¡Llegamos a 25.998.700 visitas gracias a ustedes! ☆

La historia de los huevos de Pascua

De WikicharliE
WIKICHARLIE PREMIO SERCOTEC.png
La historia de los huevos de Pascua
Bienvenido a Cultura de WikicharliE

Presentación

Huevos de Pascua1.jpg

Para las antiguas civilizaciones de Persia, China, Egipto, Grecia, Centro y Sudamérica, el huevo era el símbolo de la vida. La historia de los huevitos se remonta a la época egipcia. Estamos hablando de hace más de 4 mil años y que sólo siglos después se asoció a la fiesta cristiana de Pascua de Resurrección como se conoce hoy en día.[1]

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Antes de que existiera la celebración judeocristiana, los huevos eran utilizados en los ritos y festivales de primavera, se regalaban o se intercambiaban.

Estas celebraciones festejaban precisamente el fin del largo y frío invierno, y el "renacimiento milagroso" de los árboles y flores. El huevo, al estallar con una vida dentro, se convertía en el símbolo de ese renacimiento.

Origen de los huevos de pascua

Bandera Chilena mini.png
A Chile

Esta fiesta llega a través de los emigrantes alemanes entre los años 1845 y 1900, 40.000 alemanes se radicaron en nuestro país, con el paso de los años la cifra aumento en varios miles trayéndonos su legado y cultura. Ellos y sus familias compartieron con los chilenos sus primeras fiestas de Huevitos, poco a poco la comunidad las fue incorporando a nuestras costumbres hasta hoy en día que es una fiesta masiva y de mucho marketing involucrado. Léase articulo: Colonización alemana en Chile

Conejo de Pascua3.jpg

La Iglesia Católica prohibió a los fieles comer huevos durante la Cuaresma

Del siglo IX a finales del siglo XVIII, la Iglesia Católica prohibió a los fieles comer huevos durante la Cuaresma pues los consideraba un alimento equivalente a la carne. Debido a esto, la gente comenzó a conservarlos, y empezaron a cocerlos y pintarlos para diferenciarlos de los frescos y consumirlos finalmente el día de Pascua.

Así fue como se cree que esta costumbre fue introducida en el oeste del continente europeo. Más tarde, la tradición llegó a América con los misioneros.

La introducción de celebraciones folclóricas en la liturgia cristiana

La introducción de celebraciones en la liturgia cristiana, no dejan de asombrarnos. Sin duda, de todas las costumbres pascuales, la más popular es la de los huevos de Pascua.

Como estaba prohibido comer en Cuaresma; no solo carne, sino también huevos, el día de Pascua, la gente corría a bendecir grandes cantidades de ellos, para comerlos en familia y distribuirlos como regalo, a vecinos y amigos.

Recién se pintan en la época del rey Luis XIV en Francia

Huevitos duros.png

Recién en la época del rey Luis XIV, se introdujo la idea de pintarlos, para después venderlos. Entre los siglos XVII y XVIII, a la salida de la misa pascual, se ofrecían al monarca cestas cargadas de huevos dorados y decorados artísticamente.

Edad Media

Durante la Edad Media, en Semana Santa, era común que los censos feudales se pagaran con huevos. Y se estipulaba que el día de pago fuese el domingo de Pascua.

Bandera-deFrancia.jpg
En Francia

En Francia se comenzó a vaciar los huevos naturales para rellenarlos. Los Pâtissiers franceses los rellenaban de chocolate, mazapán o una mezcla de varios ingredientes. Y además los pintaban artísticamente por fuera: sin duda, un descubrimiento fabuloso de los pasteleros franceses.

Los estudiantes organizaban la "Procesión de los Huevos". Se reunían en parques y plazas y de allí partían hasta la iglesia principal. Durante el trayecto, golpeaban las puertas de las casas, para que cada familia les regalara huevos, que después eran bendecidor por un Cura párroco.

En esa época renacía el espíritu festivo. De las iglesias colgaban cientos de banderas y panderetas. Y cada joven llevaba colgado de su cuello, un cesto de mimbre lleno de huevos. Los más adinerados se hacían acompañar por jóvenes pajes, vestidos con telas multicolores de razo o de seda. La mayor parte de la colecta se destinaba para los hospitales de leprosos, o para los indigentes.

El ayuno era obligatorio. Por esta razón, se adopta la costumbre de cocer huevos y almacenarlos.

Bandera de Hungria.jpg
En Hungría

Era común que el lunes de Pascua, los pretendientes acecharan desde el amanecer a las jóvenes de su aldea, para llevarlas junto a las fuentes. Jugueteaban con ellas, las tomaban desprevenidas y les arrojaban en la cabeza un enorme cubo de agua. No conformes con esto, los muchachos reclamaban a sus víctimas una retribución, así que la joven debía entregarle a su pretendiente un huevo y un beso. Ciertamente, esta costumbre estaba mucho mas asociada con los festejos de primavera que con el verdadero significado cristiano de la Pascua.

Bandera de Alemania.png
El chocolate se incorpora en el siglo XIX en Alemania

Postal del conejo de pascua 1907

A partir del siglo XIX, se empezaron a fabricar los huevos de chocolate y azúcar en Alemania.

Hoy en día, además de los huevos de chocolate, también se elaboran conejos de chocolate, que se suelen regalar por estas fechas, y son también un producto de pastelería que puede verse en muchas de las tiendas de Chile y en todos los países de América y Europa.

Postal conejos lanzando huevitos.JPG

Bandera de La India.jpg
En la India

En países semitas de la región oriental, el huevo ha representado el germen primitivo, escondido en el agua. En la cosmogonía védica, se cree que las aguas originarias se elevaron y dieron origen a un huevo de oro, del cual salió el creador del mundo.

Bandera de Egipto.jpg
Egipto

El simbolismo del huevo se asemeja al mito griego de la Caja de Pandora. Se cree que el dios Osiris y su hermano, Tifón, lucharon respectivamente e introdujeron todos los bienes y males del mundo en un huevo. Al romperse el mismo, todos los males se distribuyeron por el planeta.

Rusia

El pináculo del refinamiento fue alcanzado en Rusia, en los años finales del siglo XIX. La Pascua era una fecha muy especial en la Rusia de los Zares: todos se saludaban, se besaban y decían: “¡Cristo resucitó!”. Recibían entonces la respuesta: “¡En verdad, Cristo ha resucitado!”. Y después eran intercambiados regalos, casi siempre, eran huevos naturales bellamente coloridos, una tradición entre los pueblos eslavos que se difundió por Europa.

1885 Los huevos Fabergé

Con motivo de la Pascua de 1885, el Zar Alejandro III decidió ofrecer a la Zarina, no un simple huevo natural decorado, sino un huevo de oro. La elaboración fue encomendada al mejor joyero de San Petersburgo: Peter Carl Fabergé. El domingo de Resurrección, la Zarina recibió de las manos del Zar una joya de fascinante belleza, hecha toda en oro, plata, esmalte y rubíes.

Huevos de Faberge.jpg

A partir de ese momento, todos los años, el Zar hacía un nuevo pedido a Fabergé, quien se esmeraba en superar la belleza y originalidad de la joya que había hecho el año anterior. Fue de ese modo que se formó la fabulosa colección de Huevos Faberge de la Casa Imperial Rusa, famosa en el mundo entero. Cada uno de esos “huevos” es una auténtica obra de arte, propia a provocar un regalo no solamente para los ojos, sino especialmente para el alma.

Grecia

En Grecia, los huevos teñidos de color rojo, se llama Tsougrisma y representan la sangre de Cristo en la Pascua ortodoxa griega. También simbolizan la nueva vida, la resurrección y la vuelta a la luz. Las familias preparan docenas de huevos teñidos de rojo, para decoración, para comer y para jugar.

Los Huevos Griegos de pascua se llaman Tsougrisma

Uno de los juegos tradicionales de la pascua es el Tsougrisma. En este juego, dos personas con sendos huevos rojos en la mano, tratan de golpearlos levemente uno contra otro para hacer que el del contrincante se resquebraje. El último que queda con el huevo sin romper es el ganador y tendrá buena fortuna durante todo el año.

De donde nació el Conejo de Pascua

Conejo de Pascua2.png

Una leyenda religiosa cuenta que había un pequeño conejo dentro de la cueva que utilizaron para darle sepulcro a Jesús. La historia dice que el animalito observaba cómo la gente que entraba lloraba desconsoladamente, y él también se entristeció.

El conejito decidió quedarse en el sepulcro aun después de que se colocara la piedra para cerrar la entrada, pues aunque no sabía exactamente de quién se trataba, sabía que debía tratarse de una persona muy importante y muy amada.

Al tercer día, el conejo fue testigo de un milagro: Jesús se levantó.

Entonces, el pequeño animal comprendió que se trataba del Hijo de Dios, y que la gente que lloraba tenía que saber lo sucedido, ya que Jesús había resucitado. Como los conejos no pueden hablar, el conejo decidió llevarles un huevo pintado como mensaje de vida y regocijo. Desde entonces, se dice, el conejo sale todos los Domingos de Pascua a dejar huevos de colores para que la gente recuerde el día en que Jesús resucitó.

Hoy en día, para algunos, los huevos de Pascua siguen teniendo el significado religioso y místico de antes. Para la mayoría, son simplemente una diversión. Niños y adultos disfrutan enormemente al comprarlos, otros (muy pocos) a pintarlos y luego tener que encontrarlos.

El conejo de Pascua vive en Chile

Como nota aparte, el conejo de pascua es tan antiguo como la mitología nórdica y la cristiana símbolo de la fertilidad e inmadurez gonadal, asociado con la diosa fenicia Astarté, a quien además estaba dedicado el mes de abril. En alusión a esa diosa, en algunos países centroeuropeos a la festividad de Pascua se la denomina "Easter". The Westminster Dictionary of the Bible (El diccionario Westminster de la Biblia) recoge que Easter era «originalmente la festividad de la primavera para honrar a la diosa teutónica de la luz y de la primavera, a quien se conocía en anglosajón como Easter». Luego los cuentos y la industria cinematográfica de estadounidense de Hollywood, a través de sus películas, sitúan como hogar del Conejo de Pascua en la Isla de Pascua en Chile.

Cuento americano

El Conejo de Pascua vive en un agujero muy profundo en la tierra en la Isla de Pascua y no puede ser alcanzado por los seres humanos. Incluso si la gente fuera lo suficientemente pequeña como para caber en el agujero del conejo, la ubicación exacta de la casa del Conejo de Pascua es alto secreto, es información clasificada. Esto es para proteger masivos arsenales del conejito de Pascua de los huevos de colores, caramelos de goma y conejitos de chocolate.

Sin embargo, la entrada mágica de la madriguera del Conejo de Pascua se encuentra en algún lugar de la isla de Pascua, en Chile, pues se le conoce una imagen satelital que fue tomada saltando justo entre los caminas que existen entre las estatuas gigantes de roca llamados Moai y que están para proteger la entrada secreta del Conejito.

Cuenta la leyenda que, hace cientos de años, el Conejo de Pascua estaba teniendo problemas con los intrusos que trataban una y otra vez de robarle de su tesoro de deliciosos dulces. Asó que hablo con Santa Claus y este le presto varops Elfos, que le ayudaron a tallar los Moais para asustar a los ladrones que quisieran robarle sus huevitos. Todo salió muy bien al principio, pero de vez en cuando, un merodeador mostraría que no tenía miedo de los Moai. Con el fin de mantener sus dulces seguro antes de la primavera de cada año, el Conejo de Pascua necesita una segunda línea de defensa. Por suerte, él era un buen amigo de mago más poderoso de Tutankhabunny, Imharetep, que estaba contento de ayudarlo.

Así que ahora, si un intruso consigue pasar más allá de los Moai, le traerá "la maldición del conejito", (traducido literalmente del egipcio original), le crecerán orejas y dientes de conejo. Y lo peor de todo es que nunca más podrá comer chocolate, solo caramelos rancios y de repulsivo sabor a huevos podridos'.'

Pizarra

Logo Pizarra WikicharliE.JPG
  • El conejo de Pascua no es una tradición reciente. Ya se utilizaba en celebraciones hace miles de años como símbolo terrenal de la diosa Eastre (de la palabra inglesa Easter o Pascua), diosa de la primavera, considerada como la diosa de la Tierra, de la resurrección de la naturaleza.[2]
  • En la antigüedad, se creía que si una gallina ponía un huevo en Viernes Santo y se conservaba ese huevo durante 100 años, se convertiría en diamante. O que si se encontraban dos yemas dentro de un huevo de Pascua, esto auguraría que la persona disfrutaría de una gran riqueza.
  • Para San Agustín, Obispo de Hipona y Doctor de la Iglesia, el huevo representaba la Resurrección y la inmortalidad de Cristo, así como la salvación del alma. Para él, partir un huevo de Pascua simbolizaba el momento en el que la enorme piedra que cubría el sepulcro se retiraba milagrosamente para que Jesucristo emergiera victorioso sobre la muerte.
Huevos de Pascua2.jpg

Fuentes y Enlaces de interés

  1. Las historias detrás de los conejos y huevos de pascua
  2. Easter Bunny - What Does He Have To Do With Easter?
  • Makemake (planeta enano)

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/