¡Llegamos a 24.890.767 visitas gracias a ustedes! ☆

Historia del Hospital de Talca

De WikicharliE
DOCUMENTOS CHILENOS WikicharliE.jpg

1799

Desde la fundación de la Villa de San Agustín de Talca, en 1742, fue un sentido anhelo de sus habitantes el poseer un hospital debido a la considerable distancia al centro más poblado, que era Santiago, y que demandaba con suerte una semana de viaje, siendo a veces imposible efectuarlo en invierno por las crecidas de los ríos; sin embargo, este deseo no pudo concretarse sino muchos años después, debido en parte a que las riquezas de la región estaban recién explotándose: agricultura, ganadería y labores mineras (minas de oro del Chivato) y también al desinterés del gobierno central.[1][2]

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

1796 Se inicia construcción Hospital de Talca

Fue gracias a la iniciativa de los propios vecinos y particularmente de los hermanos Cruz Bahamonde cuando la ciudad contaba ya con cerca de 7 mil habitantes que se iniciaron en 1796, los primeros trabajos para construir un hospital.

Para llevar a cabo este proyecto, Juan Manuel adquirió un predio en la actual Calle 2 Sur entre 4 y 5 Oriente (hoy Salesianos), para el levantamiento del edificio, disponiendo la confección de los planos por el arquitecto Joaquín Toesca, y constituyendo al mismo tiempo un censo de $4.000 de ocho reales sobre sus bienes en beneficio del Hospital; a su vez Vicente y su cónyuge, doña Josefa Burgos, comprometieron otro censo por un monto de $2.000 sobre la hacienda Las Palmas; don Nicolás (radicado en Cádiz) aportó inicialmente $2.000 para la obra, para luego aumentar generosamente su contribución.

Nicolás de la Cruz y Bahamonde

Don Nicolás de la Cruz y Bahamonde, el futuro Conde del Maule, tomó la iniciativa de sus hermanos como propia y le dedica una preocupación admirable, la carta dirigida a Juan Manuel en 1797, revela cuán posesionado estaba del proyecto, decía:

31 de enero de 1797: "es indispensable que el edificio tenga una o dos salas para enfermos; sala para los contagiosos; otra para cirugía; otra para convalecientes y otra para botica. En los ángulos de ella, se ponen uno o dos altares para que el capellán les diga misas. Las piezas deben estar bien ventiladas, para lo cual deben ser espaciosas. También la isla donde se forma el edificio ha de estar a bastante trecho de las demás poblaciones; así, además de distar 30 varas de las casas ha de tener una buena plaza a su frente.

Después de acabado se pueden llamar padres de San Juan de Dios para que vayan a ocupar su clase de hospital, no como convento. Estos son buenos Facultativos y desempeñarían bien su cargo (los padres capacho, como los llamaba el pueblo, aludiendo a su vestimenta).

El cabildo debe tener todos los años por Enero nombrar dos Regidores-Diputados para que visiten el hospital y celen de su aseo, servicio, cuidado, etc. Las celdas para los hermanos de San Juan de Dios también se harán construir con comodidad".

terminaba diciendo '"en el hospital se podría destinar un patio con sus aposentos proporcionales, bastante reducidos para los dementes y locos, pues me acuerdo que solían andar por las calles y la buena política exige recogerlos y la humanidad asistirlos con todo lo preciso".'[3]

El hospital requería recursos para su alhajamiento y además los gastos de administración, medicinas, insumos, alimentos constituían un problema no resuelto, ideando Juan Manuel una fórmula que recibió la aprobación de Nicolás, decía, "el noveno y medio de diezmos, si es buen arbitrio para el hospital, respecto que tienen en ese Reino varios ejemplares".

El aporte financiero sobre los diezmos propuesto fue finalmente aprobado por la Corona luego de una prolongada tramitación en la que participó activamente Nicolás; el hospital empezó a funcionar en 1799 (hace 200 años), pero el reconocimiento oficial y el otorgamiento del 9.5% de los diezmos.

1799 Inauguración del Hospital de Talca

Inauguración del establecimiento en la calle "San Juan de Dios (hoy 2 Sur, entre 4 y 5 Oriente, con una capacidad de 40 camas repartidas en Medicina y Cirugía a cargo de los religiosos de San Juan de Dios, siendo su primer administrador el sacerdote Agusto Rencoret[4]. Su capacidad era de 40 camas, repartidas en Medicina y Cirugía.

1803 Reconocimiento oficial por la corona española del Hospital de Talca

8 de julio de 1803: El Hospital de Talca en la calle "San Juan de Dios" (2 Sur 4 y 5 oriente) fue reconocido por la corona española, por Cédula Real, este día de 1803, Esta resolución nombró a Vicente Nicolás de la Cruz y Bahamonde, "mayordomo" del establecimiento.

Una pequeña iglesia, en la parte de atrás del hospital, mirando a la calle del Comercio (1 sur)

Una vez concluido el Hospital San Juan de Dios, y a insistencias de don Nicolás, se construyó con planos también de Joaquín Toesca, una pequeña iglesia (de San Juan de Dios) cuyo frontis miraba hacia la calle 1 Sur, y que él mismo, financió, la cual existió hasta fines del siglo XIX.[5]

Los recursos destinados por los hermanos de la Cruz sumaron más de $36.000 de ocho reales, lo que significaría en la actualidad la suma de $252 millones aproximadamente.

