¡Llegamos a 26.333.764 visitas gracias a ustedes! ☆

Mártires de la Policía de Investigaciones de Chile

De WikicharliE
Banner Historia de Chile en WikicharliE.png

Héroes PDI, mártires de la Patria

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Placa de PDI.png
  • 1: Primer mártir institucional. Detective Juvenal Letelier Valdés. † 18 de febrero de 1934 en Valparaíso. El agente 3º Juvenal Letelier, murió atacado por una turba de antisociales en la región de Valparaíso. Junto al carabinero Rosario Barrientos patrullaban en la población Porvenir del Cerro Playa Ancha, cuando unos 10 sujetos atacaron violentamente a los representantes de la Ley: el carabinero fue golpeado brutalmente y Letelier, arrojado desde varios metros de altura por una quebrada. Ahí, mal herido y en el suelo, fue baleado por uno de los delincuentes apodado “El Químico”. Juvenal Letelier falleció días más tarde en el Hospital Carlos Van Büren, convirtiéndose en el primer mártir institucional; pero antes que ello ocurriera, sus compañeros pusieron ante la justicia a todos los involucrados en el hecho.
  • 2: Detective Víctor Pavez Guerra. † 13 de marzo de 1938 en Curicó. Este valiente policía hizo su carrera en diferentes comunas de las regiones del Maule, del Bíobío y La Araucanía, siendo siempre evaluado con las más altas calificaciones por sus superiores. Profesionalismo que, sin duda, quedó plasmado cuando se enfrentó a tiros con un delincuente que había herido a su compañero de labores,el detective Altamiro Castro Quesada. En el enfrentamiento, el detective 3º Pavéz repelió la agresión del antisocial dándole muerte; luego, corrió tres cuadras en busca de ayuda para su compañero, sin hacer caso de sus propias lesiones: dos balas, que tres días más tarde, le causarían la muerte.
  • 3: Inspector Roberto Gaete Mathie. † 12 de abril de 1938 en Ovalle. La muerte para estos héroes llegó a manos de la peligrosa banda del “Huaso Morales”, cuatreros que a fines de la década del 30 atemorizaban distintas comunas de Coquimbo. Por eso, cuando se supo que estos forajidos asaltarían a una familia en un sector cercano a Ovalle, el inspector Gaete, junto al detective Sepúlveda y su equipo, no dudaron en intervenir. Hombre de letras y reconocido por su excelente preparación académica, este inspector, quien era el jefe policial de Ovalle ideó un plan para detener a los delincuentes, sin embargo, el nerviosismo del dueño de la casa que sería víctima del atraco jugó en contra, alterando la labor policial. Cayeron en el enfrentamiento el inspector Gaete con un disparo directo al corazón, junto a uno de sus hombres, el detective Luis Sepúlveda Silva, quien fue herido en el estómago. Ambos valientes fueron velados en el Cuartel de Investigaciones de Ovalle, siendo homenajeados por toda la comunidad.
  • 4: Detective Luis Sepúlveda Silva.12 de abril de 1938 en Ovalle. Léase arriba número 3
  • 5: Subinspector Carlos Morales Morales.19 de septiembre de 1941 en Santiago. Viudo y padre de ocho hijos, el subinspector Morales era considerado por sus pares como una figura ejemplar, caracterizándose por su sentido del deber, conducta intachable y enérgica determinación en su proceder policial. Su muerte llegó una tarde de septiembre cuando efectuaba una ronda por los alrededores del Parque Cousiño (actual Parque O’Higgins); en el lugar se encontró con un peligroso delincuente conocido como el “Huaso Blanco”, quien al ser interrogado por el policía no dudó en dispararle cuatro tiros que acabaron con su vida. Este mártir institucional fue velado en el Cuartel General de Investigaciones, donde recibió los honores correspondientes a un héroe.
  • 6: Detective Heriberto Ortiz Vivanco22 de abril de 1945 en Santiago. Valorado por jefes y compañeros, el detective 2º Ortiz fue atacado por asaltantes cuando transitaba por la comuna de Conchalí. Los sujetos lo apuñalaron hasta darle muerte en el lugar. El principal responsable se escondió en una noria, en la misma calle donde le dio muerte al valiente policía, sin embargo fue detenido; confesó que lo había hecho como consecuencia de la ingesta excesiva de alcohol. Los restos de este mártir institucional fueron velados en el Cuartel General, ante la presencia del Director General de la época, jefes de las diferentes reparticiones y todo el personal de Santiago.
  • 7: Detective René Maruri Langshaw18 de agosto de 1946 en Puente Alto. De una familia de policías, puesto que compartía vocación con sus hermanos Arturo y Ricardo, este detective dio su vida una noche que estaba de guardia en el cuartel policial de Puente Alto. Cuando realizaba una ronda por el sector, divisó un grupo de ocho sujetos que llevaban una voluminosa bolsa; al acercarse a ver el contenido de ésta, los antisociales lo acribillaron a balazos causando su deceso en el lugar. Pero su muerte no fue en vano, sus compañeros en tiempo récord detuvieron a todos los integrantes de la banda: peligrosos delincuentes que contaban con un nutrido prontuario criminal.
