¡Llegamos a 25.998.700 visitas gracias a ustedes! ☆

Oumuamua

De WikicharliE
Oumuamua
Bienvenido a Departamento de Astronomía de WikicharliE

Presentación

Oumuamua 1.jpg

Oumuamua o para otros 1I/ʻOumuamua (anteriormente A/2017 U1 y C/2017 U1) es, aparentemente, un objeto interestelar que pasa a través del sistema solar.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Fue descubierto en una órbita altamente hiperbólica por Robert Weryk el 19 de octubre de 2017 con observaciones hechas por el telescopio Pan-STARRS1​ cuando el objeto estaba a 0,2 UA (30.000.000 km) de la Tierra. Inicialmente se pensó que era un cometa, y se reclasificó como un asteroide una semana después.

A través de un artículo, en la revista de divulgación científica Nature[1], el equipo liderado por Karen J. Meech revelaba que se trataba de un asteroide con una naturaleza metálica o rocosa que destaca por una forma alargada con una longitud de, al menos 400 metros (diez veces mayor que su anchura). Un asteroide que ha llamado la atención de la comunidad científica, que continúa estudiando este hallazgo con el objetivo de descifrar cada uno de sus secretos.

Con base en las primeras dos semanas de observaciones, la excentricidad orbital de 2017 U1 se calculó en 1,195 ± 0,001, la más alta de cualquier objeto observado hasta ahora en el sistema solar.​ El poseedor del registro anterior era C/1980 E1, con una excentricidad en la órbita de salida de 1,057.​ La alta excentricidad de 2017 U1, tanto de entrada como de salida, indica que nunca ha estado gravitacionalmente ligada al sistema solar y, presumiblemente, es un objeto interestelar. (anteriormente A/2017 U1 y C/2017 U1) es, aparentemente, un objeto interestelar que pasa a través del sistema solar.

Fue descubierto en una órbita altamente hiperbólica por Robert Weryk el 19 de octubre de 2017 con observaciones hechas por el telescopio Pan-STARRS1​ cuando el objeto estaba a 0,2 UA (30 000 000 km) de la Tierra. Inicialmente se pensó que era un cometa, y se reclasificó como un asteroide una semana después.

Con base en las primeras dos semanas de observaciones, la excentricidad orbital de 2017 U1 se calculó en 1,195 ± 0,001, la más alta de cualquier objeto observado hasta ahora en el sistema solar.​ El poseedor del registro anterior era C/1980 E1, con una excentricidad en la órbita de salida de 1,057.4 La alta excentricidad de 2017 U1, tanto de entrada como de salida, indica que nunca ha estado gravitacionalmente ligada al sistema solar y, presumiblemente, es un objeto interestelar.

Trayectoria

Oumuamua Trayectoria.jpg
Trayectoria Oumuamua.

2017

El asteroide interestelar Oumuamua es tan inusual que el SETI lo monitorizará en busca de señales extraterrestres

Oumuamua.gif

11 de diciembre 2017: Oumuamua es uno de los objetos más raros que han pasado por el Sistema Solar. Para empezar está su forma ahusada, como si fuera un gigantesco cigarro, que no tiene nada comparable en todo el Sistema Solar. Sus proporciones son lo que más llama la atención a primera vista, pero son solo la primera peculiaridad de la lista. Es rojizo y su apariencia es rocosa, casi metálica. Además no he dejado ningún tipo de cola como los cometas hacen cuando se aproximan al Sol, lo que evidencia que no tiene hielo ni polvo sobre su superficie.

La velocidad a la que ha pasado por el Sistema Solar, su rotación, sus dimensiones y su composición han fascinado tanto a los astrónomos que los responsables de la iniciativa Breakthrough Listen que trabajan desde el SETI han decidido enfocar la antena del telescopio Green Bank hacia Oumuamua mientras se aleja del Sistema Solar “por si acaso”. En palabras de Avi Loeb, astrónomo de la Universidad de Harvard y asesor del programa Breaktrough Listen:

Lo más probable es que tenga un origen natural, pero es tan peculiar que queremos comprobar que no tenga ningún signo de origen artificial, como transmisiones de radio. Si detectamos alguna señal, lo sabremos inmediatamente.

El primero de estos barridos de señal durará diez horas y trabajará sobre cuatro bandas de frecuencia. A medida que Oumuamua se aleje del sistema solar, Breakthrough Listen lo escaneará más veces. Si detectara algo sería imposible, con la tecnología actual, enviar una nave a interceptar el objeto antes de que salga del sistema Solar como ocurre en la novela Cita con Rama, pero nunca está de más comprobar si emite algo o no.[2]

Nave extraterrestre, Stephen Hawking lidera la investigación

13 de diciembre de 2013: Breakthrough Listen[3], el programa astronómico en busca de señales de civilizaciones en el cosmos que financia el multimillonario ruso Yuri Milner e impulsa el astrofísico Stephen Hawking, está comprobando que el primer asteroide que visita el Sistema Solar procedente del espacio exterior, Oumuamua, no vaya a ser una nave extraterrestre.

Este misterioso y veloz intruso de forma alargada fue descubierto por el proyecto Pan-STARRS en la Universidad de Hawái en octubre de 2017, pasando junto a la Tierra a aproximadamente 85 veces la distancia a la Luna. A un tiro de piedra, en términos astronómicos.

Breakthrough Listen , un programa de US$100 millones de dolares, respaldado por el físico británico Stephen Hawking, el magnate de la tecnología digital ruso Yuri Milner, y el fundador de Facebook Mark Zuckerberg, está investigando si Oumuamua puede tener orígenes artificiales.

Es el primer objeto descubierto en el Sistema Solar cuyo punto de origen se ubica en otro sistema estelar. Su alta velocidad, 315.000 kilómetros por hora en su apogeo, sugiere que no está unido gravitacionalmente al Sol, sino que continuará su viaje de vuelta al espacio interestelar. Tiene una estructura muy inusual para un asteroide: una forma alargada de cigarro, de cientos de metros de longitud pero con un ancho y una altura que quizás sea solo una décima parte.

Según un comunicado de Breakthrough Listen, los investigadores que trabajan en el transporte espacial a larga distancia han sugerido anteriormente que una forma de cigarro o aguja es la arquitectura más probable para una nave espacial interestelar, ya que esto minimizaría la fricción y el daño del gas y polvo interestelar.

Si bien es más probable que haya un origen natural, conceden, "actualmente no hay consenso sobre cuál podría haber sido ese origen, y Breakthrough Listen está bien posicionado para explorar la posibilidad de que Oumuamua pudiera ser un artefacto".

La campaña de observación de Listen ha comenzado hoy miércoles 13 de diciembre usando el Telescopio Green Bank, observando Oumuamua a través de cuatro bandas de radio, de 1 a 12 GHz. Su primera fase de observaciones durará un total de 10 horas, divididas en cuatro "etapas" basadas en el período de rotación del objeto.

Oumuamua está ahora a unas 2 unidades astronómicas (AU) de distancia, o el doble de la distancia entre la Tierra y el Sol. A esta distancia, el instrumento Green Bank tardaría menos de un minuto en detectar un transmisor omnidireccional con la potencia de un teléfono móvil.

"La presencia de Oumuamua dentro de nuestro sistema solar permite a Breakthrough Listen la oportunidad de alcanzar sensibilidades sin precedentes a posibles transmisores artificiales y demostrar nuestra capacidad para rastrear objetos cercanos que se mueven rápidamente", dijo Andrew Siemion, director del Centro de Investigación SETI de Berkeley. "Ya sea este objeto artificial o natural, es un gran objetivo para Listen".

Incluso si no se escucha señal u otra evidencia de tecnología extraterrestre, las observaciones auditivas cubrirán partes del espectro de radio en las que el objeto aún no se ha observado y podrían proporcionar información importante sobre la posibilidad de agua / hielo o la química de un coma (envoltura gaseosa), ninguno de los cuales ha sido identificado aún.

Nuevo estudio revela datos increíbles

18 de diciembre 2017: Un nuevo estudio de la Universidad de la Reina de Belfast (Irlanda del Norte, Reino Unido), que lidera la investigación internacional sobre el Oumuamua, primer asteroide interestelar de nuestro Sistema Solar, ha arrojado nuevos resultados que refutan la idea de que pudiera tratarse en realidad de una nave extraterrestre.

La investigación, publicada este lunes en la revista Nature Astronomy, sugiere que Oumuamua ('primer mensajero' en hawaiano) está recubierto con una corteza especial que le permite soportar temperaturas de más de 300°C. Así, su "capa aislante", rica en materia orgánica tras millones de años de exposición a "rayos cósmicos", le permite reflejar la luz de Sol.

El profesor Alan Fitzsimmons, que encabeza el estudio, señala que esta corteza habría protegido su interior helado, similar al de un cometa —es decir, rico en hielo y agua—, de ser vaporizado por los rayos solares. Destaca que la superficie de este cuerpo celeste —rocoso y de tono rojizo con forma de aguja o cigarro— se parece mucho a la de los pequeños cuerpos en las regiones exteriores de nuestro Sistema Solar, "cubiertos de hielos ricos en carbono, cuya estructura se modifica por la exposición a los rayos cósmicos".

Michele Bannister, coautora de la investigación, califica de "fascinante" el hecho de que Oumuamua se parezca tanto a "mundos más pequeños" de nuestro propio sistema. "Esto sugiere que la forma en que se formaron nuestros planetas y asteroides tiene una gran afinidad con sistemas alrededor de otras estrellas", dijo.

  • El asteroide, también denominado A/2017 U1, fue avistado el pasado 19 de octubre por el telescopio Pan-STARRS 1, que está situado en el volcán de Haleakala (Hawái, EE.UU.).
  • Aunque pasó cerca del Sol en septiembre y está camino de abandonar nuestro Sistema Solar, los expertos estimaron "maravilloso y emocionante" analizar su trayectoria.
  • El equipo de Breakthrough Listen, un ambicioso proyecto científico para la búsqueda de vida extraterrestre en otras galaxias del que es integrante Stephen Hawking, buscaba señales electromagnéticas provenientes de Oumuamua que confirmaran que se trataba de una nave extraterrestre. No obstante, el asteroide no arrojó resultados positivos al respecto.
  • A pesar de que consideraban mínimas las posibilidades de que el Oumuamua tuviese un origen artificial, los científicos decidieron observarlo para despejar dudas, puesto que su forma alargada y tono rojizo no es habitual, ya que los cometas presentan una forma redondeada.[4]

2018

Astrónomos de Harvard postulan que Oumuamua es una nave extraterrestre

Una investigación de la Universidad de Harvard, que se publicará el 12 de noviembre en The Astrophysical Journal Letters, propone que el objeto "puede ser una sonda enviada intencionalmente a la vecindad de la Tierra por una civilización alienígena",

El trabajo de Avi Loeb, titular del Departamento de Astronomía de la institución, y Shmuel Bialy, investigador del Centro de Astrofísica Harvard-Smithsonian, no afirma directamente que los extraterrestres enviaron la presunta nave. "Pero luego de un análisis cuidadoso del modo en que el objeto interestelar aceleró mientras pasó el Sol a toda velocidad, dicen que Oumuamua podría ser una nave espacial movida por el espacio mediante la luz que cae en su superficie", señaló.

Loeb y Bialy lo describieron así: "Si consideramos un origen artificial, una posibilidad es que Oumuamua sea una vela solar, que flota en el espacio interestelar como escombros de algún equipo tecnológico avanzado. De manera alternativa, un escenario más exótico es que Oumuamua sea una sonda totalmente operativa".

La gran velocidad y la trayectoria de este objeto rojizo indican, según los científicos, que no pertenece al Sistema Solar. Pero su forma chata y estirada, que se ha comparado con un cigarro, no se ajusta a cuerpos o fenómenos conocidos.

"Es imposible estimar el propósito detrás de Oumuamua sin más datos", dijo Loeb. Una posibilidad es que estuviera flotando cuando el Sistema Solar la chocó, "como un barco que topa con una boya en la superficie del océano".

Loeb es un experto en velas solares, también llamadas velas de fotones: son instrumentos lanzados al espacio (por ahora, que se sepa, por los terrícolas) que consisten en una gran superficie compuesta por láminas reflectante muy ligeras —de ahí su nombre de vela— que usan la radiación solar para impulsarse. En su opinión, agregó, Oumuamua sería una "exótica".

"Explicamos la excesiva aceleración de Oumuamua alejándose del Sol como resultado de la fuerza que la luz solar ejerce sobre su superficie", dijo Universe Today. "Para que esta fuerza explique la aceleración medida, el objeto debe ser extremadamente delgado, como una fracción de milímetro de grosor, pero con decenas de metros de extensión. Esto lo hace liviano en relación a su superficie, y le permite actuar como una vela solar. Su origen podría ser natural o artificial".

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/