¡Llegamos a 26.150.300 visitas gracias a ustedes! ☆

Glucosa

De WikicharliE
Glucosa
Bienvenido a Departamento de Salud de WikicharliE

Presentación

La glucosa es un monosacárido con fórmula molecular C6H12O6. Es una hexosa, es decir, contiene 6 átomos de carbono, y es una aldosa, esto es, el grupo carbonilo está en el extremo de la molécula (es un grupo aldehído). Es una forma de azúcar que se encuentra libre en las frutas y en la miel. Su rendimiento energético es de 3,75 kilocalorías por cada gramo en condiciones estándar. Es un isómero de la fructosa, con diferente posición relativa de los grupos -OH y =O.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

La aldohexosa glucosa posee dos enantiómeros, si bien la D-glucosa es predominante en la naturaleza. En terminología de la industria alimentaria suele denominarse dextrosa (término procedente de «glucosa dextrorrotatoria») a este compuesto.

Etimología

El término «glucosa» procede del idioma griego γλεῦκος (gleûkos; "mosto", "vino dulce"), y el sufijo «-osa» indica que se trata de un azúcar. La palabra fue acuñada en francés como "glucose" (con anomalía fonética) por Dumas en 1838; debería ser fonéticamente "gleucosa" (o "glicosa" si partimos de glykos, otro lexema de la misma raíz).

Características

La glucosa, libre o combinada, es el compuesto orgánico más abundante de la naturaleza. Es la fuente primaria de síntesis de energía de las células, mediante su oxidación catabólica, y es el componente principal de polímeros de importancia estructural como la celulosa y de polímeros de almacenamiento energético como el almidón y el glucógeno.

A partir de su estructura lineal, la D-glucosa sufre una ciclación hacia su forma hemiacetálica para dar sus formas furano y pirano (D-glucofuranosa y F-glucopiranosa) que a su vez presentan anómeros alfa y beta. Estos anómeros no presentan diferencias de composición estructural, pero si diferentes características físicas y químicas.

La glucosa es uno de los tres monosacáridos dietéticos, junto con fructosa y galactosa, que se absorben directamente al torrente sanguíneo durante la digestión. Las células lo utilizan como fuente primaria de energía y es un intermediario metabólico. La glucosa es uno de los principales productos de la fotosíntesis y combustible para la respiración celular.

Todas las frutas naturales tienen cierta cantidad de glucosa (a menudo con fructosa), que puede extraerse y concentrarse para preparar un azúcar alternativo. Sin embargo, a escala industrial tanto el jarabe de glucosa (disolución de glucosa) como la dextrosa (glucosa en polvo) se obtienen a partir de la hidrólisis enzimática de almidón de cereales (generalmente trigo o maíz).[1]

Regulación de la glucosa

Además de controlar la temperatura corporal, los animales superiores deben mantener constante la cantidad de glucosa sanguínea, de manera que no se prive a las células del organismo, en especial a las neuronas, de esta molécula energética. La glicemia o cantidad de glucosa sanguínea en la especie humana es 1 mg/ml. El control homeostático de la glucosa involucra una serie de glándulas y hormonas. La glándula del sistema endócrino responsable del control homeostático de la glucosa es el páncreas. Éste interactúa en conjunto con la hipófisis y el hígado (órgano blanco), para regular la cantidad de glucosa en la sangre. En el páncreas hay dos tipos de células las alfa y las beta.

Cuando ingieres gran cantidad de carbohidratos, éstos se digieren y entran al torrente circulatorio en forma de glucosa por lo que su nivel aumenta; durante el proceso de digestión el páncreas secreta insulina por medio de las células, la cual al llegar al hígado, contribuye a que éste almacene parte de la glucosa en forma de glucógeno. Otra parte pasa a la sangre y una última parte se manda a las células adiposas para formar ácidos grasos.

Cómo medir la glucosa en la sangre

Las personas con diabetes tratan de mantener el nivel de glucosa (azúcar) en la sangre lo más próximo posible a lo normal. Mantener el nivel de glucosa en la sangre dentro del rango deseado puede contribuir a prevenir o retrasar la aparición de las complicaciones propias de la diabetes, tales como las lesiones nerviosas, oculares, renales y vasculares.

Una vez que usted descubre que padece de diabetes, usted y su médico elaboran un plan para el cuidado de esa enfermedad. El objetivo del plan consiste en establecer un equilibrio entre los alimentos que ingiere, los ejercicios que realiza y, posiblemente los medicamentos que usted consume para tratar la diabetes (pastillas o insulina).

Existen dos clases de controles que lo ayudarán a saber cómo está funcionando su plan. Son los controles de la glucosa en la sangre y los controles de las cetonas en la orina.

Controles para un seguimiento de la glucosa en la sangre

El seguimiento de la glucosa es la principal herramienta con que contamos para realizar el control de la diabetes. Con ese control, podrá conocer el nivel de glucosa en la sangre en cualquier momento. Es fundamental llevar un registro de los resultados. Cuando analice ese registro junto con su médico, tendrá una idea más clara sobre la manera en que responde su organismo al plan de cuidados de la diabetes. Los controles de la glucosa en la sangre le permiten saber qué funciona y qué no. Con esa información, usted y su médico, dietista o educador de diabetes podrán implementar los cambios necesarios.

Control de la glucemia

  • A1C: < 7,0%
  • Glucosa pre-prandial (en ayunas): 70–130 mg/dl (5,0-7,2 mmol/l)
  • Glucosa post-prandial (después de comer): < 180 mg/dl (< 10,0 mmol/l)
  • Presión arterial: < 130/80 mmHg

Lípidos

  • Colesterol LDL: < 100 mg/dl (< 2,6 mmol/l)
  • Triglicéridos: < 150 mg/dl (< 1,7 mmol/l)
  • Colesterol HDL: > 40 mg/dl (> 1,1 mmol/l)

Cómo se mide la glucosa en la sangre?

Medidor de Glucosa.jpg

Debe pincharse el dedo de la mano con una aguja especial llamada lanceta, para extraer una gota de sangre. Con algunos medidores, también puede utilizar el antebrazo, el muslo o una parte carnosa de la mano. Existen dispositivos equipados con lancetas cargadas con resortes para que la extracción de sangre resulte menos dolorosa. Antes de utilizar la lanceta, lávese con agua y jabón las manos o la zona elegida para extraer la sangre. Si usa la yema del dedo, introduzca la aguja en la zona de la yema del dedo más próxima a la uña para evitar dolores en la parte del dedo que usa con más frecuencia.

¿Cómo realizar el control con un medidor de glucosa?

Los medidores de la glucosa en la sangre (o glucómetros) son pequeños aparatos computarizados que "leen" la glucosa en la sangre. En todos los medidores, el nivel de glucemia aparece en forma de números en una pantalla (igual que en una calculadora de bolsillo). Consulte con su médico o educador de diabetes para que le enseñe a usar el glucómetro correctamente. Con todos los adelantos en los medidores de la glucemia, el uso de un glucómetro es mejor que el control visual.[2]

Cómo detectar cetonas?

De vez en cuando, quizás necesite analizar su orina para detectar la presencia de cetonas. Las cetonas en la orina son un indicio de que el organismo está utilizando grasas como energía en lugar de utilizar glucosa, debido a que no cuenta con la insulina suficiente para utilizar la glucosa como energía. La presencia de cetonas en la orina es más frecuente en la diabetes tipo 1.

Los análisis de orina son sencillos pero, para obtener resultados confiables, debe seguir las instrucciones cuidadosamente. Compruebe que la tira reactiva no esté vencida. Lea el prospecto que se adjunta con las tiras reactivas. Repase nuevamente la manera correcta junto con su médico o enfermera.

La siguiente es la forma en que se realizan la mayoría de los análisis de orina:

  • Coloque una muestra de orina en un recipiente limpio
  • Coloque la tira reactiva en la muestra (o puede colocar directamente la tira reactiva bajo el chorro de orina)
  • Con delicadeza, remueva el exceso de orina de la tira reactiva
  • Espere hasta que el dispositivo absorbente de la tira reactiva cambie de color. En las instrucciones se especifica cuánto tiempo hay que esperar
  • Compare el dispositivo absorbente de la tira reactiva con la tabla de colores del frasco de las tiras reactivas. Así obtendrá un parámetro de la cantidad de cetonas en su orina
  • Tome nota de los resultados

¿Qué significan esos resultados?

Si se detectan rastros o pequeñas cantidades de cetonas, es posible que sea el principio de la acumulación de cetonas. En ese caso, deje pasar unas horas y repita la prueba. Cantidades grandes o moderadas son una señal de peligro. Las cetonas alteran el equilibrio químico de la sangre y pueden envenenar el organismo. Jamás realice actividad física si los análisis de orina detectan cantidades moderadas o grandes de cetonas y el nivel de glucosa en la sangre se encuentra alto. Ésas son señales de que la diabetes está fuera de control. Si los resultados del análisis de orina muestran cantidades moderadas o grandes de cetonas, consulte con su médico de inmediato.

Es importante que lleve un registro de los resultados y episodios relacionados. El cuaderno de registros proporciona la información que usted, su médico y su educador de diabetes necesitan para ajustar el plan de cuidados de la diabetes a sus necesidades. ¿Cuándo realizar el análisis?

Consulte con su médico o enfermera en qué momento es conveniente controlar la orina. Es probable que su médico le aconseje controlar la orina para detectar cetonas cuando:

  • El nivel de glucosa en la sangre se encuentra por encima de 300 mg/dl
  • Náuseas, está vomitando o sufre de dolor abdominal
  • Está enfermo (por ejemplo, tiene resfrío o gripe)
  • Se siente continuamente Sediento o tiene la boca muy seca
  • Tiene la piel colorada
  • Dificultad para respirar
  • Su aliento tiene olor "frutal"
  • Se siente confundido o "como atontado"

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/