  • 8: Inspector Raúl Cisternas Solís31 de mayo de 1951 en Santiago. Cuando el inspector Cisternas supo de la posibilidad de detener al peligroso criminal apodado “El Sarquique”, no dudó en buscarlo. El sujeto no sólo había cometido violentos robos en Chimbarongo, sino que además había asesinado a un carabinero. Perteneciente a la Brigada Preventiva Móvil, ese 31 de mayo junto a cinco policías más, salió en busca del sujeto. La única pista con que contaban los guió a un conventillo en el sector poniente de la capital. Pero al avanzar por el patio del lugar, un certero disparo con una carabina terminó con la vida del valiente detective. En su honor, en el panel de instrumentos de la camioneta radio patrullera C-I, sus compañeros grabaron una placa que decía: “En esta camioneta entregó su vida, en defensa de la sociedad, el inspector Raúl Cisternas”.
  • 9: DIRECTOR GENERAL DE LA POLICIA DE INVESTIGACIONES DE CHILE EMILIO OELKERS HOLLSTEIN 26 de mayo de 1969. Durante un vuelo institucional de la Policía de Investigaciones de Chile, desde Puerto Montt a Santiago, el pésimo clima y la imposibilidad de ascender buscando mejores aires, hicieron que el aparato –un avión Piper PA-23-250 Aztec matriculado CC-ETA, el segundo aparato adquirido por la policía civil para sus servicios propios– se estrellara de frente contra un cerro en la zona de Sierra Nevada, muriendo el entonces jefe máximo de dicha policía –Emilio Oelckers– y otros cuatro connotados ocupantes. Solo los deshielos de verano permitieron acceder a los restos meses después, gracias al descubrimiento de unos trabajadores temporeros.
  • 10: Subinspector Investigaciones Fernando Formas Ortiz 26 de mayo de 1969. Fallecido en un accidente aéreo. Léase arriba, punto 9.
  • 11: Detective Vicente De Paul Bourguett Chaverini19 de diciembre de 1970. Asesinado en Buin. Había ingresado a Investigaciones el 1 de septiembre de 1964. Detective 2º de la inspectoría de Buin, este joven policía se caracterizó por su profesionalismo y buen desempeño laboral. Es por ello que, cuando supo que a pocas cuadras de su unidad un hombre golpeaba a su esposa, no dudó en intervenir en su defensa. Pero al presentarse al domicilio para ayudar a la mujer, el agresor le disparó en el tórax, herida a la que no sobrevivió, cuando momentos más tarde fue llevado al hospital del sector. El autor del disparo en un intento por evadir la justicia, trató de suicidarse; sin éxito, sólo logró autoinfligirse heridas leves.
  • 12: Subinspector Mario Marín Silva16 de junio de 1971 en Santiago. Ataque terrorista da muerte a tres detectives PDI. Producto de una bomba humana el terrorista Heriberto Salazar Bello, cabecilla del VOP y uno de los asesinos del ex presidente Edmundo Peréz-Zujovic, asalto el cuartel de General Mackenna en Santiago, portando cartuchos de dinamita en su cintura los que detono dentro del lugar, matando en forma inmediata a los policías: Subinspector Mario Marín Silva, Detective Carlos Pérez Bretti y posteriormente en el hospital el Detective Gerardo Romero Infante. Léase: Ataques Terroristas en Chile
  • 13: Detective Carlos Pérez Bretti16 de junio de 1971 en Santiago. Ataque terrorista da muerte a tres detectives PDI. Producto de una bomba humana el terrorista Heriberto Salazar Bello, cabecilla del VOP y uno de los asesinos del ex presidente Edmundo Peréz-Zujovic, asalto el cuartel de General Mackenna en Santiago, portando cartuchos de dinamita en su cintura los que detono dentro del lugar, matando en forma inmediata a los policías: Subinspector Mario Marín Silva, Detective Carlos Pérez Bretti y posteriormente en el hospital el Detective Gerardo Romero Infante. Léase: Ataques Terroristas en Chile
  • 14: Detective Gerardo Romero Infante16 de junio de 1971 en Santiago. Ataque terrorista da muerte a tres detectives PDI. Producto de una bomba humana el terrorista Heriberto Salazar Bello, cabecilla del VOP y uno de los asesinos del ex presidente Edmundo Peréz-Zujovic, asalto el cuartel de General Mackenna en Santiago, portando cartuchos de dinamita en su cintura los que detono dentro del lugar, matando en forma inmediata a los policías: Subinspector Mario Marín Silva, Detective Carlos Pérez Bretti y posteriormente en el hospital el Detective Gerardo Romero Infante. Léase: Ataques Terroristas en Chile
  • 15: Detective Angel Díaz Rojas6 de noviembre de 1972 en Viña del Mar. Detective 2º de la Comisaría de Valparaíso, este policía entregó su vida en Avenida Agua Santa de Viña del Mar, luego de consultar a un sospechoso. El sujeto se dio a la fuga, al escuchar la identificación de Díaz, sin embargo, su instinto y coraje lo llevaron a cumplir con su deber y perseguirlo. Al sentirse acorralado, el peligroso hampón conocido como “El Mañungo” no dudó en disparar al detective Díaz, hiriéndolo en el tórax, lo que le causó la muerte de forma inmediata.
  • 16: Detective Nelson Bustos Farías.29 de septiembre de 1973. Asesinado en un operativo de detección de delincuentes subversivos. El 29 de septiembre durante el toque de queda, junto a otros policías de su unidad, efectuaba el allanamiento de un domicilio en el que –según información que manejaban– era una pensión de estudiantes, donde varios de ellos eran miristas. Durante el procedimiento, a eso de la 1:00 de la madrugada, un conscripto del Regimiento Chacabuco, al ver al detective, con barba y portando una metralleta sobre su pecho, gritó: “¡cuidado la metralleta!” disparándole a pocos metros de distancia. Lo había confundido con un extremista. El nerviosismo e inexperiencia del militar lo llevaron a disparar. Minutos antes, los policías se habían identificado como tales, pero su terrible error condujo a una balacera que se prolongó por más de tres minutos. Ni el capitán a cargo, como se establecería después en el sumario, logró detener a tiempo la macabra escena. El detective Bustos falleció de un impacto de bala que atravesó su cuerpo, ingresando por el brazo derecho hasta salir por el otro brazo, al costado izquierdo. Murió en el lugar[1].
  • 17: Detective Solón Salas Fuentealba13 de junio de 1973 en Villa Alemana. Abocados a la exhaustiva búsqueda de la banda criminal que lideraba “El Cacho”, peligroso delincuente argentino, personal de la 2º Comisaría Judicial dedicó meses a investigar su posible paradero. Los sujetos tenían atemorizada a la población, puesto que habían realizados varios asaltos a mano armada, lesionando gravemente a algunas víctimas. Aquel 13 de junio, el detective Salas junto a sus compañeros, salió de madrugada desde el Cuartel General en su búsqueda. Las pistas indicaban que el sujeto estaría en una posada en Villa Alemana; al ingresar al inmueble un tiro a quemarropa confirmó las sospechas: “El Cacho” estaba ahí escondido y los recibía con un certero disparo que atravesó el pecho del joven detective. El delincuente huyó con la metralleta y arma de servicio del oficial caído, pero fue abatido posteriormente por los policías.
  • 18: Subprefecto Raúl Bacciarini Zorrilla (49) † 22 de septiembre de 1973. Trabajó durante 19 años como detective de la Policía de Investigaciones de San Antonio. Era militante del Partido Socialista. Fue detenido el 13 de septiembre de 1973, en su domicilio en San Antonio, por personal de Investigaciones, trasladado a dependencias de dicha repartición y luego a la Cárcel de San Antonio. El 22 de septiembre del mismo año, junto a cinco personas más, fue ejecutado irregularmente por sus captores. Oficialmente se dio una versión diferente, la que esta Comisión desestimó.[2].
  • 19: Prefecto Juan Ramón Bustos Marchant2 de mayo de 1974. Fue detenido en abril de 1974 y asesinado por la DINA el 2 de mayo. Juan Ramón Bustos Marchant murió ese día a las 12:30 horas, en Valparaíso, por herida de bala en la cabeza con perforación cráneo encefálica y con salida de proyectil, según consigna el Certificado de Defunción. De acuerdo con información proporcionada por la familia, Juan Bustos fue el Prefecto Jefe de la Policía de Investigaciones en Valparaíso hasta el 11 de septiembre de 1973, fecha en que fue destituido de su cargo, aunque continuó en la Institución. El 11 de octubre de 1973 fue detenido en su domicilio por efectivos de la Armada y conducido con los ojos vendados hasta un lugar desconocido, donde fue interrogado bajo torturas acerca de su vinculación con el ex Director de la Policía de Investigaciones, Eduardo Paredes, y sobre un supuesto tráfico de armas. Luego fue abandonado en un sitio eriazo. A fines de 1973 fue trasladado a cumplir funciones en una Prefectura en Santiago. Mientras se encontraba en servicio, en abril de 1974, nuevamente fue detenido, ahora por orden de la Fiscalía Naval de Valparaíso, en una investigación de tráfico ilegal de armas. Fue trasladado a Valparaíso y recluido en el Cuartel de la Prefectura de Investigaciones, donde fue interrogado por funcionarios que habían sido sus inferiores jerárquicos mientras desempeñó el cargo de Prefecto en esa ciudad. El 2 de mayo de 1974, alrededor de las 7:30 horas, mientras se encontraba detenido en el lugar señalado, se disparó en la cabeza con un arma de su propiedad que apareció en el lugar. Trasladado a un centro de urgencia, falleció cinco horas más tarde. Un par de semanas después de su fallecimiento, su cónyuge fue notificada en la Fiscalía Naval de que su marido no tenía ninguna relación con el proceso por tráfico de armas por el que se le había detenido. Consultada la Policía de Investigaciones, informó a esta Corporación que, a través de indagaciones internas hechas en ese Servicio, se logró determinar que Juan Bustos había sido objeto de falsas acusaciones que le afectaron profundamente, provocándole una fuerte depresión[3]. Las acusaciones del crimen apuntan como asesino al Capitán de corbeta de reserva Enrique Vicente Molina quien fue Procurador Fiscal del Consejo de Defensa del Estado en Valparaíso.[4]
  • 20: CVP Gabriel Rodríguez Alcaíno2 de abril de 1975 Extremistas del MIR asesinan al funcionario civil de Investigaciones Gabriel Rodríguez Alcaino cuando la policía intentaba detenerlos. El 2 de abril de 1975, falleció Gabriel Rodríguez Alcaino de 31 años de edad, chófer de la Brigada de Homicidios de la Policía de Investigaciones. Antecedentes en poder de la comisión indican que su muerte se produjo en circunstancias que este funcionario intentó detener a un grupo de militantes del Movimiento de Izquierda Revolucionaria (MIR) que pintaban un muro con consignas contrarias al Gobierno Militar en la Avenida Fernández Albano, Villa Santa Isabel, La Cisterna. El afectado recibió un “impacto de bala tóraco abdominal con compromiso visceral y salida de proyectil”, que le causó la muerte mientras era intervenido quirúrgicamente en el Hospital Barros Luco.[5].
