¡Llegamos a 26.077.700 visitas gracias a ustedes! ☆

Chilesaurus

De WikicharliE
Journal science.jpg

Presentación

An enigmatic plant-eating theropod from the Late Jurassic period of Chile

Fernando E. Novas, Leonardo Salgado, Manuel Suárez, Federico L. Agnolín, Martín D. Ezcurra, Nicolás R. Chimento, Rita de la Cruz, Marcelo P. Isasi, Alexander O. Vargas & David Rubilar-Rogers

Nature 522, 331–334 (18 June 2015) doi:10.1038/nature14307

Received 19 September 2014 Accepted 10 February 2015 Published online 27 April 2015


Chilesaurus diegosuarezi (del griego latinizado saurus, 'lagarto' y Chile) es un género extinto de dinosaurio terópodo que vivió durante el Jurásico Superior, hace 150 millones de años. Sus fósiles fueron descubiertos en la región de Aysén, en Chile. El género es monotípico, representado por la única especie Chilesaurus diegosuarezi. Es uno de los escasos terópodos herbívoros conocidos.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Chilesaurus.png

El animal, descubierto al sur de Chile en la localidad de Aysén, se ha identificado como una especie primitiva de terópodo que, excepcionalmente, era herbívoro. Su nombre hace referencia a su procedencia geográfica y a Diego Suárez, un niño de siete años que encontró el primer hueso. La descripción se publica en la revista Nature[1], la que ha sorprendido a los paleontólogos por su extraña anatomía.

Es el primer dinosaurio del período Jurásico conocido hasta el momento en Chile

Sus restos fueron descubiertos al sur de la Patagonia chilena, en rocas formadas hace unos 145 millones de años. Chilesaurus es uno de los dinosaurios más extraños descubierto hasta ahora. Pertenece al linaje de los terópodos, grupo que incluye a famosos carnívoros como el Velociraptor, Carnotauros y Tyrannosaurus. Sin embargo, este ejemplar tiene el cráneo pequeño, un pico córneo y los dientes en forma de espátula. Estas características revelan que Chilesaurus poseía una dieta completamente herbívora.

Sus brazos eran robustos, pero las manos solo poseían dos dedos bastante cortos que terminaban en garras ligeramente curvas, por lo que no usaba sus manos para capturar animales. Podría describirse a este dinosaurio como un puma con cabeza de guanaco y manos atrofiadas como las de un T.rex. Su cadera recuerda a la de los dinosaurios ornitisquios, de hábitos estrictamente herbívoros, y los pies –anchos y provistos de cuatro dedos– son muy similares a los dinosaurios más primitivos conocidos.

Un linaje hasta ahora desconocido

Chilesaurus no pertenece a ninguno de los grupos de dinosaurios terópodos previamente descritos, sino que constituye el primer representante de un linaje hasta ahora desconocido para la ciencia. Es un verdadero ‘rompecabezas evolutivo’ que causará revuelo entre los especialistas.

Anatomía del Chilesaurus a:reconstrucción de su esqueleto. h:tarsos proximales en vista distal, i,j:astrágalo izquierdo próximo. k:medial, l: próximo, m:dorsal izquierdo

Es el primer dinosaurio del período Jurásico conocido hasta el momento en Chile, y representa a uno de dinosaurios terópodo mejor documentados del hemisferio sur. Si bien ya se conocían en América del Norte y Asia dinosaurios terópodos de hábitos herbívoros, esta es la primera vez que se registran en este hemisferio.

La gran cantidad de restos revela que era uno de los habitantes más comunes del sector sur de la Patagonia en este período. Su descubrimiento revela que la historia de los dinosaurios fue mucho más compleja de lo que imaginábamos. No hay registros a escala mundial de que el Chilesaurus haya tenido algún pariente cercano, y menos aún, algún descendiente. Nuestro objetivo inmediato será al menos intentar desvelar cuáles fueron sus antepasados, algo que tendremos que buscar en rocas más antiguas.

El encuentro casual protagonizado por un niño de siete años

El hallazgo del Chilesaurus se produjo el 4 de febrero de 2004, cuando el matrimonio de geólogos chilenos, Manuel Suarez y Rita de la Cruz, exploraba los Andes que rodean al Lago General Carrera (Chile). Su objetivo era estudiar las rocas que conforman esta región de la Patagonia a fin de comprender cómo habían surgido los Andes del sur.

En su recorrido los acompañaban el hijo de ambos, Diego Suárez, la hija mayor de Manuel, Macarena Suárez, y el baqueano Álvaro Saldivia. En los alrededores de un pequeño caserío llamado Mallín Grande, ubicado al sur del lago, Diego recogió huesos de vaca, y los miró y estudió atentamente porque este niño de siete años quería encontrar huesos de dinosaurios.

Fueron a caballo hacia el llamado cerro Negro, con el objetivo de revisar rocas del período Jurásico. Una vez allí, el grupo se separó y los geólogos se fueron a estudiar las rocas mientras que los niños partieron al lado opuesto. Esa misma tarde, Diego encontró unos fragmentos extraños que enseñó a su hermana.

Cuando Manuel y Rita se reencontraron con sus hijos, miraron incrédulos los fósiles hallados por su hijo. Se trataba de una pequeña vértebra de escasos centímetros y una pequeña costilla.

Los geólogos inmediatamente comenzaron a buscar más restos donde Diego informó que los había descubierto. Posteriormente, Manuel Suárez contactó con especialistas en reptiles fósiles de Argentina, con una larga experiencia basada en descubrimientos e investigaciones efectuadas al otro lado de los Andes. Así fue como se ha llegado a describir este nuevo terópodo que han bautizado Chilesaurus diegosuarezi, en honor a su joven descubridor.

Chilesaurus esqueleto.png

Manuel Suárez contó con la financiación del Fondo Nacional de Ciencia y Tecnología de Chile (FONDECYT)[2] y Fernando Novas con el apoyo del Conicet, la Agencia Nacional de Promoción Científica (ANPCyT)[3], y del filántropo estadounidense Coleman Burk.

An enigmatic plant-eating theropod from the Late Jurassic period of Chile

Theropod dinosaurs were the dominant predators in most Mesozoic era terrestrial ecosystems1. Early theropod evolution is currently interpreted as the diversification of various carnivorous and cursorial taxa, whereas the acquisition of herbivorism, together with the secondary loss of cursorial adaptations, occurred much later among advanced coelurosaurian theropods[4], [5]. A new, bizarre herbivorous basal tetanuran from the Upper Jurassic of Chile challenges this conception. The new dinosaur was discovered at Aysén, a fossil locality in the Upper Jurassic Toqui Formation of southern Chile (General Carrera Lake)[6], [7]. The site yielded abundant and exquisitely preserved three-dimensional skeletons of small archosaurs. Several articulated individuals of Chilesaurus at different ontogenetic stages have been collected, as well as less abundant basal crocodyliforms, and fragmentary remains of sauropod dinosaurs (diplodocids and titanosaurians).

Chilesaurus Nature.jpg

Fuentes & referencias

  1. nature.com/An enigmatic plant-eating theropod from the Late Jurassic period of Chile
  2. conicyt.cl
  3. agencia.mincyt.gob.ar
  4. Rauhut, O. W. M. The interrelationships and evolution of basal theropod dinosaurs. Spec. Pap. Palaeont. 69, 1–213 (2003)
  5. Paul, G. S. The segnosaurian dinosaurs: relics of the prosauropod–ornithischian transition? J. Vert. Paleont. 4 507–515 (1984)
  6. Salgado, L., De La Cruz, R., Suárez, M., Gasparini, Z. & Fernández, M. First Late Jurassic dinosaur bones from Chile. J. Vert. Paleont. 28 529–534 (2008)
  7. De la Cruz, R. & Suárez, M. Geología del área de Puerto Guadal-Puerto Sánchez, región de Aisén del General Carlos Ibáñez del Campo, escala 1:100.000 [in Spanish]. Carta Geológica de Chile 95, 1–117 (2006)

Journal Science / Review & Sciences

Léase en WikicharliE

Journal science review.jpg
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/