1810 Conde del Maule

19 de abril de 1810: Este día por Cédula Real, se le concede el título de Conde del Maule a don Nicolás de la Cruz y Bahamonde, especifica este dato "que a vuestras expensas y de vuestro hermano Juan Manuel de la Cruz, Caballero de la Real y distinguida Orden Española de Carlos III, erijisteis en la expresada Ciudad de Talca a beneficio de los pobres un hospital e iglesia que me digné tomar bajo de mi inmediata protección gastando en ellos más de 30 mil pesos fuertes imponiendo ambos y don Vicente De la Cruz vuestro hermano Coronel del citado Regimiento Provincial del Rey, en censo de otros seis mil pesos fuertes, a dos mil cada uno, para fondo del mismo piadoso establecimiento".[6]

1817

Después de la batalla de Chacabuco y durante su permanencia en Talca en Abril de 1817, Bernardo O'Higgins reparó en el calamitoso estado del hospital, donde se atendía a un grupo de soldados patriotas heridos. Decía, al respecto, en nota enviada al Cabildo:

"estremece la miseria, la destitución, y la desnudez del hospital de esta ciudad. Ni en un desierto se hallarían más abandonados los defensores ilustres de la Patria".

La sala Capitular, en nota respuesta, informa al Director Supremo que se han adoptado las medidas para su corrección explicando las causas del desorden del hospital, decía:

"igualmente prevenimos a V.E., que el administrador del referido hospital, don Vicente de la Cruz Bahamonde, ha suspendido los socorros de víveres y dinero que siempre ha dado para la subsistencia de los enfermos,viéndose el Cabildo en la precisión de suministrar de sus cortos fondos los recursos que cada día se hacen más necesarios".

Al día siguiente O'Higgins dice al Gobernador de Talca

"prevengo a U., notifique a Cruz o su apoderado continúe sin la menor falta practicando aquella erogación en los mismos términos que antes lo ha verificado, con advertencia que si la rehusare, mandará U., a embargar los bienes que se crean suficientes para que de su fruto se extraiga aquella contribución".

Esta medida injusta y arbitraria de secuestro de bienes, en circunstancias que don Vicente de la Cruz Bahamonde y sus hermanos habían sido los creadores del hospital, tenía su origen en que el hijo de él, de nombre también Vicente, había tenido un activo papel en el bando realista, durante la Reconquista y habría sido uno de los que traicionaron a Carlos Spano y Marcos Gamero en la heroica defensa patriota de Talca ante el ataque del coronel español Eleorraga, el 4 de marzo 1814.

Posteriormente, la guerra de la Independencia y la anarquía que siguió a la abdicación de Bernardo O'Higgins (1823), originó un caos económico y social que repercutió en el naciente hospital, esto unido a la escasez de médicos debido primero a la prohibición de entrada de extranjeros al país impuesto por la Corona Española y segundo, la escasez de médicos chilenos pues la Escuela de Medicina sólo reinició funciones el año 1833, después del cierre de la Universidad de San Felipe (1819), además del mínimo prestigio social que tenía la profesión.

Sin embargo, las grandes vicisitudes económicas del hospital no terminaron allí, sino mucho después con la consolidación de la República bajo el régimen Portaliano que trajo al fin orden y tranquilidad al país.[7]

1831 Los primeros médicos extranjeros

Independizado Chile, se abrieron las fronteras a los médicos extranjeros, llegando a Talca, tres médicos ingleses Guillermo Cripe, Pedro Fisher y Jorge Burton, invitados al país por Guillermo Blest médico irlandés[8] y quien desde 1830 se des empeñó en el Protomedicato, cuyas funciones eran fiscalizar los actos médicos, aprobar las licencias para ejercer en el país y fiscalizar los hospitales y boticas.[9]

  • Guillermo Blest de nombre William Cunningham Blest Maiben (☆Sligo, Irlanda, 1800 -† 1884), conocido en español como Guillermo Blest, fue un médico irlandés radicado en Chile a principios del siglo XIX. Tras múltiples tertulias con gente del área de la salud se embarca en 1823 a Chile, exactamente a Valparaíso, para visitar a su hermano Andrés. Ejercerá su profesión con el nombre de Guillermo C. Blest. Trabajo en Santiago, Valparaíso y Talca. Contrajo matrimonio con María de la Luz Gana, del cual nacieron a dos hijos, Guillermo y Alberto Blest Gana,​ ambos destacados literatos[10].

1835 Derrumbe de parte del Hospital

20 de febrero de 1835: El historiador chileno M.A. Ducci en su libro INFORME D, Los Desastres naturale de Chile, M. A. Ducci, describe un fuerte sismo que ataca la zona central de Chile, conocido como Terremoto y tsunami de Concepción. Este ocurre un día viernes a las 11:35 horas, del mediodía, durante un hermoso día, completamente despejado, con una intensidad de 8.2º Richter y una duración de 2 minutos 30 segundos.

Este terremoto originó el derrumbe de parte importante del hospital, construido de adobe y madera. 23 de febrero de 1835: Este día lunes, se declaran dos temblores que alarmaron a la población, pero sin desgracias peronales. El primero a las 08:47 de la mañana y el segundo a las 22:41 de la noche, siendo este último más suave y corto.

Estas replicas provocaron temor en los habitantes de Talca, esperando lo peor, por lo que muchos durmieron en la alameda y plazas de la ciudad. A su vez provoco que las débiles murallas del hospital, que aún estaban de pie, cayeran o se trizaran aun más, por lo que tuvieron que echarlas abajo. Este fue reconstruido cinco años después en 1840, en el mismo lugar.INFORME D, Los Desastres naturale de Chile, M. A. Ducci[11]

Se debe agregar que este año las lluvias y temporales azotaron a la zona central con extrema crudeza, por lo que los enfermos de Tubercusis, cuadros febriles y resfrios de cuidado, abarrotaban el hospital.

