¡Llegamos a 26.150.300 visitas gracias a ustedes! ☆

Mitología Chilena

De WikicharliE
Mitología Chilena
Bienvenido a Departamento de Mitología chilena de WikicharliE

Presentación

La rica mitología chilena se caracteriza por haber adoptado una multitud de mitos y leyendas de las creencias de los pueblos indígenas del territorio chileno; y otras de origen europeo, proveniente principalmente de los colonizadores españoles.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Esta variedad de fuentes de creencias, ha provocado en algunos casos que se produzca la fusión de diferentes seres, provenientes de estos diversos orígenes mitológicos; lo que ha complementado y diferenciado a la mitología chilena.

Igualmente, las diferencias de paisajes y de climas presentes en el territorio chileno, han configurado zonas geográficas definidas que han vivido circunstancias históricas diferentes; lo cual ha intervenido y favorecido la aparición de diferentes y nuevas creencias y mitos, que han enriquecido la mitología de este territorio.

División de los mitos

Al estudiar o clasificar la mitología chilena, la clasificación más usada es la división por zonas geográficas; dividiéndose en mitologías correspondientes a la zona norte, centro y sur del territorio chileno, las cuales a su vez pueden estar subdivididas.

Mitos y leyendas en la zona Norte

Las leyendas y mitos de la zona norte del país, se caracterizan por presentar generalmente personajes y leyendas relacionadas básicamente con el desierto, la religiosidad y la actividad de la minería. Los mitos de la zona norte tienen una profunda influencia Inca y de los pueblos preincaicos de la zona, pero han adaptado una característica propia al tener una arraigada base colonial española, las que se manifiestan en las celebraciones y fiestas de cada región, algunas de ellas son:

Mitos y leyendas en la zona Centro

La Llorona

La zona central al ser el territorio de Chile más poblado y el sitio en que primero se establecieron los colonizadores españoles, lo que produjo la aparición de una mitología propia de la etapa de La Colonia (Chile); la cual igualmente se caracterizó por asimilar muchos de los seres mitológicos provenientes de las creencias del pueblo Mapuche.

Las leyendas y mitos de esta zona tienen muchas versiones modificadas por la tradición oral. Siendo algunos de los seres mitológicos más conocidos o populares. También hay muchas referencias a historias sobre la aparición del diablo (El Mandinga), y de encuentros con brujas.

El Culebrón

El Culebrón o Viborón es una criatura mitológica de la cultura y tradición rural de Chile y de algunas regiones de Argentina; el cual está relacionado con leyendas de riqueza. La leyenda de esta criatura sería el equivalente al mito del Cuélebre, con una probable relación entre ambos mitos, o de una probable influencia del mito europeo. Se le describe como una criatura que recuerda a una gran serpiente de cuerpo grueso y alargado, mayor a 2 metros de largo; pero a diferencia de las serpientes u otro reptil, ella sería peluda, presentando un pelaje de color negro y fino a veces similar a plumas, y una cabeza muy grande con ojos rojizos, que producto del cabello, se asemejaría a una cabeza de ternero, cordero o de caballo con larga melena.

Igualmente destaca que el término Culebrón o Viborón antiguamente en algunas ocasiones por confusión, también solía ser usado para describir a otras criaturas míticas semejantes a serpientes y que comúnmente son conocida por otros nombres; tales como el Piuchén, Basilisco chilote, etc.

El Chonchón

ChonChon.jpg

Es una entidad voladora originaria de la mitología mapuche y el folklore chileno y de algunas zonas de Argentina. Al igual que otras aves fantásticas de la mitología chilota, el Chonchón está considerada un ave de mal agüero o portadora de la mala suerte. Se le conoce también como Chon-Chon o Tué-tué, y aparece o es descrito como un ave monstruosa de plumas grises cuya característica principal es que en lugar de cuerpo solo hay una monstruosa cabeza humana; y que vuela por las noches lanzando un grito ominoso que suena como "Tué tué", el cual señala que alguien va a morir. También revolotea sobre los lugares donde hay enfermos, y tiende a chupar la sangre de éstos.

El Piuchén

Piuchen.jpg

Es un culebrón muy viejo, más o menos de medio metro de largo, cubierto de cerdas; es de color negro y tiene alas. Vive en la cordillera, pero volando llega hasta santiago y le chupa la sangre al ganado. Se esconde en el día, en el hueco de los árboles viejos y se conoce su presencia porque los troncos están chorreados de la sangre que vomita. No se le puede coger porque es muy venenoso, tanto que basta que sus cerdas toquen la piel de un hombre para que éste caiga muerto. Para matarlo, se cubre el árbol en el que está escondido con una tela fuerte, para que no pueda huir, y en seguida se le prende fuego al árbol. Para ahuyentarlo e impedir que haga daño al ganado, basta hacer sonar un cuerno de buey; el sonido ronco que produce ese instrumento le causa pavor y se va a otra parte. No embiste contra el hombre más que en el caso de verse atacado.[2]

El Entierro del Cacique Vitacura

En el sector del río Mapocho al oriente, hasta las vertientes de la cordillera, existían varios asentamientos indígenas independientes entre sí y regidos cada uno por un cacique. De hecho, los nombres de las comunas, avenidas y calles se conservan desde entonces. El Lonko Vitacura (o Butacura. (en mapudungún: fütra-kura, ‘Piedra grande’)?), toponimia mapuche correspondiente al norte del Cerro San Luis donde se levantaba el caserío de Vitacura y ahora esta el edificio de la calle Luz 3040 llamado "El cacique" en su honor,[3] el cacique Apoquindo, el Lonco Mayecura y el Lonco Huara Huara, al cual pertenecía el territorio de las haciendas de La Dehesa y Las Condes. El Lonco Vitacura o Butacura, era el principal del la comarca ubicada en las inmediaciones del cerro San Luis a orilla del Mapocho. Los caciques subalternos que tenían sus lof cercanos al lugar e incluso en la ribera norte del río Mapocho eran: Polobanda, Pujalongo, Perimalongo, Tongui, Catalonde, Longopilla, de este último dependían Trinquimanquí y Gualtilina. La aldea de Butacura o Vitacura era un mitimae, un mitimae era una colonia inca (mitmac en quechua significa “esparcir” ) conformada por grupos de familias enviadas por el imperio incaico con fines administrativos, económicos, políticos o militares. Butacura era el jefe o “curaca” de esta colonia. su función era la de recoger el oro producido en la región para llevarla al Perú a modo de tributo o impuestos que debían pagar los indígenas de la zona. Esta función sólo la realizó hasta la llegada de Diego de Almagro a Chile ( 1535-1536) puesto que el español interceptó, mejor dicho robó, uno de los envíos compuesto por 14 arrobas de tejos de oro marcado equivalente a 161 kilos de oro. Por lo que Butacura se vio obligado a suspender estos envíos en los siguientes años y tomó la precaución de esconder el oro recaudado, aproximadamente 800 kg de oro, enterrándolos en algún lugar de sus extensos feudos. acción que despues posiblemente fuera la causa de su muerte.[4]

La campana de Rere

La campana de Rere.jpg

Sucedió que, en una ocasión, se quiso llevar las campanas de Rere a la ciudad de Concepción. Sin embargo, misteriosamente cuando la trasladaban en una carreta tirada por varias yuntas de bueyes, a poco andar no hubo fuerza que lograra hacerla avanzar. Pero el hecho más asombroso fue que cuando se decidió volverlas a su lugar, no se necesitó más que una sola yunta para hacerlo. Las campanas de Rere es una leyenda chilena sobre la localidad de Rere, ubicada en la Región del Biobío de Chile. Las campanas provendrían de un antiguo templo del pueblo de Rere, que resultó destruido luego de un fuerte terremoto (la parroquia del lugar se levantó en 1927, pero quedó destruida por el terremoto de 1960, por lo que se reconstruyó en otro lugar relativamente cerca a su antigua ubicación). Se dice que estas campanas pudieron hacerse gracias a las donaciones de diferentes personas, quienes entregaron para sus fabricaciones joyas, monedas de oro, plata, cobre, bronce y otros metales. La aleación de todos ellos les dio un maravilloso tañido, e hizo que las hermosa campanas se escucharan a muchos kilómetros de distancia.[5]

Además destaca la mitología insular de la zona central con la mitología de Isla de Pascua, y otros como la leyenda del tesoro de Juan Fernández, en el Archipiélago Juan Fernández.

Mitos y leyendas en la Isla de Pascua

A nivel de la mitología de la zona centro insular, su fuente principal y más importante es la Isla de Pascua. Tal como ocurre en otros lugares de Chile, la mitología de la Isla de Pascua también ha desarrollado una cosmovisión particular; que ha llevado a sus habitantes a explicaciones muy singulares sobre la creación del hombre y de su territorio.

  • Make-Make
  • Uoke
  • Aku-Aku.

Mitos y leyendas en la zona Sur

Anchimalwen en WikicharliE.jpg

Esta zona presenta en una parte de su mitología y leyendas, los mismo relatos de la colonia, presentes en la zona central continental del territorio chileno; y también mitos y leyendas influenciadas y/o propias de las creencias de origen mapuche. Algunos de estos seres y leyendas de esta zona de Chile son:

  • La Ciudad de los Césares La Ciudad de los Césares, también conocida como Ciudad encantada de la Patagonia, Ciudad errante, Trapalanda, Trapananda, Trapalandia, Lin Lin o Elelín, es una ciudad mítica de América del Sur, que se supone ubicada en algún lugar del Cono Sur (preferentemente en algún valle cordillerano de la Patagonia entre Chile y Argentina). La ciudad se caracterizó por ser buscada intensamente durante la época colonial, pues se suponía que había sido fundada según las diferentes versiones, por españoles (náufragos, o exiliados), y/o por mitimaes incas; y que estaba llena de riquezas, principalmente oro y plata.
  • Las Tres Pascualas Las tres pascualas es una leyenda chilena de la ciudad de Concepción, Región del Biobío. Existen dos versiones de la leyenda, ambas enmarcadas a finales del siglo XVIII, y teniendo como protagonistas a tres hermanas penquistas que solían lavar juntas la ropa en una laguna cercana a su casa.

La primera versión dice que una tarde encontraron sus cadáveres flotando en el agua. Las tres se habrían suicidado, ahogadas en la laguna, producto de un desamor provocado por un mismo hombre que las engatusó y luego abandonó. Entonces las aguas de la laguna se habrían desborado producto de un gran remolino, volviendo a la normalidad para transformar la forma de la laguna por la de una luna en cuarto menguante.

La segunda versión dice que un forastero, que había llegado a hospedarse a la casa donde vivían las tres con su padre, se habría enamorado de ellas, y cada una le habría correspondido su amor en secreto. En la duda de no saber a cual elegir, el forastero las habría citado a la laguna en la Noche de San Juan. Desde un bote, al ver el reflejo de una de ellas, le habría gritado «¡Pascuala! ¡Pascuala! ¡Pascuala!», y cada una, al creer que se trataba de ella, habría acudido a su llamado, ahogándose en las aguas. Desde entonces, cada Noche de San Juan se dice que aparece un bote desde el cual se escucha una voz angustiada llamando a las hermanas.[6]

  • El Pillán pillán (mapudungun pillañ) refiere a un tipo de espíritu poderoso e importante presente en la religión mapuche.El Pillán es un tipo de espíritu de los mapuches, y entre los espíritus, una de las divinidades más respetadas; aunque recordando que los mapuches distinguen a Ngenechén (Guenechén) como la deidad "gobernadora de los mapuches" o el equivalente actual de "Dios" para los mapuches. Estando el culto a los Pillanes, más bien relacionado como un Culto a los ancestros del pueblo Mapuche. Los Pillanes están relacionados estrechamente con el ser humano mapuche, ya que muchos de ellos corresponden a un fundador de un linaje o familia, y por ello los pillanes son sus antepasados masculinos, y relacionados con el origen del mapuche. Así cada familia antigua tenía su Pillán que los sobrevigila y defiende a sus miembros. Por ello se hacían guillatunes o rogativos al pillán, para que beneficiaran al pueblo y para agradecerle por lo recibido. Igualmente el hombre mapuche como conclusión de su vida terrenal puede lograr convertirse en un pillán: si tuvo una gran descendencia que lo recuerde y que honre su memoria, y en vida siguió las tradiciones y leyes del Admapu (si es mujer puede llegar a convertirse en una wangulén).
  • La Wangulén: La Wangulén es un tipo de espíritu femenino benigno de los mapuches. Las wangulén están relacionadas estrechamente con el ser humano mapuche; ya que una de ellas habría sido elegida como la mujer del primer hombre mapuche. Por ello, igualmente la mujer mapuche como conclusión de su vida terrenal puede lograr convertirse en una wangulén; si en vida siguió las tradiciones y leyes del admapu, y tuvo una gran descendencia que la recuerde y que honre su memoria. (si es hombre puede llegar a convertirse en pillán). A través de las wangulén y los pillanes, no hay una separación neta entre el espíritu divino y los seres humanos; no solamente porque los segundos han sido en sus orígenes engendrados por los primeros, sino porque también pueden ellos mismo convertirse en wangulén o pillán. Como lo dice su nombre, las wangulén son estrellas y se les relaciona con ellas.[7][8]
  • El Wekufe: también conocido como huecufe, wekufü, watuku, huecufu, huecubo, huecubu, huecuvu, huecuve, huecovoe, giiecubu, güecubo, güecugu, uecuvu, güecufu, es un importante tipo de espíritu dañino que se utiliza en la magia negra y presente en la mitología mapuche.Los mapuches cuentan en sus leyendas que los wekufes provendrían del Minchenmapu, lugar al oeste y fuera del Mapu (tierra en mapuche, aunque Mapu aquí hace referencia a la tierra conocida en la cosmovisión mapuche tradicional). Estos seres se habrían originado de las fuerzas o energías que tienen tendencia a perturbar o destruir el equilibrio; y a diferencia de todo ser viviente y espíritu que poseen su propia ánima, los Wekufes serían los únicos seres que no poseen ánima propia. Entre estos Wekufes, los más conocidos serían Trelke-wekufe (el cuero), y el Canillo, ambos poderosos wekufes con la capacidad de adquirir forma corpórea y material.[9][10]
  • Anchimalwén
  • Trentren-Vilu y Caicai-Vilu: (en mapudungun: Trengtreng Filu, Kaykay Filu) son seres mitológicos de la mitología mapuche y en las últimas décadas del siglo XX fueron también reintroducidos en la mitología chilota. Ambos son seres poderosos con forma de míticas serpientes (en mapudungun, filu); Caicai-Vilu es la "serpiente marina" que tiene poder para dominar el poder del mar y todo lo relacionado a él y Trentren-Vilu es la "serpiente terrestre" que tiene poder para dominar la tierra, y sus volcanes. La apariencia de Caicai sería la de un ser mitad culebra y mitad pez; y la apariencia de Trentren, la de una culebra gigante.
Caicai o Vilu
  • El cuero (leyenda): El cuero (en mapuche: trülke wekufü, ‘cuero-wekufe’) también conocido como cuero del agua, cuero vivo, manta o manta del diablo, es una criatura acuática presente en la mitología mapuche, y posteriormente incluida en la mitología del centro y sur de Chile, y en parte de la zona del suroeste de Argentina.Las leyendas cuentan, que estas criaturas estarían habitando en numerosos lagos, lagunas y ríos de los territorios de Chile y Argentina; y en menor medida en el mar. En aquellos lugares, como el caso del archipiélago de Chiloé en Chile, se cuenta que atacaría principalmente presas animales y en menor medida a seres humanos y embarcaciones. Su manera de atacar sería más frecuentemente al atardecer, acercándose de manera sigilosa a su presa; que puede estar en la orilla, o bien bebiendo o bañándose en el agua, o dentro de una embarcación. Se dice que luego de estar lo suficientemente cerca, con sus poderes hipnotizaría a su víctima; y posteriormente mediante sus afiladas uñas atraparía a su víctima o a la embarcación y la arrastraría hacia al fondo. Ya en el fondo, envolvería rápidamente a su presa y la mataría por sofocamiento; y ahí la devoraría absorbiéndole completamente la sangre y otros fluidos. Debido a sus características, el Cuero suele ser a veces confundido con el Guirivilo.[11]
  • El Guirivilo: (de nombre en mapudungun ngürü: zorro y filu: culebra, "zorro culebra"), también conocido como Ngurvilu, Nguruvilú, Guruvilu, Ñuruvilú, Ñirivilu, Ñivivilu, Ñirivilo o Nirivilo, es un animal acuático presente en la mitología mapuche. El Guirivilo es una criatura del tamaño de un gran cánido, que se presenta como un ser con cabeza de zorro. Pero con el cuerpo largo, similar a una culebra (incluso con escamas, aletas similar a una Serpiente marina) y una gran y larga cola de zorro que tiene en su extremo unas uñas, que utiliza como garra, y con la cual produce también torbellinos. Según las leyendas, el Guirivilo es un tipo de " Zorro de agua" de fuerza descomunal que habita en los remansos intensivos de los ríos y en aguas cenagosas. Se dice que utiliza su extraña y gran cola con uñas, como una garra para enredar a hombres y animales que se bañan en sus aguas, con el fin de arrastrarlos al fondo para ahogarlos y alimentarse de ellos. Esta criatura hace que el nivel del agua baje, para animar a las personas a que intenten cruzar el rio, haciéndoles creer, que sus aguas parecen seguras; (e igualmente sería la causa de los torbellinos peligrosos que matan a las personas que intentan cruzar los ríos). Debido a sus características, el Guirivilo suele ser a veces confundido con la criatura mitológica llamada cuero. No suele salir a la tierra, ya que este cambio provoca terribles temblores en su cuerpo, como si estuviera sintiendo un gran frío.
  • El Huenteao: mitología huilliche; se le considera como un mediador entre el pueblo Huilliche y sus divinidades.
  • El Canillo: El Kanillu o Canillu, (en mapudungun "una persona que no se llena") es una fuerza y criatura presente en la mitología Huilliche.Las leyendas dicen que Kanillu fue hijo de una mujer que provenía de la zona de volcanes, en tiempos muy antiguos; siendo abandonado al momento de nacer. Se dice que el niño fue encontrado por un matrimonio anciano que vivían cerca del lago Ranco; y que este matrimonio solo tuvo y crio a este niño como hijo. Estrañamente este niño no creció nunca, y siempre comía, y por ello le pusieron el nombre Kanillu: "una persona que no se llena". A los veinte años el niño todavía era un bebé; el cual sólo se sentaba, y nunca se arrastraba, y por lo mismo no hacía nada, solo comer. Era un bebe muy sucio y tenían que lavarlo continuamente. Sucedía que cuando sus padres adoptivos salían a trabajar, dejando a Kanillu en la ruca (casa indígena), al volver siempre encontraban que había mucho daño en su casa y faltaba el alimento; y sin embargo Kanillu estaba tranquilo y sin ningún daño o herida, o muestra de preocupación por los daños que sufría su hogar. Pero como Kanillu no caminaba y como ellos guardaban sus alimentos fuera del alcance de su hijo, lo más lógico era que otra gente o un animal, como un gato, era el causante del desorden y quién llegaba siempre a comerles su comida. Además, este hecho los preocupaba ya que este alimento era muy necesario; debido principalmente a que Kanillu siempre estaba pidiendo que le den comida, ya que este nunca calmaba su hambre.Un día, llegaron cansados, envolvieron su bebé y se acostaron con él, y se dice que estaban durmiendo cuando en la noche sintió ella que Kanillu se sentó en la cama, el padre estaba durmiendo; y ella sintió como él niño les pasaba la mano por la cara, y a ella le dio un poco de miedo, pero se quedó quieta; Luego observó asombrada como Kanillu comenzaba a crecer hasta ser adulto y gigante, y vio como destapaba la olla que tenían colgada en la ruca, y se comía toda la comida. Como la ruca era una casita de paja, Kanillu luego de comer, comenzó a abrir el techo y mirar hacia fuera. En ese momento, cuando Kanillu estaba mirando hacia fuera, ella aprovecho a despertar a su marido, y bien despacio le dijo que aquel ser era su hijo, y que esto demostraba que ese niño no era un hijo bueno. Entonces él le respondió a su mujer "quedémonos quietos y hagámonos los dormidos", luego de eso vieron como Kanillu volvía a transformarse y quedar como un bebe.

Al otro día los padres lo levantaron, tomaron desayuno y le dieron su desayuno, le cambiaron de ropa, y se fueron a su trabajo. Ahí estuvieron conversando qué cosa iban a hacer con él, si matarlo o botarlo por ahí, entonces la mujer dijo "lo que vamos a hacer no es matarlo pues puede ser peligroso; pero lo vamos a botar al agua, lo vamos a tirar en el lago de Ranco, para que se muera ahí". Al día siguiente mientras Canillo dormía, se lo llevaron y lo lanzaron al lago Ranco. Dicen que se fue a fondo y después salió a flote, y el niño empezó a nadar y a burlarse de sus padres. Aterrorizados por la escena, se fueron a buscar las cosas a su casa y se fueron; llegaron a otra casa vecina, y ahí contaron lo sucedido. Al otro día fueron a ver con los vecinos, y observaron un tronco gigante de pellín atravesado en el lago, y veían como el agua se desbordaba y corría, empezando a afectar a los vecinos. Alarmados llamaron a las Machis y ellas, mediante el uso de su poder, recogieron ese trozo de madera haciendo machitunes, y así lo recogieron hecho un niño. Al verlo sus padres dijeron que ese niño era Kanillu y era maligno. Es así como las machis luego de escuchar lo que tenían que contar los ancianos, pidieron ayuda a Millalicán, y decidieron llevarlo donde el abuelito Huenteao; y allí dejar preso a Kanillu, en las rocas islas junto al abuelito, en la bahía de Pucatrihue, para que no saliera nunca más, y se quedara a vivir ahí y no hiciese daño al pueblo Huilliche.

Posteriormente, se dice que en esta prisión él Kanillu se casó con una hija del abuelito Huenteao. Se dice que Kanillu, en ciertas ocasiones, puede escapar cuando el agua esta calmada atravesando como un trozo de madera; pero como está casado debe volver a su prisión.

  • El Gualicho: Es un ser que representa la personificación de todas las causas que producen los males y las desgracias que sufren estos pueblos; es decir la representación de la causa maléfica universal. Debido a esta característica, al Gualicho se le suele asociar o asimilar impropiamente con el Wekufe o ("uecuvu"); que aunque también tiene esta característica similar, realmente no son sinónimos. Una característica que distingue al Gualicho es su pertenencia indisoluble con las modalidades localizadas del "daño". Se cree de ese ser, que está ligado a rasgos sobresalientes del entorno natural; se asignan moradas distintivas para el espíritu perverso: árboles solitarios intrigantes y añosos, grandes piedras, cuevas, sendas angustiosas. Posteriormente a la llegada de los españoles a América, al igual que con el Wekufe, los misioneros asociarían incorrectamente al Gualicho con el diablo, o a una fuerza del mal o diabólica; razón por la cual el diablo recibe también este nombre. En la actualidad la palabra gualicho también ha adquirido el significado de un embrujo o hechizo realizado a través la magia negra o similar.[12]
  • Ayayema: Ayayema dispone de las fuerzas naturales y en particular, del terrible viento del noroeste; y es caracterizado como un quebrantador del orden natural (hacedor de Caos), lo que trae como consecuencia que también pueda ser causante de las desgracias que sucedan dentro de la comunidad Alacalufe. Se dice que las enfermedades y accidentes son producidos por sus persecuciones asiduas y personales de este espíritu. Ayayema entraría a los campamentos cuando sus moradores están dormidos, con el objetivo de tomar posesión de las personas, o de imponer su presencia maléfica y el miedo en los sueños o en las enfermedades, la caza infructuosa, etc. Cuando llega Ayayema, es preciso cambiar de campamento, y emigrar, aunque ello no implica siempre un cambio de bahía o de playa, sino, simplemente que hay que establecer un poco más lejos. Su presencia se detectaría a sentir olor a podredumbre (olor a descomposición y humedad), ya que Ayayema tendría y exhalaría ese olor. Así, si de una choza de un campamento se empieza a desprender ciertas emanaciones, éste es considerado un mal signo y denota la visita del Ayayema.
  • Temáukel: Temáukel, también conocido como Timáukel, Temáulk, Timáukl, Pemáulk, Temuakel, Pimaukel o Pimaujil, es el dios supremo del panteón selknam y haush.[13] Las características de Temáukel lo asemejan bastante al Dios de las religiones abrahámicas. Es más, algunos selknam que tuvieron suficiente contacto con los europeos, consideraban al Dios de los cristianos equivalente a su propio dios supremo, Temáukel. Este reconocimiento del Dios cristiano no es excluyente de la existencia de Temáukel, es decir, serían equivalentes, pero de ninguna manera el mismo ser. En teoría, entre todas las deidades selknam, es el único que es considerado un Dios propiamente tal, puesto que las otras deidades son identificadas más bien como antepasados mitológicos.[14]
  • Watauinewa: Watauinewa o Watavinewa, es la deidad principal presente en la mitología Yagán. Su nombre significa " el antiguo, el viejo, el eterno, el invariable"; y también es llamado respetuosamente Hitapuan (`mi padre), o abailakin (el fuerte o poderoso). Frecuentemente se le dedican plegarias e invocaciones, y su culto prescribe determinados ritos de iniciación de la juventud.

Mitología. Watauinewa, es un ser intangible, bondadoso y justiciero que mora en el cielo, lo que ha originado el término "Watauinewa sef" (el cielo de Watauinewa). Aunque no hay consenso si es el creador de todas las cosas, si se le considera el monarca y amo de la creación, y quién proporciona los alimentos. Por ello es quién regala la vida, pero también descarga la muerte. El ve todo lo que sucede en el mundo, y toda acción que se da en el mundo es porque él lo permite; y si lo desea, también puede detenerlo. Él es una deidad que recompensa a los humanos que hacen el bien y castiga a los humanos que hacen el mal.[15]

  • El-lal
  • Calafate (mito del origen de la planta de Calafate): El mito de Calafate es una historia contada por los tehuelches y selknam(onas), indígenas de la Patagonia y Tierra del Fuego, que fue adoptada en el folclore de Argentina y de Chile. Intenta explicar el origen de la planta de calafate. Existen dos versiones principales. Una cuenta la historia de un amor entre dos jóvenes de tribus distintas, y se conoce en Chile y Argentina; la otra, en Argentina, habla de una anciana tehuelche abandonada.[16]

Mitos y leyendas en Chiloé

En la zona Sur, los mitos y leyendas del Archipiélago de Chiloé tienen un carácter distinto a los del resto del país, debido a su aislamiento geográfico y a la unión de tradiciones indígenas y españolas. Fenómenos como la neblina, los fuertes vientos, los bosques espesos y los mares agitados han sido parte de la fuente inspiradora de una nutrida tradición mítica, que se representa en personajes y escenas. Los mitos y leyendas de Chiloé más importantes son:

  • El Caleuche
  • El Trauco: El trauco es una criatura con características de íncubo presente en mitología chilota y, dentro de esta mitología, uno de sus personajes más conocidos. El trauco es un ser con el aspecto de un hombre de facciones desagradables como un ogro, de baja estatura, no midiendo más de 80 cm, y sus piernas tienen sólo muñones (termina en los tobillos), por lo que no tiene pies. El trauco se pasea por los bosques de Chiloé, llevando un bastón retorcido llamado pahueldún y una pequeña y mágica hacha de piedra, con la cual se dice que es capaz de cortar cualquier árbol con tan solo tres golpes. Su vestimenta es un sombrero cónico que al igual que el resto de su ropa está hecho de quilineja, una planta trepadora que crece en las selvas chilotas[17].
  • La Fiura: La Fiura es una criatura maligna perteneciente a la mitología chilena. El término también se utiliza para describir a alguien muy feo o muy díscolo.Los habitantes de Chiloé cuentan en sus leyendas que la Fiura es la única hija y la semilla de la perversión de los actos de La Condená; su padre sería el Trauco, con quién igualmente está casada, para así poder seguir diseminando la maldad que proviene de los actos de su madre. De esta forma logra tener hijos con su padre los cuales tienen las mismas características del Trauco si son machos, y de ella si son hembras. Por ello conservan los mismos nombres de estos dos seres.

Debido a su origen, aventaja en malignidad y ferocidad a su padre-marido; por lo cual se deleita en prodigar males a las personas de Chiloé. Se dice que vaga en los bosques y se escabulle entre los matorrales, en busca del fruto de las espinosas chauras, que come con glotonería; y las personas pueden saber que la Fiura ha pasado por un lugar, al observar las deposiciones que deja sobre las raíces salientes de los grandes árboles. Igualmente se dice que teniendo un gran cuidado, se puede observar cuando ella se peina cuidadosamente con un peine de cristal o plata muy pulido que brilla con los rayos del sol, mientras se baña en pequeños lagos. Después del baño, se sienta sobre el musgo, y permanece desnuda durante horas o se dirige a danzar sobre las tembladeras. Se caracteriza por poseer una fuerza sobrehumana y por la capacidad de hacer uso de la fetidez de su aliento para torcer o quebrarles los miembros a los animales o las personas que la observan; siendo tal su poder, que puede surtir sus efectos a distancia. Igualmente se caracteriza por sentirse atraída por los animales y hombres viriles; debido a su gran fuerza y destreza, es imposible librarse de ella. Para atraerlos hace uso de su gran poder de seducción maligno heredado de los vicios de su madre; y así el hombre o animal se sentirá atraído hacia la Fiura, y le pedirá tener relaciones sexuales; y por eso las expresiones populares dicen que “lo tentó la condená”. La única condición que le pediría al hechizado enamorado sería que no le vea el rostro; si llega a observarla, ella utiliza su maligno aliento para castigarlo. Una vez saciado su apetito sexual, provoca una locura al desdichado. Algunas versiones indican que también se dedica a raptar a los niños para críarlos como propios y así corromperlos.[18]

  • La Pincoya: La Pincoya es una criatura imaginaria marina perteneciente a la mitología de Chiloé, en el sur de Chile. Tiene el aspecto de una mujer joven y muy hermosa, con una larga cabellera rubia. A diferencia de la sirena chilota (que posee una cola de pez), ella tiene una apariencia completamente humana. La leyenda dice que aparece desde las profundidades del mar, semi vestida con un traje de sargazo a danzar en las playas y que, por medio de la orientación de su danza, señaliza si la pesca será abundante o escasa en la temporada que se avecina.
  • El Invunche: El invunche o imbunche1 (del mapudungun ifünche: "persona deforme") es un ser de la mitología mapuche y de la mitología chilota. En Chiloé también recibe el nombre de Machucho, Butamacho o Chivato. Esta criatura es un ser humano deforme que tiene su cabeza doblada hacia atrás; además, tiene torcidos los brazos, dedos, nariz, boca y orejas. Anda en una sola pierna o en tres pies (una pierna y las manos), pues la otra pierna está pegada por detrás al cuello o a la nuca. El invunche no tiene la facultad de hablar, limitándose a emitir sonidos guturales, ásperos y desagradables. Las leyendas cuentan que sería un ser que protege la entrada a la Cueva de los brujos o calcus. Las leyendas chilotas dicen que además el Invunche seria una especie de consultor de los brujos de Chiloé ya que, a pesar de no ser iniciado en brujería, ha adquirido una infinidad de conocimientos durante su vida en la cueva. Además sería usado como un instrumento para sus venganzas o maleficios. El Invunche saldría de la cueva contadas veces, cuando se cambia ésta, ha sido destruida, o descubierta; y en ocasiones cuando los brujos necesitan de él; para ello lo llevarían azotando hasta el lugar donde se van a cambiar o quieren causar el daño. Durante el camino iría dando gritos que aterran a los habitantes del lugar, y con ello les anunciaría alguna próxima desgracia; en otras ocasiones lo sacan los brujos para llevarlo a otro distrito, donde se celebraría Consejo de Brujos de dos o más jurisdicciones. El Invunche obtendría su alimento de los brujos, y sólo cuando la comida escaseara, los brujos le permitirían salir de la cueva que protege, para que busque alimento.

Si alguien desea penetrar a la cueva vigilada por el Invunche, se dice que primero debería hacer una reverencia al Invunche y posteriormente besarlo en su ano.

  • El Camahueto: El Camahueto, también conocido como Chivato Marino, es un animal fantástico presente en la mitología chilota. A través de esta criatura se trata de explicar los derrumbes de terreno y la formación de ríos, arroyos y similares. El Camahueto tiene el aspecto de un gigantesco chivato de mar o elefante marino, ya que presenta un pelaje corto que va de un color plomizo a un verdoso muy brillante. Su característica principal es que posee un único cuerno dorado que crece en su frente de la misma forma que el de un unicornio.
Camahueto.jpg

En Chiloé se cuenta que los camahuetos inician su vida bajo la tierra de los cerros cercanos al mar; y nacen a partir de un trozo de cuerno de camahueto enterrado en esos cerros, por el polvo del cuerno lanzado en un pozo, o naturalmente como una cría de la vaca marina chilota, que se fue enterrar en una madriguera bajo la tierra del bosque o campos. Luego de pasar unos veinte, veinticinco o treinta años de desarrollo, los camahuetos emergen para dirigirse desesperadamente hacia el mar al encuentro de la vaca marina. En su trayecto destruyen todo lo que se interponga en su camino y habitualmente, con su cuerno escarban un surco en la tierra, que luego se puede transformar en riachuelo. Esta migración ocurre casi siempre en las noches de tormenta y deja como rastro el derrumbe de zonas costeras y grandes hendiduras en el terreno. Si el chilote cree que un camahueto esta por nacer en su terreno, se dice que solo puede ser atrapado por un brujo llamado lacero , mediante el uso de una cuerda tejida con zargazo (alga); o por una machi mediante el uso de una cuerda tejida con voqui (planta trepadora). Al ser atrapado debe ser guiado hacia el mar sin que haga daño, o calmarlo mediante el corte de su cuerno, para que se vuelva completamente manso y deje de hacer destrozos; ya que su gran virilidad y fuerza se encuentra principalmente en ese cuerno. La machi además realizaría la atrapada para obtener las propiedades mágicas que presentaría este cuerno; y normalmente cogería un trozo de este cuerno para realizar el proceso de un nuevo camahueto, para lograr tener en algunos años, más cuerno para sus preparados mágicos.

  • El Basilisco chilote: El basilisco, fasilisco, culebrón o athrathrao de la mitología chilota es una criatura mitad gallo y mitad culebra. Posiblemente su origen se deba a la unión del mito del Basilisco de la mitología griega, y del Colo Colo de la mitología mapuche.Es una criatura que parece una mezcla entre un ave y un reptil; tiene cabeza de gallo con una cresta roja, y un cuello largo como el cuerpo de una serpiente. Su cuerpo es igual al del gallo pero con pequeñas alas y patas, por eso sólo puede moverse arrastrándose. Nace en un gallinero, de un pequeño huevo redondo de cáscara gruesa y rugosa (aproximadamente de un centímetro de diámetro), de color blanco grisáceo, llamado huevo lloilloy o huevo lloe, el cual según la leyenda se cree que sería puesto e incubado por un gallo. Si no se elimina este huevo, a las pocas semanas se convertiría en un basilisco. En el día, el basilisco chilote se oculta debajo de la casa del dueño del gallinero, y en la noche saldría de su escondite mientras todas las personas duermen. En ese momento emitiría un canto hipnótico similar al canto del gallo, que provocaría que las personas se mantengan dormidas. Luego de cantar, se metería en las habitaciones para poder alimentarse, al absorber el aliento y succionar la saliva de los que duermen. La persona afectada perdería las ganas de alimentarse, por ello va enflaqueciendo cada vez más y más, y su rostro se empezaría a poner pálido. Con el paso del tiempo, aparecería una fuerte y persistente tos y su respirar se hace cada vez más dificultoso, y finalmente muere. Lo mismo sucede con cada uno de los habitantes de la casa.

Para deshacerse de él, se dice que se debe eliminar el huevo inmediatamente, y matar al gallo que lo puso para que no siga haciéndolo. Pero si rompe el cascarón, la única forma de eliminarlo sería prenderle fuego a la casa en donde ataca.

  • El Peru o Perru/Peyu
  • El Millalobo: El Millalobo (del mapudungun milla: "oro" y del español lobo, en alusión al lobo marino) es un ser importante de la mitología chilota. Es el ser más poderoso de los mares luego de Caicai, quién lo eligió como representante de él para que gobernara todo lo que habita en el mar.Es un ser tipo tritón, mitad inferior lobo marino y mitad superior humano, y su rostro es una mezcla de ambos. Nació del apareamiento de una mujer con un lobo marino que la salvó de morir ahogada, en los tiempos de la lucha mítica entre Tenten Vilu Y Caicai Vilu. El Millalobo presentaría un pelaje brillante de color oro, de ahí su nombre. Este ser mitológico se dice que no puede hablar y solo se comunica mediante una especie de balido similar al del lobo marino; pero aun así, el significado de sus balidos es fácilmente comprensible para el ser humano.[19][20]
  • Wangulén: Espíritu dañino de la mitología mapuche. Y a un eventual doble significado conforme la atribución fuera de naturales u ocupantes, se agregaban –como puede apreciarse- multitud de apelaciones. Nótese, claro, que acreditándoselos una raíz lingüística común. Para la mitología mapuche, el concepto de wekufe era amplio y presentaba múltiples usos, ya fuera como sujeto, cualidad o agente, dependiendo aquellos del punto de referencia o situación desde los que se atribuía el nombre. Generalmente era usado como genérico de seres míticos dañinos para el humano. Se refería a entidades vivientes materiales, sutiles o extra corpóreas, proyectadas o provenientes de energías wekufes; energías éstas que se caracterizaban por su tendencia perturbadora o destructora del equilibrio existente entre el mar y la tierra. Por todo ello, causantes de enfermedades, destrucción y muerte para el mapuche. Por este general carácter que vinculaba al wecufe con el mal, se lo asoció al gualicho, y hasta al concepto de dáimôn de los griegos. Con la llegada de los ocupantes europeos a América, comenzó a asociarse a los wecufes con el diablo, los demonios, las fuerzas del mal o diabólicas. Verdadera confusión que cambió el concepto del wecufe, incluso para el propio pueblo mapuche.

