° ¡Llegamos a 29.098.342 millones de visitas gracias a ustedes!

El Salvador

De WikicharliE
Saltar a: navegación, buscar
LOGO WIKICHARLIE GEOGRAFIA.jpg

Presentación

Bandera de El Salvador.jpg

El Salvador, oficialmente República de El Salvador, es un país localizado en América Central,5 con una población estimada de 6.328.196 habitantes para el año 2014.6 Debido a su extensión territorial (20.742 km²7 ) tiene la densidad poblacional más alta de América continental.

WikicharliE Patrimonio de Chile

El Salvador (orthographic projection).png

Posee un clima cálido tropical. Limita al norte y al este con Honduras, al sur con el océano Pacífico, y al oeste con Guatemala. Su territorio está organizado en 14 departamentos y 262 municipios. Su capital es la ciudad de San Salvador, y las ciudades de Santa Ana y San Miguel son también importantes centros urbanos del país.

El actual territorio de El Salvador comprende lo que antes fuera la Provincia de Sonsonate y lo que fue la Intendencia de San Salvador que conformó la mayor parte del territorio. Ambas provincias adquirieron su independencia de España en 1821 junto a la Capitanía General de Guatemala y en 1824 se unieron para formar el "Estado de El Salvador", como parte de la República Federal de Centro América. En la época precolombina, existía un importante núcleo indígena conocido como el Señorío de Cuscatlán, que significa "Lugar de joyas o de collares",8 en lengua náhuatl.

Es el país más pequeño de América Central, el más densamente poblado y el único que carece de costas sobre el Mar Caribe. Es atravesado por una cadena de volcanes de este a oeste; el clima es moderado por la altura. El café es el principal producto comercial en las tierras altas, donde se realizan también cultivos de subsistencia: maíz, frijoles, arroz. En las áreas más cálidas, sobre las costas del Oceáno Pacífico, hay plantaciones de caña azucarera. Sociedad

  • Población: 7.115.616 personas
  • Superficie terrestre: 21.040 Km2
  • Capital: San Salvador
  • Moneda: Dólar estadounidense, colón salvadoreño
  • Idioma: Español
  • Pueblo: los salvadoreños se originan en el mestizaje de los colonizadores españoles con la población indígena local. El 89% de la población es mestiza, 10% indígena y un 1% de origen europeo.
  • Religión: mayoritariamente católica.
  • Idiomas: el español es oficial y predominante. Existe una minoría de grupos indígenas que hablan nahuatly kekchi.
  • Principales partidos políticos: Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), en el gobierno y Frente «Farabundo Martí» para la Liberación Nacional (FMLN), fundado en octubre de 1980 por la alianza de cinco organizaciones político-militares; Centro Democrático Unido-Partido Demócrata Cristiano; Partido de Conciliación Nacional.
  • Principales organizaciones sociales: Unidad Nacional de Trabajadores Salvadoreños (UNTS); MUSYGES y la Coordinadora Nacional contra el Hambre y la Represión (CNHR) creada en 1988. Consejo Coordinador Indígena Salvadoreño (CCNIS); Asociación Democrática Campesina (ADC).

Demografía

  • Población: 7.115.616 (2007)
  • Crecimiento anual: 1,8 % (1985-2000)
  • Estimación para el año 2015: 8.017.389.000 (2004)
  • Crecimiento anual hacia el 2015: 1,6 % (2004)
  • Densidad de población: 338 habs. por Km² (2007)
  • Población urbana: 60,8 % (2007)
  • Crecimiento urbano: 2,3 % (2005-2010)
  • Estimación de la población urbana en 2015: 64,2 % (2004)

Situación de la mujer

  • Mujeres en cargos profesionales y técnicos: 44 % de cargos (1992-2003)
  • Mujeres legisladoras, altas funcionarias y directivas: 32 % de puestos (1992-2003)
  • Brecha de ingresos estimados entre mujeres y hombres: 0,44 (1991-2003)
  • Mujeres en cargos de gobierno a nivel ministerial: 35,3 % de cargos (2005)
  • Mujeres en bancadas parlamentarias: 10,7 % de bancas (2005)

Comunicaciones

Diarios: 28,5 cada 1.000 personas (1998) Radios: 481 cada 1.000 personas (1999) Televisores: 233 cada 1.000 personas (2001) Líneas telefónicas: 131,3 cada 1.000 personas (2004)

Economía

  • Población viviendo con menos de U$S 1 al día: 19,0 % (2002)
  • INB per capita: 2.320 U$S Atlas Method (2004)
  • PBI per capita: 5.041 PPP, U$S (2004)
  • Tasa de crecimiento anual del PBI: 1,5 % (2004)
  • Inflación anual: 4,3 % (2004)
  • Indice de precios al consumidor: 4,5 todos los items 1995=100 (2004)
  • Deuda externa total: 7.250 millones U$S (2004)
  • Deuda externa per cápita: 1.019 U$S (2004)
  • Servicio de deuda externa: 8,8 como % de las exportaciones (2004)
  • Total neto de Ayuda Oficial al Desarrollo recibida: 192 millones U$S (2003)
  • Total neto de Ayuda Oficial al Desarrollo recibida: 29 U$S per cápita (2003)
  • Total neto de Ayuda Oficial al Desarrollo recibida: 1,3 % del PBI (2003)
  • Consumo de energía: 675,4 equivalente petróleo/ kg (2003)
  • Importación de energía: 46,7 % del consumo (2003)
  • Gasto público en salud: 3,6 % del PBI (2002)
  • Gasto público en educación: 2,9 % del PBI (2000-2002)
  • Gasto en defensa: 0,7 % del PBI (2004)

Historia

Desde épocas tempranas el territorio del actual El Salvador fue habitado por el pueblo chibcha (muisca; ver Colombia), dentro del cual los pipiles y los lencas eran los más numerosos. Los mayas también habitaron el país.

Tras someter a los aztecas en México, los españoles comandados por Pedro de Alvarado emprendieron la conquista de Centroamérica. En 1525 Alvarado fundó la ciudad de El Salvador de Cuscatlán. El territorio formó parte de la Capitanía General de Guatemala, dependiente del Virreinato de México. Centroamérica se independizó de España en 1821 y se organizó como federación.

La rivalidad interna entre «imperialistas» y «republicanos» derivó en la guerra civil de 1827. El general Francisco Morazán, presidente de la República de Centroamérica trató de impedir el desmembramiento del pacto federal iniciado en 1839. Desde El Salvador, y apoyado por indígenas nonulcos encabezados por Anastasio Aquino, Morazán emprendió la lucha por el mantenimiento de la unión.

Dividido el istmo, Gran Bretaña dominó la situación. Cuando el presidente Doroteo Vasconcelos se negó a aceptar presiones, en 1848, los ingleses bloquearon los puertos salvadoreños.

La invención de los colorantes artificiales a fines de siglo tumbó los precios del añil, principal producto de exportación del país en esa época. La explotación del café sustituyó a la del añil. La gran necesidad de tierras que provocó esta producción hizo que la Revolución Liberal de 1880 expulsara a miles de campesinos de sus tierras comunales, generando así la clase obrera rural y, por consiguiente, un alto grado de conflictividad en el campo. La oligarquía cafetalera se consolidó como clase dominante.

Como consecuencia de la crisis de 1929 el café se quedó sin mercado, la cosecha no se recogió y miles de jornaleros y campesinos quedaron en la miseria. El 22 de enero de 1932 estalló una insurrección popular, dirigida por el Partido Comunista bajo la conducción de Farabundo Martí, ex secretario de Augusto Sandino durante su lucha contra la invasión estadounidense en Nicaragua.

La rebelión fue duramente reprimida por las tropas del general Maximiliano Hernández Martínez, quien había tomado el poder en 1931, iniciando una serie de regímenes militares que duraron medio siglo. La represión dejó un saldo de 12 mil muertos.

En 1960 se inició un proceso de industrialización, en el marco del Mercado Común Centroamericano, apoyado por la «Alianza para el Progreso». Aunque se lograron altas tasas de crecimiento, éstas no fueron suficientes para abatir el desempleo, que en las décadas anteriores había provocado la emigración de 300 mil campesinos sin tierras a la vecina Honduras. Esta presión demográfica, junto a la competencia entre las respectivas burguesías industriales, llevó a El Salvador a desatar la guerra contra Honduras en junio de 1969. El conflicto, de cien horas de duración, resquebrajó el Mercado Común regional y la industria salvadoreña entró en crisis.

En los primeros años de la década de 1970 el movimiento obrero y popular dio un fuerte impulso a su lucha reivindicativa. Nacieron organizaciones guerrilleras y la oposición legal (PDC, UDN y MNR) se unificó en la Unión Nacional Opositora (UNO), que lanzó la candidatura de Napoleón Duarte para enfrentar a la del coronel Arturo Molina, del oficialista Partido de Conciliación Nacional, en las elecciones de febrero de 1972. El fraude dio el triunfo a este último.

En 1977 un nuevo fraude llevó a la presidencia al general Carlos Humberto Romero. Hubo grandes protestas, duramente reprimidas, con un saldo de 7 mil muertos.

El 15 de octubre de 1979 asumió el gobierno una junta cívico-militar integrada por representantes de la socialdemocracia y la democracia cristiana. La falta de poder real no permitió a la Junta controlar la represión despiadada de opositores, lo cual obligó a la renuncia de los civiles, que fueron sustituidos por el sector conservador de la Democracia Cristiana, conducido por Napoleón Duarte.

El 24 de marzo de 1980 el arzobispo de San Salvador monseñor Oscar Arnulfo Romero fue asesinado mientras oficiaba misa, en clara represalia por su permanente defensa de los derechos humanos.

En octubre de 1980 fue creado el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN), que agrupó a las cinco organizaciones político-militares que luchaban contra el régimen salvadoreño. Establecieron una amplia alianza con los demás partidos y organizaciones sociales opositoras. El 10 de enero de 1981 el FMLN lanzó su «ofensiva general» y amplió sus acciones a casi todo el territorio nacional.

En agosto de 1981 los gobiernos de México y Francia suscribieron una declaración conjunta en la que reconocieron a la alianza Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional-Frente Democrático Revolucionario (FMLN-FDR) como una fuerza representativa del pueblo salvadoreño.

La administración de Ronald Reagan en Estados Unidos trató la situación de El Salvador como un problema de seguridad nacional, interviniendo de manera directa en el conflicto y constituyéndose en pilar militar y económico de la «guerra contrainsurgente», llevada a cabo por las Fuerzas Armadas de El Salvador.

El 28 de marzo de 1982, por sugerencia de Washington, el régimen celebró elecciones para integrar una Asamblea Constituyente. Los rebeldes respondieron con una gran ofensiva, que tuvo su punto culminante en el sitio de la ciudad de Usulatán durante una semana.

Luego de intensas pugnas internas, la presidencia de la Constituyente recayó sobre Roberto D’Aubuisson, máximo dirigente de la ultraderechista Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y autor intelectual del asesinato de monseñor Romero.

En un clima de intensificación de los combates el 25 de marzo de 1984 se realizaron elecciones generales, boicoteadas por el FMLN-FDR. Se registró una abstención de 51 %. Con ostensible apoyo norteamericano, el PDC de Napoleón Duarte obtuvo 43% de los votos válidos, contra 30% de la ultraderechista ARENA del mayor Roberto D’Aubuisson.

Un fuerte terremoto ocurrido en octubre de 1986 generó una virtual tregua. Las negociaciones se reanudaron en octubre de 1987, dentro de un nuevo marco de pacificación regional comprometido por los gobiernos del área centroamericana en agosto de 1987, con la firma de los «Acuerdos de Esquipulas».

En octubre de 1989 se realizaron elecciones, que fueron boicoteadas por una parte de la guerrilla, pero en las que participaron los sectores civiles del FDR (socialdemócratas y social cristianos), con la candidatura de Guillermo Ungo a la presidencia. El triunfo correspondió a Alfredo Cristiani, candidato de la ARENA.

El FMLN lanzó una ofensiva, ocupando varias zonas de la capital y de la periferia, en noviembre de 1989. El gobierno respondió con bombardeos sobre varias zonas de la capital, altamente pobladas. Seis jesuitas, entre ellos, el rector de la Universidad de Centro América (UCA), Ignacio Ellacuría, fueron brutalmente asesinados por militares fuertemente armados. Esto provocó la condena mundial al gobierno de El Salvador, particularmente de la Iglesia Católica, e hizo peligrar la ayuda económica estadounidense.

El 10 de marzo de 1991 las elecciones parlamentarias y municipales reflejaron un nuevo clima de negociación: por primera vez en 10 años el FMLN no llamó a boicotear las elecciones y decretó una tregua unilateral de 3 días. Aún así, la abstención del electorado fue superior a 50% y el acto mismo fue precedido por hechos de violencia paramilitar. El 12 de marzo se reanudaron los enfrentamientos.

El 4 de abril de 1991, delegados del gobierno de Cristiani y del FMLN iniciaron negociaciones en México para definir un cese del fuego. El 19 de abril 10 mil manifestantes de 70 organizaciones sociales aglutinadas en el Comité Permanente del Debate Nacional (CPDN) reclamaron reformas a la Constitución, dos semanas antes de que finalizara el mandato del Congreso y el plazo otorgado por el FMLN para la firma de la paz.

Luego de diversos intentos, el 27 de abril representantes del gobierno y del FMLN suscribieron los «Acuerdos de México» en los cuales se limitó la función de las Fuerzas Armadas a la defensa de la soberanía nacional y a la integridad del territorio. A su vez se prohibió la formación de cuerpos paramilitares y se acordó la reforma del artículo 83 de la Constitución para establecer que la soberanía «reside en el pueblo y de él emanan los poderes públicos».

El 16 de noviembre se inició una nueva etapa de diálogo en la sede de las Naciones Unidas. En esa ocasión, el FMLN decretó una tregua indefinida unilateral hasta que se firmara un nuevo acuerdo de cese al fuego definitivo. Mientras esto ocurría una delegación parlamentaria española que visitó El Salvador elaboró un informe sobre los asesinatos de los seis jesuitas españoles de la UCA. En dicho informe, elevado al parlamento español, europeo, salvadoreño y estadounidense, se acusaba al gobierno y al ejército de El Salvador de ocultar las pruebas que permitirían esclarecer los hechos.

El 1º de enero de 1992, en Nueva York, luego de 21 semanas de negociaciones y 12 años de guerra civil (con un saldo de 75.000 muertos, 8.000 desaparecidos y cerca de un millón de exiliados), ambas partes firmaron los acuerdos y compromisos para proceder al establecimiento de la paz en El Salvador. Definieron un plazo desde el 1º de febrero al 3 de octubre de 1992, para cesar todo enfrentamiento armado, crear un ambiente favorable a la aplicación de los acuerdos y las negociaciones, que continuaron con la supervisión de la ONU y la OEA.

El 16 de enero de 1992, en la ciudad mexicana de Chapultepec, se firmaron los acuerdos finales. En los mismos se contempló la introducción de modificaciones sustanciales en la Constitución y en la estructura, organización, reglamentación y formación de las Fuerzas Armadas; se comprometió la realización de cambios en las formas de la propiedad agraria y se modificó la participación de los empleados en la privatización de las empresas estatales; se definió la creación de organismos que velaran por los derechos humanos y se garantizó la existencia política legal del FMLN.

Según los acuerdos, el gobierno debía reducir sus efectivos a la mitad, hasta llegar a 30 mil en 1994, y disolver el servicio de inteligencia. A partir del 3 de marzo tendría que crearse una nueva policía civil integrada en parte por miembros del FMLN. Convertido en partido político desde el 30 de abril de 1991, el FMLN, en su primer acto público celebrado el 1º de febrero de 1992, convocó a la unificación de todas las fuerzas opositoras para las elecciones de 1994. Luego de años de clandestinidad, el acto fue presidido por los comandantes guerrilleros Shafick Handal, Joaquín Villalobos, Fernán Cienfuegos, Francisco Jovel y Leonel González.

En enero de 1992 la ley de Reconciliación Nacional otorgó la amnistía a todos los presos políticos. Se estableció, además, el compromiso del gobierno de otorgar tierras a los ex combatientes y asistencia a los campesinos de ambos sectores.

El 15 de febrero de 1993 los últimos 1.700 rebeldes armados entregaron sus armas en una ceremonia que contó con la presencia de varios jefes de Estado de Centroamérica y del secretario general de la ONU, Boutros Ghali. Se creó la Policía Nacional Civil, la Procuraduría de Derechos Humanos y el Tribunal Supremo Electoral.

El resultado de la investigación sobre violaciones a los derechos humanos efectuada por la Comisión Verdad, creada por la ONU, provocó la renuncia del ministro de Defensa, general René Emilio Ponce, señalado en dicha investigación como uno de los mandantes de los asesinatos de seis jesuitas de la Universidad de San Salvador en 1989. Según el documento final de la Comisión, los militares, los escuadrones de la muerte vinculados a éstos y el estado fueron responsables de 85% de las violaciones a los derechos humanos durante la guerra.

La Comisión Verdad recomendó la destitución de 102 jefes militares y la privación de derechos políticos a algunos ex líderes guerrilleros. El presidente Cristiani propuso entonces una amnistía general para casos de abuso de violencia que fue aprobada apenas cinco días después de conocerse el documento de la Comisión Verdad, el 20 de marzo de 1993. Con esta medida quedaron impunes los crímenes más graves cometidos durante la guerra.

Un año después, el 20 de marzo de 1994, se efectuaron las primeras elecciones luego de la guerra civil. El candidato de la coalición de izquierda Convergencia Democrática, integrada por el FMLN y otros grupos, logró 25,5 % en la primera vuelta, contra 49,2% del derechista Armando Calderón Sol, de ARENA. Si bien la izquierda denunció la existencia de fraude, los observadores de la ONU en el país (ONUSAL) aseguraron que el comicio fue limpio.

La prometida entrega de tierras a los desmovilizados se hizo lenta e ineficaz. A mediados de 1994 apenas un tercio de los beneficiarios –12 mil de un total de 37 mil ex combatientes del ejército y la guerrilla– habían obtenido sus parcelas. El resto permanecía en asentamientos precarios y algunos se vincularon a organizaciones criminales.

Un acuerdo entre ARENA y el Partido Democrático (PD) –una escisión del FMLN– concluido en mayo de 1995 permitió un aumento del impuesto al valor agregado de un 10% a un 13% con el fin de obtener fondos para financiar la reforma de la propiedad de la tierra, obras de infraestructura y la reconstrucción del aparato electoral y judicial del país.

En agosto de 1996, manifestantes que se consideraban perjudicados por la lentitud del proceso ocuparon calles céntricas y edificios públicos de San Salvador. En mayo el PD se retiró de su pacto con ARENA, dejando al gobierno sin mayoría parlamentaria. En marzo de 1997 el FMLN obtuvo una importante victoria en los comicios municipales, al ganar en la capital y decenas de ciudades provinciales, si bien la mayoría correspondió a ARENA. La participación electoral alcanzó tan solo a 40%.

Las elecciones presidenciales de marzo de 1999 ratificaron el predominio de ARENA: el candidato electo, Francisco Flores, de 39 años, era entonces el presidente más joven del continente, lo que a su vez daba una imagen de renovación. El programa de gobierno de Flores, denominado «La Nueva Alianza», tenía cuatro prioridades: trabajo, inversión social, seguridad ciudadana y desarrollo sostenible.

El 1º de enero de 2001 entró en vigencia la dolarización de la economía, que pretendía reactivar la misma y atraer inversiones. El hecho de que la divisa estadounidense fuera la nueva unidad del sector bancario impedía que los ciudadanos efectuaran sus transacciones en colones (moneda del país).

Los terremotos ocurridos el 13 de enero y 13 de febrero de 2001 dejaron un saldo de 1.159 muertos, 8.122 heridos y 1,5 millones de damnificados (25% de la población). Se estima que, a causa de los terremotos, habría 225.000 nuevos pobres y un deterioro medioambiental aún más grave.

Debido a una de las peores sequías de los últimos años, en agosto de 2001 el Programa Mundial para la Alimentación comenzó la distribución de alimentos. Cerca de 2 toneladas de maíz, porotos y aceite fueron distribuidos entre 20.000 familias que habían perdido toda su cosecha anual.

El presidente estadounidense George W. Bush visitó San Salvador en marzo de 2002, el mismo día del 22 aniversario de monseñor Romero. Bush comprometió su apoyo a las políticas de libre comercio como única solución a los problemas de la región. A pesar de que la intervención de EEUU durante los años de guerra civil había sido ampliamente comprobada, funcionarios estadounidenses aseveraron que la visita tenía la intención de festejar una historia con «final feliz» en la cual estuvo implicado el padre de George W. Bush, quien había participado de la firma de la paz en 1992.

