos secundarios. Éstos podrían ser exacerbados si una persona ingiere alcohol cuando esté tomando antibióticos. Además, la mezcla de los antibióticos y el alcohol también puede tener algunos efectos adicionales negativos en el cuerpo.

El alcohol y la efectividad de los antibióticos

El alcohol no afecta la eficacia de la mayoría de los antibióticos. Sin embargo, aquellos en el grupo de las tetraciclinas, incluyendo la doxiciclina, se ven obstaculizados por el alcohol. Si consumes alcohol mientras estás tomando un antibiótico con tetraciclina, éste puede llegar a ser menos eficaz en el tratamiento de la bacteria o el virus. Un curso más largo del antibiótico por lo tanto sería necesario. Esto puede ser riesgoso, porque al hacerlo estarás aumentando la resistencia de tu organismo a los antibióticos. Por lo tanto, éstos en el futuro pueden resultar menos eficaces para matar la enfermedad.

Los antibióticos que podrían verse afectados por el alcohol

Metronidazol, doxycyclines, incluyendo Doryx, Bio-Tab, Vibra-Tabs, Doxy Caps, Periostat, Monodox, Vibramycin y clorhidratos; Doxychel monocylcine incluyendo Minocin, Dynacin y clorhidratos; Vectrin oxitetraciclina como Uri-Tet y la terramicina, hidrocloruros tetraciclinas, incluyendo Panmycin, Sumycin, Tetralan, Robitet, Achromycin V Tetracina, Teline y Tetracap y, finalmente, clorhidratos demeclociclina incluyendo Declomycin.

El alcohol, los antibióticos y tu hígado

Higado en Cuerpo Humano.jpeg

Los antibióticos viajan a través del torrente sanguíneo a las bacterias, los hongos o el sitio que están destinados a tratar. Una vez que los antibióticos actúan sobre el lugar en cuestión, éstos se metabolizan y se eliminan del cuerpo. Este proceso de las enzimas del cuerpo rompiendo el antibiótico y eliminándolo de tu cuerpo, se produce en el hígado. Además, el alcohol se metaboliza y se elimina del organismo en el hígado.

Cuando el alcohol y los antibióticos compiten por los recursos del hígado, éste puede mantener, ya sea el antibiótico o el alcohol en tu cuerpo por más tiempo de lo que debería, si el proceso metabólico no se ve obstaculizado por la interacción. Esta reacción aumenta el riesgo de efectos secundarios peligrosos, tanto desde el consumo excesivo de alcohol como de antibióticos.

Efectos secundarios potenciales

Cualquier efecto secundario asociado a un antibiótico puede ser exacerbado por la ingestión de alcohol con aquel, por las razones descritas anteriormente. Los efectos secundarios potenciales más probables se ven agravados por el antibiótico que queda en el cuerpo mucho tiempo, debido a que el alcohol y el antibiótico que compiten por los recursos, incluyen las reacciones de fiebre, náuseas, diarrea y reacciones alérgicas.

Reacciones químicas

Ciertos antibióticos pueden tener una reacción química cuando se mezclan con el alcohol en el cuerpo. Éstos son cefoperazona, cefmenoxima, cephamandole, cotrimoxazol, metronidazol, ketoconazol, latamoxef, latamoxef y tinidazol. Si alguno de estos antibióticos se mezclan con el alcohol, las reacciones químicas pueden causar efectos secundarios graves, como náuseas o vómitos, o dificultad para respirar.

Uso de alcohol a largo plazo y antibióticos

El abuso de alcohol a largo plazo puede causar problemas de hígado, que da lugar a que la medicación se metabolice muy rápidamente. Si esto ocurre, los antibióticos salen del cuerpo antes de lo previsto y no pueden ser tan eficaces en el tratamiento de la enfermedad.

Fuentes y Enlaces de Interés

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono