¡Llegamos a 27.300.000 visitas gracias a ustedes! ☆

Los Cadáveres del Everest

De WikicharliE
Banner Chile WikicharliE Articulos destacados HD.PNG

Presentación

El monte Everest es la montaña más alta del mundo con una altura de 8848 metros sobre el nivel del mar.1 Está localizada en el Himalaya, en el continente asiático, y marca la frontera entre Nepal y China. En Nepal es llamada Sagarmatha (“La frente del cielo”) y en China Chomolungma o Qomolangma Feng (“Madre del universo”). La montaña fue nombrada en honor de George Everest, geógrafo galés, en 1865.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

En 1865, el británico Andrew Waugh, topógrafo general británico de la India, le dio el primer nombre inglés a la montaña. Anteriormente se denominaba como "Pico gamma", "Pico b", "Pico afilado h" o "Pico XV". En aquella época, tanto el Nepal como el Tíbet se mantenían cerrados a los viajeros extranjeros. Respecto al nombre de la montaña, Andrew Waugh escribió:

El Coronel George Everest, el jefe y respetado predecesor en el cargo, me recomendó asignar el auténtico nombre nativo o local a cada elemento geográfico, pero aquí se encuentra una montaña, probablemente la más alta del mundo, que no cuenta con ningún nombre local que hayamos podido descubrir y cuyo nombre nativo, si existe, probablemente no lo encontraremos hasta que nos sea permitido penetrar en el Nepal. Mientras tanto es mi deber y mi privilegio asignar un nombre por el que sea conocido entre ciudadanos y geógrafos y convertirse en un nombre conocido en las naciones civilizadas.

Waugh decidió que el nombre de la montaña fuera el de su predecesor, George Everest, monte Everest. Curiosamente, la pronunciación actual de Everest difiere de la pronunciación original del apellido de sir George Everest.

A principios de los años 1960, el Gobierno de Nepal se dio cuenta de que el monte Everest no tenía nombre nepalí. Ello es así porque la montaña no era conocida ni tenía nombre en Nepal, es decir, en el Valle de Katmandú y áreas circundantes, y comenzó a buscarle un nombre. El nombre tibetano (de los sherpas) no era aceptable, ya que iba en contra de la política de nepalización del país, así que se inventó uno nuevo, Sagarmatha (सगरमाथा), creado por Baburam Acharya.

En 2002, el periódico chino Diario del Pueblo publica un artículo pronunciándose en contra del uso constante del nombre inglés en Occidente, insistiendo que debería utilizarse su nombre tibetano. El periódico argumentaba que el nombre chino (realmente un nombre tibetano) es anterior al inglés, ya que el nombre "monte Qomolangma" se encuentra marcado en mapas chinos con una antigüedad de 280 años

La zona de la muerte

Los alpinistas profesionales dicen que ahora el Everest es una experiencia parecida al McDonald´s. Pagas y los Sherpas (significa:gente del este) o empresas especializadas se encargan de que llegues a la cima. Te toman fotos panorámicas, te dan diplomas y los Sherpas te llenan de halagos y...vuelves a tu país como un gloriosos aventurero...."con plata se compran huevos". Fotografía de Ralf Dujmovits.

El Everest, es la cumbre más alta del mundo, con 8.848 metros sobre el nivel del mar. Para atacar la cima del Everest hay numerosas vías abiertas, Todas ellas tienen una cosa en común; a partir de los 8.000 metros hay que atravesar la llamada “zona muerta”.En la cima tienen una media de -36º aunque pueden llegar a caer repentinamente hasta los -60º. Las temperaturas más cálidas rondan los -19º en Julio.

Para atacar la cima se sale a medía noche del campamento 4 y se tardan entre 10 y 12 horas en ascender los 1000 metros restantes, considerándose las dos de la tarde como última hora segura para hacer cumbre. Si se llega más tarde, se corre el riesgo de perecer al frío de la noche o caer por la ladera al descender.

Los últimos 850 metros a la cima del Monte Everest es llamada “la zona de la muerte”, una región donde la aclimatación es imposible. El oxigeno no se puede reemplazar tan rápido como se consume y si no se utiliza bombona de oxigeno, el cuerpo se va degradando lentamente hasta un punto de no retorno.

Desde que se accede a la zona de la muerte el escalador está poniendo su vida en serio peligro, de forma que si se viene abajo por el mal de altura, congelaciones, roturas… y no puede moverse por si mismo, es casi imposible efectuar ningún rescate. Si un individuo se va al suelo y no es capaz de volver a levantarse como para salir por su propio pie, es imposible que un grupo de escaladores lo arrastren hasta sacarlo fuera de la zona muerta.. Hay que tener en cuenta que a esa altura, por cada paso que se da, un montañero experimentado puede necesitar realizar tres respiraciones, el corazón se acelera incluso en reposo para suministrar oxigeno con más frecuencia debido a su escasez.

Tampoco hay helicópteros de rescate porque los helicópteros comunes no pueden ascender a tanta altitud.

Aterrizaje de helicóptero

En 2005 aterrizó un helicóptero especialmente diseñado en la cima del Everest y permaneció allí durante dos minutos. Consiguiendo el record guinnes del despegue desde el punto más elevado.[1]

Además, el tiempo que se puede permanecer en la zona muerta es limitado por la falta de oxígeno así que si el afectado no logra levantarse, hay un momento en el que sus compañeros o rescatadores se verán obligados a abandonarlo allí a su suerte porque tienen que descender.

Los cadáveres del Monte Everest.

Hasta el dia de hoy hay cerca de 200 cadáveres en el monte everest, 150 nunca se han encontrado y los accesos a la cima están plagados de cadáveres visibles (más de 40) que han quedado en el punto exacto donde cayeron, por lo que los escaladores que suben, van sorteando cuerpos que han empezado a bautizar con nombres porque los usan como puntos de referencia en su ascensión.

Si el riesgo que supone intentar mover a un enfermo en la zona muerta hace que sea una tarea inviable, mover un cadáver es algo que casi nadie se plantea. Cuando alguien fallece, su cuerpo queda en el mismo punto donde cayó y cuando se enfría, se congela petrificándose con el gesto y postura exacta que tenía cuando murió. Si estaba sentado, se queda allí mismo sentado. Este fue el caso de Peter Boardman, que desapareció en 1982 intentando la complicada ruta nor-noroeste. Fue encontrado 10 años después sentado, como si estuviera durmiendo.

Peter Boardman

Quedo sentado para siempre en el hielo, con los ojos abiertos. Durante años, quienes tomaban la ruta sur se topaban necesariamente con el. Dos nepalies trataron de rescatar el cuerpo y murieron en el intento. Finalmente, los vientos arrastraron los restos ladera abajo.

El Saludador

El más famoso y uno de los primeros que se ven es “el saludador”. Le apodaron así porque el cadáver quedó petrificado con un gesto de saludar con los brazos. Se encuentra allí desde el año 1997.

Tsewang z Paljor El Botas Verdes

El segundo cuerpo más famoso es el de “botas verdes”, llamado así por el vistoso color fosforito del calzado que llevaba. “Botas verdes” era Tsewang Paljor, un aguacil indio que pereció por el frio el 11 de Mayo de 1996.

Paljor ascendia junto a otros compañeros a 450 metros de la cumbre cuándo fueron sorprendidos por una fuerte ventisca. Seis miembros del equipo decidieron abortar mientras que Paljor siguió adelante con dos compañeros. Su cuerpo fue encontrado después postrado en la llamada “cueva de roca”. Sus restos se hicieron famosos por que todo el mundo que accede por la ruta sur, tenía que pasar al lado de él a menos de un metro, casi apartándose para sortearlo,[2] siguiendo las cuerdas que se ven en la foto.

