° ¡Llegamos a 29.098.342 millones de visitas gracias a ustedes!

Omeprazol

De WikicharliE
Saltar a: navegación, buscar
  Omeprazol   Bienvenido a Departamento de Salud  

Presentación

Omeprazol.jpg

El omeprazol (5-metoxi-2-[(4-metoxi-3,5-dimetil-piridin-2-il)metilsulfinil]-3H-bencimidazol) se utiliza en el tratamiento de la dispepsia, úlcera péptica, enfermedades por reflujo gastroesofágico y el síndrome de Zollinger-Ellison. Fue inicialmente comercializado por AstraZeneca como la sal de magnesio, magnesio de omeprazol, con el nombre comercial de Losec® y Prilosec.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Actúa sobre las células de la mucosa gástrica, inhibiendo hasta un 80% la secreción de ácido clorhídrico (HCl) mediante la anulación de la salida de protones en la bomba electrogénica H+ / K+.

Uso clínico

El omeprazol con receta se usa para tratar el reflujo gastroesofágico, una afección en la que el flujo retrógrado del contenido gástrico del estómago provoca acidez estomacal y una posible lesión del esófago. El omeprazol permite que la mucosa esofágica cicatrice y previene más lesiones de la misma. También se utiliza para tratar las afecciones en las que el estómago produce demasiado ácido, como el síndrome de Zollinger-Ellison. Además, el omeprazol con receta se utiliza para tratar úlceras (lesiones en el revestimiento del estómago o del intestino), sobre todo las provocadas por un determinado tipo de bacterias (Helicobacter pylori). Sin receta se utiliza para tratar la acidez estomacal frecuente (la que ocurre dos o más veces a la semana).

Uso en la eliminación de Helicobacter pylori

El omeprazol se utiliza en la triple terapia, combinado con los antibióticos claritromicina y amoxicilina (o metronidazol en pacientes hipersensibles a la penicilina) para la eliminación de Helicobacter pylori.[1]​ Existen además otros esquemas de terapia que varían según la resistencia a antibióticos de cada región geográfica particular. En el mundo, las infecciones por H. pylori son la principal causa de úlceras, tanto gástricas como duodenales.

Efectos secundarios

Algunos de los efectos secundarios más comunes del omeprazol (los registrados en más del 1% de quienes lo toman) son dolor de cabeza (cefalea), diarrea, dolor de estómago, náuseas, mareos, dificultad para despertar y pérdida de sueño, aunque en pruebas médicas la incidencia de estos efectos con el omeprazol fue, en su mayor parte, comparable con la del placebo.

Los inhibidores de la bomba de protones pueden asociarse a un mayor riesgo de diarrea y de fracturas de cadera. A los pacientes en cuidados intensivos se les administra como medida preventiva contra la úlcera, pero este uso también está asociado a un aumento del 30% en la aparición de neumonías.[2]

Otros efectos secundarios pueden incluir la interferencia con la regeneración de los huesos y la reducción en la asimilación de la vitamina B12.[3][4]

El omeprazol puede retrasar la eliminación de los fármacos que se metabolizan por oxidación hepática por el citocromo P-450, como el diazepam, la fenitoína o la warfarina. La disminución de la acidez intragástrica por el omeprazol también puede interferir con la absorción de los ésteres de la ampicilina, las sales de hierro, el ketoconazol y, posiblemente, el itraconazol, y se debe tener precaución al usar conjuntamente con la ciclosporina. Algunos pacientes tratados con este medicamento han presentado alteraciones de la secreción pancreática (pancreatitis), por lo que debe evitarse su uso sin prescripción médica.

Contraindicaciones

Se debe tomar 30 minutos antes de los alimentos. Las cápsulas no deben romperse ni aplastarse porque el pH natural de la boca y del esófago desintegraría la microencapsulación, y el fármaco quedaría expuesto a su degradación por el jugo gástrico.

Los estudios en animales no han dado pruebas de toxicidad fetal o efecto teratogénico, por lo que está clasificado en la categoría C de riesgo durante el embarazo. Los resultados de 3 estudios epidemiológicos prospectivos no demostraron la aparición de reacciones adversas sobre la salud del feto o del recién nacido, con lo que puede utilizarse en el embarazo. No obstante, no se debe administrar durante la lactancia, a menos que su uso se considere indispensable. El omeprazol se excreta en la leche materna, pero no es probable que afecte al niño cuando se utilizan dosis terapéuticas.

El omeprazol está contraindicado en pacientes que hayan presentado con anterioridad reacciones de hipersensibilidad al medicamento. No se recomienda su uso durante períodos prolongados superiores a 8 semanas, excepto en el síndrome de Zollinger-Ellison y el Esófago de Barrett bajo supervisión médica, ya que puede causar osteoporosis a largo plazo.

Omeprazol podría producir daños neurológicos

Es el inhibidor de secreción ácida gástrica más utilizado. De venta libre, según un estudio publicado en la revista Journal of the American Medical Association, su consumo prolongado, más de dos años, provocaría diferentes efectos colaterales.

El Omeprazol es uno de los inhibidores de la secreción más utilizados para tratar la gastritis y la acidez estomacal. Si bien los médicos lo recetan por períodos breves de tiempo, ya que puede generar algunos efectos colaterales, al ser un medicamento de venta libre, los pacientes lo siguen consumiendo sin control y sin tener en cuenta los riesgos que eso puede acarrearles.

Un estudio realizado por el Kaiser Permanente Institute (USA) [5]y publicado en la revista Journal of the American Medical Association [6]reveló que la toma prologada -durante dos años o más- está vinculada con un diagnóstico posterior de deficiencia de Vitamina B12. ¿Por qué? Porque la reducción del ácido gástrico impide la normal asimilación de ésta que, a su vez, se ingiere a través de la carne animal. Y es esta falta de Vitamina B12 la que puede derivar en demencia, daño neurológico, anemia y otras complicaciones.

Se estima que entre un 10% y un 15% de los adultos mayores de 60 años tienen deficiencia de esta vitamina. Para su absorción desde la dieta se requiere del buen funcionamiento del estómago, del páncreas y del intestino delgado. El ácido gástrico es clave, ya que libera esta vitamina de los alimentos, lo que permite que se una a ciertas proteínas.

Si el ácido del estómago disminuye, algo que sucede cuando se toman estos inhibidores de la bomba de protones, esa unión no se produce ni tampoco la absorción completa de la vitamina. Ese déficit prolongado, de no tratarse clínicamente, podría derivar en múltiples problemas, como los ya mencionados.

La investigación

El trabajo se llevó a cabo con 25.956 pacientes que presentaron un diagnóstico de bajo nivel de vitamina B12.

La primera conclusión a la que llegaron los profesionales es que quienes tomaron diariamente inhibidores de la bomba de protones (como Omeprazol o Exomeprazol) durante dos o más años presentaron un 65% más de probabilidades de tener niveles bajos de Vitamina B12 que quienes no habían ingerido estos fármacos durante un período tan extenso de tiempo.

Además, también aquellos que tomaron antagonistas de los receptores H2 (Ranitidina o Famotidina) presentaban un riesgo 25% mayor de padecer este déficit vitamínico.

En cuanto a las dosis, se comprobó que tomar 1.5 comprimidos diariamente presenta un riesgo 95% superior a sufrir esta deficiencia en comparación con los casos en los que la ingesta diaria es inferior a 0.7 píldoras.

En este punto valen dos aclaraciones. Por un lado, los expertos insisten en que no hay que confundir este tipo de fármacos con los comúnmente conocidos como “antiácidos”, y que sirven para eliminar la acidez luego de comer o tomar mucho. Además, aseguran que hay otras formas alternativas de combatir la secreción ácida sin tomar una medicación continuada, como un cambio de dieta, entre otras cosas.

Artículos relacionados

Gastritis

Al eliminar el ácido del estómago disminuye el magnesio. Así el azúcar de los alimentos no puede entrar a los músculos y es guardado en la grasa del abdomen.

Como curar la gastritis sin tomar Omeprazol

Antes de realizar costosos exámenes es más rápido atender las cuatro causas más frecuentes de acidez, dolor de estómago y gases.

La mayoría de los pacientes con Gastritis ni siquiera saben cuál es su diagnóstico. Mientras toman Omeprazol pasean con su estómago inflamado entre médicos que han hecho toda clase de diagnósticos: colon irritable, reflujo, hígado graso, úlcera, ácido úrico y triglicéridos altos, problemas de la vesícula y hasta han llegado a decirles que inventan estos síntomas.

Primero era el stress, después se descubrió la bacteria H. pylori pero recientemente se descubrió que estas causas son más comunes:

Alimentos que causan Gastritis

Aunque son buenos para adelgazar, los dulces sin azúcar son frecuentemente la causa de Gastritis y pocos médicos lo saben. Comer muchos dulces sin azúcar (chicles, chocolate, helados) produce la misma distención de los alimentos ricos en fibra integral. Al igual que ocurre con la fibra, los endulzantes Isomalt, Sorbitol y Maltitol no son absorbidos por el cuerpo, al ocupar espacio en el estómago, causan la sensación de llenura que disminuye el apetito.

Enfermedades que causan Gastritis

También es frecuente sufrir Gastritis cuando la puerta del estómago no se cierra después de comer. La resistencia a la Insulina disminuye la fuerza del estómago, causando una hernia hiatal que permite que los alimentos se devuelvan (reflujo gastroesofágico). Un estómago tan elástico y sin sensación de llenura lleva a aumentar de peso.

Intolerancia a alimentos que causan Gastritis

Los síntomas de Gastritis no empiezan inmediatamente después de un café o un jugo, sino después de la siguiente comida. Por eso es difícil reconocer la causa. Como los síntomas aparecen tanto tiempo después nadie piensa en el desayuno sino relaciona los síntomas con los alimentos del almuerzo.

¿Por qué el café y los jugos causan gastritis? La lactosa y la fructosa.

  • La leche descremada es buena para bajar de peso pero a los 25 años se empieza a perder la enzima para digerirla y con el tiempo aparecen los síntomas de intolerancia a la lactosa.
  • El intestino puede digerir 12 gr de fructosa pero un jugo tiene 32.
  • Pide en cualquier farmacia un suplemento con Lactasa y toma 9.000 UI cada vez que comas un alimento con leche.
  • En Chile esta Diolasa 9.000 UI por Lab. Silesa
  • Aquellos que presentan Gastritis deben tomar agua o leche deslactosada en vez de leche descremada pero mejor aún es tomarla junto con el suplemento de Lactasa.

Otras causas comunes de Gastritis

Todos los pacientes al empezar a tomar Metformina para bajar de peso o prevenir la diabetes sienten malestar en el estómago. Por eso es mejor empezar con una dosis baja (500 mg).

También la el parásito Giardia es muy frecuentemente el causante de los malestares y con una dosis única de Tinidazol es suficiente para curarse.

Recomendaciones

Al suspender el Omeprazol el ácido en el estómago reaparece peor que antes. Por eso es mejor curar la causa.

Fuentes y Enlaces de Interés

  1. Katzung, Bertram G. (2007). «Chapter 63. Drugs Used in the Treatment of Gastrointestinal Diseases». Basic & Clinical Pharmacology (9 edición). McGraw-Hill. p. 1471. ISBN 0071451536.
  2. Rodríguez, Alejandra (2003). «Los antiácidos aumentan la posibilidad de contraer neumonía». elmundo.es (El Mundo).
  3. López, Angeles. «El peligro de abusar del omeprazol». «El análisis, publicado en la revista Journal of the American Medical Association, constata que las personas que tomaron diariamente un medicamento del grupo del omeprazol durante dos o más años tenían un 65% más de probabilidades de tener niveles bajos de vitamina B12 que quienes no habían ingerido estos fármacos durante un periodo tan prolongado.»
  4. Katzung, Bertram G. (2007). Farmacología básica y clínica (10ª edición). México: Editorial El Manual Moderno. p. 1061. ISBN 978-970-729-278-9.
  5. Kaiser Permanente Institute
  6. Journal of the American Medical Association

Léase en WikicharliE

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono