¡Llegamos a 27.278.323 visitas gracias a ustedes! ☆

Julio César

De WikicharliE
Logo Imperio Romano de WikicharliE cl.jpg
Julio César
Bienvenido a Imperio Romano de WikicharliE

Presentación

Emperador Julio Cesar en WikicharliE.jpg

Cayo o Gayo Julio César a​ (Roma, 12 o 13 de julio de 100 a. C.-ib., 15 de marzo de 44 a. C.) fue un político y militar romano del siglo I a. C. miembro de los patricios Julios Césares que alcanzó las más altas magistraturas del Estado romano y dominó la política de la República tras vencer en la guerra civil que le enfrentó al sector más conservador del Senado. Cayo Julio Césae miembro de una noble familia romana venida a menos, pero que, gracias a Cayo Mario, estaba viviendo una nueva etapa de esplendor.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

84 a. C.,

A los 16 años, el popular Cinna lo nombró Flamen Dialis, cargo religioso del que fue relevado por Sila, con quien tuvo conflictos a causa de su matrimonio con la hija de Cinna. Tras escapar de morir a manos de los sicarios del dictador, fue perdonado gracias a la intercesión de los parientes de su madre[1].

El Flamen Dialis (Alto Sacerdote de Júpiter, uno de los tres flamines mayores y, por lo tanto, un cargo importante en la religión del Imperio romano), hecho por el que su carrera política y militar se hubiera podido ver seriamente comprometida, pero debido a defectos en su nombramiento fue exonerado del cargo, hecho tras el cual se enrolo en las legiones como tribuno militar.

81

A los 19 años tras el sitio de Mitilene (81 a.C.) fue condecorado con la Corona Cívica, la segunda mayor condecoración que podía ganar un soldado romano, que se concedía por salvar la vida de un ciudadano romano, lo que le permitió ingresar directamente en el censo senatorial. A la muerte de Sila, César volvió a Roma y se dedico a seguir el proyecto reformista de su tío Cayo Mario.

82 a.C.

Sila le hizo retroceder hasta las antiguas fronteras, regresando a Roma y vengándose contra sus adversarios, a los que asesinó y prohibió el ascenso a cargos públicos de sus descendientes. Además, instauró una dictadura. Como consideración a algunas familias patricias, exigió a César que repudiase a su esposa, a lo que César le contestó “dile a tu amo que en César sólo manda César” y huyó a Asia.

A pesar del perdón a regañadientes de Sila, no quiso volver a Roma y pasó a estar al servicio del propretor Termes, quien le confirió el grado de oficial. Gracias a sus victorias, Termes decidió enviarlo a la corte del rey de Bitinia, Nicomedes. Entre ambos surgió una gran amistad. Tras la muerte de éste, pasó a ser una provincia romana.

78 a.C

Cuando murió Sila, César regresó a Roma en el año 78 antes de Cristo. Sila había dejado todo bien organizado, de manera que sus seguidores dominaban el Senado. Decidió viajar a Rodas donde se formó en retórica y oratoria. Durante el viaje fue raptado por unos piratas que finalmente le soltaron. Tras esto, reunió un pequeño ejército se vengó de los piratas, crucificando en Mileto a los pocos que habían sobrevivido. Gracias al botín obtenido y al testamento de Nicomedes, saneó sus arcas.

74 a.C

Murió su tío Aurelio Cota. Tras su muerte, ocupó la plaza vacante en el Colegio de Pontífices de Roma y al año siguiente accedió al tribuno militar.

72 a.C.

Tras su viaje a Rodas para aprender retórica, en el año 72 a.C. mientras volvía a Roma fue secuestrado por unos piratas, y aquí, cuenta Suetonio, los piratas pidieron por el 20 talentos de plata, pero César se revolvió y insolentemente exigió que se pidiera por el un rescate de 50 talentos de plata, y ese rescate se pago por el, pero César no había dicho la ultima palabra, y tras liberarle recluto una flota y asalto y crucifico a los piratas. Tras regresar a Roma, César se dedico a la abogacía y a proseguir su carrera y ascender en el Cursus Honorum.

68 a.C

Fue nombrado cuestor militar en Hispania,

65 a.C.

fue elegido edil curul

64 a.C.

fue elegido cuestor judicial.

63 a.C.

Murió el presidente del Colegio de Pontífices, por lo que presentó su candidatura a tal puesto. Gracias a la popularidad que tenía entre el pueblo, fue nombrado pontifex maximus.

César fue elegido Pontífice Máximo, el sumo sacerdote de Roma, tras una gran polémica con los optimates, al año siguiente fue elegido pretor urbano, al ser el candidato con mas votos, y al año siguiente le toco en sorteo el gobierno de la provincia de Hispania Ulterior, donde se le concedió un triunfo por haber pacificado el noreste de esta provincia y donde César demostró su talento militar.

62 a.C

Fue nombrado pretor en el año 62 y propretor en Hispania Ulterior. Gracias a su estancia allí enriqueció las arcas romanas, lo que fortaleció su posición. Regresó a Roma en el año 60 antes de Cristo.

59 a.C

Este año volvió de Hispania y sucedieron dos grandes acontecimientos en la historia de Roma, la formación de el Primer Triunvirato, formado por los tres hombres mas poderosos de Roma, Craso, Pompeyo y César, donde se pretendía reformar el estado desde dentro, y el consulado de Cesar, que fue uno de los mas polémicos de la historia de Roma, donde al segundo cónsul Bíbulo, no se le permitió salir de casa en la duración del cargo, pero lo realmente importante fueron las reformas jurídicas que plantaros las bases del Derecho Romano y la reforma agraria.

53 a.C

César se hizo con todo el poder cuando Craso murió en el año 53 antes de Cristo en la guerra contra los partos. Además, Pompeyo se encontraba en Hispania. Como pontifex maximus hizo que Clodio, antiguo amante de su esposa Pompeya, fuese adoptado por un plebeyo de manera que pudiese acceder a tribuno de la plebe. Tras conseguirlo, éste se ocupó de eliminar a los enemigos de César.

Comenzó la ocupación de la Galia cuando los eduos le pidieron ayuda al verse amenazados por los helvecios, que buscaban obtener sus territorios. Las tropas de César les vencieron fácilmente gracias a sus lugartenientes Labieno y Craso. Los territorios fueron saqueados por completo, falleciendo un tercio de su población en la lucha y otro tercio vendido como esclavo.

55 y 54 a.C

A pesar de las derrotas, César se hizo con todo el territorio galo. Trató de extender su territorio hacia Britania en los años 55 y 54, llegando más allá del Támesis, pero tuvieron que retirarse. Al año siguiente volvió a haber revueltas en la Galia, sublevándose los eburones y trevinos y muchos pueblos galos bajo el mando de Vercingetorix.

51 a.C

En el invierno del año 51 lograron vencer a los galos y gracias a sus conquistas logró enriquecer el tesoro romano.

48 a.C

El poder que había conseguido César hizo que el partido senatorial y los republicanos tuvieran pánico. El Senado designó a Pompeyo como cónsul único, ahora convertido en su enemigo. Éste pidió a César que licenciara a sus legiones y regresara a la capital. César estaba indeciso y en un impulso llevó sus tropas desencadenando una guerra civil. Entró en Roma, convocó al Senado e impuso sus condiciones. César venció definitivamente a Pompeyo en Farsalia.

Éste huyó a Alejandría donde fue asesinado el 28 de septiembre del año 48 antes de Cristo por soldados del rey Ptolomeo, hermano y esposo de la reina Cleopatra.

César llegó a Egipto llevando dos de sus legiones. Allí llegó al palacio real y trató de poner orden a la difícil situación interna del país. Conoció a Cleopatra y tuvo una relación con ella de la que nació Cesarión. César le otorgó el trono a Cleopatra, pero la presencia de las tropas romanas enfureció al pueblo, que se rebeló.

Guerra de Las Galias

César victorioso

Al año siguiente, año 58 a.C., César fue como procónsul a la Galia Cisalpina, en el norte de Italia, y en ese mismo año se dio inicio a la Guerra de Las Galias, con el pretexto de la invasión de los helvecios César se apropio de toda la Galia, en 8 años, tras aplastar una gran ofensiva germana, hacer dos expediciones de castigo a Britania y acabar con un gran rebelión liderada por Vercingetorix, donde César dio lo mejor de si, como en grandes batallas como la de Alesia, y donde mas de 800 ciudades fueron conquistadas, así en el año 46 a.C. La Galia fue declarada provincia romana.

Resultado de la Guerra El resultado de la guerra fue asombroso, mientras que César no contaba con mas de 50.000 hombres en 8 años de campaña continua, los Galos contaron con tres millones de guerreros, de los cuales un millón fueron muertos y otro millón fueron hechos esclavos. La popularidad de César iba en aumento y el temor por parte del Senado también, así que acusaron a César de varios delitos de los que no podía ser juzgado hasta que acabara su proconsulado y perdiera su inmunidad propiciada por “el imperium”,el único apoyo firme que tenia era Pompeyo, pues Craso había muerto en Carras, pero este se paso al lado de los optimates y César sintió el peligro que se hizo evidente al arrebatarle su cargo y su “imperium”.

César dirigió sus legiones a la conquista de Italia, el 13 de enero de 49 a.C., cruzó el río Rubicón, dando inicio a una nueva guerra civil y a la conquista de Italia. Pero esta se llevo a cabo sin entablar batalla y derramamiento de sangre, mientras sus enemigos huían a Grecia.

La Batalla de Farsalia en Grecia

Una vez en Grecia, César prácticamente dio por finalizada la Guerra Civil tras la batalla de Farsalia, donde Pompeyo se vio obligado a huir al Egipto, donde fue asesinado apenas llego lo que provoco la intervención romana en Egipto, donde se instalo como rey a Cleopatra VII.

9 de agosto del año 48 a.C.: Se produjo la batalla de Farsalia, en Grecia. Fue una batalla decisiva que enfrentó a los dos grandes generales romanos de la época: Julio César y Pompeyo Magno. Una batalla entre romanos que se produjo durante la Segunda guerra civil de la República de Roma, dentro del período clasificado como historia Antigua. La ventaja numérica era de Pompeyo Magno, pero Julio César demostró su talento y, con la ayuda de sus veteranas legiones, venció. La victoria resultó decisiva para que Julio César obtuviera el poder en Roma, liquidando prácticamente a la República y sentando las bases del Imperio romano.

Resultado de la batalla

César escribe en sus Comentarios que en las dos horas que duró la batalla tuvo 200 bajas entre los legionarios y 30 entre los centuriones (sin contar las bajas causadas a sus tropas auxiliares y a la caballería aliada) y que su enemigo unas 15 000. Es muy posible que las bajas totales de César alcanzaran los 1200 hombres. Es fácil explicar este desfase en la pérdida de hombres, si tenemos en cuenta que las tropas de Pompeyo combatieron sin orden ni concierto contra las sólidas cohortes de César formadas en orden de batalla. Los supervivientes del ejército pompeyano, entre unos 23.000​ y 24.000,​ se rindieron a la mañana del día siguiente.

Según el historiador romano Apiano, César destaca con gran dolor la pérdida de sus centuriones, entre ellos su fiel Cayo Crastino,​ en una proporción muy alta que indicaría el alto grado de compromiso que alcanzaba su cuadro de mandos, dispuestos a sacrificarse para evitar la pérdida inútil de legionarios.

Consecuencias

Pompeyo huyó de Farsalia a Egipto, donde fue asesinado por orden del faraón Ptolomeo XIII. Curiosamente, Ptolomeo XIII envió la cabeza de Pompeyo a César, en un esfuerzo para ganar su favor, pero en su lugar se aseguró un enemigo furioso. Ptolomeo, aconsejado por su regente, el eunuco Potino, y su retórico tutor Teodoto de Quíos, no tuvo en cuenta que César le concedió la amnistía a un gran número de sus enemigos tras su derrota. Incluso a los hombres que habían sido sus enemigos acérrimos se les permitió no solo volver a Roma, sino que asumir sus posiciones anteriores en la sociedad romana.​

Farsalia puso fin a la guerra entre el Primer Triunvirato pero no a la guerra civil entre romanos, poniendo fin a las esperanzas de los cesarianos de una victoria rápida.​ Dos hijos de Pompeyo, Cneo y Sexto, y la facción pompeyana, dirigida ahora por Metelo Escipión y Catón, quienes sobrevivieron y lucharon por su causa en el nombre de Pompeyo el Grande. César pasó los próximos años acabando con los restos de la facción senatorial, pero como reflexiono Cicerón después de Tapso, la superioridad militar la había ganado César en Farsalia irrevocablemente. Además, el mando senatorial (incluido Pompeyo) se había desacreditado al abandonar al ejército a su suerte.