  • 21: Detective Jorge Preston Alegría Espinoza.5 de junio de 1981 Santiago. Con sólo 21 años la entrega de este joven no dejó a nadie indiferente. Respetado y querido por sus compañeros de la 9º Comisaría Judicial, murió de un disparo enfrentando a un grupo de delincuentes habituales en un sector periférico de la capital. Su fallecimiento enlutó a toda la familia policial.
  • 22: Inspector Héctor Hugo Henríquez Aliste18 de noviembre de 1981 Santiago. Terroristas del MIR, movilizados en dos automóviles y una camioneta ametrallan un vehículo de la Policía de Investigaciones, estacionado en las proximidades del domicilio del Teniente General Santiago Sinclair, en la Avenida Eliodoro Yáñez, comuna de Providencia. A consecuencia de ello fallecen el Inspector Héctor Henríquez Aliste, el Detective Ricardo Reyes Urra y el conductor de vehículos policiales, Sergio Osben Cuevas.
  • 24: Detective Ricardo Reyes Urra. † 18 de noviembre de 1981 Santiago. Este joven equipo de policías integrado por Inspector Héctor Hugo Henríquez Aliste, Detective Ricardo Reyes Urra y el conductor CVP Sergio Lionel Osbén Cuevas, realizaban un patrullaje en las afueras de la residencia del ministro jefe del Estado Mayor Presidencial, Brigadier General Santiago Sinclair, en la comuna de Providencia, cuando un grupo de antisociales se acercó a su vehículo fingiendo tener un problema mecánico. Los sujetos, que ocupaban una camioneta robada, en realidad lo que planeaban era atacar a los detectives: en menos de dos minutos dispararon más de 50 proyectiles contra el vehículo policial y al alejarse del lugar, arrojaron dos granadas. Ante el ataque, murieron de forma instantánea el inspector Henríquez y el conductor Osbén; en tanto, el detective Reyes, aún mal herido, trató de repeler la agresión con su arma de servicio. Falleció minutos más tarde en el Hospital Salvador.
  • 24: CVP Sergio Lionel Osbén Cuevas. † 18 de noviembre de 1981 Santiago. Este joven equipo de policías integrado por Inspector Héctor Hugo Henríquez Aliste, Detective Ricardo Reyes Urra y el conductor CVP Sergio Lionel Osbén Cuevas, realizaban un patrullaje en las afueras de la residencia del ministro jefe del Estado Mayor Presidencial, Brigadier General Santiago Sinclair, en la comuna de Providencia, cuando un grupo de antisociales se acercó a su vehículo fingiendo tener un problema mecánico. Los sujetos, que ocupaban una camioneta robada, en realidad lo que planeaban era atacar a los detectives: en menos de dos minutos dispararon más de 50 proyectiles contra el vehículo policial y al alejarse del lugar, arrojaron dos granadas. Ante el ataque, murieron de forma instantánea el inspector Henríquez y el conductor Osbén; en tanto, el detective Reyes, aún mal herido, trató de repeler la agresión con su arma de servicio. Falleció minutos más tarde en el Hospital Salvador.
  • 25: Subcomisario Eugenio Fernández Ramognini 3 de julio de 1984 Los Libertadores. Estos siete integrantes de la PDI perdieron la vida debido a un alud que afectó el Complejo Fronterizo Los Libertadores. Toneladas de piedras y nieve sepultaron a estos destacados funcionarios. Los siete funcionarios cumplían labores en el área de Extranjería y Policía Internacional, por lo que debían permanecer en el lugar por periodos de 15 días. Además, cobró la vida de la esposa y el hijo del jefe de la comisión de servicio, subcomisario Eugenio Fernández Ramognini. La magnitud de este accidente afectó también a personas de otras instituciones, entre ellos un capitán de Ejército, cinco funcionarios de Servicio Agrícola Ganadero (SAG), cinco del Servicio Nacional de Aduanas y siete particulares.
  • 26: Inspector Roberto Canales D.3 de julio de 1984 Los Libertadores. Léase 23
  • 27: Detective Pedro Poblete Almendra3 de julio de 1984 Los Libertadores. Léase 23
  • 28: Detective Sigifredo Valenzuela Nuñez3 de julio de 1984 Los Libertadores. Léase 23
  • 29: Detective Rodolfo Lobos Marambio3 de julio de 1984 Los Libertadores. Léase 23
  • 30: Telecomunicador Raúl Mora Berrocal. † 3 de julio de 1984 Los Libertadores. Léase 23
  • 31: Guardia Carlos Fuentes Fuentes. † 3 de julio de 1984 Los Libertadores. Léase 23
  • 32: Detective Luis Hernán Carrasco Blu.17 de enero de 1985 Santiago. Perteneciente a la 3º Comisaría Judicial Conchalí, este joven policía entregó su vida en un enfrentamiento con delincuentes. Los sujetos, que se trasladaban en un taxi robado, habían asaltado violentamente un local de cigarrillos; cuando huían con los productos y dinero, fueron vistos por el detective Carrasco, quien patrullaba en el sector junto a su primo, el detective Sergio Jaque Blu.
  • 33: Detective Hugo Luis Lagos Eyzaguirre. † 25 de octubre de 1985 en Santiago. El detective Lagos junto a sus compañeros de la 15º Comisaría Judicial José María Caro, estaban empadronando en la población Santa Adriana, cuando tres individuos de actitud sospechosa los alertaron. Lagos se bajó del vehículo policial y se identificó como policía, ante lo cual uno de los sujetos sacó un arma corta y le disparó al tórax sin más preámbulos. El detective, oriundo de Molina, perdió la vida en el lugar, convirtiéndose en un nuevo mártir institucional.
  • 34: Detective Ricardo Silvio Díaz Silva.18 de noviembre de 1986 en Santiago. Definido por sus amigos como un hombre de mucho carácter, responsable, meticuloso y ordenado, la última unidad en la que se desempeñó el detective Díaz fue en la 3º Comisaría Judicial de Conchalí. Y fue precisamente en esta comuna, donde se enfrentaría a tiros con un peligroso delincuente del sector. Apodado como “El Tato”, el sujeto era ampliamente buscado por los policías debido a su nutrido prontuario. El detective Díaz junto a un compañero dieron con su paradero, sin embargo, su captura derivó en un enfrentamiento que le costó la vida. También falleció en el lugar el delincuente.
  • 35: CVP Luis González Saavedra. † 17 de junio de 1987 en Santiago. Era la tarde del 16 de junio de 1987, cuando junto a sus compañeros de la 3º Comisaría Judicial de Conchalí, efectuaban un procedimiento policial al interior de la iglesia Recoleta Domínica. En tanto los detectives realizaban sus pesquisas, en la acera de enfrente, González los esperaba al interior del vehículo policial. Cuando sorpresivamente un joven de unos 20 años se acercó al auto, sacando de entre sus ropas un arma de fuego con la cual disparó a la cabeza del conductor policial, hiriéndolo de gravedad. El sujeto se dio a la fuga. Debido a las lesiones, el conductor no logró sobrevivir, falleciendo al día siguiente en el Hospital Dipreca.
  • 36: Detective Manuel Rodríguez Muñoz, † 3 de agosto de 1987 en Santiago. Otro ataque cobarde del Frente Patriótico Manuel Jesús Rodríguez a Chile. La madrugada del 3 de agosto terroristas del FPMR, ametrallan patrullera de la Policía de Investigaciones, que transitaba por el sector de Avenida Departamental y Las Industrias, comuna de San Miguel. Fallece el detective Manuel Rodríguez Muñoz debido a una grave la herida en el tórax, y quedan heridos el Inspector Jorge Cárdenas González y el conductor de vehículos policiales, Oscar Henríquez Callejas.
  • 37: Inspector José Tapia Vargas, † 8 de febrero de 1988 en Melipilla. Recordado como un hombre respetuoso, honesto y trabajador, el inspector Tapia cumplía funciones en la 21º Comisaría Judicial de Melipilla cuando perdió la vida a manos de un antisocial. El policía se encontraba efectuando la detención de un delincuente cuando éste sacó un arma cortante, hiriéndole de muerte en el abdomen. El inspector Tapia murió en el lugar y el sujeto huyó; pero sus compañeros lo detuvieron, siendo formalizado por el crimen. Recibió una sentencia por 20 años de cárcel.
  • 38: Detective Jorge Bernal Vilches, † 1 de abril de 1989 en Curacaví. Perteneciente a la 5º Brigada de Narcóticos y Drogas Peligrosas, el detective junto a sus compañeros seguía la pista de dos hermanos, avezados traficantes de Cannabis Sativa. La pista que manejaban ese 31 de marzo, era que los sujetos estaban en casa de su padre en la comuna de Curacaví. Pero al allanar la residencia encontraron la férrea oposición del padre de los jóvenes, el también delincuente conocido como “El Vitoco”, y apodado como “El huaso”, quien con un arma cortante hirió a Bernal en el abdomen. El detective fue trasladado en helicóptero al Hospital de Carabineros, pero no pudo recuperarse, perdiendo la vida el 1 de abril.