1844 El Hospital

Estaba ubicado en la calle del mismo nombre "San Juan de Dios", hoy bajo el nombre de 2 sur, 3 y 4 oriente, donde se encuentra el Colegio Salesianos,

El mapa de la ciudad de Talca, nos muestra la ubicación del Hospital, llamado en esos años "Hospital San Juan de Dios". Estaba ubicado en la calle del mismo nombre "San Juan de Dios", hoy bajo el nombre de 2 sur, 3 y 4 oriente, donde se encuentra el Colegio Salesianos. Se debe aclarar que en sus comienzos el Hospital de Talca llevaba el nombre de San Juan de Dios, en su primera ubicación aquí descrita. Luego, en 1873 cuando se levanta en la 1 norte, 13 y 14 oriente, debido al inmenso brote de viruela que ataca a Talca y a gran parte del país, llevándose innumerables vidas talquinas, se le cambia el nombre de “Hospital El Salvador”.

1845 Médicos y financiamiento del hospital

En el año 1845, según Francisco Hederra Concha en su libro "Crónicas y Anécdotas talquinas", ejercían en Talca la medicina, con o sin aprobación del Protomedicato las siguientes personas:

  • Nicolás Pedro Moller, (danés)
  • Fernando Parot, (francés). De numerosa y prestigiosa descendencia en Talca
  • Joaquín Noguera, (español). Noguera tenía del título de Licenciado y permiso del Protomedicato para ejercer la profesión
  • Panagino Casijal, (italiano)
  • Enrique O'Hea, (inglés). O'Hea aseguraba poseer títulos y diplomas de la Facultad Médica de Edimburgo y que había estudiado cinco años en París.[12] [13]

Se desempeñaba como administrador del hospital el acaudalado vecino Vicente Antúnez. De acuerdo con la tradición colonial los servicios de beneficencia contaron durante todo el siglo XIX con la ayuda personal y financiera de numerosos filántropos que se hacían cargo de la administración de los hospitales, hospicios y casas de huérfanos; los magnates agrícolas y comerciantes ayudaban con generosos donativos y la mayor parte de los testadores ricos legaban algunas sumas a las instituciones de beneficencia.[14]

1846

20 de julio de 1846: Este día, por decreto supremo, se crea la Junta Local de Beneficencia, la cual se hace cargo de la administración del hospital, lo que trajo un gran adelanto para el desarrollo de éste.

1854

Cuando la provincia de Talca tenía una población de 79 mil habitantes y la ciudad de Talca, alrededor de 30 mil, (según el censo efectuado dicho año) se dicta bajo las firmas de Manuel Montt y Antonio Varas un "Reglamento para la administración y régimen de los hospitales" que tenía una serie de disposiciones curiosas; decía por ejemplo:

  • Artículo 5: que las personas que no siendo pobres de solemnidad quisieran medicinarse en los hospitales, si podían ser admitidas, con la condición de abonar 4 reales diarios (aproximadamente 3 mil pesos actuales) por asistencia médica, mantención y medicinas, las cuales se pagarán por adelantado semanalmente y si algún paciente pretendiera pieza por separado y asistencia particular será obligado a abonar 1 peso diario (aproximadamente 6 mil pesos actuales). Era el jefe del hospital, el administrador, cargo que debía recaer en personas de notoria probidad y filantropía.
  • Articulo 6: Constituía obligación de los médicos visitar los enfermos todos los días, en el verano a las 7 de la mañana ya las 5 de la tarde y en el invierno a las 8 de la mañana y a las 4 de la tarde, debiendo asistir a visitas extraordinarias por algún accidente repentino a cualquiera hora del día o de la noche; era obligación del contralor
  • Articulo 30: por ningún pretexto, permitir a alojar personas de fuera que no tengan destino u ocupación, y constituía una de las obligaciones del mayordomo.
  • Articulo 35: Impedir que los empleados mantengan caballos en el establecimiento, a excepción de los destinados para el servicio de éste.[15]

Llegada de las Hermanas de la caridad de Dan Vicente de Paul

Hermanas de la Caridad usando su distintiva toca alada, llegan al Hospital de Talca

Esta congregación fundada por San Vicente de Paul el 29 de noviembre de 1633[16], y consagrada a la atención de los enfermos, llegó a Chile a petición del gobierno de Manuel Montt en 1854, y las primeras religiosas francesas fueron destinadas a la atención de los hospitales de Santiago, Valparaíso y Talca, desarrollando una hermosa y abnegada labor asistencial en Talca, desde esa fecha hasta hace sólo menos de veinte años, siendo clásicas sus figuras con las grandes tocas aladas.

1864 -1866 Tifus exantemático

Una epidemia de Tifus exantemático ataco al país fines de 1864, todo el año 1865 hasta 1866. Este año hizo estragos entre la población de obreros alcohólicos, y de aquellos hombres de campo que pasaban al sol con grandes insolaciones.

Encina en su Historia de Chile[17], señala que para 1866, en el Hospital de Talca, el 18% de los pacientes hospitalizados fallecía, nombrando como causas principales:

  • tuberculosis 25%
  • disenterías 11%
  • fiebres” 10%
  • neumonías 6%
  • heridas 4%
  • sífilis 3%
  • viruela 2%.

Al respecto dos enfermedades atacaban en forma recurrente epidémica y con altísima mortalidad a Chile y a la ciudad.

El Tifus exantemático y la viruela; a pesar que la vacuna antivariólica era conocida desde principios del siglo XIX, la gente por ignorancia o temor se negaba a vacunarse, así por ejemplo, Encina refiere que el número total de vacunados el año 1866 para todo el país fue sólo de 53.312 personas, para una población de casi dos millones de habitantes, según el censo de esa época.

La muerte del doctor Lorenzo Sazie

Jueves 30 de noviembre de 1865: Una de las muertes más sentidas por esta epidemia, fue la del connotado doctor Lorenzo Sazie, que falleció a causa del tifus exantemático este día de 1865.

domingo 6 de octubre de 1867: La Universidad de Chile rindió in emotivo homenaje a la memoria del señor Decano de Medicina, doctor Lorenzo Sazié por parte del Claustro Pleno,en el Gran salón del nuevo edificio de la Universidad.

El 20 de noviembre el doctor Sazié experimentó los primeros síntomas del tifus, desde aquel instante dejó de asistir el hospital i paso cinco días tomando remedios sin dar aviso de su estado. El día 24 ya estaba gravemente enfermo. El día 25 se pudo entrar en sus piezas; había ya cierta perturbación de sus facultades mentales y notable somnolencia. El cuerpo médico, alarmado con la fatal noticia, corrió a su lado pero era tarde. A pesar de sus esfuerzos, la enfermedad siguió su marcha, y el 30 de noviembre de 1865, a las diez de la noche, el doctor Sazié nos abandonó para siempre.[18]

1866 Sequía en la Región del Maule por "La Niña"

Durante el gobierno de José Joaquín Pérez Mascayano, una sequía arrasa la región del Maule, trayendo como consecuencia una devastación en la agricultura y ganadería. [19]

El Rio Claro y el Rio Maule se secaron completamente debido a los fenómenos naturales de este año. Cuando el océano está más frío de lo normal, en general son años más secos sólo en nuestro país, ya que en otros puntos del globo funciona distinto. Cuando hay años de "El Niño" es más lluvioso. En este caso, los eventos más secos registrados en el tiempo coinciden con años de "La Niña".

Esta sequía trajo grandes enfermedades entre los talquinos como disentería, diarreas, hepatitis y otras enfermedades producto de que la gente tomaba agua de cualquier lugar, como charcos y acequias. Los canales y "rigueros" casi secos, estaban contaminados con animales muertos y aguas estancadas. Hubo gran mortandad de niños y ancianos en la ciudad. Debido a esto el hospital se vio sobrepasado en la cantidad de atenciones y hospitalización.[20]

1870

En el 1870 se asistieron 2.238 enfermos[21]

1872 El Hospital, según Recaredo Santos Tornero

El Hospital en la 2 sur 4 y 5 oriente (hoy Salesianos) La actual ubicación del hospital data del año 1873, cuando una epidemia de viruela obligó a ampliar sus dependencias, por lo que el nuevo centro asistencial recibió el nombre de “Hospital El Salvador”.

En 1872, Recaredo Santos Tornero, comenta en su obra titulada “Chile Ilustrado”, datos sobre Hospital de Talca:

"El Hospital San Juan de Dios, este magnifico establecimiento está situado en el costado Oriente de la ciudad, distante cinco cuadras de la plaza. Consta de dos pisos con 2 extensos salones cada uno, destinados el superior para hombres y el interior para mujeres. En la actualidad tiene habilitadas 170 camas con catres de fierro, reinando en su distribución, cuidado de los enfermos y servicio del botiquín, el mayor orden y aseo. Las monjas de la Caridad, con ese inagotable celo y contracción que caracteriza todos sus actos, tiene a su cargo la vigilancia inmediata del establecimiento. El entusiasta presbítero Agustín Vargas, cuyo nombre hemos repetido ya varias veces por encontrarse ligado a muchas de las mejoras efectuadas en la ciudad, les ayuda en sus pesadas tareas.

El mismo celebra el oficio divino en la capilla que hemos descrito. El hospital cuenta en el día con algunos fondos procedentes de legados de personas piadosas y con una subvención del Supremo Gobierno.

Recaredo Santos Tornero (☆ Valparaíso, 14 de octubre de 1842-† Santiago, 26 de julio de 1902). Fue un editor, impresor y director del diario El Mercurio de Valparaíso y fundador del diario El Comercio. En 1872 publicó su obra Chile ilustrado, la cual intentaba hacer un resumen estadístico, geográfico, histórico, político y social del país.

1886 Epidemia de Cólera en Chile

25 de diciembre de 1886: Un sábado de diciembre, se inició la epidemia en la villa de Santa María, a 7 kilómetros de la ciudad de San Felipe en Chile.

1886 El Nuevo Hospital de Talca

El Hospital en la 1 Norte 13 y 14 oriente (ubicación actual)

Imagen del Hospital de Talca, llamado "El Salvador", cercana a 1886, ubicado en la norte 13 y 14 oriente.

El nuevo hospital fue construido en el mismo lugar que ocupa el actual Hospital Regional. Poseía, como era la costumbre de la época, enormes salas o pabellones que albergaban 50 o más pacientes cada una, y a las que se les daba el nombre de un santo o santa con un pequeño altar interior bajo la advocación de éstos; al centro de cada sala, existía una gran salamandra para su calefacción; el cuidado de los pacientes estaba a cargo de las Hermanas de la Caridad. Todo el hospital fue construido con gruesos murallones de adobe, lo que fue la causa de su pronta desaparición, y sólo la fachada era de ladrillo y albañilería.

1887 Cólera en Chile

15 de enero de 1887: El Cólera arraso con los habitantes de Chile, llevando a la tumba a miles entre 1886, 1887 y 1888. Fallecieron 23.432 personas víctimas del cólera, de una población en esos años de 3 millones de chilenos. Talca no fue la excepción, por lo que numeroso vecinos fallecieron en el mismo hospital de Talca.[22]

1898 Llega el Dr. César Garavagno Burotto

Llega al hospital el Dr. César Garavagno Burotto (☆ 1872-† 14 de septiembre de 1943) en 1898, a los 26 años de edad. Estuvo en el servicio 43 años, retirándose en 1941, a los 69 años por problemas de salud.

Garavagno llega provisto de un gran espíritu de servicio y a la vez de constante superación y perfeccionamiento. Son por estas cualidades precisamente, funda el Servicio de Cirugía en 1910, hasta entonces no había servicios sino sólo salas de hospitalización. En 1921, fue Subdirector del Hospital para pasar posteriormente a ser su primer Director médico.

En 1926 y 1927, realiza cursos de postgrado en París, Francia, pues, eran además los tiempos que la medicina francesa tenía la más alta influencia en nuestro medio. Sin embargo, su inquietud no sólo era a nivel local, sino también lo era a nivel nacional y en el plano estrictamente académico; por esta razón que es Socio Titular fundador de nuestra Sociedad, la Sociedad de Cirujanos de Chile. En 1941, el 21 de abril, la Ilustre Municipalidad de Talca le rinde también tributo a su servicio de la comunidad y le entrega una Medalla de Oro en su reconocimiento. También es nombrado Miembro Académico de la Facultad de Biología y Ciencias Médicas de la Universidad de Chile.

El Dr. Garavagno Burotto se retira del hospital en 1941, ya enfermo, para fallecer de un linfoma no Hodgkin (tipo de cáncer que surge en los linfocitos, un tipo de glóbulo blanco de la sangre), el 14 de septiembre de 1943. Afortunadamente su memoria no es olvidada en los años siguientes y es así como en 1956, el Hospital Regional de Talca, por Decreto Supremo pasa a llevar su nombre y en diciembre de 1959, la Sociedad de Cirujanos de Chile le rinde justo homenaje a su Socio Fundador y de brillante carrera, otorgándole el título más preciado que otorga nuestra Sociedad, el de Maestro de la Cirugía Chilena[23].

1906 El terremoto de Valparaíso daña seriamente la estructura del nuevo Hospital

16 de agosto de 1906: A las 20:00 Hrs., un fuerte terremoto destruye casi todo el puerto de Valparaíso y curiosamente afectó gravemente también las ciudades de Talca y Melipilla y no así Santiago, ni las ciudades intermedias.

En Talca, provocó grandes destrozos en residencias particulares, en la catedral, se derrumbaron parte de sus torres y el frontis.

El hospital que do dañado seriamente, se cayó el ala destinada a pabellón y a servicios[24]; esta última se reconstruyó en ladrillos y se usó como bodega y bodega de farmacia hasta hace muy pocos años atrás.

1926 Creación de los Servicios de Cirugía Infantil, Radiología y Radioterapia

En 1926, el Dr. José Dionisio Astaburuaga Cienfuegos (hoy en su recuerdo una Población lleva su apellido), crea el Servicio de Cirugía Infantil a instancias del Dr. Garavagno que era su jefe en el Servicio de Cirugía. Interesados por los adelantos en radioterapia, viaja a Europa estudiando en el centro de Madame Curie; fruto de este viaje fue la creación del Servicio de Radiología y Radioterapia, pionero en el país y el más avanzado de provincias en 1928. La adquisición de estos caros equipos fue gracias a su esfuerzo personal y donaciones de amigos y pacientes[25].

1928 El terremoto de Talca

1 de diciembre de 1928:Uno de los terremotos más grandes en la historia de Chile se desata un día sábado 1 de diciembre pasada la medianoche, a las 00:06 horas de la madrugada, con una intensidad de 7.9° Richter y 8.3° en escala superficial. Su epicentro se localizó cerca de Curepto, Región del Maule. Debido a que era pasada la medianoche, algunos historiadores ubican el sismo en un día viernes. En Talca su duración fue de 1 minuto y 45 segundos.[26]

El Hospital del Salvador de Talca, ya dañado en su estructura por el terremoto de 1906, se derrumba totalmente, quedando solo en pie el ala construida dicho año, los pabellones quirúrgicos y la capilla; felizmente a pesar de la gran intensidad del terremoto, las muertes por el sismo fueron sólo algunas decenas, probablemente porque aún era temprano y la población que estaba despierta alcanzó a guarecerse.[27][28][29]

El historiador chileno M.A. Ducci relata en su libro "Informe D, Los Desastres naturales de Chile" que el Hospital de Talca quedo prácticamente en el suelo, pero sus médicos continuaron de igual forma, atendiendo a los cientos de heridos que llegaban. Era tal la cantidad de personas lastimadas que llegaban y muchas de extrema gravedad, que la autoridad militar a cargo de la zona, el General Bartolomé Blanche, decidió poner de inmediato a Ferrocarriles del Estado a disposición de los heridos, enviando más de doscientas personas a hospitales de Santiago en carros de primera, segunda, tercera y de carga, el asunto era trasladar de manera urgente a esta gente a los hospitales. Esto desarrollo por primera vez en Chile, una logística militar y ciudadana impresionante[30]

Inmediatamente ocurrida la tragedia se hizo cargo el Dr. César Garavagno B., quien dispuso su traslado a la aún no inaugurada Asistencia Pública (donde actualmente se guardan las ambulancias); para colmo de males se cortó el suministro de luz y agua potable por varios días.

Carpas llamadas Tortugas

Solo 48 horas después llegó la ayuda del Servicio Sanitario Militar de Santiago, quien tomo la atención de los heridos, instalando 8 grandes carpas llamadas Tortugas. Los pacientes fueron trasladados a barracas y a estas carpas del Ejército, instaladas en la calle 1 Norte con 13 Oriente. Como consecuencias de un nuevo sismo, falleció una paciente, la cual, al huir presa del pánico, fue alcanzada por una cornisa que se desprendió del edificio[31].

Debido a la precariedad de las instalaciones, el Médico Jefe Militar de la zona Dr. Torres Boones, toma la decisión de trasladar los 200 heridos, más graves a Santiago.

“el traslado de éstos da idea de la escasez de recursos de las provincias para todas las emergencias, lo que no tiene nada de extraño, si también en tiempos normales la indigencia material toca los limites de lo increíble”.

28 de diciembre de 1928: Veintisiete diás después del terremoto. el gobierno autorizó el gasto de $300.000 para la construcción de 4 galpones provisorios con capacidad de 48 camas cada uno y que estuvieron listos a fines de Enero de 1929, decía el diario la Mañana:

“Estos están construidos de madera sólida, barro y forrados interiormente con cielo de madera y techo de zinc. Los pabellones ofrecen un hermoso aspecto construidos en material ligero y perfectamente sísmico y según se nos ha manifestado este edificio provisorio albergará a los enfermos mientras se construye el Hospital actualmente en proyecto”.

1937 Inauguración del Nuevo Hospital

Peleas e intereses

Una vez terminadas las obras del hospital provisorio se inició el proyecto para el nuevo hospital surgiendo una agria discusión sobre el lugar adecuado para su construcción. Se formó una comisión médica ad-hoc que recomendó que éste se construyera en un terreno cercano a la antigua Escuela Agrícola (inaugurada en 1906), en consideración a que el sitio que actualmente ocupa el hospital se encontraba entre la estación de FF.CC., que en ese entonces tenía mucho más movimiento y contaminaba muchísimo con las locomotoras a vapor que desprendían humo y hollín todo el día, y el cuartel urbano (por el Oriente) que era el sitio donde se guardaban los carretones de la basura y los caballos que tiraban éstos con la consiguiente hediondez y mosquerío, además que el terreno tenía y tiene numerosas napas subterráneas; sin embargo, surgieron mezquinos intereses de parientes del presidente Carlos Ibáñez del Campo, como el de su suegro Ricardo Letelier Silva (padre de la mujer de Ibañez, Graciela Letelier, con residencia en Talca) que se veían amenazados económicamente de construir el hospital en el sitio recomendado por la comisión médica. El presidente presionado por su suegro ordenó que el nuevo hospital se construyera en el mismo lugar que ocupaba el actual Hospital de Talca.[32]

Iniciadas las obras éstas se paralizaron por varios años, debido a la caída del gobierno de Ibáñez y la grave crisis económica mundial del año 29, que afectó dramáticamente a nuestro país con la caída de las exportaciones y cesantía.

Inauguración

Fotografía tomada del Hospital de Talca en 1937, días después de su inauguración. En algunas reseñas históricas, aparece la referencia sobre esta imagen, diciendo de que es, de cuando llego al hospital el Doctor César Garavagno Burotto, pero esto es un error, pues el llego al hospital en 1898, cuando este edificio aun no se construía. Recordemos que este nuevo hospital recién fue inaugurado el 6 de mayo de 1937/Coloración de la fotografía, Departamento Banco de Imágenes de WikicharliE

6 de mayo de 1937: Desgraciadamente debieron pasar largos ochos años para el término de este proyecto y sólo durante el segundo gobierno de Arturo Alessandri Palma fue inaugurado el actual hospital, el 6 de mayo de 1937.[33]

Después de casi nueve años del terremoto pudo al fin inaugurarse el nuevo hospital el día 16 de mayo de 1937. Asistieron a la ceremonia el Ministro de Salubridad Dr. Eduardo Cruz Coke y el Vicepresidente de la Junta Central de Beneficencia y Asistencia Social Dr. Sótero del Río, entre otras autoridades, actuando de anfitrión el Director del Hospital, Dr. Miguel Etchebarne. Hizo uso de la palabra, entre otras autoridades, el Dr. Cruz Coke, quien a las observaciones echas por los médicos talquinos dijo que estaba consciente que esta obra se malograría si no se les dotaba de los elementos adecuados ni de mayor personal calificado, y finalizó diciendo “quiero que este hospital tenga las características del ave en pleno vuelo”[34]

Decía el Dr. Sótero del Río al entregar el hospital a la ciudad durante la ceremonia de inauguración, con una amplia y preclara visión social de la Medicina, “que el hospital no debe limitarse sólo a tratar de mejorar y curar al que a sus puertas llega agobiado por el dolor causado por una enfermedad, sino que debe desarrollar por intermedio de los policlínicos una amplia labor externa, correspondiendo a estos constituir las antenas para infiltrarse en nuestra clases necesitadas enviando a ellas las luminarias: las vi sitadoras sociales y enfermeras sanitarias, siendo ellas las que efectuarán una alta función educadora en lo material y en lo moral y sólo cuando se cumpla en forma eficiente con el plan de trabajo podrá exhibirse el Hospital como un verdadero Centro de Salud, haciendo obras preventiva, curativa y educadora, en una palabra, medicina social[35].”

1939 Terremoto de Chillán

martes 24 de enero de 1939: Un sismo de 8,3 grados en la escala Richter afectó a las 23:32 horas la zona comprendida entre Talca y el Bio Bio, conocido como el "Terremoto de Chillán del 39". En Talca fallecieron 5 personas debido a derrumbes y numerosos heridos, que fueron atendidos en el Hospital De Talca.

El movimiento que duró tres minutos, tuvo su epicentro cerca de la ciudad de Quirihue, producto de una ruptura de la Placa de Nazca. Este sismo ocurrió justo al mes de asumir la presidencia de la República Pedro Aguirre Cerda, teniendo un costo para el país de aproximadamente 30 mil muertos, según estimaciones de la prensa, aunque sólo 5 mil 685 fueron identificados. Adicionalmente, centenares de personas quedaron heridas, y la zona debió sufrir grandes pérdidas en la agricultura y la ganadería[36].

El Presidente de la República, Don Pedro Aguirre Cerda, su señora y otros, saliendo de la estación de ferrocarriles de Talca, después del terremoto, 1939

Talca a pesar de la magnitud del terremoto no tuvo demasiadas tragedias personales y de infraestructura como las ciudades del sur de Chile. Debido a esto la ciudadanía de la ciudad, se aboco a ayudar a nuestros compatriotas de Concepción, Chillan, San Rosendo, Penco y Cauquenes, que fueron las mas destruidas con cientos de muertos.

Talca movilizo obreros, militares, carabineros y docenas de personas que se ofrecieron para ayudar. Desde el Hospital de Talca. partieron doctores, enfermeras y practicantes a la zona afectada. Esta ayuda fue alabada por el gobierno, recibiendo el Intendente de Talca las felicitaciones de su excelencia Pedro Aguirre Cerda.

Portada Diario La Manana de Talca, 27 de enero de 1939.

Hitler

Como detalle histórico en esta tragedia, un cablegrama de Adolf Hitler, al presidente de Chile señor Pedro Aguirre Cerda, debido a la tragedia acaecida. Descripción del contenido abajo.

Cablegrama de A. Hitler a Chile, 27 de enero de 1939

El recorte nos muestra la noticia del cablegrama enviado por Adolf Hitler al presidente de Chile, debido al terremoto de Chillan. El documento un poco ilegible dice:

Berlin- El Führer Adolfo Hitler ha enviado al Presidente de Chile, señor Aguirre Cerda, el siguiente cablegrama: Reciba V. E. en nombre del pueblo alemán y del mio propio, el profundo pesar por el terremoto que ha asolado al pueblo chileno./ Extraído de la portada del "Diario La Mañana de Talca" el 27 de enero de 1939

1942

El año 1942, el hospital de Talca tenía 19 médicos a saber:

  • Dr. César Pérez Becerra,
  • Dr. Gustavo Rayo Planella
  • Dr. José Astaburuaga Cienfuegos
  • Dr. Genaro Cechi
  • Dr. César Garavagno Trucco
  • Dr. Caupolicán Avilés
  • Dr. Franco Zamorano Velásquez
  • Dr. Rogelio Corral Garrido
  • Dr. Enrique Mercadal Paccaud
  • Dr. Humberto Quintana A.
  • Dr. Rafael Mercado Arroyo
  • Dr. Francisco Bernasconi Spagliari, quien hacía las especialidades de Oftalmología y Otorrinolaringología
  • Dr. Alfredo Castro Mayol
  • Dr. Miguel Ureta B.
  • Dr. Víctor Machiavello P.
  • Dr. Carlos Olavarría Ponce
  • Dr. Walterio Stevens
  • Dr. Athos Robinson B.
  • Dr. Emilio Toro Olivos (Dentista).

1952

El Hospital de Talca tenia muy pocos médicos, pero afortunadamente esto mejoro con la ley 10.383 del 8 de agosto de 1952, que creó el Servicio Nacional de Salud, fruto de la fusión de numerosas instituciones de beneficencia pública, se logró regularizar los concursos médicos, aumentar la planta profesional, terminar con los cargos ad-honorem etc, todo lo cual fue fortalecido con la ley 15.076 del médico funcionario.

1956 Se cambia el nombre al Hospital de Talca, por Hospital César Garavagno Burotto

En el Congreso Chileno de Cirugía celebrado en Talca, se acuerda por unanimidad darle el nombre de César Garavagno Burotto al Hospital de Talca, por ser el primer Director Médico del Hospital. La petición fue inmediatamente fue acogida por las autoridades de salud encomendándose al Dr. Raúl Vera L., concretizar este acuerdo en una ceremonia especial, colocándose una placa alusiva en el frontis del recinto (1956), con tal propósito.

Congreso de Cirujanos de Chile

El año 1956, se efectuó por segunda vez en Talca el Congreso de Cirujanos de Chile

1966 Asume la dirección el Doctor Enrique Mercadal

Asume la dirección el Doctor Enrique Mercadal Paccaud entre 1966 y 1970. De todos los médicos que han asumido la difícil labor de dirigir el Hospital de Talca, posiblemente el Dr. Mercadal fue uno de los más destacados por su gran labor profesional en beneficio de la institución, fue así como durante su mandato se construyó e inauguró el Consultorio Externo con más de 2.564 m2., se inició la construcción, ampliación y remodelación de la Maternidad, se inició la construcción, en el patio central donde estaba la antigua capilla, de un pabellón destinado a cocina, lavandería, ropería y esterilización, el cual fue demolido para construir allí los actuales pabellones quirúrgicos, se creó la Unidad de Tratamiento Intensivo (UTI), se remodelaron y ampliaron a cuatro los antiguos pabellones de Cirugía, se creó y habilitó la Unidad de Recién Nacidos, se construyó un hogar para las religiosas (Hermanas de la Caridad) de 310 m2., actualmente ocupado por la oficina de personal y exámenes de especialidades, se amplió la planta funcionaria, etc. Actualmente el hospital y sus médicos enfrentan grandes desafíos ante el nuevo siglo que se avecina; es el deseo de todos nosotros y de toda la comunidad de la Región del Maule que el hospital pueda seguir progresando acorde con la Medicina moderna.

1970

Este año la planta médica del hospital aumento a 54 médicos cirujanos. Actualmente esta cifra se ha casi triplicado a 159 médicos.

Directores Médicos entre 1932-1970

El año 1932, de acuerdo con los nuevos reglamentos hospitalarios, se terminó con los administradores civiles, debiendo este cargo ser ocupado por un médico, nombrándose:

  • Dr. César Garavagno Burotto, primer Director Médico del Hospital
  • Dr. Miguel Etchebarne Riol, mediante cuyo mandato se inauguró el actual hospital
  • Dr. Genaro Cechi Azócar
  • Dr. Hugo Henríquez Froeden
  • Dr. Raúl Vera Lamperain
  • Dr. César Garavagno Trucco
  • Dr. Humberto Quintana Aylwin
  • Dr. César Pérez Becerra
  • Dr. Rafael Urzúa Ligerón
  • Dr. Fidel Urrutia Paul
  • Dr. René Ferraggi Cohen
  • Dr. Gustavo Rayo Planella
  • Dr. Norberto Espinoza S.J
  • Dr. Juan Cornejo Morales,
  • Dr. Galvarino Pérez Gómez
  • Dr. Enrique Mercadal Paccaud entre los años 1966 y 1970

Cronología

  • 1742: Fundación de la Villa de San Agustín de Talca.
  • 1796: Se inicia construcción Hospital de Talca.
  • 1799: Inauguración del establecimiento en la calle 2 Sur, entre 4 y 5 Oriente, con una capacidad de 40 camas repartidas en Medicina y Cirugía a cargo de los religiosos de San Juan de Dios.
  • 1803: Reconocimiento oficial por la corona española por cédula real del 8 de julio de l803.
  • 1835: (20 de febrero) terremoto que afectó al valle central, originó el derrumbe de parte del, el cual fue reconstruido después de 5 años en el mismo sitio.
  • 1886: El crecimiento poblacional y una epidemia de viruela llevaron a las autoridades a decidir la construcción de un nuevo hospital con el nombre de Hospital el Salvador, el cual fue inaugurado en 1886, en la ubicación actual del Centro Hospitalario.
  • 1906: El terremoto de Valparaíso daña seriamente la estructura de este nuevo Hospital.
  • 1928: (1 de diciembre) un fuerte sismo derrumba totalmente el Hospital el Salvador de Talca, debiendo construirse edificios provisorios.
  • 1937: (6 mayo) fecha en la cual fue inaugurado el actual Hospital.
  • 1956: En el Congreso Chileno de Cirugía celebrado en Talca, se acuerda por unanimidad darle el nombre de César Garavagno Burotto al Hospital de Talca.

Fuentes y Enlaces de Interés

  1. Tapia R. Peña A. Breve historia del Hospital de Talca. Rev. Méd. Maule; 6 (1): 3-6, 1987
  2. PEÑA A. Historia del Hospital de Talca. Diario E l Centro (Talca), 12-5-1992
  3. IBÁÑEZ J. Don Nicolás de la Cruz Bahamonde. El Conde del Maule, 1997. Ed. Universidad de Talca,
  4. Tapia R., Peña A. Breve historia del Hospital de Talca. Rev. Méd. Maule; 6 (1): 3-6,1987
  5. GONZALEZ I. MATAS J. Talca, la muy noble y muy l eal, 1992. edic. Universidad Católica del Maule, Talca
  6. Ibañez J., Don Nicolás de la Cruz Bahamonde. El Conde del Maule, Ed. Universidad de Talca, 1997
  7. Encina F. Portales, 1964. Edit. Nacimiento, Santiago.
  8. Poblete R. Historia de Talca, 1968. Public. no e ditada
  9. Biografías: Chile a color, 1981. Edit. Antártica, Santiago. Guillermo C. Blest (1800- 1884); Vol.1:360-362
  10. Biblioteca Virtual Miguel de Cervantes
  11. M.A. Ducci, INFORME D, Los Desastres naturales de Chile, M. A. Ducci/pag, 116/Ed. Alma Matter/2016
  12. Hederra F., Crónicas y Anécdotas talquinas. Imp . Talca, 1928.
  13. Peña A., Historia de un conflicto entre médicos en Talca. Rev. Méd. Maule;6(1):7-1, 1987
  14. Encina F., Beneficencia y Salubridad. La crisis hospitalaria y las epidemias de 1865 y 1866., Historia de Chile, 1984. Ed. Lord Cochran e S. A., Santiago. Vol. 28:99-102
  15. Tapia R., Peña A. Breve historia del Hospital de Talca. Rev. Méd. Maule; 6 (1): 3-6, 1987 3) PEÑA A. Historia del Hospital de Talca. Diario E l Centro (Talca), 12-5-1992
  16. AP (2011). Annuario Pontificio. Città del Vaticano: Libreria Editrice Vaticana. ISBN 978-88-209-8522-6.
  17. Encina F., Beneficencia y Salubridad. La crisis hospitalaria y las epidemias de 1865 y 1866., Historia de Chile, 1984. Ed. Lord Cochran e S. A., Santiago. Vol. 28:99-102
  18. M.A. Ducci, INFORME D, Los Desastres naturales de Chile, M. A. Ducci/pag, 116/Ed. Alma Matter/2016
  19. M.A. Ducci, INFORME D, Los Desastres naturales de Chile, M. A. Ducci/pag, 116/Ed. Alma Matter/2016
  20. M.A. Ducci, INFORME D, Los Desastres naturales de Chile, M. A. Ducci/pag, 116/Ed. Alma Matter/2016
  21. Recaredo Santos Tornero
  22. M.A. Ducci, INFORME D, Los Desastres naturales de Chile, M. A. Ducci/pag, 116/Ed. Alma Matter/2016
  23. bibliotecaminsal.cl/
  24. Vial G., Historia de Chile 1891-1973, 1983, Ed. Santillana del Pacífico S.A., Santiago. El país y el terremoto de Valparaíso. Vol. II, 426-435
  25. Peña A., José Dionisio Astaburuaga Cienfuegos, médicos, humanista y servidor público. Rev. Méd. Maule; 11 (1): 11-13, 1992.
  26. Libro: INFORME D. Los Desastres naturales de Chile/M.A. Ducci/Ed. Alma matter, NY, 2017
  27. TORNERO R. Chile Ilustrado, 1872. Librerías y a gencias del Mercurio, Valparaíso.
  28. VIAL G. Historia de Chile 1891-1973, 1983. Ed. Santillana del Pacífico S.A., Santiago. El país y el terremoto de Valparaíso. Vol. II, 426-435
  29. Revistas Zig-Zag, año 1906, Sept.-Dic. Vol.2; S antiago
  30. Libro: INFORME D. Los Desastres naturales de Chile/M.A. Ducci/Ed. Alma matter, NY, 2017
  31. bibliotecaminsal.cl/
  32. Peña A., César Garavagno Burotto, Maestro de la Cirugía Chilena. Rev. Méd. Maule; 8(2): 29-33,1989.
  33. DIario La Mañana de Talca, 1929-Año XX. Nº1- Enero al 30 Abril 1929. Talca
  34. Diario La Mañana de Talca: año XXI, 17 mayo 1937, Talca
  35. bibliotecaminsal.cl/pag. 2
  36. Terremoto de Chillán

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/