° ¡Llegamos a 30.995.000 millones de visitas gracias a ustedes!

Juan Williams Rebolledo

De WikicharliE
Saltar a: navegación, buscar
  Juan Williams Rebolledo   Bienvenido a Personajes Destacados de nuestra Historia  

Héroe de guerra chileno


Juan Williams Rebolledo 1825-1910, en WikicharliE

Juan Williams Rebolledo (Curacaví, en 1825- † Santiago, 24 de junio 1910). Desde pequeño conoció la carrera naval, ya que su padre, Juan Williams, fue un marino inglés que había servido a la Armada chilena bajo las órdenes de Lord Cochrane.

WikicharliE Patrimonio de Chile

1844

Por ello, en 1844 ingresó a la escuela de guardiamarinas, realizando durante su instrucción diversas exploraciones en el sur del país. Dos años después ya había navegado por Magallanes y los lagos Nahuelhuapi y Llanquihue.

1851

Ya ascendido al grado de teniente primero, en mayo de 1851, tuvo que dirigirse en la fragata Chile hacia el norte del país, para aplacar a los revolucionarios que se oponían a la llegada de Manuel Montt a la presidencia. Sus tareas de pacificación no terminaron ahí, ya que al año siguiente, a bordo de la barcaza Infatigable, se dirigió hacia Magallanes, donde una insurrección alteró la tranquilidad de la zona.

1855 y 1863

Williams desarrolló una serie de expediciones por el territorio e, incluso, fue encomendado para viajar a Inglaterra y traer la nueva adquisición de la Armada chilena: la corbeta Esmeralda. Tras su arribo al país, participó en las acciones navales de la guerra contra España.

1877

Tras el triunfo de la flota nacional, Williams Rebolledo fue nombrado comandante en jefe de la Escuadra. Se hizo cargo, entonces, de fortificar la costa del país, principalmente en la zona de Abtao, Chiloé. Ya en 1877 ascendió al cargo de contraalmirante, vigilando con atención el inminente enfrentamiento con Argentina, el cual nunca ocurrió.

Almirante Juan Williams Rebolledo.jpg

1879

Los hechos sí desembocaron en un conflicto de proporciones, como sería la Guerra del Pacífico. Williams Rebolledo se hizo cargo, entonces, de las primeras acciones de la Escuadra Nacional, dirigiendo la toma de Tocopilla y Cobija, el 27 de marzo de 1879.

Tras no encontrar mayor resistencia, implementó un plan que traería más tarde inusitadas consecuencias: planteó la necesidad de enfrentarse a la escuadra peruana en Iquique, tras el bloqueo del importante puerto.

Por ello, se dirigió a ese puerto comandando cinco navíos chilenos y lo bombardeó, esperando la respuesta enemiga. Esta, al no producirse, cambió los planes del comandante, quien decidió avanzar hasta Callao, dejando a cargo del bloqueo a la Esmeralda y la Covadonga.

Su estrategia, finalmente, tuvo resultados desastrosos, ya que en Iquique la Esmeralda sucumbió ante el monitor Huáscar y el enfrentamiento que Williams buscaba nunca se produjo.

Fue entonces cuando decidió renunciar a la comandancia en jefe de la Escuadra.

Tras su abrupta salida del cargo, continuó desempeñando funciones en la institución e, incluso, se integró a la vida política, llegando a ser intendente de Valparaíso y diputado.

El insólito plan que dejó desguarnecidos a Prat y Condell en Iquique

Estaba todo calculado, el plan no podía fallar, y si resultaba, la Armada de Chile le asestaría un duro golpe a su símil peruana. El 16 de mayo de 1879, el almirante Juan Williams Rebolledo, comandante en jefe de la marina chilena, ordenó que la Escuadra nacional zarpara desde Iquique –que mantenían bloqueado- con rumbo a El Callao, el principal puerto del Perú.

La idea era llegar al muelle y atacar ahí a los buques de la Armada peruana. Era perfecto. Si resultaba, la Escuadra del Perú se quedaría sin sus mejores buques de guerra y Chile obtendría el dominio del Pacífico de un solo golpe.

Para no despertar sospechas, la Escuadra salió en dos grupos. Uno, el día 16, el otro, el 17. Primero zarparon el blindado Cochrane, las corbetas O’Higgins y Abtao más el transporte carguero de carbón Matías. Al día siguiente zarparon el blindado Blanco Encalada y la cañonera Magallanes. Ambos grupos se reunieron en alta mar, en un punto designado como rendex vous.