  • 39: Prefecto Héctor Antonio Sarmiento Hidalgo, † 15 de marzo de 1991 en Concepción. El prefecto Sarmiento estaba a cargo de la V zona policial Concepción cuando fue víctima de un atentado terrorista. Al salir de su casa fue atacado por varios sujetos, quienes provistos de armas largas y cortas, le dispararon hiriéndole en seis oportunidades; murió en el lugar de forma instantánea. Además, los sujetos atacaron al padre del prefecto, el suboficial (R) del Ejército Benigno Sarmiento, y al conductor del vehículo policial, José Jiménez Montero. A través de los medios de comunicación local, prensa escrita y radio, se estableció que este atentado era en venganza por la muerte del integrante del grupo Mapu Lautaro, Marco Antonioletti, quien había fallecido durante un procedimiento; también se dijo que correspondía a una reivindicación a las violaciones a los DD.HH. ocurridas en dictadura.
  • 40: Inspector Juan Roberto Pardo Pizarro, † 24 de julio de 1991 en Santiago. Pertenecientes a la 13º Comisaría Judicial San Miguel, el inspector Pardo junto al detective Yuri Albayay Serrano y el conductor Luis Veas Araya, realizaban labores de patrullaje en la comuna de La Cisterna cuando vieron a dos sujetos de accionar sospechoso. Dispuestos a efectuar el correspondiente control de identidad, al ser consultados, uno de los sujetos extrajo un arma de fuego de su ropa hiriendo a los dos oficiales policiales. Los antisociales se dieron a la fuga, pero posteriormente la Brigada de Homicidios capturó al agresor, siendo puesto a disposición de la justicia. El inspector Juan Pardo no sobrevivió a la herida que recibió en la región toráxica abdominal, falleciendo a los 36 años.
  • 41: Detective Luis Alberto Escares Aguirre, † 29 de noviembre de 1991 en Santiago. El jueves 28 de noviembre, alrededor de las 21.40 horas, desconocidos que se movilizaban en una camioneta atacaron con armas automáticas y una granada la 12º Comisaría Judicial de La Florida. Ante el ataque, personal de la Guardia que estaba en el lugar intentó repelerlo, recibiendo un disparo en el cráneo, el joven detective. ese a los esfuerzos realizados en el Hospital de Carabineros para salvarle la vida, el detective Escares falleció al día siguiente ante la gravedad de sus heridas.
  • 42: Detective Juan Barja Flores, † 22 de mayo de 1992 en Santiago. Domiciliado en la comuna de Recoleta, el detective Juan Barja falleció producto de los disparos de dos antisociales que merodeaban afuera de su casa. Los sujetos agredieron al oficial reduciéndole en el piso y disparándole ante la presencia de su madre y novia, que se encontraban en el lugar al momento del ataque. El detective mu- rió minutos más tarde en el auto de su padre, cuando lo trasladaba a un centro asistencial. La Brigada de Asaltos logró detener al autor del crimen, quien confesó además que su compañero había robado el arma del policía.
  • 43: Subcomisario José Silva Álvarez, † 20 de agosto de 1992 en Santiago. Perteneciente a la Brigada de Inteligencia, el subcomisario Silva estaba abocado a la búsqueda de los autores del violento asalto al Banco Santander, sucursal Cerrillos, que se había efectuado el 14 de agosto de 1992. En la oportunidad, los autores del hecho se enfrentaron a Carabineros, logrando huir del lugar. Cabe destacar, que a comienzos de los 90’ aumentaron este tipo de delitos, otorgándose su autoría a integrantes de los disueltos grupos subversivos contra la dictadura. Por lo que, para las policías, resultaba primordial desbaratarlos. Es por ello, que cuando los detectives tuvieron información fidedigna del paradero de los autores del atraco, no dudaron en actuar: junto a personal de la Brigada de Asaltos y de la Jefatura de Inteligencia, se produjo el allana- miento de un domicilio en Puente Alto. Los sujetos al verse acorralados por los policías, desde el segundo piso del inmueble, dispararon hiriendo de muerte al subcomisario. En el lugar se escondían: Francisco Fernández Hernández, quien tenía antecedentes policiales como extremista y asaltante; y Michel Sánchez Meneses, también con un nutrido prontuario. Ambos fueron puestos a disposición de la justicia[6].
  • 44: Inspector Cesar Arriagada Ortiz, † 10 de septiembre de 1992 en Santiago. Un grupo de integrantes del movimiento Lautaro balea un vehículo de Investigaciones que resguarda la casa del Intendente de la Región Metropolitana, Luis Pareto. Mueren Inspector César Arriagada Ortiz, Detective Claudio Hormazábal Blanco y conductor Patricio Arriaza Cabezas. Unos de los terroristas es herido y posteriormente encontrado muerto en un vehículo abandonado.