David Sharp

Al lado de botas verdes quedó David Sharp, el caso que más escándalo e indignación ha causado entre la comunidad alpinista. Durante el 15 de Mayo del 2006 realizaba su tercer ataque a la cumbre. Había pagado solo 6.200$ por viajar con Asian Trekking hasta el campamento base y desde allí había lanzado varias acometidas en solitario, sin oxigeno, sin sherpa, sin guía, sin radio, sin medicamentos o ningún otro soporte vital. Es decir, que subía con lo puesto, a lo mejor con la intención de batir algún record. No se sabe si logró hacer una cima tardía pasadas las cuatro o no, el caso es que en su descenso, a última hora de la tarde, se vino abajo y se sentó al lado de el cadáver de botas verdes para intentar recobrarse. Los malos augurios de estar sentado al lado de un cadáver debieron de ser tremendos ya que como se desvelaría después, en todo momento era plenamente consciente de que estaba agonizando lentamente y que iba a acabar como él mientras otros escaladores pasaban por delante sin siquiera detenerse para prestarle asistencia.

Por delante de David Sharp llegaron a pasar de largo decenas de escaladores de una expedición comercial sin pararse. A la una de la mañana, se encontró con una expedición liderada por Mark Inglis, un especialista en alta montaña que había perdido las dos piernas por congelación en 1982 y que ahora subia el Everest con prótesis metálicas.

Sharp todavía respiraba e Inglis pidió instrucciones por radio a su director en el campamento base, que le ordenó continuar hacia la cumbre y en todo caso, prestarle ayuda al descender. Este hecho es uno de los más criticados del Everest, la política que siguen los escaladores en la que sólo priman los intereses comerciales o de equipo. Si un cliente contrata a un guía y unos sherpas para subir, está pagando por hacer cima y no por rescatar a terceras personas.

Nueve horas después, el guía Jamie McGuinness y el Sherpa Dawa, tras hacer cumbre, intentaron levantar a David Sharp severamente dañado por las congelaciones dándole oxígeno pero como no lo consiguieron, se vieron obligados a abandonarlo. Los miembros de la expedición llevaban cámaras en sus cascos, recogiendo en vídeo una breve conversación con Sharp antes de morir que decía : zona muerta

Francys Arsentiev y Sergei Arsentiev.

Francys Arsentiev aspiraba a hacer cima sin oxigeno y el 22 de Mayo de 1998 lograba su objetivo a horas tardías junto a su marido Sergei Arsentiev. Antes de partir, había pedido permiso a su hijo de 8 años para cometer la temeridad. Durante el descenso la pareja se separó sin darse cuenta en la oscuridad de la noche. Sergei llegó al campamento y al enterarse de que su mujer todavía no había regresado cogió varias botellas de oxígeno y volvió a buscarla. Una decisión que le condenaba de inmediato.

La mañana del 23 una expedición encontraba a Francys a unos pocos metros de la cima, semi-incosciente con sintomas de congelación. Tras suministrarle todo el oxigeno que pudieron, intentaron arrastrarla pero resultó imposible viéndose obligados a abandonarla. Cuando estaban cerca del campamento, se cruzaron con su marido Sergei que subía al rescate, siendo esta la última vez que fue visto con vida. Un día después, durante la mañana del 24, dos escaladores sudafricanos se topaban con Francys tirada en el mismo lugar donde la había dejado la expedición anterior. El piolet y la cuerda de Sergei estaban cerca pero no había ni rastro de él. Los sudafricanos cancelaron su ascensión de inmediato.

Cathy O’Dowd relató que la chica no dejaba de repetir entre sollozos que no la abandonasen. Tras darle asistencia durante más de una hora sin obtener resultados, Cathy y su equipo se vieron obligados a abandonarla alli mismo, escuchando sus suplicas mientras se alejaban. Las palabras de despedida debieron ser tremendas. Francys murió sola congelándose lentamente ya que la hipoxia no la estaba matando gracias al oxígeno que le habían dado, hecho que solo sirvió para prolongar su largo calvario.

El grupo que tuvo que abandonarla regreso 8 años después con el objetivo de encontrar y cubrir el cuerpo con la bandera de su país.

A Sergei lo encontró un año después la expedición “Mallory and Irvine”, se había precipitado por la ladera a pocos metros de alcanzar a su mujer.

