¡Llegamos a 27.117.000 visitas gracias a ustedes! ☆

Piano

De WikicharliE
Piano
Bienvenido a Departamento de Música de WikicharliE

Presentación

Gran Piano Schimmel Pegasus

El piano (palabra que en italiano significa «suave», y en este caso es apócope del término original, «pianoforte», que hacía referencia a sus matices suave y fuerte) es un instrumento musical clasificado como instrumento de teclado de cuerdas percutidas por el sistema de clasificación tradicional, y según la clasificación de Hornbostel-Sachs es un cordófono simple. El músico que toca el piano recibe el nombre de pianista. WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Primer piano de Bartolomeo Cristofori

Está compuesto por una caja de resonancia, a la que se ha agregado un teclado mediante el cual se percuten las cuerdas de acero con macillos forrados de fieltro, produciendo el sonido. Las vibraciones se transmiten a través de los puentes a la tabla armónica, que los amplifica. Está formado por un arpa cromática de cuerdas múltiples, accionada por un mecanismo de percusión indirecta, a la que se le han añadido apagadores. Fue inventado en torno al año 1700 por el Italiano Bartolomeo Cristofori. Entre sus antecesores se encuentran instrumentos como la cítara, el monocordio, el dulcémele, el clavicordio y el clavecín. A lo largo de la historia han existido diferentes tipos de pianos, pero los más comunes son el piano de cola y el piano vertical o de pared. La afinación del piano es un factor primordial en la acústica del instrumento y se realiza modificando la tensión de las cuerdas de manera que éstas vibren en las frecuencias adecuadas. En la música occidental, el piano se puede utilizar para la interpretación solista, para la música de cámara, para el acompañamiento, para ayudar a componer y para ensayar. Las primeras composiciones específicas para este instrumento surgieron alrededor del año 1732; entre ellas destacan las 12 sonatas para piano de Lodovico Giustini tituladas Sonate da cimbalo di piano e forte detto volgarmente di martelletti. Desde entonces, muchos han sido los compositores que han realizado obras para piano y en muchos casos esos mismos compositores han sido pianistas. Destacan figuras como Frédéric Chopin, Franz Liszt, Wolfgang Amadeus Mozart, Ludwig van Beethoven o Piotr Ilich Chaikovski. Fue el instrumento representativo del romanticismo musical y ha tenido un papel relevante en la sociedad, especialmente entre las clases más acomodadas de los siglos XVIII y XIX. Es un instrumento destacado en la música jazz.

Origen del término

La palabra «piano» deriva del nombre original en italiano del instrumento, pianoforte (piano: «suave» y forte: «fuerte»), asignado por su primer constructor, Bartolomeo Cristofori: clavicémbalo col piano e forte (literalmente «clavecín con [sonido] suave y fuerte»). Esto se refiere a la capacidad del piano para producir sonidos con diferentes intensidades, dependiendo del peso que se le aplica a las teclas. Esta característica lo diferenciaba de sus predecesores, que sólo podían producir un único volumen.

Historia del Piano

Para conocer el origen del instrumento que nos ocupa debemos remontarnos a la consideración de algunos otros instrumentos musicales más antiguos de los cuales el piano es, de alguna manera, una evolución.

Cítara

En esta historia del piano, sub rama de la historia de la música, podemos decir que el más antiguo instrumento musical que inicia la línea evolutiva que culmina en lo que hoy conocemos como piano es la Cítara. Este instrumento es originario de África y del sudeste de Asia y se remonta a la Edad de Bronce (alrededor del año 3000 a.C.). Consistía en un conjunto de cuerdas dispuestas a cierta altura sobre una pequeña tabla, que eran puestas a vibrar mediante las uñas de los dedos o algún otro elemento punzante.

Cítara

Utilicemos un poco nuestra imaginación y tratemos de pensar en un instrumento musical que sea como una gran cítara, con una gran cantidad de cuerdas que, en lugar de ser puestas a vibrar por las uñas de los dedos o por algún elemento punzante, son puestas a vibrar mediante la percusión de un pequeño martillo sobre las mismas. El instrumento imaginado será un piano.

Monocordio

Un instrumento posterior a la cítara, aunque con ligeras variaciones, fue el Monocordio. Su construcción se basaba en la colocación de una sola cuerda (de allí su nombre: Mono=una Cordio=cuerda) considerablemente más larga que las de la cítara, vibrando sobre una pequeña caja de resonancia construida de madera. Sobre este instrumento fue que Pitágoras, el famoso filósofo griego, realizó sus estudios sobre las relaciones entre los intervalos musicales, entre otros.

Monocordio (una cuerda)
Salterio

El siguiente paso evolutivo lo constituyó el Salterio, un instrumento construido sobre los principios de la cítara pero con una forma trapezoidal en función de las distintas longitudes de sus cuerdas. Poseía una rudimentaria tabla armónica y pequeños puentes tonales. La forma trapezoidal del salterio es la que más tarde se hace presente en el diseño de los primeros harpiscordios. Una variación del salterio la encontramos en el Dulcimer que, siguiendo básicamente los mismos principios de construcción que el salterio, estaba pensado para que sus cuerdas no sean tocadas con las manos o con algún elemento punzante sino para que sean percutidas.

Salterio

El piano tal cual lo conocemos hoy en día se basa, entonces, en los principios de construcción de los instrumentos mencionados, cuyas cuerdas no son ya tocadas con las manos sino percutidas por martillos. Hay una serie de elementos constitutivos de todos ellos que, si bien han ido variando de forma, tamaño y material de construcción, se hallan presentes en el piano. Estos elementos se pueden resumir en los siguientes: un bastidor, esqueleto o estructura, un variado número de cuerdas tensadas a través de él que vibran a una determinada altura de una tabla o caja que se ocupa de amplificar su sonido. En los instrumentos más antiguos, salvo en el dulcimer, estas cuerdas, afinadas convenientemente y de muy distintas maneras a lo largo de la historia y de las regiones geográficas, son tocadas con los dedos. La idea de interponer algún tipo de aparato mecánico entre las cuerdas y los dedos, de tal modo que aquellas no tengan ya que tocarse directamente con los dedos, no es tan antigua y conforma uno de los últimos pasos en la evolución del piano. Se supone que los primeros intentos en este sentido tuvieron lugar alrededor de los siglos XII y XIII.

Clavicordio

Entre estos instrumentos encontramos al Clavicordio, un instrumento en el cual las cuerdas eran puestas a vibrar mediante un pequeño clavo o aguja metálico. Este clavo o aguja era puesto en movimiento desde un teclado accionado por los dedos. Este teclado, mediante sistemas más o menos complejos de piezas de madera o metal, resortes y paños, transmitía su movimiento al clavo o aguja. Este último "enganchaba" la cuerda y la liberaba inmediatamente poniéndola a vibrar.

Clavicordio

Un desarrollo posterior aunque contemporáneo al Clavicordio produjo un instrumento llamado Harpiscordio. La diferencia que encontramos entre ambos es que en este último las cuerdas eran puestas a vibrar mediante un plectro o con la nervadura de plumas de aves.

Desde el piano de Cristófori hasta el piano moderno

1700

Bartolomeo Cristofori

El piano fue una invención del italiano Bartolomeo Cristofori que tuvo lugar alrededor del año 1700. En aquella época, el piano era un invento extremadamente costoso y fue producido gracias al mecenazgo de Fernando de Médici, Gran Príncipe de Florencia.

Fernando de Médici 1687

Durante algún tiempo después de su invención, el piano fue en gran parte propiedad de la realeza, como las Casas Reales de Portugal y Prusia, entre otras. A lo largo del siglo XVIII y principios del XIX, los pianos estaban financieramente fuera del alcance de la mayoría de las familias y los pianos de aquellos tiempos eran, en general, propiedad de la burguesía y la aristocracia. Los maestros de música visitaban a los hijos de dichas familias adineradas para enseñarles a tocar el piano. El piano de Cristofori fue el primero en poseer un sistema de mecanismo de piano con martillo que podía lograr tanto sonidos fuertes como suaves. En 1711 Scipione Maffei describe uno de los primeros pianos de Cristofori como un "harpiscordio (gravicémbalo) con fuerte y suave".

1726

Cristofori introduce un nuevo elemento en sus pianos, el sistema "una corda" que permanece hasta nuestros días. Se basaba en la posibilidad de permitir al ejecutante mediante un comando especial desplazar el mecanismo de tal modo que cada martillo golpee sobre una menor cantidad de cuerdas de lo que habitualmente hace para lograr un sonido muy suave. En los pianos modernos actuales el "una corda" permite que el martillo del piano golpee sobre solo una cuerda de cada grupo.

El instrumento

En el instrumento desarrollado por Cristofori el elemento que ponía las cuerdas a vibrar era una pieza de madera con la forma de un martillo cuya punta estaba recubierta de cuero. Esto no producía un sonido metálico y estridente como en el Clavicordio y el Harpiscordio sino un sonido mucho más dulce y sostenido. Además, el mencionado martillo tenía un sistema de escape mediante el cual era posible variar tanto el volumen como así también el tono del sonido. En este instrumento estaba notablemente aumentada la capacidad expresiva musical ya que en él no era solamente posible producir un determinado sonido siempre al mismo volumen y tono, como se mencionó acerca de los dos instrumentos que anteceden al piano, sino que también era posible producir sonidos con más o menos volumen que otros y producir una muy ligera variación tonal. Y todo esto, claro está, era posible hacerlo desde el teclado, según como éste se tocara. Movimientos rápidos y bruscos de la tecla producían sonidos de gran volumen y brillantes; movimientos lentos y apaciguados producían sonidos de menor volumen y más dulces en cuanto al tono. Este fue entonces el primer piano que se construyó. El señor Bartolomeo Cristofori lo llamó "Forte-Piano", nombre que no significaba nada más que hacer referencia a lo que acabamos de decir como sus principales características: que el instrumento podía producir sonidos fuertes (forte) y suaves (piano). Hoy en día utilizamos más comúnmente la palabra Piano para referirnos a este instrumento. Desde los primeros pianos del italiano hasta los pianos actuales muchas mejoras y avances se han hecho, pero el concepto y la idea fundamental para su construcción continúan siendo las mismas. Se han optimizado materiales para lograr una mejor calidad de sonido, se ha aumentado paulatinamente el número de notas para ampliar la capacidad musical del instrumento y se ha mejorado el diseño para lograr una mejor perfomance. Pero el concepto fundamental de Forte-Piano como un instrumento capaz de lograr sonidos fuertes y suaves permanece siendo el mismo.

1732

Las primeras composiciones específicas para pianos hacen su aparición. Son las famosas 12 sonatas para piano de Giustini. Lodovico Giustini (Pistoia, 12 de diciembre de 1685 - ibídem, 7 de febrero de 1743) fue un compositor y teclista italiano del Barroco tardío y de comienzos del período Clásico. Fue el primer compositor en realizar una obra para piano.[1]

Las 12 Sonate da cimbalo di piano e forte detto volgarmente di martelletti compuestas por Lodovico Giustini fueron las primeras obras específicas para piano.

1750

Johann Sebastian Bach toma contacto por primera vez con un piano hacia el año 1750. El piano estaba construido por Gottfried Silbermann quien construía pianos desde 1725.

Gottfried Silbermann

Este señor era un constructor de órganos de la ciudad de Freiberg, en Saxonia. Tomó contacto con el piano de Cristofori hacia finales de la década del 20 lo que lo movió a construir los suyos propios. Bach se puso en contacto con él y le pidió que alivianara el mecanismo y que reforzara el volumen del sonido en las octavas superiores. Silbermann concretó el pedido lo que produjo que Bach se convirtiera en Agente de ventas de estos pianos. Desde el taller de Gottfried Silbermann se desarrollaron las famosas escuelas de construcción de pianos conocidas como la "Escuela alemana" y la "Escuela inglesa". Dos discípulos de Silbermann llamados Johannes Zumpe y Americus Backers emigraron a Londres donde desarrollaron un piano que poseía el mismo mecanismo que el de Cristofori aunque con notables modificaciones. Este mecanismo evolucionado fue el más tarde se llamó "Mecanismo inglés". Otro discípulo de Silbermann llamado Stein, tal vez el más notable de ellos, realizó otras variantes al mecanismo original de un diseñador llamado Schroter. Este mecanismo fue el que más tarde se conoció como "Mecanismo alemán o Vienes".

1760

Entre los años 1760 a 1830 hubo una gran expansión en la construcción de pianos. En 1762 se produce el primer concierto de piano en toda la historia realizado por Henry Walsh en Dublin. El piano cuadrado, una variante especial del piano de cola, hace su debut en 1776 por construcción de Sebastián Erard.

1773

Se publican las famosa sonatas para piano Opus 2 de Muzio Clementi que intentan utilizar al máximo los recursos del piano. En 1775 se construye el primer piano en los Estados Unidos de América en una fábrica instalada en Filadelfia.

1795

Se desarrolla en Londres el primer piano vertical. Su diseñador era William Stodart.

1808

Sebastián Erard, un diseñador de pianos Francés de origen alemán, patenta su famoso mecanismo de simple repetición y presenta el agrafe que permitía permanecer a las cuerdas en su exacto lugar luego del golpe de martillo. En 1810 Sebastián diseña el mecanismo de pedales tal como llega hasta nuestros días. En 1822 introduce su mecanismo de doble repetición que permitía una gran velocidad de repetición entre sus teclas.

1828

Ignaz Bösendorfer funda su fábrica en Austria. Estos pianos se encuentran actualmente entre los más destacados del mundo. El año 1853 marca un hito en lo que se refiere a formación de fábricas de pianos que hoy son de renombre. El alemán Heinrich Steinweg emigra a los Estados Unidos de América y funda Steinway and Sons en New York. Julius Blüthner funda su fábrica en Leipzig y Carl Bechstein hace lo suyo en Berlín.

1863

Steinway diseña y construye el piano vertical moderno con cuerdas cruzadas y una sola tabla armónica. En 1874 perfecciona el pedal Sostenuto. En ese mismo año J. Blüthner patenta su famoso sistema aliquot que incrementa la resonancia de las cuerdas al introducir una cuarta cuerda adicional a cada grupo de tres, aunque más elevada. Esta cuerda no es percutida por el martillo sino que vibra en simpatía.

1880

Steinway abre una sucursal en Hamburgo comenzando a pelear el mercado europeo con sus dos fuertes contrincantes: Bechstein y Blüthner. A partir de ese año ya se puede hablar de piano moderno, tal como lo conocemos hoy en día. Si bien encontramos desarrollos posteriores de diseño, estos no han sido revolucionarios.

Tipos de Piano

El Piano moderno

Características, propiedades y modelos

Cuando hablamos del piano moderno nos referimos fundamentalmente a los pianos diseñados y construidos desde la última década del siglo pasado hasta el presente. Si bien este período de tiempo es muy amplio, los pianos que se construyeron en él pueden considerarse en conjunto puesto que las variaciones de diseño y materiales han sido menores. Dentro de los pianos modernos encontramos dos grandes grupos:

  • Pianos verticales
  • Pianos de Cola

Piano vertical

Piano Vertical

Los pianos verticales se caracterizan por poseer el arpa, las cuerdas y los martillos perpendiculares al piso. Como resultado de esto nos encontramos con un piano en el cual su apariencia exterior es la de un mueble "parado". Los pianos de cola se caracterizan por poseer el arpa, las cuerdas y los martillos paralelos al piso. En este caso el tipo de mueble resultante esta "acostado" y el mueble en su parte posterior tiene forma de cola. Dentro de los pianos verticales nos encontramos con muebles de distintos tamaños. De aquí que pueda hablarse de distintos modelos genéricos de Pianos verticales. Estos se pueden resumir en los siguientes cuatro grupos:

  • Vertical grande o antiguo (mal llamado "de concierto"), de más de 140 cm de altura.
  • Vertical de estudio. De 110 a 139 cm de altura.
  • Vertical Consola. De 98 a 109 cm de altura.
  • Vertical Espineta. Menores de 98 cm de altura.
Mecanismo piano vertical

Independientemente del tamaño también podemos clasificar a los pianos según la altura relativa del mecanismo con respecto al teclado. Así en los Verticales grandes encontramos mecanismos posicionados por encima de la altura del teclado y con alturas que van desde los 26 hasta los 40 cm. En los verticales de estudio, también con mecanismos posicionados por encima de la altura del teclado, encontramos mecanismos que van desde los 18 a los 25 cm de altura. En los Verticales Consola habitualmente encontramos mecanismos compactos posicionados sobre la altura del teclado. Por último, en los Verticales Espinetas el mecanismo se halla por debajo de la altura del teclado. También pueden encontrarse, especialmente en las medidas de Pianos Verticales Grandes o de Estudio, un tipo de piano muy antiguo llamado "a bayoneta". Este tipo de piano se caracteriza por poseer los apagadores situados por encima de la altura de los martillos y comandados por una serie de alambres al modo de bayonetas.

Pianos de cola

Piano de cola

En cuanto a los pianos de cola también encontramos entre ellos distintos tamaños, con lo cual también se los puede agrupar en grupos genéricos que en este caso son cinco, a saber:

  • de Cola Mignón. Hasta 130 cm de largo.
  • de ¼ Cola. De 131 hasta 189 cm de largo.
  • de ½ Cola. De 190 hasta 225 cm de largo.
  • de ¾ Cola. De 226 hasta 255 cm de largo.
  • de Gran Cola. Superiores a 256 cm de largo.

Otra clasificación que habitualmente se realiza con los pianos, independientemente que sean estos verticales o de cola, es su número o cantidad de notas o teclas. Entre los pianos modernos construidos dentro del período ya especificado se encuentran dos grandes grupos:

  • Pianos de 85 Notas
  • Pianos de 88 Notas

Generalmente el número o cantidad de notas nos da solamente una referencia aproximada a la edad del piano. Sin generalizar se puede decir que la mayoría de los pianos construidos entre fines del siglo XIX y la primera década del siglo XX tenían 85 notas. Luego de ese período los pianos se construyeron y aún hoy se construyen con 88 notas. Sin embargo, encontramos algunos fabricantes de pianos como Steinway & Sons, que construían pianos de 88 notas ya desde los últimos años del siglo XIX.

Pianos "pianolas"

Otro grupo importante de pianos, independientemente que sean estos verticales o de cola, son los llamados pianos "pianolas" los cuales mediante un complejo sistema de fuelles de aire en el pasado o mediante un complejo sistema computarizado en la actualidad, son capaces de ejecutar por sí solos una pieza musical.[2] En los pianos antiguos la música para reproducir en las pianolas venía grabada en "rollos". En la actualidad vienen grabadas en disquetes o CD-ROM.

El piano y la mujer

Clara Schumann 1853

Tanto James Parakilas como Arthur Loesser enfatizan la conexión existente en este período entre el piano y la mujer. Aparentemente, eran más comunes los estudios de piano entre mujeres que entre hombres y se consideraba en general que la capacidad de tocar el piano en mujeres facilitaba que pudieran contraer matrimonio. Las mujeres que habían aprendido a interpretar el piano siendo niñas a menudo continuaban tocando el piano siendo adultas, así tenían siempre música en sus hogares. Por ejemplo, Emma Wedgwood Darwin, la nieta del rico industrial Josiah Wedgwood, recibió lecciones de piano de Frédéric Chopin y al parecer adquirió un buen nivel. Tras su matrimonio con Charles Darwin, continuó tocando el piano diariamente mientras su esposo la escuchaba. Un buen número de mujeres estudiantes de piano se convirtieron en virtuosas del instrumento y las habilidades de las mujeres pianistas inspiraron obras de Wolfgang Amadeus Mozart, Ludwig van Beethoven y Joseph Haydn, quien dedicó obras de difícil interpretación a sus amigas. Sin embargo, el papel de músico de concierto normalmente estaba reservado sólo a los hombres, exceptuando a Clara Schumann.

El Piano en Chile

El piano llegó poco antes de la Independencia a Chile, y los primeros favorecidos con ellos fueron las mujeres de las familias acomodadas que animaron el salón de sus familias, y quienes aprendieron a tocarlo de memoria. Sólo a mediados de siglo se academizó su estudio y apareció la primera figura relevante: Federico Guzmán.

Del clave al piano: feminismo y aristocracia

Hasta 1700 en Chile no se conoció más instrumento de teclado que el órgano; sin embargo, con el inicio de siglo hizo su aparición el clave. Este, según Pereira Salas, "produjo tal entusiasmo en los melómanos y en el pueblo mismo que todavía Valparaíso conserva una calle que eterniza el recuerdo de su introducción. Por la calle del Clave vieron los porteños desfilar el primoroso instrumento que iba a dar nuevo brillo a la ejecución musical", la que vuelve a revolucionarse con la llegada del piano, en la última década del siglo dieciocho.

El piano en Chile surge como un instrumento aristocrático. Sólo la clase dominante tuvo los recursos económicos para afrontar las elevadas sumas que importaba su adquisición, transporte y la sustentación posterior de la actividad social del salón, espacio de élite de solaz y esparcimiento en donde el instrumento encontró lugar privilegiado.

El piano formo y fue parte importante en la historia social de Chile, siendo el instrumento favorito de la aristocracia chilena y con el tiempo, del pueblo chileno

La historia social del piano en Chile es la historia del papel del instrumento en la sociedad. Desde que se inventó el piano a finales del siglo XVII, su uso se fue generalizando en la sociedad occidental de finales del siglo XVIII y sigue siendo ampliamente interpretado en los siglos XX y comienzos del XXI.

Sin embargo, los testimonios sobre su dispersión y popularidad no son concluyentes. Al revisar los escritos de viajeros extranjeros, podemos observar que las situaciones musicales descritas corresponden a salones de familias acomodadas, en un par de ciudades principales. Esto se debe tener en cuenta para relativizar generalizaciones como las de María Graham, en 1822, o de W. S. Ruschenberger, en 1832, en que se afirma que prácticamente en cada casa chilena había un piano. Otro europeo, F. Maynard, señalaba que, a mediados de ese siglo Concepción era "una feliz provincia en que la epidemia del piano no ha reventado como en Santiago o Valparaíso", por el contrario, el testimonio del marino Blanckley, en 1834, señala que en la ciudad de San Carlos de Chiloé el piano era un instrumento común.

Lo indudable es que el instrumento, hasta mediados del siglo diecinueve, siempre aparece asociado a ejecutantes femeninas. La interpretación pianística era un plus para la joven de la época, como asimismo lo era la sola posesión del instrumento para la figuración social familiar. En los primeros años de la independencia S. B. Johnston observaba que "los pianos son en extremo escasos y de valor casi incalculable; uno de estos instrumentos se lleva por completo la preferencia del 'beau monde' y la hermosa que sabe tocarlo está segura de arrastrar tras sí una corte de admiradores en desmedro de su menos opulenta vecina que no cuenta más atractivo que una guitarra".

La enseñanza del piano a las damas criollas desarrolló una metodología particular que soslayaba la lectura de la partitura, tal como lo señalaba Ruschenberg cuando anota que hacia 1820 "se enseñaba el piano por imitación, como aprende a hablar un loro, sin método ni música impresa o manuscrita. Aún hasta el año 1828, yo mismo he visto a niñas que seguían con la vista los dedos del maestro sobre el piano y aprendían unos pocos compases a la vez, y a fuerza de mucha práctica, reteniéndolos en la memoria".

El repertorio pianístico lo constituían, en primera instancia, piezas para bailar y cantar entre las cuales encontramos danzas de salón de origen europeo y criollo, además de marchas e himnos patrióticos. Luego surge el repertorio operístico italiano, constituido por arias con acompañamiento de piano, a veces ejecutado por la misma intérprete. Finalmente surge el repertorio pianístico de arte, con obras de autores como Mozart y Haydn, incluida la música de cámara, expresión última de la "música sabia y filosófica de las creaciones mágicas que nos arrebatan y nos conmueven", como lo señala el periódico La Clave (4 de julio de 1827).

En la visión del observador extranjero, como asimismo de los miembros de la aristocracia ilustrada chilena, tanto la paulatina adopción del piano como del repertorio europeo, constituía una señal de incorporación de nuestra sociedad al mundo moderno y civilizado. Así al menos se desprende de la opinión de W. B. Stevenson en 1825 cuando opina que "los sones discordantes de la guitarra han cedido su puesto al piano, y los bailes sin gusto del país, a la agradable contradanza europea. Los chilenos se han hecho semieuropeos, tanto en sus trajes como en sus recreos y costumbres".

El piano en la iglesia

En 1851, el padre Francisco Alvarez, prior del Convento de las Recoleta Dominica, escribe sobre los gastos en música en el convento recoletano en décadas anteriores: En una de sus partes dice: "Para la Iglesia se compró un piano inglés de la mejor fábrica, de los que llaman parados. En Valparaíso importó quinientos treinta pesos. Aquí se le puso una buena cubierta de terciopelo de algodón y se guarda bajo una reja de fierro con su llave. Las señoras mujeres tocan en él en las misas de novenas, y en los dias de Jubileos, ó induljencias plenarias y en que se descubre la magestad". A la ya señalada relación genérica entre el piano y las mujeres, se documenta también que el piano en la Iglesia se utilizaba para el adiestramiento musical de los religiosos. No sabemos aún qué tipo de repertorio era el que se tocaba aquí, pero se puede advertir una posible salonización del espacio sagrado.

La creación del Conservatorio Nacional de Música en 1849 vino a materializar el estatus del piano en la sociedad chilena constituyendo una cátedra dedicada en conjunto tanto a este instrumento como al de sus congéneres: el recién llegado armonio y el antiguo órgano. Así la formación académica se plantea servir a diferentes espacios musicales, los que en otros instrumentos apuntaban a la formación de músicos de ópera, zarzuela y de bandas militares. En el caso de los teclados, incluía al servicio musical ya no sólo de los salones, sino también de la iglesia. En el primer cuarto de siglo de esta institución de los 91 alumnos inscritos en el período, 85 fueron mujeres y sólo 6 varones.

Federico Guzmán

Federico Guzmán Frías (Santiago, 17 de agosto de 1827 - París, 8 de agosto de 1885) fue un pianista y compositor chileno, adscrito al romaticismo.

En tal contexto resalta nítidamente el surgimiento de la primera figura masculina del pianismo chileno quien nace en Santiago el 17 de agosto de 1836 falleciendo en París, en agosto de 1885. Su familia, constituida en su mayoría por músicos, jugó un papel fundamental en su formación y desarrollo inicial. Después de desarrollar una variada actividad en Chile como compositor, intérprete y profesor, su contacto con el pianista y compositor norteamericano Louis Moreau Gottschalk, en 1866, lo estimulan a viajar a París a perfeccionar sus estudios, entre 1867 y 1869, los que combina con exitosas giras de concierto en Francia e Inglaterra. Además de Europa, sus giras de conciertos lo llevan a los Estados Unidos, en 1870, y a varios países latinoamericanos, como Argentina y Brasil, editando sus obras en varios de ellos. Su estadía en Chile durante 1869 y en Lima, entre 1871 y 1879, son de gran trascendencia, por la difusión que hiciera del repertorio clásico-romántico, con un énfasis especial en Chopin.

Guzmán representa la modernización del quehacer musical chileno de la segunda mitad del siglo diecinueve. Su aporte a través de obras para piano y lieder, junto al cultivo y divulgación de la música de arte a lo largo de toda su vida, contribuyó a ampliar el repertorio circunscrito a la música de salón de raigambre europea que imperaba en el medio chileno. Por la cuantía y calidad de su obra, puede ser considerado merecidamente como el fundador de la tradición pianística chilena, que durante décadas lo ignoró.

Luego de su muerte, sus obras volvieron a escucharse a principios del siglo veinte, en las tertulias de Luis Arrieta Cañas y José Miguel Besoaín interpretadas por figuras como Amelia Cocq y Rosita Renard. Sólo en 1982 se realiza la primera grabación en cassette de algunas de sus obras a cargo de la pianista Ida Vivado, y en 1994, el sello SVR publica el disco compacto "Piano chileno de ayer y de hoy" que abre con dos piezas de nuestro compositor, a cargo de Gabriela Yazigi. Quizás la relación entre el nombre de Guzmán con piezas de danzas criollas, - recogidas en las grabaciones nombradas- había conspirado con el prestigio del compositor entre los pianistas locales que normalmente privilegian el repertorio europeo. [3][4]

Pizarra

Logo Pizarra WikicharliE.JPG
  • Bartolomeo Cristofori construyó alrededor de veinte pianos en toda su vida, aunque se conservan solamente tres de ellos el más antiguo de los cuales se encuentra en el Museo Metropolitano de Arte de New York y data de 1720.[5]

Léase en WikicharliE

  1. Higginbottom, Edward; Grundy Fanelli, Jean (1980). Stanley Sadie. 20 vol., ed. Lodovico Giustini. The New Grove Dictionary of Music and Musicians. Londres (Reino Unido): Macmillan Publishers Ltd. ISBN 1-56159-174-2.
  2. Artistic tool for roll interpretation ... or visual sales gimmick?/En ingles
  3. Víctor Rondón Fac. De Artes, Universidad de Chile. Fuente: El Mercurio de Santiago
  4. musicadechile/Los inicios del piano en Chile/2000
  5. Grand Piano Bartolomeo Cristofori / The Metropolitan Museum of Art USA

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/