¡Llegamos a 26.077.700 visitas gracias a ustedes! ☆

Historia del Cigarro

De WikicharliE
Historia del Cigarro
Bienvenido a El Arte del Habano de WikicharliE

Presentación

Logo Menciona fuente WikicharliE.png

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

1000 a.C. Mayas

En Centroamérica los sacerdotes mayas ya fumaban pipa.Y no sólo eso, si no el empleo del tabaco para curar las heridas y aliviar el dolor. Más adelante, los aztecas usaron la inhalación de humo durante los rituales religiosos.

Mayas fumando pipa

470 d.C

Cuando los mayas extendieron sus fronteras expandiendo su modo de vida y tradiciones el tabaco lo hizo con ellos.

1492

El 28 de octubre fue una fecha clave en la historia del tabaco. Ese día, Colón y sus naves llegaron a la bahía de Bariay, cacicazgo de Maniabón, en la costa noreste de la isla de Cuba, al norte de la actual provincia de Holguín. "...Es aquella isla la más hermosa que ojos hayan visto..." escribiría luego Colón en su diario, impresionado por el esplendor y la variedad de colores que le ofrecía la tierra que acaba de descubrir.

Unos días más tarde Colón, como era su costumbre, mandó a dos de sus hombres, Luis de Torres y Rodrigo de Xerez, a explorar la zona circundante y, si era posible, contactar con los emisarios del Gran Kan. Colón aún creía que había llegado a las Indias, y su única obsesión era reunirse con dichos emisarios para llevar a cabo la principal misión que le habían encomendado los Reyes Católicos: firmar un tratado comercial.

Indios Tainos origen del habano

2 y 5 de noviembre 1492

Los dos exploradores recorren la zona próxima al lugar de desembarco y se encuentran con los habitantes de la isla, los indios Taínos. Una de las cosas que más les llama la atención es ver a hombres y mujeres aspirando el humo de unos cilindros de hojas secas.

6 de noviembre 1492

De regreso a Playa Blanca, en la bahía, relatan a Colón lo que han visto y éste hace la siguiente anotación en su diario el día 6 de noviembre de 1492: "...Iban siempre los hombres con un tizón en las manos (cuaba) y ciertas hierbas para tomar sus sahumerios, que son unas hierbas secas (cojiba) metidas en una cierta hoja seca también a manera de mosquete..., y encendido por una parte del por la otra chupan o sorben, y reciben con el resuello para adentro aquel humo, con el cual se adormecen las carnes y cuasi emborracha, y así diz que no sienten el cansancio. Estos mosquetes... llaman ellos tabacos".

Hay que destacar las palabras "cuaba", "cojiba" y "tabaco" que utiliza Colón en su diario. Se cree que "cojiba" (también cohiba, cohoba o cojoba) es la palabra taína que designaba al mosquete o rollo de hojas secas que fumaban, el primer nombre del cigarro. "Cuaba" hace referencia a un arbusto del Caribe que aún hoy se utiliza en el campo para transportar fuego de un lugar a otro y para encender hogueras, debido a su extremada combustibilidad. Y "tabaco" era el nombre del tubo en forma de "Y" con el que los indios aspiraban tabaco en polvo, aunque hoy es la palabra que se usa en Cuba y República Dominicana para decir "cigarro".

Se cree que la planta de tabaco, la "Nicotiana Tabacum", es originaria de la zona del altiplano andino y que llegó al Caribe unos 2.000 ó 3.000 años antes de Cristo. Cuando Colón llegó a América, la planta ya se había extendido por todo el continente y casi todas las tribus y naciones de América habían tenido contacto con el tabaco y tenían con él una relación más o menos intensa.

Lo utilizaban en sus ceremonias mágicas y religiosas (los chamanes lo usaban para entrar en trance y ponerse en contacto con el mundo de los espíritus), en medicina (hacían cataplasmas para curar afecciones de la piel) e incluso había tribus que lo consumían como alimento. Fruto de este intenso contacto de los indios con el tabaco, los españoles se encontraron con un sinfín de palabras que designaban al mismo, cada una en una lengua o dialecto diferente: yoli, petum, picietl, cumpai, tobago, etc.

Siglo XVI - XVIII

Jean Nicot

Los primeros tiempos del tabaco no fueron impresionantes. La colonización, el establecimiento de ciudades, puertos y bases comerciales eran prioritarios. Cuando empezaron a crecer estos asentamientos debido al comercio y a la afluencia de colonos, la principal preocupación de las recién creadas "ciudades" fue la obtención de alimentos para mantener a su creciente población. No cabía el cultivo de una planta que no era comestible. Pero poco a poco, las colonias superaron la necesidad de una economía de subsistencia y sus habitantes pudieron dedicarse a otras actividades, entre ellas el comercio, especialmente el de los excedentes agrícolas y el de los nuevos y exóticos productos de lujo provenientes del Nuevo Mundo.

Pero Colón y sus hombres ya habían mostrado al mundo el tabaco y, poco a poco, este empezó a ser conocido y apreciado en otros países. Walter Raleigh, lo llevó a Inglaterra y Jean Nicot, embajador de Francia en Portugal (a él se debe el nombre de la Nicotiana Tabacum), lo introdujo en la corte francesa recomendándoselo a la reina como remedio para sus jaquecas.

El uso del tabaco se puso de moda entre las clases acomodadas debido a que durante esos primeros tiempos se le atribuyeron infinidad de propiedades curativas, casi milagrosas. Pero no era consumido en forma de cigarro, sino en polvo, una de las formas sencillas en que lo consumían los indios.

Surgieron los "molinos de tabaco" que se encargaban de obtener el valioso polvo conocido como "rapé" (en francés, raspado), raspando y moliendo la hoja de tabaco que había sido tratada previamente. Esta fue la forma más frecuente de consumir tabaco durante el s. XVI y primera mitad del s. XVII.

1560

El tabaco era ya conocido en España y Portugal

1584

Tras la fundación de Virginia, Walter Raleigh adoptó el uso de la pipa propio de las tribus indias de la región, fundó en América del Norte la colonia de Virginia y adquirió de los indígenas la costumbre de fumar en pipa, difundiendo su uso. Los médicos de la época “consideraban esta costumbre tan repugnante como dañina para la salud y para el cerebro, peligrosa para los pulmones”.

1601 Nativo Americano

Los indios nativos de norteamérica ya conocían el tabaco y lo usaban en ceremonias religiosas y en su vida diaria. Pueblos como Los sioux, dakotas, nakotas y lakotas, son una tribu de nativos americanos asentados en los territorios de lo que ahora son los Estados Unidos y sur de las praderas canadienses. Los sioux eran uno de los tres grupos de siete tribus que formaban la Gran Nación Sioux que hablaban tres variedades lingüísticas de la lengua sioux, que incluía el lakota, santee y yankton-yanktonai.[1]

Sioux con la pipa de la medicina en sus manos

1686 sede de la primera fábrica de tabacos establecida en Europa

En el Archivo Histórico de la Real Fábrica de Tabacos de Sevilla, se constata que los cigarros elaborados por hombres, arrancan allí en la segunda mitad del siglo XVII (1686), y en la Fábrica de Cádiz, algo más tarde, empiezan a ser elaborados por mujeres, origen de las célebres "cigarreras".

La Real Fábrica de Tabacos de Sevilla (España) es un edificio construido en piedra durante el siglo XVIII como sede de la primera fábrica de tabacos establecida en Europa. Constituye una de las más espléndidas representaciones de la arquitectura industrial del Antiguo Régimen, ostentando la calificación de Bien de Interés Cultural desde 1959 con categoría de Monumento Histórico.

La manufactura de estos primitivos cigarros manuales no era muy diferente de la actual. Se fabricaban cigarros grandes en los que la capa se sujetaba por sí misma gracias al almidón en el que se humedecía, ganando rigidez y facilitando la introducción de la tripa. Los cigarros medianos de "hila colorada" (otro método para sujetar la capa era atarla con un hilo), muy apreciados en la época, eran conocidos como "papantes", y precisaban de mayor destreza al no recibir almidón. Además, se elaboraban otros cigarros pequeños, que alcanzaron gran celebridad, atados con hila blanca, "a la moda de Cádiz".

1747 Vitolas o Anillas

Vitola de la Casa Ducci

La primera aparición de las anillas se relaciona con la necesidad de tapar el hilo que ataba la capa y evitar que quedase colgando. Más adelante, las anillas se hicieron algo más anchas para evitar que los caballeros se mancharan los blancos guantes al sujetar el cigarro.

De ahí a que se imprimiera en ellas la marca del fabricante quedaba sólo un pequeño detalle: la invención del sistema litográfico de impresión. Los primeros cigarros Habanos llegaron desde la Real Compañía de La Habana en 1747, incrementándose su consumo en las décadas siguientes.

Vitolas o anillas.jpg

Siglo XIX

Es a partir de este siglo cuando realmente despega la primera industria tabaquera, la de Cuba. Surgen multitud de "chinchales" (pequeños talleres de torcido de cigarros), de los cuales sólo unos pocos conseguirán triunfar.

Hoy a en Cuba los llamados "chinchales" operan en total ilegalidad y clandestinidad en barrios de La Habana y el gobierno los combate con cárcel si llegan a descubrir a quienes trabajan en ellos.

Chinchales, talleres en la clandestinidad

Durante la segunda mitad del siglo cuando se va a empezar a aclarar el panorama y, a pesar de que siguen surgiendo chinchales, empiezan a consolidarse las grandes marcas clásicas, marcas que han llegado con todo su prestigio hasta nuestros días.

1800

AÑO NACIMIENTO MARCA
1834 Hija de Cabañas y Carbajal
1840 Punch
1844 H. Upmann
1845 Partagás
1845 Ramón Allones
1845 La Corona
1850 Sancho Panza
1865 Hoyo de Monterrey
1875 Romeo y Julieta
1882 El Rey del Mundo
1884 La Flor de Cano
1885 La Gloria Cubana.
1907 Fonseca y La Belinda
1924 Quintero y Hno.
1927 La marca francesa Gauloises y Gitanes
1927 Bolívar
1932 Troya
1935 Montecristo
1936 Flor de Rafael González Márquez
1940 Saint Luis Rey
1936 Flor de Rafael González Márquez
1963 puros de la Casa Ducci
1966 Cohíba
1969 Trinidad

Casi todas estas marcas, además, fueron fundadas por españoles emigrados a la isla caribeña y, hasta 1898, año en que se desencadenó la guerra hispano-americana en la que se perdió Cuba, la industria tabaquera estuvo en manos españolas.

Tras la interferencia norteamericana en la Guerra de Independencia Cubana, que los "mambises" (los patriotas cubanos) llevaban luchando desde hacía más de una década, la industria tabaquera empezó a ser controlada por empresas norteamericanas.

Vitolarios clásicos

También es el s. XIX el momento en el que se desarrollan los vitolarios clásicos, tal y como hoy los conocemos. Destacan las primeras vitolas, la "Corona" y la "Media Corona" (posiblemente dos de las más antiguas), que eran ofrecidos como obsequio a la Corona Española, junto con otras no tan conocidas en la actualidad, como las "Regalías", las "Medias Regalías", los "Imperiales", los "Monarcas", los "Cetros", las "Reinas" y los "Príncipes".

Al mismo tiempo se desarrollaron las vitolas genéricas tales como las "Conchas", las "Conchitas", los "Elegantes" y los "Trabucos" (de elegante cañón ahuevado o "figurado"). También son dignos de mención los "Vegueros" (sinónimo de cigarro grande de calidad), los "Millares" (de fina punta), las populares "Brevas" y los más pequeños, que tomaron su denominación del mundo de la farándula, los "Entreactos".

1853

La Guerra de Crimea sirvió para popularizar los cigarrillos entre las tropas francesas, imitando a los turcos que fumaban en pipa

1870

En los frentes de guerra franco-prusiana, se popularizo entre los soldados de ambos lados, el fumar cigarrillos.

1871 El primer anuncio con mujer desnuda

La marca Pearl, saco a la venta en el año 1871, cajetillas de cigarros que llevaban la figura de la Venus de Milo. Estas cajetillas ahora son objeto de culto entre coleccionistas.

Cigarrillos Pearl USA

Antes que Pearl, otra marca de tabaco había dado los primeros pasos en el uso de la imagen de mujeres como reclamo. En 1885, W.Duke & Sons incluían en sus cajetillas cartas coleccionables con dibujos de pajaritos, fotos de banderas, de héroes de su Guerra Civil y, además, lanzó una colección de cartas con fotografías de actrices en poses sexy.