En julio de 2002, el juicio contra José Guillermo García y Carlos Eugenio Vides Casanova, ex generales salvadoreños, realizado en Florida (EEUU), culminó con la condena de los mismos por permitir tortura y otras violaciones a los derechos humanos durante los 1980. El jurado estadounidense ordenó a los generales pagar 54,6 millones de dólares por los daños causados a tres demandantes: Juan Romagoza, Neris González, y Carlos Mauricio.

En las elecciones generales de marzo de 2004, Antonio Elías «Tony» Saca, del ARENA, fue electo presidente con el 57% de los votos, mientras que Schafik Handal, del FMLN, obtuvo el 35.6%. Saca, quien con su victoria marcó la cuarta sucesiva del ARENA, había prometido durante su campaña quebrar la escalada criminal de las llamadas maras (bandas armadas, en las que el requerimiento básico de inclusión sería haber asesinado) y realizar una gestión de gobierno transparente.

En agosto, un motín en la prisión La Esperanza, ubicada en San Salvador, dejó un saldo de 31 muertos y decenas de heridos. El conflicto se desató cuando miembros de la pandilla «Mara 18» se enfrentaron a golpes con otros presos comunes y, luego, con cuchillos y granadas artesanales. Debido a que La Esperanza fue construida para 800 presidiarios pero albergaba más de 3 mil, los motines eran un lugar común dentro del establecimiento. El gobierno y las autoridades carcelarias prometieron transferir a los pandilleros de «Mara 18» a otro penal del país.

Aunque el huracán Stan, que asoló Guatemala en octubre de 2005, llegó debilitado a El Salvador, igualmente causó la muerte de al menos 25 personas y daños materiales millonarios. Se declaró la emergencia nacional y toda una red de ayuda dentro y fuera del país se movilizó para asistir a las víctimas.

El ex comandante guerrillero Schafik Handal, uno de los líderes más emblemáticos del país, falleció a los 75 años, el 24 de enero de 2006.

El primero de marzo de ese año entró en vigencia un Tratado de Libre Comercio (TLC) entre Estados Unidos y El Salvador. La puesta en marcha del acuerdo se hizo posible luego de que El Salvador hiciera una serie de cambios en su sistema legislativo y regulativo. El día anterior se sucedieron marchas de vendedores informales, estudiantes y sindicalistas por las calles de la capital, en protesta contra el TLC. Según los sindicalistas, el TLC sólo beneficiará a las grandes empresas y empresarios del país.

Las elecciones municipales y parlamentarias de ese mes otorgaron a la candidata del FMLN, Violeta Menjívar, la alcaldía de la capital. Era la cuarta ocasión en que el FMLN obtenía la alcaldía de San Salvador. En cuanto a las parlamentarias se dio un empate virtual: ARENA obtuvo 34 diputados y el FMLN 32; las restantes 22 bancas se dividieron entre otros partidos.

Pocos días después de las elecciones, Venezuela firmó un acuerdo para brindarle energía barata a un grupo de municipalidades salvadoreñas gobernadas por alcaldes de izquierda (FMLN). De acuerdo con el tratado, una filial de la estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA), PDV Caribe, formaría una empresa mixta con la Asociación Intermunicipal de Energía de El Salvador (ENEPASA). «Si el gobierno de El Salvador nos ofreciera la oportunidad de cooperar con el pueblo salvadoreño, hace mucho tiempo lo hubiéramos comenzado a hacer, pero no ha sido posible, porque hay gobiernos en estas tierras que todavía creen en el sueño norteamericano», declaró Hugo Chávez, presidente venezolano, en el acto de firma del acuerdo.

En enero de 2007, una pelea entre presos de una cárcel de máxima seguridad dejó un saldo de al menos 21 muertos. El enfrentamiento se dio entre miembros de distintas maras.

La Organización de Estados Americanos (OEA) comenzó a realizar, en agosto, una auditoría al registro electoral de El Salvador, con el fin de depurar los padrones electorales para garantizar la transparencia de las elecciones presidenciales de 2009. Tras las elecciones parlamentarias del año anterior, el FMLN había expresado su desconfianza en el padrón electoral, alegando que personas muertas y de países vecinos habían votado.

Páginas y Enlaces de Interés

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono

{{#leaseEnWikicharliE: Departamento de Países del Mundo }}