Cathy O’Dowd ya había tenido una experiencia similar. Cuando descendía de su primera cumbre, se encontró con Bruce Herrod (El hombre que relatare a continuación)

Bruce Herrod

Cathy O’Dowd cuándo descendía de su primera cumbre, se encontró con Bruce Herrod, un escalador que a pesar de tener fama de ser muy duro en las subidas, ascendía muy lentamente. Al hablar con él, el equipo de Cathy se dió cuenta de que no estaba bien y que ya era demasiado tarde para seguir subiendo pero no lograron convencer a Herrod, afectado por la euforia que provoca la hipoxia, de que abortase su tentativa.

Herrod hizo cima pasadas las 5 de la tarde (una hora demasiado tardia), se autoretrató en la cumbre, llamó por radio al campamento base donde todos los allí presentes, incluida su mujer le instaron a bajar inmediatamente, conscientes de que ya era un cadáver. Dos horas después de la foto desapareció. Posteriormente se recuperó la cámara de su cuerpo y su mujer reveló la imagen que le costó la vida. Este es otro caso común en el Everest, si alguien se siente invencible subiendo y no hay manera de convencerle de que cancele su intento, es imposible obligarle a regresar. No se puede llegar a las manos a 8.000 metros.

Lincoln Hall

Más sorprendente resulta el caso de Lincoln Hall, al que la prensa bautizó como el muerto viviente del Everest. El 25 Mayo del 2006 descendía de la cumbre cuando aquejado de mal de altura, empezó a tener serias alucinaciones. Los sherpas intentaron atenderle hasta que se quedaron sin suministros y el director del equipo, ordenó regresar abandonando a Hall. Cuando llegaron al campamento se comunicó a su familia el fallecimiento.

Sin embargo, a las 7 de la mañana del día siguiente, un equipo estadounidense encontraba a Hall a 8.700 metros, sentado con la piernas cruzadas, sin guantes, con el mono bajado hasta la cintura y el torso desnudo. Estába cambiándose de camiseta, no tenía ni gorro, ni gafas, ni máscara de oxigeno o botellas, ni saco de dormir, ni mantas, ni cantinplora de agua. Cuando llegaron hasta el tan solo dijo: “les sorprenderá verme por aquí”.

Mazur canceló su acometida e inmediatamente iniciaron las labores de rescate. Enviaron a 12 sherpas que se unieron a los 4 componentes del equipo, consiguiendo que Lincoln bajase andando hasta el campamento, donde fue tratado de edema cerebral y se recuperó. Mazur canceló su acometida e inmediatamente iniciaron las labores de rescate. Enviaron a 12 sherpas que se unieron a los 4 componentes del equipo, consiguiendo que Lincoln bajase andando hasta el campamento, donde fue tratado de edema cerebral y se recuperó.

Beck Weathers

36 horas enterrado bajo la nieve del Everest. Beck Weathers, un alpinista norteamericano, espero en coma su muerte durante la primavera de 1996. Con sólo la cara y una mano al descubierto permaneció hundido e inconsciente bajo la nieve más de 30 horas antes de que su cerebro inexplicablemente decidiera reaccionar.

Beck Weathers ascendia cuándo le sorprendio una repentina y extraña ventisca a escasos metros de la cumbre, tormenta que ese mismo día se llevó la vida de otras 9 personas, entre ellos la de Botas verdes.

Beck Weathers, de 49 años, tenía 10 años de experiencia en alta montaña cuando se embarcó en el ascenso del Everest. No sin antes pasar varios meses de entrenamiento. Estaba preparado, un año antes incluso se había operado los ojos para corregir su miopía y encarar con mejor visión el desafío, en lo que sería la decisión desencadenante de su desgracia.

Cuando todos los escaladores pasaron el campamento IV, a escasos 450 metros de la cumbre, una tormenta no prevista les sorprende en la última cuerda montañosa, a una temperatura de -50ºC , con vientos de 90 kilómetros por hora, los alpinistas empezaron a colapsar. En ese momento había 20 escaladores y un parte de tiempo equivocado en los últimos 600 metros de ascensión.

Un compañero informó por radio al campamento de la tormenta a escasos metros de la cima. Su compañero Doug Hansen estaba exhausto y no podía ni continuar ni bajar. Se quedaría con él a esperar ayuda. También informó que Beck Weathers, nuestro protagonista, había colapsado durante la tormenta y yacía muerto en la nieve una decena de metros más abajo. Desde el campamento le ordenaron que abandonase a Doug para poder salvar su vida, pero se nego.

Desde ese momento firmo con lealtad su sentencia de muerte no sin antes pedir al campo III que le pusieran en contacto via satélite con su mujer, embarazada de siete meses de la que se despidió en la más absoluta soledad después de decidir el nombre de su futuro hijo.

Desde el campo III salió un equipo de rescate hacia la arista. Al llegar ayudaron a los supervivientes a bajar hasta el Campo III, a 7.310 metros e identificaron a los colapsados. No encontraron a Beck Weathers.

Los compañeros le buscaron para certificar la muerte antes anunciada, pero la ventisca hacía imposible ver mas allá de un par de metros. Además el propio Beck, como contaría más tarde, se había desviado unos metros de la cuerda a causa de la ceguera que le estaba provocando la congelación de sus globos oculares. Las cicatrices de su antigua operación habían reventado por el frío y su visión era prácticamente nula. Beck decidió antes de desvanecerse resguardarse del fuerte viento en un recoveco de nieve.

24 horas después de su desmayo, el equipo encontró el cuerpo de Beck Weathers, al lado del cadáver de la japonesa Yasuko Namba y cubierto completamente de hielo excepto media cara y la mano derecha que se erguía como un palo, congelada con los dedos abiertos y por encima de la nieve.

Lo que ocurrió a partir de ese momento es un completo misterio para la ciencia. Beck permaneció 30 horas en un estado catatónico. El oía a sus compañeros pasar y decir “está muerto” pero no podía ni moverse ni parpadear cuando marchaban. El cerebro del alpinista consiguio despertar de una hipotermia irreversible y 36 horas después del inicio de la gran ventisca Beck apareció tambaleándose como una momia en la tienda médica del campo III. Comprobaron que aún respiraba débilmente desde el coma y decidieron, ante la imposibilidad de efectuar un traslado, certificar su segunda muerte puesto que nadie había despertado nunca en la montaña de un coma hipotérmico.Con una camilla de sogas sus compañeros consiguieron evacuarlo al campo base, a 6.500 metros. Un helicóptero lo trasladaría desde allí a un hospital en lo que se considera el rescate a mayor altura que ha hecho nunca una aeronave de esas características. Beck Weathers pasó hasta 10 veces por el quirófano. Le amputaron el brazo derecho y los dedos de la mano izquierda y pies. También le reconstruyeron la nariz con trozos de piel de las piernas. Nunca más volvió a la montaña. .

Shriya Shah-Klorfine

Shriya, una alpinista canadiense de 33 años. Murió en Mayo de 2012 junto a otras dos personas. Se cree que los tres alpinistas murieron por agotamiento y mal de altura.

Shriya Shah-Klorfine.jpg

Se produjo un atasco en la montaña, los escaladores siguieron subiendo hasta las 14.30 horas, una hora muy tardia. Normalmente se recomienda subir antes de las 11 de la mañana.

“Con el tráfico, los escaladores tuvieron que esperar demasiado para alcanzar cumbre y sometieron su cuerpo a condiciones de altitud más tiempo del debido. Muchos de ellos llevaban una pequeña cantidad de oxígeno, sin prever el tiempo de demora”, dijo un Sherpa. Los sherpas encontraron el cuerpo de la mujer a 8.300 metros de altura. Lograron bajarla al campamento 2 a 6.500 metros de altura. Donde fue transportada en helicóptero.

Mallory e Irving

En 1924 una expedición británica llegó al Himalaya, la expedición tenia como objetivo conquistar el Everest por primera vez. Por supuesto la hora del té siempre fue respetada y la escasez de oxígeno no fue razón suficiente para dejar de fumar en pipa en los campamentos intermedios. Estos aventureros marcaron un hito en la historia de la exploración del Himalaya. El día 7 de junio Mallory e Irvine, partieron hacia la cumbre por la arista noreste.

Tras la primera jornada, el grupo alcanzó los 8160 metros, donde instalaron el último campamento. Después, los porteadores descendieron. Al día siguiente Mallory e Irvine partieron hacia la cumbre. Desde su campamento, Noel Odell seguía la progresión de los dos hombres con un telescopio y una cámara. Después de aquello nunca se supo más de Mallory e Irvine.

En los días siguientes Odell los buscó desesperadamente. Subió en dos ocasiones hasta el campamento, pero no estaban allí. Él estaba seguro de haberlos visto superar el segundo escalón (aunque con varias horas de retraso), por lo que siempre defendió la tesis de que antes de morir, habían alcanzado la cumbre.

La búsqueda de Mallory e Irvine.

En 1999 una expedición se desplazó al Everest para tratar de encontrar los cuerpos de Mallory e Irvine, aprovechando el bajo índice de nevadas de ese año. Su objetivo era dar una respuesta a la pregunta que desde hacía 75 años intrigaba a la comunidad alpinística mundial: ¿Llegaron Mallory e Irvine a la cima del Everest en 1924?

Un mes después la expedición encontró por fin el cuerpo de Mallory. Estaba en buen estado de conservación, boca abajo, a unos 521 metros de la cumbre.

George Leigh Mallory

En 1999 una expedición se desplazó al Everest para tratar de encontrar los cuerpos de Mallory e Irvine, aprovechando el bajo índice de nevadas de ese año. Su objetivo era dar una respuesta a la pregunta que desde hacía 75 años intrigaba a la comunidad alpinística mundial: ¿Llegaron Mallory e Irvine a la cima del Everest en 1924?

Un mes después la expedición encontró por fin el cuerpo de Mallory. Estaba en buen estado de conservación, boca abajo, a unos 521 metros de la cumbre. Tras el hallazgo del cuerpo han surgido nuevas especulaciones que tratan de demostrar que Mallory e Irvine pudieron ser los primeros en conquistar la cima del everest. Las más importantes son dos:

-La hija de Mallory aseguró que su padre llevaba una foto de su mujer para dejarla en la cumbre de la montaña. Como dicha foto no fuera encontrada con el cuerpo, hay quien piensa que tal vez la abandonase al hacer cima, muriendo después en el descenso.

-Mallory no llevaba puestas sus gafas de sol. Como había padecido ceguera de las nieves en su anterior intento, tanto Mallory como Irvine ascendían con gafas de sol. Si no las llevaba puestas al morir, es posible que se debiera a que ya era de noche y por tanto es poco probable que Mallory no hubiera abandonado si hubiese estado aún a 500 metros de la cima al anochecer. Por lo que la muerte pudo producirse al descender.

Por su parte, los más escépticos alegan que es imposible que Mallory e Irvine superaran el segundo escalón, (8600 m) que es el paso de dificultad técnica más alto del mundo. Tras el hallazgo del cuerpo han surgido nuevas especulaciones que tratan de demostrar que Mallory e Irvine pudieron ser los primeros en conquistar la cima del everest. Las más importantes son dos:

-La hija de Mallory aseguró que su padre llevaba una foto de su mujer para dejarla en la cumbre de la montaña. Como dicha foto no fuera encontrada con el cuerpo, hay quien piensa que tal vez la abandonase al hacer cima, muriendo después en el descenso.De hecho, este obstáculo no fue superado hasta 1960 por Conrad Anker, que ascendió por una línea fisurada, como probablemente habría hecho Mallory, calificó la vía con un nivel de dificultad 6b, demasiado difícil para ser realizado a esa altura, con un equipo de oxígeno de 15 kilos a la espalda.

Fuentes y Enlaces de Interés

  1. Eurocopter AS350 B3 Everest summit landing0
  2. Everest Pierre Paperon 6 bis

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/