1885

Este año se produce el auténtico despegue de la industria del cigarrillo con la máquina de vapor estadounidense Bonsack, que es capaz de unir millones de cigarrillos, invento de James Albert Bonsack cuya patente compró James Buchanan Duke en 1885

La marca W.Duke & Sons incluyo en sus cajetillas, cartas coleccionables con dibujos de pajaritos, fotos de banderas, de héroes de su Guerra Civil y, además, lanzó una colección de cartas con fotografías de actrices en poses sexy.

1889

Comienza la fabricación de los cigarros de forma mecánica, introducida por el nuevo "sistema de prensado Farias de tripa corta". Esto supuso el declive de la elaboración manual por las tradicionales torcedoras o cigarreras. Se empezó por producir un tipo de cigarros medianos, denominados "Especiales Superiores" y "Especiales Finos", que con el comienzo del siglo XX se llamaron genéricamente Farias, alcanzando pronto el reconocimiento popular, dada su alta calidad y precio asequible.

Siglo XX

La primera mitad del s. XX es una continuación de la tendencia de finales del s. XIX, casi como un renacimiento del ímpetu de la industria tabaquera, que había sido cortado en seco por la guerra y por la intervención americana.

1966

El nuevo gobierno reorganiza la industria tabaquera y se suma al progreso de las marcas y la calidad de los cigarros. En 1966 nace Cohíba (considerado el mejor habano del mundo); en 1966 Trinidad, el regalo de protocolo del gobierno de la República de Cuba;

1970

En la década de los 70, con el apoyo de SEITA (hoy, parte de Altadis), Quai d'Orsay; en 1996 Cuaba; en 1997 Vegas Robaina y en 1999 San Cristóbal de La Habana. Este resurgir de nuevas marcas es una clara muestra de que la industria está en pleno periodo de expansión y de que el mercado responde y crece de año en año.

A partir de los años cincuenta de este siglo, se venden en España alrededor de 200 millones de cigarros, que llegan a su máxima expansión en 1975, superando los 1.000 millones de cigarros, tanto peninsulares, como importados desde Cuba, República Dominicana, Canarias, Filipinas, Centroamérica y Brasil.

En estos momentos, el crecimiento anual del consumo de cigarros ronda el 10% y se ha complementado con la llegada de nuevos tipos de cigarros o "cigarritos": los minis, los puritos y los midis o chicos. Esta nueva moda tiene unos crecimientos espectaculares, llegando al 30 ó 40 % anual, y se destaca como la nueva tendencia en el mundo del cigarro.[2]

Logo Menciona fuente WikicharliE.png

Bandera Chilena mini.png
Historia del cigarrillo en Chile

1701

Sus orígenes se remontan al siglo XVIII aproximadamente al año 1701. En esa época, al igual que hoy, el hábito de fumar estaba muy arraigado en la sociedad chilena. Era un vicio que cruzaba los distintos estratos sociales. Incluso, se dice que se fumaba más que en México y que lo hacían tanto hombres como mujeres. El tabaco era considerado un artículo de primera necesidad y un bien que reportaba grandes divisas a las arcas fiscales.

1753

La corona española estableció el estanco del tabaco en Chile, permitiendo la venta sólo al detalle y prohibiendo absolutamente su cultivo por parte de los súbditos.

1811

Mientras Chile estuvo bajo el alero de la corona española, sólo se tenía acceso al producto que era importado desde Cuba. Eso cambió en 1811, cuando la Junta de Gobierno autorizó el cultivo de la planta. No obstante, dada la importancia que esta actividad representaba para la economía, su manejo se restringió, pasando a manos del Estado y luego de privados que controlaron la compra y venta, lo que se conoció con el nombre de estanco.

1824

El gobierno otorgó el estanco del tabaco, los naipes y el té, a Portales, Cea y Cia mediante un acuerdo en el que Portales se comprometía a hacerse cargo de la deuda que mantenía el gobierno de Chile con Inglaterra por préstamos otorgados para solventar la expedición libertadora del Perú. El contrabando, las plantaciones clandestinas y la pobreza generalizada hicieron sucumbir los planes de Portales y Cea.

1828

Se prohibió cultivar tabaco en Chile

1867

Ya en esa época se alertaba sobre el daño que producía el cigarrillo en la salud. En 1867, Marcos Mena escribió un informe titulado "Los estragos del tabaco", que señalaba: "Tan malo es tragar humo de tabaco como tragar humo de paja o cualquier otra clase. El tabaco que es una planta medicinal i buena para heridas i otros usos es evidentemente nocivo usándolo convertido en humo (...) Los malos efectos no se limitan al sistema nervioso. En muchos casos se nota una disminución del apetito i el imperfecto estado de la dijestión se demuestra por el enflaquecimiento del cuerpo i el amarillento color �de la tez" (SIC).