  • 45: Detective Claudio Hans Hormazabal Blanco, † 10 de septiembre de 1992 en Santiago. Conocido como el atentado en el servicio “Los Pozos”, las muertes de estos tres mártires institucionales se enmarcan en la acción deliberada de un grupo de terroristas que los acribillaron, mientras los policías cumplían un turno en las afueras del domicilio del entonces intendente, Luis Pareto. Los sujetos (Claudio Melgarejo Chávez, alias “Marcial”; Hardy Peña Trullijo, “Fernando” y Norma Vergara Cáceres, “Roxana”) se acercaron a la tripulación que estaba al interior del carro policial, caracterizados como trabajadores; de hecho, la mujer del grupo, simulaba llevar una guagua que en realidad era una ametralladora. Ante la brutalidad del ataque, falleció en el lugar la tripulación completa: su jefe de máquina, el inspector César Arriagada, el detective Claudio Hormazábal y Patricio Arriaza Cabezas, conductor del carro policial. Antes de fallecer, el inspector Arriagada alcanzó a herir a uno de los antisociales lo que facilitó la captura del resto.
  • 46: CVP Patricio Arriaza Cabezas, † 10 de septiembre de 1992 en Santiago. Léase arriba 41.
  • 47: CVP Juan Leoncio Canales Morales, † 31 de octubre de 1993 en Santiago. Este héroe institucional entregó su vida para salvar al detective Fred Espinoza, lo que hace aún más loable su historia. Los hechos sucedieron un 31 de octubre, cuando Canales, perteneciente a la 15º Comisaría Judicial José María Caro, conducía un carro policial durante un patrullaje. Como jefe de máquina iba el detective Eric Vergara Santana y como tripulante, el detective Fred Espinoza Cuevas. Durante su trayecto, vieron a un sospechoso, quien ante la solicitud de identificarse y simulando sacar papeles, extrajo un arma de sus ropas, disparando al jefe de máquina. Ante ello, Canales se abalanzó contra el delincuente, produciéndose un forcejeo; el antisocial acertó en el tiro, agrediendo al conductor, quien falleció en el Hospital del Profesor. En diligencias policiales posteriores, personal de su comisaría junto a oficiales de la 2º Comisaría de Asaltos, detuvieron al autor del crimen.
  • 48: Detective Fernando Castro Vázquez, † 3 de noviembre de 1993 en Santiago. Este joven detective, perteneciente a la unidad de Policía Internacional Aeropuerto, perdió la vida al perseguir a unos antisociales que habían robado la radio de su automóvil. De propia iniciativa y con su arma de servicio, salió en busca de los delincuentes, sin embargo, al verlo, una patrullera de Carabineros sin darle tiempo de identificarse, le disparó.
  • 49: Detective José Cristian Cubillos Rivera, † 17 de marzo de 1997 en Iquique. Mientras efectuaba diligencias como agente encubierto, el detective Cubillos dio su última batalla contra el narcotráfico. Perteneciente a la Brigada Antinarcóticos de Iquique, este policía se caracterizaba por su tenacidad y vocación de servicio. Quienes lo conocieron, recuerdan como caminaba solo en la pampa o se cubría de arena como burrero para esperar a los sospechosos de tráfico. El día de su muerte ocurrió cuando fingía ser comprador de drogas, pero el narcotraficante intuyó la presencia policial y tras una violenta lucha, huyó del lugar. Cubillos lo persiguió mientras se internaba en la pampa; el sujeto lo espero junto a una quebrada desde la cual lo empujó. Los detectives al ver al herido, trataron de socorrerlo pero su cuerpo no resistió los 15 metros de caída. El narcotraficante fue detenido en los días posteriores al hecho[7].
  • 50: Guardia Jaime Torres Yánez, † 12 de febrero de 1998 en Puerto Montt. Su deceso se produjo por una caída de 25 metros de altura, en el sector “La Cascada” en una de las riberas del Lago Chapo (Región de Los Lagos), cuando una delegación que acompañaba al Director General de la época, Nelson Mery, escalaba la cascada del sector[8].
  • 51: Asistente Policial Mauro Castillo Ávila, † 18 de febrero de 1999 en Santiago. Su equipo llevaba varias semanas tras una banda de narcotraficantes, cuya detención concretarían a través de una operación encubierta. Pero salió mal: al momento de la entrega, se presentaron más integrantes de la banda sorprendiendo a la tripulación. El asistente policial fue obligado a descender del vehículo para llevarse al oficial a cargo. Castillo corrió tras el auto que ya había comenzado a andar. Se produjo un largo tiroteo; una bala que le atravesó el cráneo acabó con su vida de forma inmediata. Seis delincuentes vinculados a este hecho fue- ron detenidos en el momento; el autor material fue apresado tras seis años de búsqueda. Su muerte enlutó a la institución, pero se tradujo en mejoras a los protocolos en procedimientos encubiertos.
  • 52: Subinspector Guido Retamal Saavedra, † 22 de diciembre de 2004 en Santiago. Su valentía quedo demostrada cuando no dudó en arrojarse a un automóvil en movimiento cuando, un peligroso delincuente, investigado por narcotráfico, secuestro y violación, intentaba escapar. Logró abrir la puerta de pasajeros, siendo arrastrado por dos cuadras contra el tránsi- to, hasta que el vehículo chocó con un camión. Producto de ello, el subinspector salió eyectado contra un edificio, impacto que le causó la muerte en forma instantánea.
  • 53: Inspector Nicolás Palacios Jure, † 14 de junio de 2008 en Santiago. Muere en Santiago Inspector de Investigaciones Nicolás Palacios Jure, baleado por homicida al intentar aprehenderlo. Los hechos ocurrieron cerca de las 20:30 de ayer, cuando el inspector Nicolás Palacios Jure (31) y el subinspector Francisco Cortés Castillo concurrieron hasta la calle Martínes de Chicago 4879, en la población La Victoria, para detener a Christopher Antonio Arteaga Cruz, alias “el Topo”, quien tenía dos órdenes de captura por homicidio pendientes. Luego de ser detenido, en la intersección de J. J. Prieto con Fernando Lazcano, el sujeto habría extraído un arma calibre 38 disparando contra los policías, iniciando un fuego cruzado. Palacios sufrió una lesión de bala en el abdómen y en el brazo izquierdo, siendo internado en el Hospital Barros Luco con riesgo vital. Uno de los balazos dañó su vena cava.
  • 54: Inspector Karim Ximena Gallardo Siñiga. Primera mujer mártir de la PDI, † 23 de marzo de 2011, Santiago. Este día los policías detuvieron esta mañana una camioneta con cuatro personas a bordo para controlar a su conductor Italo Nolli Olivan. Durante el procedimiento detectaron que el sujeto tenía una orden pendiente de detención por robo de armamento de guerra. Cuando procedían a la detención del sospechoso, éste sorpresivamente sacó un arma y disparó contra los funcionarios. Ambos policías murieron en el lugar. El subcomisario Morales cayó muerto en el mismo lugar mientras que la subinspectora Gallardo murió a bordo del vehículo policial donde aparentemente buscó refugio. Ella recibió cuatro disparos por la espalda. Los detectives fallecidos y los heridos se desempeñaban en una unidad de asesoría técnica de la PDI, que realiza operativos preventivos. En el día de hoy, realizaban controles vehiculares para prevenir el robo de cables de cobre. Para sus funciones no utilizaban chalecos antibalas. La inspector Karim Ximena Gallardo Siñiga, nacida el 9 de mayo de 1983 en la ciudad de Talca, ingresó a la PDI el 1 de febrero de 2001. Luego de estar tres años en la Escuela de Investigaciones Policiales, el año 2004 fue destinada a la Brigada Investigadora de Delitos del Medio Ambiente (Bidema); el 14 de junio del mismo año (2004), fue destinada al Departamento de Asesoría Técnica (Asetec), donde desempeñó hasta hoy, cumpliendo 10 años de carrera policial en la institución. La inspector era soltera, sin hijos y la menor de tres hermanos.
  • 55: Subcomisario Marcelo Cristian Morales Cortés. † 23 de marzo de 2011, Santiago.Asesinado en un procedimiento policial por Italo Nolli Olivan. Léase arriba *50
  • 56: Detective Piero Nicolás Hernández Carmona (22). El funcionario pertenecia a la Brigada de Robos Metropolitana Occidente, quien participaba en un seguimiento a un grupo de sujetos, cuando se produjo un enfrentamiento en la calle Lo López de la villa San Cecilia. El efectivo policial Hernández Carmona, fue trasladado hasta la Mutual de Seguridad, tras ser gravemente herido en la cabeza y en un hombro[9].
  • 57: Subcomisario Jorge Alarcón Alvear. 24 de octubre de 2015. Jorge Alarcón Alveal, de 38 años fue asesinado en la madrugada del domingo cuando intentaba defendiendo a su hermano al intentar repeler un atraco que afectó al local minimarket de su padre, en la ciudad de Victoria, en la Región de la Araucanía[10].
  • 58: Subcomisario Franco Andrés Collao Ramírez. 17 de diciembre de 2015. Funcionario de la Brigada del Cibercrimen de la Policía de Investigaciones falleció esta tarde tras recibir un impacto de bala en el estómago, cuando intentaba repeler un asalto a una juguetería ubicada en el centro de Santiago. El hecho se registró aproximadamente a las 15:00 horas de este jueves en calle Erasmo Escala con Cienfuegos. Hasta allí, llegaron cinco desconocidos para sustraer el dinero recaudado durante la jornada. Sin embargo, los individuos fueron repelidos por el policía, iniciándose una balacera que terminó con el detective fallecido cuando era trasladado hasta el Hospital San Juan de Dios[11].

  1. pdichile/Héroes
  2. memoriaviva/Ejecutados
  3. memoriaviva/Ejecutados
  4. memoriaviva/Enrique Vicente Molina
  5. interactivos.museodelamemoria/Gabriel Rodríguez Alcaino
  6. PDI/Héroes
  7. atodacostaiquique/PDI conmemoró muerte del detective José Cubillos
  8. PDI/Héroes
  9. emol/Detective Piero Hernández
  10. publimetro/PDI despidió a detective asesinado
  11. emol/Funcionario de la PDI falleció

"Solo esta perdido quien se da por vencido" Hans Ulrich Rudel, Luftwaffe Oberst.

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/