° ¡Llegamos a 28.900.477 millones de visitas gracias a ustedes!

Los tres cerditos

De WikicharliE
Saltar a: navegación, buscar
Logo LIBROS Y NOVELAS WikicharliE.jpg

Presentación

Los tres cerditos.jpg

Los tres cerditos, Los tres puercos, Los tres chanchitos o Los tres cochinitos es una fábula con personajes animales personificados. Las primeras ediciones datan del siglo XIX, pero se piensa que la historia es mucho más antigua. La historia ganó significado en el folclore universal gracias a la versión de dibujos animados de Walt Disney, en 1933.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Los tres cerditos. Es un cuento que relata la historia de tres hermanos cerdos que huían del lobo creando su propia casa y una vez creada se en la historia como el bien lucha por encima del mal y triunfa.

El cuento

En una cabaña junto a un bosque habían crecido tres lindos cerditos bajo la protección de sus padres. Pero llego el día que estos considerando que ya eran mayores les comentaron a sus hijitos que era hora de que hicieran su propio hogar.

Los tres cerditos se despidieron de sus papas, y se fueron al otro lado del bosque a vivir juntos pero en diferentes casas, las cuales tuvieron que construirse ellos mismos.

El primer cerdito, con fama de perezoso dentro de la familia, dio muestra de ello y se dispuso a hacer una casa de paja que construyo en una mañana. Luego se dedico a dormitar y ver como sus hermanos terminaban sus casas.

El cerdito glotón, el hermano mediano, decidió realizar la casa de madera ya que la veía más fuerte y solo necesitaba dos días para terminarla, pues a él lo que realmente le gustaba era pasear por el bosque buscando algo que comer.

El tercer cerdito, el trabajador, prefirió tomarse su tiempo y construyo su casa en piedra, ladrillos y cemento. Tardo una semana pero se sentiría seguro y tranquilo.

A los días de terminar las casas, el lobo de la zona visitó esa parte del bosque, aullando para mostrar su hambre y los cerditos corrieron a sus casas para refugiarse.

El hambriento lobo siguió el olor de los cerditos y dio con las casas recientemente construidas, y dirigiéndose a la casa de paja vocifero: - ¡Ábreme la puerta! ¡Ábreme la puerta o soplare y soplare y tu casa tirare! Como el cerdito perezoso no la abrió, el lobo soplo con fuerza, y derrumbo la casa de paja. El primer cerdito, temblando de miedo, escapo y entro en la casa de madera de su hermano.

El lobo siguió al cerdito perezoso y justo delante de la puerta de la casa de madera, grito de nuevo: ¡Ábreme la puerta! ¡Ábreme la puerta o soplare y soplare y tu casa tirare! Pero el cerdito glotón no la abrió y el lobo soplo y soplo, y la cabaña salio volando. Asustados, los dos hermano salieron corrieron y entraron en la casa de piedra y ladrillos de su otro hermano.

El lobo viendo que esta era la última casa se fue hacia la puerta y grito nuevamente: - ¡Ábreme la puerta!¡Ábreme la puerta o soplare y soplare y tu casa tirare! Y el cerdito trabajador riendo le dijo: - ¡Soplas lo que quieras, pero no la abriré! Entonces el lobo soplo y soplo con todas sus fuerzas y ganas, pero la casa aguantó, y es que esta era muy fuerte y resistente.

El lobo feroz cansado y sin aire, decidió cambiar de estrategia, y con una escalera subió al tejado para bajar por la chimenea y sorprenderlos. Pero el lobo no sabía que los cerditos habían puesto un gran caldero con agua hirviendo en la chimenea y al entrar el feroz animal en el agua y sentir el calor dio un enorme salto que salio disparado por la chimenea y nunca más quiso volver a esa parte del bosque.

Y Finalmente los cerditos vivieron felices en sus casas de ladrillos, pues los dos hermanos aprendieron lo importante de ser un trabajador.

Moraleja del cuento de 'Los tres cerditos'

Sin duda alguna, el cuento de 'Los tres cerditos' es ideal para transmitir al niño el valor del esfuerzo, la moraleja que se esconde detrás de esta fábula, en la que queda muy claro que la perseverancia, el trabajo, el esfuerzo y la dedicación siempre tienen recompensa. En cambio, la ley del mínimo esfuerzo, tarde o temprano, acaba por fallarnos. Analicemos la historia de los tres cerditos.

El cerdito más pequeñito decide hacer su casa de paja. La paja es la solución más rápida para conseguir su objetivo. El cerdito representa a todas las personas que viven el momento, sin preocuparse del futuro. Haciendo un símil y relacionándolo con el esfuerzo del estudio, la casita de paja equivale al niño que no hace sus deberes y se limita a copiar en el examen. La falta de trabajo y dedicación le acabará pasando factura.

El cerdito mediano decide hacer su casa de madera. Este cerdito representa todas las personas conformistas, que no buscan superarse a sí mismas. Aunque sean capaces de realizar verdaderas proezas, siempre se conformarán con el resultado obtenido empleando el mínimo esfuerzo. Podría ser el caso de los niños que aprueban sin estudiar. Son conscientes de sus capacidades y llevan a la práctica la ley del mínimo esfuerzo.

El cerdito mayor decide hacer su casa de ladrillo. Este cerdito simboliza todas las personas que se ponen retos a la vida, que tienen sueños y luchan con todas sus fuerzas para conseguirlos. Representa la constancia y la capacidad de esfuerzo. Son todos aquellos niños que ponen voluntad y esfuerzo para aprobar.

El lobo representa la adversidad. Siguiendo con el símil de los estudios, aquellos niños que no tengan el hábito de estudio y de esforzarse, tarde o temprano, acabarán siendo vencidos por el lobo. A medida que el esfuerzo para aprobar las asignaturas vaya siendo más necesario, solo aprobarán los que hayan desarrollado su capacidad de esfuerzo. El lobo representa la adversidad. Siguiendo con el símil de los estudios, aquellos niños que no tengan el hábito de estudio y de esforzarse, tarde o temprano, acabarán siendo vencidos por el lobo. A medida que el esfuerzo para aprobar las asignaturas vaya siendo más necesario, solo aprobarán los que hayan desarrollado su capacidad de esfuerzo.

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono

{{#leaseEnWikicharliE: Libros y Novelas }}