Francisco Antonio García Carrasco Díaz

De WikicharliE
Saltar a: navegación, buscar
  Francisco Antonio García Carrasco Díaz   Bienvenido a Biografías  

Gobernador de Chile entre 1808-1810

Francisco Antonio García Carrasco Díaz. Fue un militar de España y Gobernador Real de Chile en el periodo 1808-1810.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Nacido en Ceuta, el 15 de diciembre de 1742. Hijo de Antonio García Carrasco y de Rosa Díaz, ingresó en el Ejército a los dieciséis años de edad, estudió Matemáticas e ingresó en el Cuerpo de Ingenieros Militares en 1776; fue profesor de oficiales de la Academia Militar de Ceuta. Realizó el planeamiento del pueblo de Monte Ancho y dirigió la construcción del muelle de Málaga. En 1795 viajó a Buenos Aires con el fin de participar en la construcción de las fortalezas de Montevideo; al año siguiente, ya con el grado de teniente coronel, fue destinado a Chile, como gobernador interino del puerto de Valparaíso. En 1798 recibió el grado de comandante del Cuerpo de Ingenieros. En Chile fueron sus cometidos la revisión de las cuentas de la Casa de la Moneda y el estudio de la reforma de las fortificaciones de Valparaíso. Allí se vio envuelto en incidentes oscuros relacionados con la fragata americana Hazard.

En 1802 obtuvo el grado de coronel e ingeniero jefe y en 1806, la graduación de brigadier. Como consecuencia del fallecimiento de Luis Muñoz de Guzmán y después de muchas intrigas en las que actuó asesorado por Juan Martínez de Rozas, en 1808 fue reconocido como gobernador, capitán general y presidente de la Real Audiencia de Chile. Tomó posesión de su cargo un año después; llevó como asesor privado a Juan Martínez de Rozas.

De ideas absolutistas y carácter despótico, su gestión fue un tanto oscura. Se rodeó de personajes dudosos, como Manuel Antonio Talavera, un abogado español, Nicolás Chopitea y Seguí y Arrué. Carrasco fue el último gobernador español antes de las acciones emancipadoras de Chile. Al asumir el gobierno, y debido a su inexperiencia administrativa, confió en los consejos de Juan Martínez de Rozas.

Último gobernador de Chile

La mayor parte de su vida transcurrió en los campamentos, alejado de la vida social y del trato cortesano. Una vez muerto el gobernador de Chile Luis Muñoz de Guzmán en febrero de 1808, de acuerdo con la disposición dictada por Carlos IV de España en 1806, le correspondió tomar el mando al militar de más alta graduación. Tras amenazar a la Real Audiencia de Chile para que cumpliese el dictamen real, entre el 11 de febrero de 1808 y el 22 de abril del mismo año, Juan Rodríguez Ballesteros asumió interinamente el cargo de gobernador de Chile en sustitución del fallecido Luis Muñoz de Guzmán. Tomó definitivamente el cargo de gobernador de Chile. A causa de aquella amenaza al tribunal, se produjo un gran antagonismo entre el gobernador y la Audiencia.

Caída como gobernador

Una epidemia que asoló los cultivos de trigo de Bolivia y Perú, por lo cual Chile se convirtió en el granero de ambos generó problemas. Se sumó la aparición de franceses en 1800, generó un auge del comercio en el Pacífico sur con la aparición de ingentes cuotas de bandolerismo y corrupción. La invitación de la Junta Suprema Central a designar un diputado fue recibida con indiferencia, tanto por García Carrasco como por los criollos. Tras un proceso de agitación social en Buenos Aires y las intervenciones de los virreyes provocaron que García Carrasco hiciera apresar al procurador de la ciudad, Juan Antonio Ovalle, a José Antonio de Rojas, patriota de rica familia, y al abogado Bernardo de Vera y Pintado, enviándolos a Valparaíso para ser embarcados hacia Perú y ponerlos a disposición del Fernando de Abascal (25 de mayo de 1810). Estas medidas, basadas en simples sospechas y delaciones, provocó la más violenta reacción en la aristocracia castellano-vasca. Además, en Chile se había recibido la noticia de que la Primera Junta había depuesto al Baltasar Hidalgo de Cisneros, lo que exacerbó más los ánimos en Chile. Las noticias del extrañamiento de Ovalle, Rojas y Vera a Callao provocaron tumultos populares y la agitación provocó que el pueblo de la capital, incentivado por criollos ricos, se armase dispuesto a obtener la renuncia de García Carrasco y reemplazarlo por una Junta de Gobierno. El Escándalo Escorpión fue la gota que rebasó el vaso. Tras el asalto al navío contrabandista inglés, perdió el poco prestigio que García Carrasco poseía. Luego de este suceso, Martínez de Rozas se retiró a Concepción (Chile). En este hecho se vieron involucrados algunos de los más conspicuos personajes de la sociedad santiaguina y Valparaíso. La Real Audiencia intervino, para evitar la constitución de la Junta y propuso a los Cabildo colonial obtener la renuncia de García Carrasco, reemplazándolo por el militar de más alta graduación. A petición del Tribunal, García Carrasco entregó el mando al brigadier Mateo de Toro Zambrano ante una asamblea de los miembros del cabildo y los altos jefes del ejército y de las milicias (16 de julio de 1810).

† Su muerte en 1813

Falleció en Lima, el 10 de agosto de 1813.

Fuentes y Enlaces de Interés

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono