° ¡Llegamos a 28.900.477 millones de visitas gracias a ustedes!

Pappochelys

De WikicharliE
Saltar a: navegación, buscar
Banner Palenteologia WikicharliE.png

Presentación

Pappochelys.jpg

Pappochelys (nombre que significa "abuelo de las tortugas" en griego) es un género extinto de reptil diápsido relacionado cercanamente con las tortugas. El género solo incluye a una especie, Pappochelys rosinae, procedente del Triásico Medio de Alemania, la cual fue nombrada por los paleontólogos Rainer Schoch y Hans-Dieter Sues en 2015.

WikicharliE Patrimonio de Chile

El descubrimiento de Pappochelys proporciona mayor sustento para la clasificación de las tortugas dentro de Diapsida, una hipótesis que había sido sugerida desde hacía un buen tiempo por los datos moleculares pero no había sido respaldado por el registro fósil. En intermedio morfológicamente entre la tortuga basal Odontochelys del Triásico Superior de China y Eunotosaurus, un reptil del Pérmico Medio de Sudáfrica cuyas relaciones evolutivas no eran claras antes del descubrimiento de Pappochelys pero es probable que sea también parte del linaje que conduce a las tortugas.

Descripción

Pappochelys tenía un cuerpo ancho, el cráneo pequeño y una cola alargada que conformaba cerca de la mitad de su longitud corporal total, la cual es de más de 20 centímetros. El cráneo posee dos grandes cuencas oculares. Tiene varias características similares a las tortugas, incluyendo costillas y gastralia expandidas que parecen ser los precursores del caparazón. Como en el caso de Eunotosaurus, cada costilla está aplanada formando una estructura ancha en forma de hoja con protuberancias y crestas cubriendo su superficie externa y una cresta corriendo hacia abajo en su cara interna, lo cual le da una forma de "T" en vista transversal. La gastralia (huesos similares a costillas que cubren el abdomen) está densamente agrupada y a veces fusionada en algunas secciones, formando una estructura parecida al plastrón de las tortugas. A diferencia de las tortugas, Pappochelys tenía dientes en sus mandíbulas y dos pares de agujeros en la parte posterior del cráneo, conocidos como fenestras temporales. La presencia de estas fenestras significan que el cráneo de Pappochelys es diápsido, en contraste con los cráneos anápsidos de las tortugas que carecen de cualquier fenestra temporal.

Descubrimiento en el lago Vellberg, Alemania

Los fósiles de Pappochelys provienen de un conjunto de rocas de Alemania conocido como Keuper Inferior, el cual data de la época del Ladiniense del Triásico Medio, hace aproximadamente 240 millones de años, y se restringe a una capa de 5 a 15 centímetros de espesor de arcillolitas en un afloramiento de la Formación Erfurt cerca de la población de Vellberg. Los paleontólogos han estado estudiando exhaustivamente el Keuper Inferior desde inicios del siglo XIX y la capa de arcillolita ha sido intensamente explotada por sus fósiles desde 1985, aunque ni fue hasta 2006 que se encontraron los primeros fósiles de Pappochelys. Desde entonces, las excavaciones emprendidas por el Staatliches Museum für Naturkunde Stuttgart han recuperado 20 especímenes de Pappochelys, que representan la mayor parte de su esqueleto.


Los expertos en paleontología sostienen que la evolución de las tortugas es uno de los hechos científicos más complicados de analizar, debido a que son muy escasos los restos fósiles de las tortugas primitivas. Afortunadamente, un equipo de paleontólogos acaban de encontrar al ancestro común de todas las tortugas modernas. Sus mayores diferencias con los quelonios actuales son la ausencia de caparazón, en su lugar, contaba con costillas anchas y una serie de huesos a lo largo de su vientre. Y por si fuera poco, contaba con diápsidas, unas pequeñas aberturas ubicadas detrás de las cuencas de sus ojos.

“Las diápsidas dan la razón a la hipótesis de los evolucionistas moleculares que sostenían que estos reptiles procedían de la familia de los lepidosaurios (lagartos y serpientes) que actualmente presentan estos orificios” indicó Hans-Dieter Sues, principal descubridor del animal prehistórico.

  • Los restos fósiles del Pappochelys fueron encontrados en el lago Vellberg, Alemania, en vida el animal media aproximadamente 20 centímetros de largo y aparentemente vivió hace 240 millones de años, durante el periodo Triásico.

Relación con las tortugas

La posición de las tortugas en el árbol evolutivo de los reptiles ha sido un punto de discusión en décadas pasadas debido al desacuerdo entre los datos morfológicos y los moleculares. Basándose solo en los primeros, las tortugas parecen incluirse dentro de Parareptilia, el cual es un clado basal o agrupamiento evolutivo dentro de Sauropsida (Sauropsida es el clado que reúne a todos los reptiles). Los pararreptiles se caracterizan por la carencia de aberturas en su cráneo y se apartan del grupo principal de reptiles, Diapsida, el cual incluye a todos los demás saurópsidos vivos (lagartos, serpientes, crocodilianos y aves) y se caracteriza por los dos pares de aberturas temporales. En contraste, los datos moleculares sugiere que las tortugas son parte de Diapsida, ya sea como un subgrupo de los Lepidosauromorpha (el cual incluye a lagartos y serpientes) o el clado Archosauromorpha (el cual incluye a crocodilianos y aves).

Fósil de Odontochelys, un reptil más emparentado con las tortugas que Pappochelys

De los reptiles que más se asemejan a Pappochelys, Eunotosaurus fue clasificado originalmente como un pararreptil y Odontochelys siempre había sido clasificado como una tortuga troncal (las tortugas troncales son los taxones más cercanamente relacionados con las tortugas que con cualquier otro reptil vivo de reptiles, pero no son en sí mismos tortugas). Dado que Eunotosaurus posee rasgos tanto de pararreptil como de tortuga, ha sido usado con frecuencia para justificar la ascendencia pararreptil de las tortugas.

El descubrimiento de Pappochelys, el cual es claramente un diápsido, provee la primera evidencia clara en el registro fósil de que las tortugas pertenecen a Diapsida.

2015

Schoch y Sues incorporaron a Pappochelys, Eunotosaurus y Odontochelys en un análisis filogenético junto con pararreptiles, tortugas y muchos otros taxones reptilianos a fin de dilucidar sus relaciones. Su análisis encontró apoyo para un clado de diápsidos que contiene a Eunotosaurus, Pappochelys, Odontochelys y las tortugas, y sitúa este clado dentro de Lepidosauromorpha. Esta agrupación tiene un parentesco distante con los pararreptiles, los cuales fueron determinados como el grupo más basal dentro de Sauropsida. A diferencia de las anteriores filogenias morfológicas (hipótesis de relaciones evolutivas), la elaborada por Schoch y Sues está de acuerdo con los datos moleculares.

Fósil de Eunotosaurus, un reptil menos relacionado con las tortugas que Pappochelys.

El caparazón

De acuerdo con los científicos, el caparazón se originó como una evolución del grueso vientre del animal, el cual se fusionó con los nervios hasta formar el caparazón de las tortugas.

Pappochelys su union de huesos.jpg
Caparazón de Tortuga

Cladograma o árbol evolutivo

Resultados del análisis: las tortugas troncales se señalan con negrita. Plantilla:Clade

Paleobiología

La capa de arcillolita en la que se hallaron los fósiles de Pappochelys fue probablemente depositada en un antiguo lago, lo que sugiere que Pappochelys puede haber sido semiacuático como muchas tortugas modernas. Aunque Pappochelys carecía de un caparazón óseo completamente desarrollado, sus huesos engrosados pueden haberle ayudado a reducir su flotabilidad, facilitándole la natación

Fuentes y Enlaces de Interés

  • Schoch, R.R. & Sues, H.D. 2015. A Middle Triassic stem-turtle and the evolution of the turtle body plan. Nature. doi:10.1038/nature14472
  • Schoch, R.R.; and Sues, H.-D. (2015). «A Middle Triassic stem-turtle and the evolution of the turtle body plan: Supplementary Information». Nature.

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono

{{#leaseEnWikicharliE: Departamento de Paleontología }}