¡Llegamos a 27.500.012 visitas gracias a ustedes! ☆

Gath & Chaves

De WikicharliE
DOCUMENTOS CHILENOS WikicharliE.jpg

Uno de los primeros Grandes almacenes inaugurados en Chile entre 1910-1952

Gath y Chavez.jpg

Gath y Chaves fue una de las primeras grandes tiendas extranjeras en instalar una sucursal en Chile en calle Huérfanos con Estado. Fue inaugurada en Santiago el 17 de septiembre de 1910. Fundada por primera vez en Buenos Aires en 1883 por Lorenzo Chaves (Argentino 1854-1928) y Alfredo Gath (Ingles 1852-1936) que luego fue vendida a Ingleses y la transformaron en The South American Stores (Gath and Chaves) Ltd. brindando a sus fundadores el 5% de las ganancias que se obtuvieran hasta el año 1918, y nombrando a Lorenzo Chaves miembro de la Junta Directiva. En Santiago competía directamente con las nacionales: Casa Francesa, Casa Prá, T. Elliot Rourke & Cía y La Casa del Precio único.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Comprar en Gath y Chaves se convirtió en un lujo y cliche social, para las familias acomodadas de Santiago, más si la persona era de clase media o baja. Generalmente estos últimos compraban en el departamento de Damas, telas o regalos exclusivos para alagar a su prometida o amada, quedando algunas veces sin peso alguno, contar de obtener los favores de la dama. La tienda también poseía una sección de abarrotes y la clase acomodada comenzó a realizar sus compras para la despensa en ese lugar. Como dijo Daniel de la Vega "Cuando a usted le servían un plato de fideos, le advertían con orgullo que habían sido comprados en Gath y Chavez, y así hubo una época en que en Chile se comían los fideos respetablemente". [1]

Articulo de El Mercurio

"El mundo femenino de Santiago estaba revuelto y conmovido desde hace tiempo con la próxima apertura de Gath y Chavez, que armaba su jaula de hierro y cemento en la esquina de Estado y Huérfanos y que en los últimos días había provocado todos los apetitos, con sus artísticas vidrieras y su iluminación esférica. A las 8 de la mañana, cuando los empleados alzaron o trataron de levantar las cortinas de hierro, una multitud femenina se lanzó sobre las puertas en un ímpetu amenazador e invadió los diversos pisos del edificio. En tal forma, que hubo de venir la policía para impedir accidentes y permitir sólo la entrada de grupos discretos a medida que salían los compradores que no se cansaban de manipular objetos y de indagar precios".[2]

Aviso Gath y Chavez para damas 1910 Chile

Polémica los primeros maniquí

En ese tiempo muy poca gente del pueblo viajaba a otros países y solo algunos más adinerados habían visto en las vitrinas de tiendas extranjeras, la existencia de algún maniquí mostrando la ropa de temporada en exhibición. El día que los encargados de las vitrinas de Gath y Chavez colocaron maniquís modelando la ropa exclusiva que traía la tienda, docenas de santiaguinos se agolparon frente a sus vitrinas, llegando a convertirse en una muchedumbre impactada. Algunos comenzaron a protestar en contra de este "sacrilegio". Como era posible que unos palos representaran a hombres y mujeres. Fue tanto el escándalo, que llego carabineros a pacificar la cólera y el impacto provocado.

Maniquíes de la tienda Gath y Chaves en Santiago de Chile 1912

Debido a este impas, los administradores del local decidieron colocar personas de verdad, luciendo su colección a la venta. Poco a poco fueron colocando maniquís al lado de estos modelos humanos, (que tenían que aguantar horas de pie y sin moverse, contra el sol y frió), para que la gente se fuera acostumbrando, con el tiempo los maniquís se tomaron las vitrinas y el evento fue olvidado.

La tienda

Primer nivel

Al entrar a la tienda los visitantes sentían la diferencia, con un perfume exquisito que impregnaba el aire. Debido a esto era inevitable no quedarse y recorrer el piso. Para algunos el aroma era indescriptible. Lo otro que llamaba la atención era la elegancia y finura de sus dependientes, vestidos de punta en blanco, con lo ultimo de la moda, eran verdaderos maniquíes andantes.

Las más surtidas mercancías importadas se alojaban en los primeros niveles, mezclándose con los objetos de arte y fantasía que custodiaban la gran escalinata central que conducía a los pisos superiores, a los que se podía acceder también por cuatro grandes ascensores.

Segundo nivel

Estaba dedicado a caballeros y niños, ofreciendo las últimas novedades en moda, juguetes, artículos de viaje y calzado.

Aviso de Gath y Chavez promocionando articulo para caballeros 1910 Chile

Tercer nivel

Este era el más concurrido, puesta estaba dedicado a la mujer, donde las señoras, niñas e infantes tenían un elegante espacio finamente acondicionado para ver las novedosas confecciones que la casa importaba de Europa, y un sinfín de artículos y accesorios que eran todo un deleite para la clientela.

El cuarto nivel

Este estaba destinado a las secciones de menaje de casa, muebles y tapicería, pero en 1921, la tienda inaugura un elegante Tea Room que se convirtió rápidamente en uno de los sitios más concurridos de Santiago.

Invierno de 1921, en el 4º piso se inauguró el Salón de Tea Room.

No existía hasta entonces ningún sitio a la manera de este. El organizador de esta nueva sección era don Arturo Vieira, el que se basó en del Tea Room de la Casa Harrods de Buenos Aires —filial de Gath y Chaves—, para invitar a tomar té con cierta comodidad y elegancia. Don Pedro Harguindeguy, un señor vasco-francés era el que hacía gozar de una fineza. Se pensó hacer traer un buen violinista de Buenos Aires, pero por consejo del maestro Enrique Soro, director del Conservatorio Nacional de Música, se escogió al primer violín de la ópera de Santiago, cargo que desempeñaba el joven Armando Carvajal que fue director de un espléndido quinteto de cuerdas que ofreció novedosos conciertos.

Aviso del Café de Gath y Chaves en Chile 1921

Stravinsky, Manuel de Falla y Ravel fueron dados a conocer en Chile. Se establecieron los viernes de moda y el quinteto ofrecía íntegro el programa o la música de algún país o de algún autor, como interpretaciones de compositores nacionales: Alliende, Enrique Soro, Leng. Por el mes de agosto de 1922, los diarios y el público reconocen y aplauden que por primera vez se ha escuchado en Santiago un concierto de la obra del insigne Debussy. En un viaje a Chile, el ya célebre pianista Claudio Arrau, asistió a uno de los conciertos de Armando Carvajal en el Tea Room. Chiffon, tras cuyo seudónimo se ocultaba Luisa Irarrázaval de Sutil, redactora de vida social de "El Diario Ilustrado", que hizo después conocido y celebrado su seudónimo de Ivonne Claudell, describía el ambiente culto y refinado de las reuniones, y, especialmente, las tenidas de las damas.

Uno de los principales detalles a destacar en este café, es que los dependientes y mozos eran extremadamente atentos, cosa que la élite santiaguina agradecía enormemente, y el aroma a café, que según las crónicas de la época, era exquisito y bañaba de olor el Tea Room.

Los aperitivos no estaban de moda. En el Tea Room sólo podía beberse oporto, jerez o champagne de marcas importadas, naturalmente. Después se inauguraron las tardes bailables, a cargo del profesor Valero. Se establecieron días para los niños, con números artísticos. Para Navidad empezó a atender Santa Claus y el Viejo Pascuero a fotografiarse con los niños, unos muertos de miedo y otros muy alegres.

Aquí se reunían algunos escritores. Mariano Picón Salas frecuentaba la tertulia diaria que mantenía Mariano Latorre, Ricardo Latcham, Alberto Romero, Domingo Menfil.[3]Señala Manuel Peña Muñoz que aquí se dieron cita poetas, escritores, intelectuales y gente de teatro. Eran asiduos: Luis Durand, Manuel Rojas, Chela Reyes, Pepita Turina, Blanca Luz Brum y la periodista Lenka Franulic.

Su cierre en 1952

Gath y Chavez2.jpg

Y fue una víspera de Navidad de 1952, que el personal de Gath y Chaves estimó ir a una huelga, la que se sostuvo por semanas, lo que llevo a la empresa a bajar sus cortinas definitivamente y cerrar la casa en Chile. Pasado el tiempo el grandioso edificio que abarcaba una parte por la calle Estado y la otra por la de Huérfanos se demolió para construir el Edificio España y crear pasajes o galerías.[4]

Historia

1883

Año de Fundación: 1883 Fundadores: Alfredo Gath (británico) y Lorenzo Chaves (argentino). Hasta mediados de año, ambos fundadores son empleados de la tienda Burgos de Buenos Aires, en la calle Florida. Hacía dos años que Gath había llegado a esta ciudad. Su primer local de camisas, iluminado a gas, se sitúa en la calle San Martín.

1885

Trasladan el local a La Piedad 569 y se amplían con la "Sección Señoras".

1901

Se inaugura el tercer edificio, magnífica obra -hoy desaparecida- de tres pisos altos, en la esquina de Florida y Bme. Mitre.

1908

31 de marzo de 1908: La compañía se convierte en Sociedad Anónima, con un capital de 6.000.000 pesos oro. Los fundadores les entregan a los 800 empleados más antiguos acciones de la empresa por valor de 1.800.000 pesos oro. Comienza a trabajar la fábrica de muebles en la calle Agrelo, se agregan los depósitos de la calle Venezuela y se trabaja intensamente en el Taller de Vestimentas de la calle Pueyrredón, donde 6.000 personas confeccionan trajes y vestidos por un valor de 10.000.000 pesos oro.

1910

5 de septiembre de 1910: Se abre una filial en Santiago de Chile, para el aniversario del Centenario de Chile

1914

Se inauguraba la nueva Casa Central de Gath & Chaves en Florida y Cangallo, en Argentina

1952

Después de 42 años cierra la tienda en Santiago de Chile, a raíz de una huelga de empleados que se extendió semanas, la firma decide cerrar su sucursal en Chile. Unos pocos años después el edificio es demolido totalmente para dar paso a la Galería España.

1930-1956

Continúa con la política de expansión en Argentina y se construyen sucursales en Bahía Blanca, La Plata, Tres Arroyos, Tucumán, Río Cuarto, San Juan y Mendoza. En 1945 cuenta con 19 sucursales.

1974

En febrero, después de 91 años de progreso y gloria, la más famosa de las grandes tiendas de la Argentina desaparece.

Pizarra

Logo Pizarra WikicharliE.JPG
  • Entre las actuales avenidas de Los Leones, Lota y Suecia, y la calle Traiguén, se construyó el Estadio Gath y Chavés, cuyo gran terreno fue dividido y vendido por partes, cuando se cerró la sucursal chilena. Como un recuerdo, quedó el nombre en una calle.
  • Casas de compras en Londres, París, New York y Berlin.
  • La librería de Gath y Chaves no ofrecía libros en francés, pues la Casa Francesa se encontraba en la esquina opuesta, y sus administradores habían decidido no competir con ella..


Referencias y Enlaces de Interés

  1. Los cafés literarios en Chile Autor:Manuel peña Muñoz, pag. 115
  2. "El Mercurio" 6 de septiembre de 1910
  3. Otro lugar de moda fue el Café del Hotel Crillón, donde Joaquín Edwards Bello ambientó su novela La chica del Crillón, publicada en 1935. Este café fue famoso por dos crímenes protagonizados por escritoras de la época. Una de ellas fue María Luisa Bombal, quien el 21 de enero de 1944 disparó a Eulogio Sánchez, su amante. La otra fue María Carolina Geel, quien asesinó a su pareja el 14 de abril de 1955.
  4. Gath y Chaves Ediciones Grijalbo.Libro Póstumo. Biografía de Oreste Plath(Pág. 197-199)

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/