Después de destruir a todos sus enemigos y llevar la paz a Roma, fue asesinado por sus amigos en una conspiración organizada por Marco Junio Bruto y Cayo Casio Longino.

Relacionado con la batalla fue el plan de César de lanzar una campaña de castigo contra Berebistas por su apoyo a Pompeyo, en el año 44 a. C. había reunido 16 legiones y 10 000 jinetes con el objetivo de atacar Dacia pero la campaña no se llevó a cabo por su asesinato.

Roma

Tras acabar con su ultima resistencia en África, después de la batalla de Tapso, Cesar volvió a Roma e inicio un ambicioso programa de reformas para sanear las corrompidas instituciones, mejorar el gobierno de las provincias, dar acceso a los habitantes de éstas a la ciudadanía romana, mejorar el sistema de impuestos, etc.

Los optimates, hartos de tales proyectos, aterrados ante la posibilidad de reformas que alteraran su estatus oligárquico y viendo que la integridad del sistema republicano se veía comprometida, pues César se había nombrado dictador vitalicio y amenazaba con proclamarse rey, decidieron acabar con la vida de César.

Muerte Julio Cesar

Muerte Julio Cesar

14 de marzo de 44.C.: El día previo al asesinato, la esposa de César Calpurnia Pisonis había tenido supuestamente una pesadilla donde advirtió el asesinato de su marido. Dado que Calpurnia no era dada a supersticiones, se dice que el dictador cedió quedarse en casa y envió un mensaje al Senado para informarles de que la mala salud le impedía abandonar su casa para llevar a cabo ningún asunto público.

Sin embargo, Décimo Bruto –otro de los conspiradores– consiguió convencer finalmente a César de que acudiera a la cámara, ya que en pocos días iba a ausentarse del país y debía dejar los asuntos políticos convenientemente atados. También se ha considerado, según la tradición, que el profesor de griego Artemidoro entregó un manuscrito a César a la puerta del Senado avisándole de la conspiración, pero éste no llegó a abrirlo a tiempo.

Hasta principios del año 44 a.C. César había contado, además, con la protección de una escolta de auxiliares hispanos, pero los había licenciado como demostración de normalidad política en cuanto el Senado aprobó prestarle un juramento de lealtad.

15 de marzo de 44.C.: Cesar acudió al Senado sin más protección que la compañía de sus colaboradores más cercanos. Una vez dentro del edificio público, los conspiradores se encargaron de llevarse a Marco Antonio a un lugar apartado.

Los asesinos eran conscientes de que Marco Antonio, además de fiel a César, era un hombre corpulento y dado a arranques de ira.

Antes de que diera comienzo la reunión senatorial, los conspiradores se apiñaron en torno al dictador fingiendo pedirle distintos favores. Lucio Tilio Címber, que había servido a las órdenes del César, le reclamó que perdonara a su hermano que se encontraba en el exilio. Mientras el dictador romano trataba de calmar al grupo, Címber tiró de la toga de César y mostró su hombro desnudo: era la señal acordada. Casca sacó su daga y le apuñaló, pero solo fue capaz de arañar el cuello del dictador. Según algunas versiones, César agarró los brazos de Casca y forcejeó con él intentando desviar la daga.

El general romano no solo se defendió por unos segundos de los ataques, sino que fue capaz de sacar un afilado estilo (un punzón) y herir a varios hombres, al menos dos, incluido a Bruto en un muslo. Tras el ataque de Casio, los otros conjurados se unieron a la lucha propinando a César numerosas estocadas y tajos. Solo dos senadores de los presentes trataron de ayudar al dictador, pero no consiguieron abrirse camino. Sin que sea posible de comprobar, puesto que las fuentes presentan distintas versiones, Marco Bruto fue uno de los últimos en acuchillar a César, con una herida en la ingle, y al que habría dirigido el famoso «tú también hijo mío». Con 23 puñaladas en su cuerpo –aunque solo una realmente mortal–, Julio César se cubrió la cabeza con su túnica púrpura en un último esfuerzo por mantener la dignidad y cayó desplomado junto al pedestal de la estatua de Pompeyo, su otrora máximo rival.

En pánico se propagó por la sala, los senadores que no tenían manchada la ropa de sangre huyeron del lugar enseguida. Durante un tiempo, toda Roma quedó anonadada sin decidir si aquello era el comienzo de una nueva guerra civil o el origen de los festejos por la muerte de un tirano.

Marco Antonio se reunió con los conspiradores en privado y obtuvo permiso para que César tuviera un funeral público en el Foro. El leal amigo de César aprovechó el acto para ensalzar las virtudes del fallecido dictador, al mismo tiempo que lanzaba velados reproches a los conspiradores, «los hombres más honrados». El momento cumbre del funeral llegó cuando Antonio leyó a viva voz el testamento de César, que incluía la donación de unos amplios jardines junto al Tíber al pueblo de Roma y un regalo en metálico a todos los ciudadanos. Después del anuncio se produjeron disturbios y ataques contra las viviendas de los conspiradores. Paradójicamente, el leal seguidor del dictador Helvio Cinna fue asesinado ese día por la turba que le confundió con uno de los conspiradores, Cornelio Cinna

Desde que se hizo público el testamento, el sobrino nieto de Julio César, Octavio, de 18 años, asumió el papel de hijo adoptivo del dictador y cambió su nombre por el de Cayo Julio César Octavio. Al principio, combatió junto al Senado y varios de los conspiradores contra Antonio, que no tardó en atraer a su bando a las legiones que todavía eran fieles a la memoria de Julio César. No en vano, Cayo Julio César Octavio – el futuro Emperador Augusto– terminó uniéndose a Antonio y a Lépido, otro de los fieles de Julio César, para formar el segundo Triunvirato y dar caza a los asesinos de los idus de marzo. En el plazo de tres años, prácticamente todos los conspiradores fueron ajusticiados sin que observaran ni la más leve sombra de la famosa clemencia del tirano al que tanto se habían afanado en eliminar.

Cronología

  • 12/13 de julio 100 a. C. – Nace en Roma
  • 82 a. C. – Escapa de las persecuciones de Sila
  • 81/79 a. C. – Servicio militar en Asia y Cilicia
  • Años 70 a. C. – Carrera como abogado
  • 69 a. C. – Cuestor en Hispania Ulterior
  • 65 a. C. – Edil
  • 63 a. C. – Electo pontifex maximus y pretor urbano; conspiración de Catilina
  • 59 a. C. – Cónsul por primera vez; inicio del primer triunvirato
  • 58 a. C. – Procónsul: comienza la campaña en las Galias
  • 54 a. C. – Muerte de Julia
  • 53 a. C. – Muerte de Craso: fin del triunvirato
  • 52 a. C. – Batalla de Alesia
  • 49 a. C. – Atraviesa el Rubicón, comienza la guerra civil, Dictador por primera vez.
  • 48 a. C. – Derrota a Pompeyo en Grecia; se convierte en dictador romano por segunda vez
  • 47 a. C. – Campaña en Egipto, conoce a Cleopatra
  • 46 a. C.
  • 1 de enero: César es nombrado dictador por tercera vez.
  • 16 de abril: Derrota de los pompeyanos en África en la batalla de Tapso. Mueren Catón y Metelo Escipión

45 a. C.

  • 1 de enero: César es nombrado dictador por cuarta vez
  • 17 de marzo: En la Munda, César derrota a los pompeyanos de Hispania, comandados por Tito Atio Labieno, quién murió en batalla, y los hijos de Pompeyo, Cneo y Sexto. Regresa a Roma, dictador por cuarta vez

44 a. C.

  • 1 de enero: César es nombrado dictador vitalicio, poder similar al de un emperador
  • Febrero, rehúsa la diadema ofrecida por Marco Antonio
  • 15 de marzo, asesinado

Pizarra

Logo Pizarra WikicharliE.JPG
  • El mayor banquete de la historia fue el ofrecido por Julio César para celebrar sus victorias en Oriente. Invito durante varios días a 260.000 personas y comieron en 22.000 mesas.

Fuentes y Enlaces de Interés

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono


Error en la cita: Existen etiquetas <ref>, pero no se encontró una etiqueta <references />

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/