En las leyendas aborígenes, los wecufes provenían del minchenmapu, lugar ubicado al oeste y fuera del mapu. Se habían originado en las fuerzas o energías perturbadoras o destructoras del equilibrio, y a diferencia de todo ser viviente o espíritu que disponen de alma propia, los wecufes no poseían ánima. Su llegada al mapu se produjo por culpa de la antigua batalla que libraron los espíritus pillanes; ella provocó que el admapu fuera quebrado y que todo lo bueno y beneficioso para el mapuche, la wenumapu, fuera revuelto y con eso cesara su perfecta armonía. La batalla había alterado también el minchenmapu, por lo que los wecufes y los Laftrache, que hasta ese entonces habían estado confinados en el mundo exterior, pudieron escapar y desde entonces recorrieron el mapu y habitaron en el magmapu. Entre estos wecufes, los más conocidos fueron el trelke-wecufe o cuero y el canillo.

Se sostuvo que algunos wecufes permitían ser manipulados por los kalkus o hechiceros, para que se los utilizara como medio místico de obtener poder y para enfermar y matar a otras personas. Por eso se decía que el kalku poderoso heredaba el espíritu wekufe de un ancestro que también había sido kalku, resultando entonces sirviente de los wekufes. Para enfermar, el kalku hacía que el wekufe se introdujera en el cuerpo del enfermo, generalmente a través de algún pequeño fragmento de madera, una paja, aún de una lagartija, o directamente mediante el ataque como entidades vivientes sutiles o extracorpóreas que proyectaban energía wekufe del desequilibrio

Fuentes y Enlaces de Interés

  • Laftrache
  • Historias del Cementerio General
  • Anchimalwén
  • Acevedo Hernández, Antonio. Leyendas de Chile. Colección Leyenda y tradición. Biblioteca Quimantú para todos. Quimantú, 1971.
  • Keller Rueff, Carlos. Mitos y leyendas de Chile. Enciclopedia moderna de Chile. Editorial Jerónimo de Vivar, 1972.
  1. Video Daily Motio /La LLorona es grabada?/Visto 16 dic 2015
  2. Mitología chilena/El piuchén/Cons 16dic 2015
  3. 33°24′32.46″S 70°36′4.06″O,7
  4. El entierro del Lonko Butacura (Cacique Vitacura) /Cons.16Dic 2015
  5. wikipedia/La campana de Rere/Cons,16dic 2015
  6. Icarito. «Mitos y leyendas chilenas - Zona Sur».
  7. wikipedia/Wangulén
  8. Alberto Trivero (1999), Trentrenfilú, Proyecto de Documentación Ñuke Mapu.
  9. Aukanaw. La Ciencia Secreta de los Mapuche, Biblioteca Nueva Era Rosario – Argentina. Adherida al Directorio Promineo.
  10. Alberto Trivero (1999), Trentrenfilú, Proyecto de Documentación Ñuke Mapu.
  11. Moraga, Fernanda (2006). «Adriana Pinda y el habla escrita de la ajenidad: "Relámpago"». Alpha n° 23. Osorno. pp. 117-136.
  12. wikipedia/Gualicho
  13. Chapman, A. Culturas tradicionales. Patagonia. Fin de un mundo. Los selknam de Tierra del Fuego
  14. Gusinde, M. Los indios de Tierra del Fuego. Tomo primero volumen II. Los Selk'nam
  15. Lorenzo Peña. La coincidencia de los opuestos en Dios. ISBN 9978444734
  16. «La leyenda del calafate - El Calafate, Patagonia, Argentina.». www.patagonia.com.ar.
  17. Fernández, César (1990). Relatos y romanceadas mapuches. Buenos Aires: Ediciones Del Sol. p. 121. ISBN 9789509413375.
  18. Instituto de Investigaciones Folklóricas "Ramón A. Laval", Universidad de Chile. Facultad de Filosofía y Educación, Universidad de Chile. Departamento de Ciencias Antropológicas y Arqueología. Archivos del Folklore Chileno, Issues 1-5. Departamento de Ciencias Antropológicas y Arqueología, 1943
  19. Mitos y supersticiones, estudios del folklore Chileno recogidos de la tradición oral (1910) Imprenta universitaria y (1947) Editorial Nascimento, Autor Julio Vicuña Cifuentes, Santiago Chile
  20. Nosotros los Chilenos, Chiloé mitos y leyendas (1972) Autor Nicasio Tangol, Editorialn Quimantu, Santiago de Chile

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/