¡Llegamos a 27.278.323 visitas gracias a ustedes! ☆

Evangelio de Bernabé

De WikicharliE
Evangelio de Bernabé
Bienvenido a Departamento de Religión de WikicharliE

Presentación

Evangelio de Bernabe.jpg

El evangelio de Bartolomé es un evangelio apócrifo que se atribuye a Bernabé apóstol y al que se hace referencia en algunos textos antiguos (el Decreto Gelasiano de libros aprobados y no aprobados (Decretum Galasianum), del siglo VI, que lo cita entre los apócrifos y por la "Lista de los sesenta libros", obra griega de alrededor del siglo VIII). Hoy en día ese texto se ha perdido por completo.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

No debe confundirse aquel texto con otro muy posterior también denominado evangelio de Bartolomé, de finales del siglo XVI o principios del siglo XVII.

Según diversas investigaciones, el texto fue redactado por un morisco español con conocimientos básicos tanto del islam como del cristianismo. La finalidad del texto es adaptar la versión del cristianismo a la visión islámica de Jesús. Así, el propio hijo de María reconocería reiteradamente que él no es el mesías. En esa versión tampoco Jesús es crucificado, sino que lo es en su lugar Judas, razón por la cual no hay resurrección.

Durante mucho tiempo se ha conocido sólo una versión en italiano del texto, pero en 1976 se descubrió en la Universidad de Sydney (Australia) una copia parcial del texto, realizada en el siglo XVIII. En dicha versión hay un prefacio según el cual la edición la habría hecho un monje (Fray Marino) que, aprovechando que el Papa Sixto V se había dormido acudió a su biblioteca y habría encontrado el texto, hurtándolo para leerlo. Según esa historia, el monje, al leerlo, habría decidido convertirse al Islam y difundir el texto.

Una Biblia con más de 1.500 años fue descubierta en Turquía y es motivo de preocupación para el Vaticano. Eso es porque esta Biblia contiene el Evangelio de Bernabé, que fue uno de los discípulos de Cristo, que viajaron con el apóstol Pablo, la cual mantiene una visión de Jesucristo similar a la del Islam.

Según este evangelio Jesús no fue crucificado

El libro habría sido descubierto en el año 2000 y ha sido mantenido en secreto en el Museo Etnográfico de Ankara. El libro, hecho en cuero tratado y escrito en un dialecto del arameo, el idioma de Jesucristo, tiene páginas negras, debido a la acción del tiempo. Según las noticias, los expertos evaluaron el libro y se aseguraron de que es original. Las autoridades religiosas de Teherán insisten en que el texto demuestra que Jesús no fue crucificado, no era el Hijo de Dios, sino un profeta, y llamó a Pablo, el “impostor”. El libro también dice que Jesús ascendió al cielo vivo, sin haber sido crucificado, y Judas Iscariote habría sido crucificado en su lugar. Habla sobre el anuncio que dio Jesús de la venida del Profeta Muhammad, quien fundaría el Islamismo 700 años después de Cristo. El texto prevé la llegada de la último mesías islámico, hecho que no ha sucedido todavía. El Vaticano ha mostrado preocupación por el descubrimiento del libro y pidió a las autoridades turcas para que expertos de la Iglesia Católica evalúen el contenido del libro. Se cree que la Iglesia Católica en el Concilio de Nicea, realizó la selección de los Evangelios que formarían parte de la Biblia, suprimiendo algunos, entre ellos posiblemente el Evangelio de Bernabé. También existe la creencia de que había muchos otros evangelios, conocidos como Evangelios del Mar Muerto.

El "bulo" del Evangelio de Bernabé

Hasta este momento, sin embargo, ningún medio de comunicación ha publicado una reproducción de las exactas declaraciones atribuidas a Cristo.

Durante los pasados días se ha escrito mucho, en particular en los diarios del mundo islámico, sobre el descubrimiento en Turquía de una Biblia, que habría sido escrita en arameo- la lengua de Jesús- hace mil quinientos años. La Biblia está escrita en páginas de cuero, con letras de oro. La cubierta muestra inscripciones en arameo, y una cruz, diseñada de manera algo rudimentaria. El principal interés -desde el punto de vista de los medios de comunicación del documento- consistiría en algunas declaraciones de Jesús en las cuales habría profetizado la llegada de Mahoma. Hasta este momento, sin embargo, ningún medio de comunicación ha publicado una reproducción de las exactas declaraciones atribuidas a Cristo.

Pero, a pesar de todo, es muy probable que este extraordinario descubrimiento sea un bulo. Obra de un falsario, que según algunos podría ser un estudioso judío occidental de la Edad Media. Las críticas más fácticas las ha recibido de los siriacos. De hecho, para cualquier persona que hable el asirio moderno (conocido también como neoarameo) la inscripción del llamado "Evangelio de Bernabé" es fácilmente legible; pero son también evidentes algunos errores.

La inscripción de fondo se podría leer en la transliteración moderna: “b-shimmit maran paish kteewa aha ktawa al idateh d-rabbaneh d-dera illaya b-ninweh b'sheeta d-alpa w-khamshamma d-maran”, y su traducción sería: "En nombre de nuestro Dios, este libro está escrito por las manos de los monjes del alto monasterio de Nínive, en el año 1500° de Nuestro Señor". No hay ahora espacio para entrar en detalles en cuanto a los errores gramaticales y conceptuales, pero los expertos de asirio moderno aseguran que son evidentes, incluso muy grandes. Entre otras cosas, la inscripción habla de libro, pero en asirio no se haría nunca referencia a la Biblia usando la palabra "libro". Se dice Viejo y Nuevo Testamento o bien, Libro Sagrado. Es muy improbable que los monjes hubieran tenido errores tan evidentes. Pero no son sólo estos los únicos elementos de un "caso" que revela elementos de interés, tanto en el momento de su creación como ahora, solo a la luz de una actitud poco amigable hacia los cristianos.

Ahora: un buen número de diarios y de medios de comunicación del mundo islámico han lanzado la noticia diciendo que "una Biblia antigua de hace 1500 años predice la venida de Mahoma". Además de la evidente confusión entre los 1500 años de antigüedad, atribuidos por los medios de comunicación, y la fecha del 1500 después de Cristo que aparece en la inscripción inferior del libro, está claro que predecir en el 1500 d. C. algo que sucedió en el 630 d. C. no es una gran profecía. Y entonces hay que preguntarse por qué la opinión de los medios de comunicación islámicos está tan dispuesta a corroborar lo que a todos les parece efectivamente un grandísimo error; agradable a los seguidores del Islam, que desde siempre sostienen que Jesús, Isa, era el predecesor del "Sigilo de los profetas".

Según refiere “Al Bawaba”, el ministro de Cultura y Turismo turco, Ertugrul Gunay, ha declarado que "en línea con la fe islámica, el Evangelio de Bernabé trata a Jesús como un ser humano y no como Dios. Rechaza la idea de la Santísima Trinidad y de la crucifixión y revela que Jesús predijo la venida del profeta Mahoma".

Pero también desde el punto de vista islámico el "Evangelio de Bernabé" es todo menos impecable. Por ejemplo, se dice que hay nueve cielos, y que el décimo es el Paraíso; mientras en el Corán se habla sólo de siete. El texto en arameo afirma que Maria dio a luz a Jesús sin dolor, mientras el Corán habla explícitamente de trabajo del parto. Además, según lo publicado, Jesús en el texto apócrifo dijo a los sacerdotes judíos que él no era el Mesías y que el Mesías era Mahoma. Esto, de hecho, significa la negación de la existencia de un Mesías, y hace que Jesús y Mahoma parezcan la misma persona. Para no hablar también de la información de carácter histórico. Se habla de la presencia de tres ejércitos en la Palestina de la época, cada uno de ellos compuesto por doscientos mil soldados; pero el conjunto de la población de palestina, hace dos mil años, no alcanzaba probablemente las doscientas mil personas, según algunos estudiosos. En una palabra, todo hace pensar que se trata de un bellísimo falso.

¿Pero cuándo fue elaborado? Una pista la hay, y está contenida en el capítulo 217. La última frase afirma que sobre el cuerpo de Cristo fueron colocadas cien libras de piedra. Y esto haría pensar que la redacción del evangelio es reciente: El primer uso de la libra como unidad de medida se remonta al Imperio Otomano, en sus contactos con Italia y España. Según algunos analistas "el evangelio atribuido a San Bernabé fue escrito por un judío europeo de la Edad Media que tenía una cierta familiaridad con el Corán y los Evangelios. Mezcló hechos y elementos del uno y del otro; pero sus intenciones siguen siendo desconocidas".

Pero desgraciadamente, ignorando el hecho de que las dudas y la confusión ya eran sabidos, muchos medios de comunicación islámicos han presentado las afirmaciones del Evangelio sobre las predicciones de Jesús respecto a Mahoma como si se tratara de un hecho. Lo cual constituye ciertamente una fuente de problemas, a nivel de base, en las relaciones entre comunidades cristianas y musulmanas, especialmente si el nivel de instrucción de estas últimas no es muy alto.[1][2]

Fuentes y Enlaces de Interés

  1. vaticaninsider.lastampa/
  2. El "bulo" del Evangelio de Bernabé/3abr 2012
  • Antiguo Testamento
  • L. F. Bernabé Pons, El Evangelio de Bernabé. Un evangelio islámico español, Alicante, 1995 (Tesis doctoral).
  • L. F. Bernabé Pons, El texto morisco del Evangelio de San Bernabé, Granada-Alicante, 1998.
  • M. de Epalza, «Le milieu hispano-moresque de l'Évangile islamisant de Barnabé (XVIe-XVIIe siècles)», Islamochristiana, Roma, 8 (1982): 159-183.

M. de Epalza, «Études hispaniques actuelles sur l'ÉTexto en cursivavangile islamisant de Barnabé», Al-Masªq, Leeds, I (1988): 33-38.

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/