1874

Joven Fritz 1874.jpg

La Compañia de cigarros marca Fritz Bro´s Company anunciaba que sus cigarrillos eran tan sanos y poco contaminantes, que hasta los niños podían fumar. Un anuncio ingles que llego a Valparaiso a través de los barcos europeos 1875-1876

1880

Se aprobó una ley que estableció el libre cultivo y fabricación desde el primero de enero de 1881. Desde entonces se formaron numerosas empresas que liaban manualmente los cigarrillos. Joaquín Edwards Bello recuerda que también había papel trigo y papel arroz para liar los pitillos personalmente. Así, el origen de la industria del cigarrillo en Chile está vinculada a las populares cigarrerías caseras que preparaban a mano el cigarro, en forma artesanal, vendiéndolos sueltos o en simples envolturas de papel.

A fines del siglo XIX se pasó del cigarrillo artesanal a un producto manufacturado. Se instalaron las primeras empresas tabacaleras en Valparaíso, Santiago e Iquique. Llegaron a existir cerca de 200 marcas de cigarrillos. Las primeras cajetillas se imprimieron en blanco y negro y a partir de 1880 se utilizó el color. Su forma era la misma de hoy, adaptable a cualquier bolsillo.

1893

La industria tabacalera nacional se revolucionó pues llegó al país la máquina ideada por James Bolsack, instalándose en Chile la primera fábrica de cigarrillos, en serie y procesados con máquinas. Una de las primeras cajetillas que se expandió por Santiago fue La Favorita, marca que se vendía de a cincuenta unidades en paquetes de papel corriente atados con una tira de totora.

Cigarrillos La Belleza

La variedad de diseños de cajetillas es abrumadora. Algunas exaltaban los valores patrios, especialmente en los años posteriores a la Guerra del Pacífico.

Cigarrillos chilenos "Por la Fuerza" 1879
Cigarrillos "Esmeralda"

1920

La Santiaguina fue otra marca popular que se comerciaba hacia 1920. Su envase mostraba un audaz busto de señora que, con sus brazos a la cabeza, invitaba a deleitarse con los aromáticos cigarros.[3]

Cigarrillos La Santiaguina Chile 1920

Marcas nacionales

Cigarrillos La Paz. Fabricados a base de trigo en Valparaíso Chile 1920
Cigarrillos Almirante Latorre 1920
Cigarrillos El Pampino

Así, se encuentran las marcas Por la Razón o la Fuerza, Guardia Nacional, Arturo Prat, Almirante Latorre; Monumento a los héroes de Iquique. otra representaba al pueblo mapuche. "El Sol" o "El Pampino", que gratificaban la vida de los trabajadores. Más tarde, "La Belleza", "Cine" y "Opera", que destacaban los rostros de la farándula criolla.

Cigarrillos Chileno "Las dos banderas"

La preferencia por una u otra marca identificaba a las personas con un determinado grupo social.También había cajetillas que admiraban las estrellas de cine o bien a los pioneros de la aviación y a los bomberos.

Cigarros chilenos marca Bonsak Nacionales

Las cajetillas de cigarrillos son parte de la historia del diseño y de los cambios gráficos, estéticos y técnicos que se han sucedido. La cajetilla de cigarrillos, tan usada por el hombre de hoy en día y tan vapuleada por lo nocivo de su contenido, es uno de los objetos más emblemáticos y reconocibles de nuestro tiempo. Presentadas de un modo que pretende seducir al consumidor, las cajetillas de principios del siglo XX sorprenden con sus motivos, aspectos y emblemas.

Cigarrillos La Libertad, fabricados en Iquique

El historiador y coleccionista Oscar Aedo, autor del libro "Las marcas de la historia" [4](que recopila cajetillas entre 1885 y 1972), afirma que en ellas se plasmaban los acontecimientos de la vida nacional. "Las cajetillas eran usadas para transmitir lo que pasaba en el país, un período de gran efervescencia económica, política y social", dice.

Cigarrillos Frente Popular
Cigarrillos chilenos marca "Fresia"
Cigarrillos chilenos marca "Okey"

Innumerables marcas de cigarrillos

La diversidad de marcas que existían en Chile hacia fines del siglo XIX y principios del XX. Muchas de ellas han sido encontradas en los basurales cercanos a las oficinas salitreras donde las condiciones ambientales permitieron su conservación. En aquel tiempo coloridas cajetillas con curiosas denominaciones llenaban las estanterías de las pulperías de las oficinas. Nombres como La Belleza, Americanos, Garibaldi, Vencedores, El Negro, Especiales Joutard, La Favorita, Cigarros Faro, El Buen Roto, Ganga, La Llapa, Compadre, Populares o Napoleón fueron algunas de las marcas producidas en nuestro país. La data de las cajetillas halladas en las salitreras por Aedo se estima entre 1860 y 1935, lo cual refleja la historia de esa región en el período de mayor desarrollo y efervescencia económica, política y social. Gracias a la ausencia casi absoluta de humedad en uno de los desiertos más áridos del mundo se han conservado casi intactos restos de viejos envases de los cigarrillos que fumaban los esforzados obreros de la industria salitrera.

Cigarrillos Chileno marca "Faro"

Los Jockey Club y el Derby, en paquetes de 14 cigarrillos, eran los preferidos por los aficionados al club Hípico. Cuyanito era otra marca popular que se vendía en Chile alrededor de 1930. También existían los cigarrillos Mapocho, el Monarch, la Flor de la Cabaña y el Cairo. Otro cigarrillo que tuvo gran aceptación entre los trabajadores fue el Yungay. Los cigarrillos Cine traían una lámina con actores y escenas tomadas del séptimo arte.

El Sol, marca artesanal, también tuvo gran popularidad entre los trabajadores quienes veían representadas sus vidas en los motivos de las cajetillas.

Cigarrillos El Sol

Destacaban también los Marca Chancho cuyo nombre no en vano pasó a la posteridad como sinónimo de calidad dudosa.

En suma, las cajetillas nos dan a conocer las técnicas gráficas utilizadas para vender un producto de consumo masivo. La preferencia por una u otra marca identificaba a las personas con un determinado estrato social y con los valores culturales a los que se debe adherir.[5]

Cigarrillos Victoria N2

1909 Fusión

En medio de ese apogeo apareció la Compañía Chilena de Tabacos (1909), conocida hoy como Chiletabacos, que surgió de la fusión de las seis tabacaleras más grandes de Valparaíso. Detrás de este proyecto estaba el empresario español Fernando Rioja.

Se cuenta que Rioja puso avisos en los medios de prensa durante varios meses, donde se regalaban entradas gratuitas para una función en el Biógrafo Esmeralda a todas las personas que llegaran a la boletería con una cajetilla vacía de alguna de las marcas que comercializaba la empresa. Para acceder a palco tenían que llevar una caja de cigarrillos París o Mi Fama, y para galería, de Esmeralda. La competencia no resistió esta campaña y a las pocas semanas accedieron a la fusión. La empresa partió con un capital de $ 5 millones.

1931

Esta unión no fue vista con buenos ojos por algunos sectores. En 1931, el político Juan Amo escribió el informe "La industria del tabaco en Chile", donde advirtió al Presidente Carlos Ibáñez del Campo los riesgos del monopolio del tabaco y criticó la ley de impuestos promulgada en 1913. "Fue tan favorable a la Compañía Chilena de Tabacos que parece que hubiera sido redactada en su beneficio".

1936 Internacional

La compañía se fusionó con la British American Tobacco. Esta es la etapa en que la compañía se internacionaliza. Por esos años se lanza una publicidad en cuatro idiomas, donde se señala que el cigarrillo mentolado era bueno para el asma y la bronquitis.

1972 El Hilton

El Hilton fue una marca de cigarrillos de origen chilena,creada por Chiletabacos (Hoy British American Tobacco). Apareció en 1972 y fue el primer cigarrillo con filtro que tuvo éxito en los tiempos de los 70 y los 80. A fines de los 80 lanzo Hilton Lights y en los 90 su fama desapareció poco a poco hasta que en 2000, la marca fundió con la llegada de los cigarrillos de la compañía Belmont.

Recientemente, ya a finales del año 2011, se han vuelto a vender en el país.

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/