Quedaron en Iquique dos buques sosteniendo el bloqueo del puerto: la corbeta Esmeralda y la goleta Covadonga. La primera, al mando del capitán Arturo Prat, la segunda, con Carlos Condell. Además, se dejó al transporte Lamar.

Pero las cosas no salieron como Williams Rebolledo esperaba.

El plan de atacar a la Escuadra peruana en su fondeadero no era ninguna novedad. Existían dos antecedentes previos. En 1836, el ministro de Guerra y Marina, Diego Portales, había enviado al coronel Victorino Garrido (“un español hábil e intrépido” como lo califica Sergio Villalobos en su libro Chile y Perú: la historia que nos une y nos separa) a dar un golpe a El Callao.

Garrido, en la noche del 21 de agosto de 1836, en una acción rápida y sigilosa, se apoderó de tres barcos de la Escuadra peruana (la barca Santa Cruz, el bergantín Arequipeño y la goleta Peruviana). Este fue uno de los hechos que desencadenó la Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana, en diciembre de ese año. Es decir, la acción de Garrido fue anterior al conflicto, con el Perú desprevenido.

Pero la expedición de Garrido no fue el único antecedente. En 1838, en el marco de la mencionada guerra contra la Confederación, una división chilena desembarcó en Ancón, 40 kms al norte de Lima. “Para ese tiempo, el conflicto ya llevaba dos años, y el gobierno estaba más abastecido de elementos para la guerra: zapatos, uniformes, fusiles, etc. Por tanto, el desembarco era bastante factible, y por otro punto, las fuerzas de Andrés de Santa Cruz estaban más desplegadas hacia la cordillera, por lo que no había una gran concentración de tropas”, explica a Culto el historiador Rafael Mellafe.

El 1 de marzo, Bolivia le había declarado la guerra a Chile tras la ocupación de Antofagasta. A su vez, el 2 de abril de 1879, Chile le había declarado la guerra a Perú. Con ello, el gobierno de Aníbal Pinto, a través del ministro del Interior, Belisario Prats, y el recién nombrado Secretario general y asesor de la Escuadra y del Ejército, Rafael Sotomayor proponen el plan de ir a atacar a El Callao.

“Se componía de dos partes: atacar los buques peruanos sorpresivamente o a lo menos encerrarlos en sus fondeaderos, e inmediatamente después lanzar una división de 4 a 5.000 soldados sobre Iquique, defendido a la sazón por 4,000 hombres”, señala el historiador Gonzalo Bulnes en su fundamental libro Guerra del Pacífico.

Además, las informaciones sobre el estado de los buques peruanos eran alentadoras para los propósitos del gobierno. “Las noticias que se tenían y que se confirmaron eran, que los fuertes estaban a medio arreglar, que la Independencia tenía sus calderas en tierra, que se hacían importantes reformas al Huáscar, que los artilleros de tierra y de mar eran nuevos, sin ninguna competencia, porque casi todo el personal de esa arma era chileno hasta hacia poco y había sido licenciado”, relata Bulnes.

Bloquear antes que atacar

Sin embargo, Juan Williams Rebolledo manifestó sus reparos a la idea propuesta desde el gobierno, “porque señaló que no tenía los medios para ir a El Callao. No tenía ni carbón, ni el transporte, ni la seguridad para hacerlo. Además, no tenía hombres suficientemente entrenados”, indica Rafael Mellafe.

“A diferencia del desembarco de 1838, acá la guerra estaba recién empezando. El país no estaba preparado para una guerra. Para que te hagas una idea: en enero de 1879, el Ejército contaba con 2.997 hombres, que estaban básicamente en el sur, en la frontera con los mapuches, y ya para enero de 1881, antes de entrar a Lima, ya sumaban 42 mil efectivos”, agrega Mellafe.

Ante la falta de recursos que alegaba, Williams contrapuso otro plan, a su juicio más eficaz: bloquear el puerto de Iquique. De esta forma, se pretendía hostilizar a las poblaciones peruanas de la costa de Tarapacá y eso obligaría a la Armada enemiga a salir a defender ese territorio, y ahí, el almirante pensaba batir a su similar del Perú en un combate de escuadras.

El gobierno, considerando los reparos de Williams, decidió entonces aceptar la sugerencia de este. Así, el 3 de abril la Escuadra zarpó rumbo a Iquique y llevó consigo a los siguientes buques con sus respectivos mandos: El Blanco Encalada, al mando del comandante López; el Cochrane, comandante Simpson; la Chacabuco, comandante Viel; la O’Higgins, comandante Montt; la Esmeralda, comandante Thompson, y la Magallanes, comandante Juan José Latorre.

Pero los reparos de Williams Rebolledo no solo tenían que ver con precauciones de orden técnico. En su fuero interno, quería asegurar una buena campaña porque tenía un objetivo ulterior.

“Quería obtener laureles en la guerra porque aspiraba a presentarse como candidato presidencial para las elecciones de 1881 -cuenta Mellafe-. Aunque tenía un rival formidable al frente: Rafael Sotomayor, quien tenía las mismas intenciones”.

Siguiendo las instrucciones de Williams, la Escuadra llegó a bloquear Iquique el 5 de abril. Como se hacía en aquellos tiempos, se le notificó la acción a las autoridades locales peruanas. El encargado de realizar dicha gestión fue un oficial, entonces de 31 años, el capitán de corbeta Arturo Prat Chacón.

Prat no ocupaba mando en ninguna embarcación, y llegó al bloqueo de Iquique casi de casualidad. Ocurre que Rafael Sotomayor, antes de embarcarse al norte para seguir el curso de las acciones, buscó un secretario. Ofreció el cargo primero a Francisco Valdés Vergara, quien no aceptó. Luego, le consultó a Prat, quien por entonces ocupaba un puesto administrativo en la Comandancia General de Marina, en Valparaíso. El oriundo de Ninhue aceptó encantado. Era su oportunidad de participar de cerca en las acciones bélicas.

Correrías peruanas

Sin embargo, pese a todo lo señalado por Williams, el bloqueo de Iquique no estaba dando resultados concretos. El 6 de abril, el transporte peruano Chalaco salió con implementos para reforzar Arica, Pisagua, y además elementos para trasladar por tierra a Iquique.

Al enterarse de este movimiento, el gobierno ordenó a Williams –mediante dos telegramas-que saliera a Arica a capturar ese transporte.

El segundo telegrama, lo documenta Gonzalo Bulnes en su libro. “Se confirma salida anteayer vapor Chalaco conduciendo tropas i [sic] elementos de fortificación para Iquique. Ustedes comprenderán de cuanta importancia seria su captura”.

Sin embargo, el almirante hizo caso omiso y no envió ningún buque a dar caza al Chalaco.

Incluso, días después el Perú envió otro transporte desde El Callao, el Talismán, también para reforzar a Arica. Ambos transportes pudieron ir, completar sus misiones y volver sin problemas a El Callao.

Nuevamente Williams no ordenó ninguna persecución.

Sin embargo, el 7 de abril de 1879, Williams recibió la noticia de que dos naves peruanas habían salido rumbo al sur. Temiendo que atacaran Antofagasta, el almirante envió al blindado Cochrane y la cañonera Magallanes para defender ese puerto. Arribaron el 9 de abril.

Sin embargo, la Magallanes fue enviada dos días después de vuelta a Iquique por orden del coronel Emilio Sotomayor, quien en el buque envió un telegrama del Presidente Pinto para Rafael Sotomayor.

En su regreso a Iquique, la Magallanes se encontró con dos barcos peruanos que habían pasado el bloqueo chileno sin problemas: la cañonera Pilcomayo y la corbeta Unión. Así, el 12 de abril de 1879 se libró el combate de Chipana, a unas cinco millas al norte de la desembocadura del río Loa.

Chipana fue el primer enfrentamiento entre chilenos y peruanos de la Guerra del Pacífico. El resultado del combate fue incierto, dado que ningún buque tuvo bajas y la Magallanes logró esquivar a los barcos peruanos, aunque ambos bandos se adjudicaron la victoria.

Por supuesto, el hecho que dos barcos peruanos anduvieran cerca del Loa, y que dos transportes enemigos hayan podido realizar sus misiones sin problemas trajo una serie de protestas en la prensa chilena, y sobre todo en el gobierno.

† Su muerte 1910

24 de junio de 1910: Este día Don Juan Williams Rebolledo, fallece en Santiago. Sus restos descansan en el Cementerio General de Santiago patio 10.

Fuentes y Enlaces de Interés

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono