¡Llegamos a 27.278.323 visitas gracias a ustedes! ☆

Diabetes tipo 2

De WikicharliE
Diabetes tipo 2
Bienvenido a Departamento de Salud de WikicharliE

Presentación

Símbolos para Diabetes 2 propuesto por WikicharliE, usando anillo internacional ONU

La diabetes tipo 2 es una enfermedad que dura toda la vida (crónica) en la cual hay altos niveles de azúcar (glucosa) en la sangre. La diabetes tipo 2 es la forma más común de esta enfermedad

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido


</div>

Causas

Diabetes mellitus tipo 2 o diabetes del adulto (conocida anteriormente como diabetes no-insulino dependiente) es una enfermedad metabólica caracterizada por altos niveles de glucosa en la sangre, debido a una resistencia celular a las acciones de la insulina, combinada con una deficiente secreción de insulina por el páncreas. Un paciente puede tener más resistencia a la insulina, mientras que otro puede tener un mayor defecto en la secreción de la hormona y los cuadros clínicos pueden ser severos o bien leves. La diabetes tipo 2 es la forma más común dentro de las diabetes mellitus y la diferencia con la diabetes mellitus tipo 1 es que ésta se caracteriza por una destrucción autoinmune de las células secretoras de insulina obligando a los pacientes a depender de la administración exógena de insulina para su supervivencia, aunque cerca del 30% de los pacientes con diabetes tipo 2 se ven beneficiados con la terapia de insulina para controlar el nivel de glucosa en sangre.

La Diabetes es causada por un problema en la forma como el cuerpo produce o utiliza la insulina. La insulina es necesaria para mover el azúcar en la sangre (glucosa) hasta las células, donde ésta se almacena y se usa posteriormente como fuente de energía.

Cuando usted tiene diabetes tipo 2, la grasa, el hígado y las células musculares normalmente no responden a dicha insulina. Esto se denomina resistencia a la insulina. Como resultado, el azúcar de la sangre no entra en las células con el fin de ser almacenado para obtener energía. Cuando el azúcar no puede entrar en las células, se acumulan niveles anormalmente altos de éste en la sangre, lo cual se denomina hiperglucemia.

Por lo general, la diabetes tipo 2 se desarrolla lentamente con el tiempo. La mayoría de las personas con esta enfermedad tienen sobrepeso en el momento del diagnóstico. El aumento de la grasa le dificulta al cuerpo el uso de la insulina de la manera correcta.

La diabetes tipo 2 puede presentarse también en personas delgadas y es más común en los ancianos.

Los antecedentes familiares y los genes juegan un papel importante en la diabetes tipo 2. Un bajo nivel de actividad, una dieta deficiente y el peso corporal excesivo (especialmente alrededor de la cintura) aumentan el riesgo.

Ver también: Diabetes y Diabetes tipo 1 para conocer una lista de factores de riesgo. </div>

Síntomas

Con frecuencia, las personas con diabetes tipo 2 no presentan síntoma alguno al principio y es posible que no tengan síntomas durante muchos años. Los síntomas iniciales de la diabetes pueden abarcar:

  • Infección en la vejiga, el riñón, la piel u otras infecciones que son más frecuentes o sanan lentamente
  • Fatiga
  • Hambre
  • Aumento de la sed
  • Aumento de la micción

El primer síntoma también puede ser:

  • Visión borrosa
  • Disfunción eréctil
  • Dolor o entumecimiento en los pies o las manos

Algunos síntomas cuando baja el nivel de azúcar

Los síntomas como debilidad, sensación de cansancio, temblores, sudoración, dolor de cabeza, hambre, nerviosismo e irritabilidad son signos de que el nivel de azúcar en la sangre del individuo está bajando peligrosamente. Una persona que muestre tales síntomas debe verificar su nivel de azúcar y si éste está bajo (70 mg/dl), debe consumir un alimento que contenga azúcar inmediatamente.

Pruebas y exámenes

El médico puede sospechar que usted tiene diabetes si su azúcar en la sangre es superior a 200 mg/dL. Para confirmar el diagnóstico, se deben hacer uno o más de los siguientes exámenes:

Exámenes de sangre para la diabetes

  • Nivel de glucemia en ayunas: se diagnostica diabetes si el resultado es mayor a 126 mg/dL en dos oportunidades.
  • Examen de hemoglobina A1c:
  • Normal: menos de 5.7%
  • Prediabetes: entre 5.7% y 6.4%
  • Diabetes: 6.5% o superior
  • Prueba de tolerancia a la glucosa oral: se diagnostica diabetes si el nivel de glucosa es superior a 200 mg/dL luego de 2 horas.

Las pruebas de detección para diabetes se recomiendan para:

  • Niños obesos que tengan otros factores de riesgo de Diabetes, comenzando a la edad de 10 años y repitiendo cada dos años.
  • Adultos con sobrepeso (IMC superior a 25) que tengan otros factores de riesgo.
  • Adultos de más de 45 años cada tres años.

Usted debe ver al médico cada tres meses. En estas visitas, puede esperar que el profesional:

  • Le revise la presión arterial.
  • Le revise la piel y los huesos en los pies y las piernas.
  • Le revise la sensibilidad en los pies.
  • Le examine la parte posterior del ojo con un instrumento especial con luz denominado oftalmoscopio.

Los siguientes exámenes ayudarán a que usted y su médico vigilen su diabetes y prevengan sus problemas:

  • Hacerse revisar la presión arterial al menos cada año (la presión arterial ideal debe ser de 130/80 mm/Hg o más baja).Ver Hipertensión arterial
  • Hacerse revisar la hemoglobina A1c (HbA1c) cada 6 meses si la diabetes está bien controlada; de lo contrario, cada 3 meses.
  • Hacerse revisar los niveles de colesterol y triglicéridos anualmente (procure lograr niveles de colesterol por debajo de 70-100 mg/dL).
  • Hacerse exámenes anuales para verificar que los riñones estén trabajando bien (microalbuminuria y creatinina en suero).
  • Visitar al oftalmólogo al menos una vez al año o con mayor frecuencia si tiene signos de retinopatía diabética.
  • Visitar al odontólogo cada 6 meses para una limpieza y examen dental completos. Asegúrese de que el odontólogo y el higienista sepan que usted padece diabetes.

Tratamiento

El objetivo inmediato es bajar los altos niveles de glucemia. Los objetivos a largo plazo son prevenir problemas relacionadas con la Diabetes.

El tratamiento principal para la diabetes tipo 2 es el ejercicio y la dieta.

Aprenda estas habilidades para ayudarse usted mismo

Usted debe aprender habilidades básicas para el manejo de la diabetes, las cuales ayudarán a evitar problemas y la necesidad de atención médica. Entre estas habilidades se encuentran:

  • Cómo evaluar y registrar la glucemia (véase control de la glucemia).
  • Qué comer y cuándo.
  • Cómo tomar los medicamentos, si se necesitan.
  • Cómo reconocer y tratar los niveles altos y bajos de glucemia.
  • Cómo manejar los días en que se está enfermo.
  • Dónde comprar los suministros para la Diabetes y cómo almacenarlos.

Aprender las habilidades básicas puede tomar varios meses. Siempre continúe instruyéndose sobre la enfermedad y sus complicaciones y cómo controlarla y convivir con ella. Manténgase actualizado sobre las nuevas investigaciones y tratamientos. </div>

Manejar su azúcar en su sangre

El auto-examen se refiere a ser capaz de revisarse uno mismo la glucemia en el hogar. Revisarse los niveles de azúcar en el hogar y anotar los resultados le indicará qué tan bien está manejando su diabetes.

Un dispositivo llamado glucómetro puede suministrar una lectura exacta de la glucemia. Hay diferentes tipos de dispositivos. Normalmente, uno punza el dedo con una aguja pequeña llamada lanceta para obtener una gota diminuta de sangre. Se coloca la sangre en una tira reactiva y se pone la tira en el dispositivo. Los resultados se dan en cuestión de 30 a 45 segundos.

Un médico o un diabetólogo le ayudarán a programar un horario adecuado para hacerse las pruebas en el hogar.

El médico le ayudará a establecer las metas de glucemia.

  • La mayoría de las personas con diabetes tipo 2 sólo necesitan revisarse su glucemia una o dos veces al día.
  • Si los niveles de glucemia están bajo control, posiblemente sólo necesite verificarlos unas cuantas veces por semana.
  • Los exámenes pueden hacerse cuando usted se despierta, antes de las comidas y al acostarse.
  • Se pueden necesitar pruebas más frecuentes cuando usted esté enfermo o bajo estrés.

Los resultados de la prueba se pueden usar para hacer ajustes en las comidas, la actividad física o los medicamentos con el fin mantener los niveles de glucemia en un rango apropiado. Las pruebas identifican el alto o bajo nivel de glucemia antes de que se presenten problemas graves.

Mantenga un registro para usted y su médico. Esto será una gran ayuda si usted está teniendo problemas para controlar su diabetes.

Control de su Dieta y Peso

Trabaje de la mano con el médico, la enfermera y un dietista certificado para saber qué cantidades de grasa, proteína y carbohidratos necesita en su dieta. Los planes de comidas deben adaptarse a sus hábitos y estilo de vida diarios y debe tratar de incluir alimentos que le gusten.

Es importante controlar el peso y consumir una dieta bien balanceada. Algunas personas con diabetes tipo 2 pueden dejar de tomar medicamentos después de perder peso, aunque aún tengan la enfermedad.

Ver también:

  • Dieta para la Diabetes
  • Tomar refrigerios cuando se tiene diabetes

Se puede considerar la posibilidad de la cirugía bariátrica (pérdida de peso) para pacientes con mucho sobrepeso que no estén bien manejado con dieta y medicamentos.

Ver:

  • Cirugía de derivación gástrica
  • Cerclaje gástrico laparoscópico

Actividad Física Regular

Hacer ejercicio en forma regular es importante para todas las personas, pero especialmente si usted tiene Diabetes. El ejercicio en el cual su corazón palpita más rápido y usted respira más rápido le ayuda a bajar el nivel de azúcar en la sangre sin medicamentos. También ayuda a quemar el exceso de calorías y grasa, de manera que usted pueda controlar el peso.

El ejercicio puede ayudar a la salud, mejorando el flujo sanguíneo y la presión arterial. El ejercicio también aumenta el nivel de energía del cuerpo, baja la tensión y mejora la capacidad para manejar el estrés.

Pregúntele al médico antes de iniciar un programa de ejercicios. Las personas con diabetes tipo 2 deben tomar medidas especiales antes, durante y después de la actividad física o ejercicio intensos. Ver también: diabetes y ejercicio. </div>

Medicamentos para tratar la Diabetes

Si la dieta y el ejercicio no ayudan a mantener niveles normales o casi normales de glucemia, el médico puede recetarle medicamentos. Dado que estos fármacos ayudan a bajar los niveles de glucemia de diferentes maneras, el médico puede hacerle tomar más de uno.

Algunos de los tipos de medicamentos más comunes se enumeran abajo y se toman por vía oral o inyectados.

  • Los inhibidores de la alfa-glucosidasa (como, acarbosa).
  • Las biguanidas (metformina).
  • Los medicamentos inyectables (como exenatida, mitiglinida, pramlintida, sitagliptina y saxagliptina).
  • Las meglitinidas (que incluyen repaglinida y nateglinida).
  • Las sulfonilureas (como glimepirida, gliburida y tolazamida).
  • Las tiazolidinedionas (como rosiglitazona y pioglitazona). La rosiglitazona puede aumentar el riesgo de problemas cardíacos, por lo que se debe consultar con el médico.

Estos fármacos se pueden administrar con insulina o esta última se puede usar sola. Usted puede necesitar insulina si continúa teniendo un control deficiente de la glucemia. La insulina se tiene que inyectar debajo de la piel, utilizando una jeringa o una pluma de insulina, y no se puede tomar por vía oral. Ver también: diabetes tipo 1.

Las preparaciones de insulina se diferencian en la rapidez con la que comienzan a actuar y en el tiempo que dura su efecto. El médico determinará el tipo apropiado de insulina a emplearse y le dirá a qué hora del día aplicársela.

Prevenir Complicaciones

El médico puede prescribir medicamentos u otros tratamientos para reducir las posibilidades de desarrollar enfermedad ocular, enfermedad renal y otros problemas médicos que son más comunes en personas con Diabetes.

Lea sobre:

  • Prevención de ataque cardíaco y accidente cerebrovascular por diabetes
  • Complicaciones de la diabetes a largo plazo

Cuide sus Pies

Las personas con diabetes son muy propensas a tener problemas en los pies. La diabetes puede causar daños en los nervios, lo cual significa que es posible que usted no sienta una herida en el pie hasta que aparezca una infección o una llaga grande. La diabetes también puede dañar los vasos sanguíneos.

Además, la diabetes disminuye la capacidad para combatir infecciones. Las infecciones pequeñas pueden empeorar rápidamente y causar la muerte de la piel y otros tejidos.

Para prevenir lesión a los pies, revíselos y cuídelos diariamente. Ver también: cuidado de los pies en caso de diabetes.

Grupos de apoyo

Para mayor información, ver recursos para la diabetes. </div>

Pronostico

Después de muchos años, la diabetes puede llevar a problemas serios en ojos, riñones, nervios, corazón, vasos sanguíneos y otras áreas en el cuerpo.

Si usted tiene diabetes, su riesgo de un ataque cardíaco es igual al de alguien que ya ha tenido uno. Tanto las mujeres como los hombres con diabetes están en riesgo. Usted puede incluso no tener los signos típicos de un ataque cardíaco.

Si se controla la glucemia y la presión arterial, se puede reducir el riesgo de muerte, accidente cerebrovascular, insuficiencia cardíaca y otros problemas de la diabetes.

Algunas personas con diabetes tipo 2 ya no necesitan medicamento si bajan de peso y se vuelven más activas. Cuando ellas alcanzan su peso ideal, la insulina de su propio cuerpo y una dieta saludable pueden controlar sus niveles de azúcar en la sangre.

Posibles Complicaciones

Después de muchos años, la diabetes puede llevar a problemas serios:

  • Usted podría tener problemas oculares, como dificultad para ver (especialmente por la noche) y sensibilidad a la luz. Usted podría quedar ciego.
  • Sus pies y su piel pueden desarrollar úlceras e infecciones. Después de un tiempo largo, su pie o su pierna posiblemente necesiten amputación. La infección también puede causar dolor y picazón en otras partes del cuerpo.
  • La Diabetes puede dificultar el control de la presión arterial y el colesterol. Esto puede llevar a un ataque cardíaco, accidente cerebrovascular y otros problemas. Puede resultar difícil que la sangre circule a sus piernas y pies.
  • Los nervios en su cuerpo pueden sufrir daño, causando dolor, picazón y pérdida de la sensibilidad.
  • Debido al daño a los nervios, usted podría tener problemas para digerir el alimento que come y podría sentir debilidad o tener problemas para ir al baño. El daño a los nervios puede dificultar la erección en los hombres.
  • El azúcar alto en la sangre y otros problemas pueden llevar a daño renal. Es posible que sus riñones no trabajen igual de bien e incluso pueden dejar de funcionar.
  • Las infecciones de la piel, del tracto genital femenino y de las vías urinarias también son más comunes.
  • Para prevenir los problemas a raíz de la diabetes, visite a su médico o diabetólogo al menos cuatro veces al año y coméntele respecto a cualquier problema que esté teniendo.

Cuándo contactar a un profesional médico

  • Presión o dolor en el pecho
  • Desmayo o pérdida del conocimiento
  • Convulsiones
  • Dificultad para respirar

Estos síntomas pueden empeorar rápidamente y convertirse en situaciones de emergencia, tales como convulsiones o coma hipoglucémico.

Llame al médico si presenta:

  • Entumecimiento, hormigueo, dolor en pies o piernas.
  • Problemas con la vista.
  • Úlceras o infecciones en los pies.
  • Síntomas de hiperglucemia (estar muy sediento, tener visión borrosa, tener la piel seca, sentirse débil o cansado, necesidad de orinar mucho).
  • Síntomas de hipoglucemia (sentirse débil o cansado, temblores, sudoración, sentirse irritable, tener problemas para pensar claramente, latidos cardíacos rápidos, visión doble o borrosa, sensación de intranquilidad).

Prevención

Usted puede ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 manteniendo un peso corporal saludable y un estilo de vida activo. Mantenga todas sus vacunas al día y hágase aplicar la vacuna antigripal cada año.

Nombres alternativos

Diabetes de tipo 2; Diabetes no insulinodependiente; Diabetes de aparición en adultos

Vinculan las estatinas con un mayor riesgo de diabetes tipo 2

Las estatinas, unos fármacos para reducir el colesterol, podrían aumentar de forma significativa el riesgo de una persona de contraer diabetes tipo 2, sugiere un nuevo estudio finlandés.

Los investigadores encontraron que las estatinas se asociaban con un aumento de casi un 50 por ciento en el riesgo de contraer diabetes tipo 2, incluso tras tener en cuenta otros factores.

Las estatinas parecen aumentar el riesgo de diabetes tipo 2 de varias formas, señalaron los investigadores. Una es que los medicamentos pueden aumentar la resistencia a la insulina de una persona, y la otra es que los fármacos para reducir el colesterol parecen afectar a la capacidad del páncreas de segregar insulina, según el informe.

En un comentario sobre el estudio, el Dr. Ronald Goldberg, director de la Clínica de Trastornos de los Lípidos y director asociado del Instituto de Investigación sobre la Diabetes de la Universidad de Miami, dijo que los investigadores "muestran evidencias de que las estatinas aumentaron la resistencia a la insulina, y de que las personas que contrajeron diabetes parecían tener menos capacidad de responder a la resistencia a la insulina al producir más insulina".

Pero los autores del estudio comentaron que su investigación solo encontró una asociación entre el uso de estatinas y el riesgo de diabetes. Y dado que el estudio se limitó a hombres blancos, no está claro si los hallazgos aplicarían a las mujeres o a otros grupos raciales.

Según la Asociación Americana de la Diabetes (American Diabetes Association, ADA), más de 29 millones de personas tienen diabetes en los Estados Unidos. La diabetes tipo 2 ocurre cuando el cuerpo se hace resistente a la insulina, una hormona necesaria para procesar los azúcares que se encuentran en los alimentos. Para compensar, el cuerpo produce más insulina. El exceso de peso y un estilo de vida sedentario son dos importantes factores de riesgo de la diabetes tipo 2, según la ADA.

Investigaciones anteriores han indicado que las estatinas podrían aumentar el riesgo de diabetes de una persona, dijeron los autores en la información de respaldo del estudio. Pero esos estudios anteriores se enfocaron sobre todo en el rol de las estatinas en la prevención de las enfermedades cardiacas, y no en su riesgo potencial de diabetes.

En este nuevo estudio, investigadores de la Universidad del Este de Finlandia siguieron los efectos del tratamiento con estatinas en casi 9,000 hombres sin diabetes durante un periodo de seis años. Los hombres tenían entre 45 y 73 años de edad. Uno de cada cuatro de los hombres tomaba una estatina al inicio del estudio.

Se siguió la salud de los hombres durante casi seis años. En ese periodo, 625 hombres recibieron un nuevo diagnóstico de diabetes tipo 2, apuntaron los investigadores. Incluso tras tomar en cuenta otros factores de riesgo, las personas tratadas con estatinas tenían un 46 por ciento más de probabilidades de contraer diabetes que las que no eran tratadas con esos fármacos.El riesgo de diabetes aumentó junto con la dosis tomada de las estatinas simvastatina (Zocor) y atorvastatina (Lipitor), dijeron los investigadores.

Indagando con más profundidad, los investigadores hallaron que las estatinas reducían la sensibilidad a la insulina en un 24 por ciento, y la secreción de insulina en un 12 por ciento. Mientras más simvastatina y atorvastatina tomaban las personas, más sufría su capacidad de usar y producir insulina.

La simvastatina en dosis alta se asoció con un aumento del 44 por ciento en el riesgo de contraer diabetes, mientras que la simvastatina en dosis baja aumentaba el riesgo en un 28 por ciento. La atorvastatina en dosis alta se vinculó con un aumento del 37 por ciento en el riesgo de diabetes, halló el estudio.

Según estos hallazgos, los médicos tendrán que sopesar los riesgos contra los beneficios antes de recetar estatinas, planteó el Dr. Al Powers, director de la división de diabetes, endocrinología y metabolismo del Centro Médico de la Universidad de Vanderbilt. Los pacientes con prediabetes necesitarán una consideración particular, dado que ya están a punto de contraer diabetes tipo 2, dijo Powers.

"Es una situación en que el médico y el paciente deben sopesar los riesgos y los beneficios, y decidir qué hacer", aseguró Powers.

Por otra parte, las estatinas se pueden recetar sin preocupación a las personas ya diagnosticadas con diabetes tipo 2, dado que ya están siendo tratadas por la afección, añadió. "Esos pacientes deben seguir su tratamiento", aconsejó Powers. Goldberg anticipa que la mayoría de pacientes cardiacos que necesitan estatinas seguirán recibiéndolas, pero con una monitorización cercana de sus niveles de azúcar en sangre.

"Si su riesgo de enfermedad cardiaca es alto, el beneficio de la terapia con estatinas es tan importante que la mayoría de médicos y pacientes, cuando se les explique, estarán dispuestos a asumir el aumento en el riesgo de diabetes en favor del beneficio añadido de prevenir un ataque cardiaco o accidente cerebrovascular", aseguró Goldberg.

El Dr. Alan Garber, profesor del Colegio Baylor de Medicina, dijo que los usuarios de estatinas con niveles de azúcar en sangre que comienzan a subir probablemente puedan evitar la diabetes tipo 2 mediante la dieta y el ejercicio. Garber es el editor de la revista Diabetes, Obesity and Metabolism.

"La solución es la modificación del estilo de vida mediante la dieta y el ejercicio. De cualquier forma se debe hacer para el colesterol", señaló Garber. "No hay una simple cura universal para todos los factores de riesgo de la vida. Está claro que una sola pastilla no suplantará la autogestión individual. Los pacientes deben aprender a cuidarse".

Los hallazgos aparecen en la edición del 4 de marzo de la revista Diabetologia, la revista de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (European Association for the Study of Diabetes).[1][2]

Estatina

En farmacología, se conoce como estatinas a un grupo de fármacos usados para disminuir el colesterol en sus distintas formas, en pacientes que lo tienen elevado (hipercolesterolemia) y que presentan, por tanto, un mayor riesgo de desarrollar ateroesclerosis y de sufrir episodios de patología cardiovascular. Desde el punto de vista farmacológico, se encuadran dentro de los inhibidores de la HMG-CoA reductasa, aunque de forma genérica y coloquial son más conocidas por el primer nombre. Es precisamente esta inhibición enzimática la que justifica la disminución de algunas fracciones del colesterol en el organismo y explica su importancia: su intervención positiva sobre los factores de riesgo cardiovascular, que conducen a numerosas patologías cardiovasculares, y que son la principal causa de muerte en el mundo desarrollado.

Pizarra

Logo Pizarra WikicharliE.JPG

Un individuo con diabetes debe usar o llevar consigo información de identificación (como un brazalete de alerta médica) que el personal médico del servicio de emergencias pueda encontrar. Igualmente, se debe llevar consigo una fuente de azúcar, como tabletas de glucosa o uvas pasas, en caso de que los niveles de azúcar en la sangre lleguen a estar demasiado bajos.

Fuentes y Enlaces de Interés

  • [1]http://es.wikipedia.org
  • [2]http://www.nlm.nih.gov
  • Imagen gentileza de MedlinePlus Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU.
  • American Diabetes Association. Standards of medical care in diabetes--2011. Diabetes Care. 2011;34 Suppl 1:S11-S61.
  • Eisenbarth GS, Polonsky KS, Buse JB. Type 1 Diabetes Mellitus. In: Kronenberg HM, Melmed S, Polonsky KS, Larsen PR. Kronenberg: Williams Textbook of Endocrinology. 11th ed. Philadelphia, Pa: Saunders Elsevier; 2008:chap 31.
  • Pignone M, Alberts MJ, colwell JA, Cushman M, Inzucchi SE, Mukherjee D, et al. Aspirin for primary prevention of cardiovascular events in people with diabetes: a position statement of the American Diabetes Association, a scientific statement of the American Heart Association, and an expert consensus document of the American College of Cardiology Foundation. Circulation. 2010;121:2694-2701.
  1. 4 de marzo de 2015 (HealthDay News)
  2. Ronald Goldberg, M.D., director of the Lipid Disorder Clinic and associate director of the Diabetes Research Institute at the University of Miami; Al Powers, M.D., director, division of diabetes, endocrinology and metabolism, Vanderbilt University Medical Center, Nashville, Tenn.; Alan Garber, M.D., Ph.D., professor at Baylor College of Medicine, Houston, and journal editor, Diabetes, Obesity and Metabolism; March 4, 2015, Diabetologia

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/