¡Llegamos a 27.500.012 visitas gracias a ustedes! ☆

Che Guevara

De WikicharliE
Che Guevara
Bienvenido a Biografías de WikicharliE

Ernesto Guevara de la Serna

Fotografía facilitada por la galería Westlicht de la instantánea del guerrillero argentino-cubano Ernesto Che Guevara, tomada por el fotógrafo cubano Alberto Díaz "Korda" (1960), en la que se muestra al Che con la mirada fija en el infinito, con pelo largo y barba y vistiendo una boina con la estrella comunista, que ha alcanzado hoy un precio de 7,200 euros (9,600 dólares) en una subasta celebrada en Viena.
Bandera Argentina.png
Ernesto Guevara de la Serna (Rosario, 14 de mayo o 14 de junio de 19281 - La Higuera, 9 de octubre de 1967), conocido como Che Guevara, fue un político, escritor, periodista y médico argentino-cubano, uno de los ideólogos y comandantes de la Revolución cubana (1953-1959).

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Guevara participó desde la Revolución y hasta 1965 en la organización del Estado cubano. Desempeñó varios altos cargos de su administración y de su Gobierno, sobre todo en el área económica, fue presidente del Banco Nacional y ministro de Industria. En el área diplomática, actuó como responsable de varias misiones internacionales.

Matrimonios e hijos

Ernesto Guevara se casó dos veces y tuvo seis hijos.

Su primer matrimonio

Fue con Hilda Gadea el 18 de agosto de 1955, en México. Hilda Gadea era una economista y dirigente peruana del APRA a quien Guevara conoció en Guatemala. Juntos tuvieron una hija:

  • Hilda Beatriz Guevara Gadea (1956–1995), nacida el 15 de febrero de 1956.

Ernesto Guevara se divorció de Hilda Gadea en 1959. Después de la Revolución Cubana, Hilda se instaló en Cuba donde desempeñó altos cargos. Escribió un libro sobre su ex esposo con el título de Che Guevara: los años decisivos (México: Aguilar Editor, 1972). Había nacido en 1925 y falleció en La Habana en 1974.

Su segundo matrimonio

Se caso con Aleida March Torres (n. 1936) el 9 de junio de 1959, en La Habana. Aleida March era una militante cubana del Movimiento 26 de Julio de la provincia de Las Villas a quien Guevara conoció en 1958 cuando desarrollaba su ofensiva final sobre el régimen de Batista, poco antes de la batalla de Santa Clara. Juntos tuvieron cuatro hijos:

  • Aleida Guevara March, nacida el 17 de noviembre de 1960,
  • Camilo Guevara March, nacido el 20 de mayo de 1962,
  • Celia Guevara March, nacida el 14 de junio de 1963, y
  • Ernesto Guevara March, nacido el 24 de febrero de 1965

Aleida March preside el Centro de Estudios Che Guevara, ubicado en la casa que compartieron en La Habana.

Según Jorge Castañeda, Ernesto Guevara tuvo también un hijo fruto de una relación extra-matrimonial con Lidia Rosa López:

  • Omar Pérez, nacido el 19 de marzo de 1964. Aunque no fue reconocido, Ernesto Guevara habría elegido su nombre.

Convencido de la necesidad de extender la lucha armada en todo el Tercer Mundo, el Che Guevara impulsó la instalación de focos guerrilleros en varios países de América Latina. Entre 1965 y 1967, él mismo combatió en el Congo y en Bolivia. En este último país fue capturado y ejecutado de manera clandestina y sumaria por el Ejército boliviano en colaboración con la CIA el 9 de octubre de 1967.

Ramiro Valdés, Camilo Cienfuegos, Che Guevara y Carlos Franqui.

La figura despierta grandes pasiones en la opinión pública tanto a favor como en contra, convertido en un símbolo de relevancia mundial; para muchos de sus partidarios representa la lucha contra las injusticias sociales o de rebeldía y espíritu incorruptible, mientras que es visto por muchos de sus detractores como un criminal responsable de asesinatos en masa, acusándolo además de una mala gestión como Ministro de Industria.

Su retrato fotográfico, obra de Alberto Korda, es una de las imágenes más reproducidas del mundo tanto en su original como en variantes que reproducen el contorno de su rostro, para uso simbólico, artístico o publicitario, es uno de los íconos del movimiento contracultural.

Che Guevara durante su estadía en el Congo en 1965

† Su muerte

En el combate de Quebrada del Churo, Guevara fue herido de bala en su pierna izquierda, hecho prisionero junto con Simeón Cuba (Willy) y trasladado a La Higuera donde fueron recluidos en la escuela, en aulas separadas. Allí colocarían también los cadáveres de los guerrilleros muertos y también sería recluido al día siguiente, Juan Pablo Chang. Entre las pertenencias requisadas por los militares estaba el Diario que el Che llevaba en Bolivia.

El 9 de octubre por la mañana el gobierno de Bolivia anunció que Ernesto Guevara había muerto en combate el día anterior. Simultáneamente llegaron el coronel Joaquín Zenteno Anaya y el agente de la CIA Félix Rodríguez. Poco después del mediodía el presidente Barrientos dio la orden de ejecutar al Che Guevara. Existen dudas y versiones contradictorias sobre el grado de apoyo que la decisión tuvo por parte de Estados Unidos,121 pero lo cierto es que, tal como está registrado en el propio informe secreto de Félix Rodríguez, la CIA estaba presente en el lugar. Fue el agente Rodríguez quien recibió la orden de fusilar a Guevara y quien la transmitió a los oficiales bolivianos, así como fue él también quien le comunicó al Che Guevara que sería fusilado. Antes del fusilamiento Félix Rodríguez lo interrogó y lo sacó del aula para tomarle varias fotografías, las últimas en las que aparece con vida

Salí de la habitación, aquello estaba lleno de soldados afuera. Me dirigí al Sargento Terán que sabía que estaba siendo de ejecutor de todo eso. Le dije, sargento hay instrucciones de su gobierno de eliminar al prisionero. Me puse la mano al nivel de la barbilla. No le tire de aquí para arriba, tírele de aquí para abajo pues se supone que este hombre haya muerto de heridas en combate. Sí mi capitán, sí mi capitán dijo. Era aproximadamente la una de la tarde de Bolivia. De ahí entonces me retire al lugar avanzado donde yo había fotografiado el diario y a la una y diez aproximadamente escuche una ráfaga pequeña.

Mandé a Teran que efectuara la orden . Le dije que debía dispararle (al Che) bajo el cuello ya que así podríamos probar que había sido muerto en combate . Teran pidió un fusil y entró a la sala con dos soldados: Cuando escuché los disparos anoté en mi cuaderno 1:10 pm, 9 de octubre de 1967.”

Sus restos

La tarde del 9 de octubre el cuerpo del Che Guevara fue llevado en helicóptero a Vallegrande y fue colocado en el lavadero del hospital Nuestro Señor de Malta, donde permaneció en exhibición pública durante ese día y todo el día siguiente, introduciéndosele gran cantidad de formaldehído para evitar la descomposición.

Cientos de personas (soldados, pobladores, curiosos, periodistas) concurrieron a ver el cuerpo. Hay gran cantidad de fotos de esos momentos, en las que el Che aparece con los ojos abiertos. Las monjas del hospital y las mujeres de la villa señalaron su parecido con Jesucristo y cortaron mechones de su pelo para preservarlos como talismanes. Los soldados y funcionarios se quedaron con cosas que llevaba el Che al morir. Debido a que ya estaba decidido que se haría desaparecer el cuerpo del Che Guevara, como el del resto de los guerrilleros, la noche del 10 de octubre se le cortaron las manos al cadáver para conservarlas como prueba de la muerte.

Existen diversas versiones sobre el destino final del cadáver. El General Juan José Torres declaró que el cuerpo había sido cremado, mientras que el General Alfredo Ovando afirmó lo contrario. Hay consenso entre los militares bolivianos presentes en el lugar de que la orden de cremación fue real pero que no pudo ser ejecutada por carecer de los medios adecuados, y también para evitar una eventual reacción negativa de la población debido al hecho de que en Bolivia la cremación era ilegal.128 También existía cierto consenso en que el cadáver del Che había sido enterrado en la madrugada del 11 de octubre por el teniente coronel Selich, en una fosa diferente de los otros seis guerrilleros.[1]

Búsqueda y hallazgo del cuerpo

Desde el mismo año de su muerte el gobierno cubano comenzó la investigación tendente al hallazgo de los restos del Che Guevara y sus compañeros, sin mayores resultados. En 1995 viajó a Bolivia el doctor Jorge González Pérez, entonces director del Instituto de Medicina Legal de Cuba, dando inicio al proceso que los encontraría en 1997.

Entre diciembre de 1995 y marzo de 1996, se habían hallado los restos de cuatro compañeros de Guevara que habían muerto en el combate del 14 de octubre de 1967 en Cajones. Estos fueron, Jaime Arana Campero, Octavio de la Concepción de la Pedraja, Lucio Edilverto Garvan Hidalgo y Francisco Huanca Flores. La investigación tenía como objetivo la recuperación de todos los guerrilleros caídos. De los 36 cadáveres 23 estaban enterrados en Valle Grande y 13 en otras zonas.

El 28 de junio de 1997, gracias a las declaraciones el General retirado Mario Vargas Salinas y las presiones internacionales que llevaron al gobierno boliviano de Gonzalo Sánchez a autorizar el inicio de investigaciones, un equipo de científicos cubanos encontró en Valle Grande siete cuerpos enterrados clandestinamente en una sola fosa común, e identificaron entre ellos, con apoyo del Equipo Argentino de Antropología Forense, que fue el primer grupo que llegó el 29 de noviembre de 1995, al de Ernesto Guevara y los de seis de sus hombres, Alberto Fernández Montes de Oca (Pacho), René Martínez Tamayo (Arturo), Orlando Pantoja Tamayo (Olo), Aniceto Reinaga (Aniceto), Simeón Cuba (Willy) y Juan Pablo Chang (El Chino).

El cadáver, de acuerdo con el informe del equipo, carecía de manos, registraba un alto contenido de formaldehído, y llevaba ropa y elementos compatibles con los que se supone que tenía al momento de ser enterrado (se encontró cubierto con una chaqueta que en uno de los bolsillos tenía una bolsa con picadura de tabaco de pipa). El antropólogo Héctor Soto realizó el examen físico que mediante la definición de los rasgos frontales identificó a Guevara. Sin embargo, algunos analistas afirman que el cuerpo no es el del Che, ya que existen contradicciones insalvables entre el informe y la autopsia que se practicó al cadáver en 1967.

El 12 de julio de 1997 los presuntos restos fueron llevados a Cuba, donde fueron recibidos por una multitud para ser sepultados en Santa Clara en el Memorial de Ernesto Guevara donde se encuentran actualmente los restos de la mayoría de los guerrilleros que le acompañaron en su expedición.

Las nuevas revelaciones detrás de la muerte del Che Guevara

El diario español El Mundo publica este domingo una entrevista con el hombre que supuestamente mató al Che Guevara el 9 de octubre de 1967 en la localidad de La Higuera, en el sudoeste de Bolivia y aportan testimonios sobre cómo sucedieron los hechos.

Los periodistas Ildefonso Olmedo y Juan José Toro se han desplazado a Santa Cruz de la Sierra para hablar con Mario Terán Salazar, al que identifican con el soldado que disparó contra Guevara, capturado el día anterior por el Ejército de Bolivia cuando intentaba llevar la revolución a este país.

Los periodistas no consiguen de Terán Salazar una confesión de que fue él quien dio muerte al Che, pero han conseguido de su entonces superior jerárquico, el hoy general Gary Prado, el reconocimiento de cómo habían transcurrido los hechos, que el propio Terán contó por escrito.

Según ese relato, tras la captura de Guevara los militares recibieron la orden gubernamental de ejecutarlo y varios soldados se ofrecieron voluntarios para hacerlo. El coronel Joaquín Zenteno designó a Terán, quien se dirigió a la escuela de La Higuera en la que estaba retenido el Che.

Al entrar en la sala Guevara se percató de las intenciones del suboficial Terán y le dijo: “Usted viene a matarme”. Según la confesión por escrito que hizo a sus superiores, Terán se sintió cohibido por la presencia del guerrillero y tuvo un mareo.

Entonces di un paso atrás, hacia el umbral de la puerta, cerré los ojos y disparé la primera ráfaga. El Che cayó al suelo con las piernas destrozadas, se contorsionó y empezó a regar muchísima sangre. Yo recobré el ánimo y disparé la segunda ráfaga, que lo alcanzó en un brazo, en un hombro y en el corazón…”, dice.

El diario pública una foto del suboficial Terán en 1967 y ahora, cuando tiene 72 años. El general Gary Prado le reconoce en las fotos y afirma que todavía se ven esporádicamente en Santa Cruz de la Sierra. Prado asegura que siempre recomendó al suboficial que no confesara públicamente su papel protagonista en la muerte de Guevara, para evitar posibles venganzas de sus seguidores.

En la charla de poco más de veinte minutos con Terán, en su casa de Santa Cruz, el antiguo suboficial juega con la confusión y afirma que hubo tres militares con su mismo apellido en el Ejército boliviano. Por eso apunta que “seguramente” ha sido confundido durante toda su vida con quien mató al Che. Afirma que su compañía estaba alejada de La Higuera en los días de la captura y muerte del líder guerrillero, de quien no tiene buena opinión.

“Para mí ha sido un invasor. Tenía ideas que con su guerrilla quería inculcar en la gente boliviana… ¡Cómo lo idolatran ahora!… ¡Tanta gente ha caído”, asegura el exmilitar, hoy jubilado.

Ninguno de sus seis hijos ha seguido la carrera militar, lo que le da “alegría” y subraya que nunca ha visto películas sobre el Che o leído algún libro acerca de su vida: “Nunca me ha interesado seguir cuanto se decía del Che. Yo tenía ideas diferentes. Nunca he sido un seguidor”.[2]

El verdugo de el Che, Mario Terán Salazar

Mario Terán Salazar nació en Cochabamba el 9 de abril de 1941. Cuando vino al mundo, su padre, Vicente Terán, tenía 46 años y su madre, Candelaria Salazar, contaba con 45. Su nacimiento fue inscrito a mano en la página 27 de un libro de actas que tiene el sello del Registro Civil de Bolivia. Por la letra, las anotaciones son confusas y debajo del nombre de su padre se puede leer la palabra "comerciante". Junto al sello están dos firmas y sólo en una se puede reconocer "VTerán". La segunda es más bien un garabato y se presume que pertenece a la madre.

Aparentemente, ese registro manual fue la única certificación del nacimiento de Mario Terán Salazar durante 37 años. El 2 de agosto de 1978, cuando ya habían pasado más de 10 años de la muerte del Che, su inscripción de nacimiento fue regularizada mediante una orden judicial. En esa fecha, su esposa, Julia Peralta Salas, lo registra bajo la partida 143. Curiosamente, se modifica su fecha de nacimiento porque se mantiene la del 9 de abril, pero se cambia el año a 1942.

Por alguna razón, Mario manejó el dato de 1942 incluso en el momento de contraer matrimonio. Se casó el 21 de julio de 1965 en Montero, provincia Obispo Santistevan del departamento de Santa Cruz, con Faustino Fernández como testigo. En la partida de matrimonio ya figura su fecha de nacimiento como 9 de abril de 1942. Su esposa, Julia Peralta Salas, aparece como nacida el 21 de julio de 1945 y declara que se dedica a labores de casa. La casilla de "ocupación" del contrayente está en blanco.

Mario y Julia tuvieron seis hijos. El primero se llama como él y actualmente tiene 49 años; el segundo es Víctor Hugo, 47 años, que tiene como domicilio la Arboleda de Fátima, en Santa Cruz, pero parece vivir con su padre porque está en su casa a toda hora. Tiene vitíligo y se encarga de espantar a los periodistas que intentan entrevistar a su padre. En 2007 amedrentó al reportero Douglas Duarte y repitió su actitud con nosotros cuando volvimos al día siguiente. «Yo trabajo con el Gobierno, para que sepás», advirtió en tono amenazador. El resto de su filiación está integrada por mujeres: Ana María (45 años), Ana Karina (43), Janet (34) y Abigaíl (20). En el caso de Janet también hubo rectificaciones en su partida de nacimiento porque en la original aparece como Yanet.

Una de sus hijas, probablemente Ana María, la que nos atendió primero, no ocultó su nerviosismo mientras hablábamos con su padre. En algún momento de la conversación le preguntó, desde adentro, a qué hora se desocuparía y él respondió "enseguida" pero haciendo prevalecer su condición de jefe de familia.

Mario es el abuelo. Alguna vez -aunque a nosotros también nos lo niega durante el encuentro- ha contado que viajó al extranjero. A Estados Unidos, Virginia exactamente, donde se localiza Langley, la sede de la CIA, aunque él dijo que trabajó allí de jardinero. También a España, donde viven al menos dos de sus hijas./[3]

La historia oculta de las manos del Che

«Córtenle las manos y pónganlas en formol». La orden del general Alfredo Ovao Candia, comandante en jefe de las Fuerzas Armadas bolivianas, se cumplió en la madrugada del 10 de octubre de 1967, como precisó en su día el cubano y agente de la CIA exiliado en Miami Félix Rodríguez. Los únicos testigos de la amputación fueron militares. La prensa se había retirado a dar cuenta de que el Che, el diablo, el guerrillero sin fronteras, había muerto la tarde anterior en la escuela de la Higuera. Las fotografías de su cuerpo dieron la vuelta al mundo, pero el cadáver que mostraban ya no existía. El verdadero estaba mutilado.

Las manos de Che Guevara

Ovando temía que Fidel Castro negase la muerte de Ernesto Che Guevara e incluso llegó a plantear que lo decapitaran y le hicieran llegar la cabeza como prueba «fehaciente». Las explicaciones de Rodríguez, en el sentido de que no era adecuado que alguien andase de un lado a otro «con la cabeza de un ser humano», le convencieron: «Córtele un dedo que nosotros tenemos sus huellas digitales de la Policía Federal argentina», sugirió el cubano. Ovando asintió pero, para que no hubiera lugar a dudas, quiso las dos manos. En Buenos Aires certificaron la identidad del muerto y devolvieron los restos a Bolivia. A partir de ahí, como el cadáver de Evita, recorrerían medio mundo.

«El ministro de Gobierno, Antonio Arguedas Mendieta, recibió el paquete junto con una mascarilla mortuoria en yeso que le habían hecho. Consultó al cascarrabias de Ovando que debía tener un mal momento (tenía una úlcera), y éste le dijo: «Haga usted lo que le de la gana». Él lo tomó al pie de la letra. Excavó un hoyo en su dormitorio y enterró dentro los despojos del Che».

Al recordar esta historia, Juan Coronel, de 69 años, antiguo responsable de la Comisión Nacional de Prensa del Partido Comunista Boliviano, rescata los detalles que precedieron a la misión que habría de desempeñar como «correo» de los restos del guerrillero. «Arguedas cayó en desgracia por enviar una copia microfilmada del diario del Che a Castro... pide asilo en la Embajada de México y desde allí llama a su amigo Víctor Zannier. Le pide que, con un hijo suyo, desentierre las manos del Che y la máscara de su dormitorio. Después tendría que ocuparse de que también llegaran a Cuba».

Zannier delegó la misión del viaje en Jorge Sattori, de 39 años, y Juan Coronel, de 32. «Se suponía que al ser los dos del PC teníamos una infraestructura... Nos vimos la noche del 22, 23 ó 24 de julio de 1969 y aceptamos la misión». Luego «entramos en mi cuarto y abrimos el bolsón. No olía a nada. Contenía dos bultos de tamaño regular envueltos en periódicos viejos y asegurados con un piolín (cordel).

Deshicimos el primero y nos encontramos con un frasco cilíndrico de unos 25 centímetros de alto por 18 de diámetro sellado con lacre rojo. En el interior flotaban en un líquido parduzco dos manos humanas. Eran robustas, aparentemente de un hombre fuerte. Estaban cubiertas por un bello fino y las muñecas daban la impresión de que habían sido cercenadas con instrumental inadecuado porque el corte era muy irregular». Quedaba el segundo «bulto. Era una mascarilla donde se veían en negativo las facciones del Che. La impresión fue tremenda. Una vez repuestos, volvimos a empaquetar todo y guardamos el bolsón debajo de mi cama. Ahí permaneció cinco meses, los que necesitamos para preparar la entrega».

Premios y distinciones

  • 1959 Orden de la República, Egipto
  • 1959 Doctorado Honoris Causa en Pedagogía, Universidad Central de Las Villas
  • 1960 Orden del León Blanco en Primera Clase, Checoslovaquia, 1960, «por su colaboración para el fomento de relaciones amistosas entre ambos países».
  • 1961 Gran Cruz de la Orden Nacional de la Cruz del Sur, Brasil, 1961, «para expresar a Vuestra Excelencia, al Gobierno de Cuba y al pueblo cubano, nuestra gratitud, nuestro respeto».
  • 1990 Orden de la Gran Revolución del Primero de Septiembre, Libia
  • 2002 Ciudadano Ilustre post-mortem de Rosario
  • 2003 Doctorado Honoris Causa en Ciencias Médicas, Instituto Superior de Ciencias Médicas
  • 2008 Orden Augusto César Sandino en grado Batalla de San Jacinto, máxima condecoración de Nicaragua

Pizarra

Logo Pizarra WikicharliE.JPG

La foto más famosa del Che

Se cumplen 50 años del día en que el fotógrafo cubano Alberto Korda captó el retrato de Che con su boina de guerrillero y el cabello alborotado (1ra foto de este articulo, arriba). Esta foto se convirtió en una de las imágenes más reproducidas del siglo XX. Korda hizo su imagen legendaria el 5 de marzo de 1960. Era un día gris e invernal cuando el Che, junto con otros líderes de la revolución, asistía al funeral de casi cien víctimas del atentado que sufrió en el puerto de La Habana el vapor francés La Coubre. El fugaz y casual retrato que Korda bautizó como Guerrillero heroico se publicó por primera vez cinco meses después, pero no obtuvo la fama inmediatamente.

La fotografía fue “redescubierta” solo en 1967 tras el asesinato del Che en Bolivia cuando el propio líder de la Revolución Cubana, Fidel Castro, buscó imágenes para un cartel de Guevara. El cartel se imprimió en Italia, donde vendió un millón de copias, sin que Korda viera un céntimo de un multimillonario negocio que no había hecho más que comenzar. Desde ese tiempo la imagen del Che dejó en segundo plano la rica y variada obra del fotógrafo cubano, rica en testimonios de la Cuba pre y posrevolucionaria.

Más tarde el mismo Korda recordó que Guevara tenía una mirada tan intensa que lo turbó por unos instantes, pero el fotógrafo logró tomar enseguida dos instantáneas, una vertical y la otra horizontal, antes de que el revolucionario desapareciera de nuevo tras los personajes de la primera fila. Según Korda, la foto “no fue concebida, fue intuida”.

Durante los cincuenta años que han pasado de aquel “clic” de la cámara Leika, la imagen se convirtió en un símbolo de la revolución, utilizada con descaro y sin pudor por publicistas de todo el orbe y seguirá siendo un icono para muchas generaciones del siglo XXI. Como podemos ver, en la actualidad es tan popular que puede encontrarse en murales, campañas de publicidad, banderas, prendas de vestir y hasta en miles de tatuajes.

Finalmente el autor de la famosa fotografía pudo "casi" beneficiarse de su obra: demandó en 2000 a la productora de vodka Smirnoff que utilizó la imagen para una campaña publicitaria. El fotógrafo, que en ese entonces tenía 72 años y murió un año después, ganó el pleito a la compañía y 60 mil dólares de compensación.

El hijo de Che Guevara ofrece viajes en moto por los caminos del comandante en Cuba

El hijo menor del comandante Che Guevara ha abierto en Cuba una agencia turística que ofrece viajes en motocicleta como el que realizó su padre. Los clientes de la agencia La Poderosa Tours, coordinada por Ernesto Guevara, de 49 años, pueden disfrutar de un viaje "único" por la Isla de la Libertad en una Harley-Davidson, emulando al Che, que en los años cincuenta del siglo pasado recorrió el continente sudamericano en motocicleta, informa el periódico 'La Nación'.

Según señala el sitio web de la agencia, La Poderosa Tours ofrece circuitos que "combinan el deleite de los variados paisajes de esta isla hermosa con el contacto íntimo de una parte de la historia de una revolución única".

El nombre de la agencia turística, por su parte, ha sido tomado del apodo que el comandante le dio a su Norton 500, la motocicleta británica en la que entre diciembre de 1951 y julio de 1952 realizó su célebre viaje por Argentina, Chile, Colombia y Venezuela.

Fuentes y Enlaces de Interés

  1. wikipedia/Ernesto Guevara
  2. elnuevoherald/Publican identidad del hombre que mató al Che Guevara/Cons.24nov 2014
  3. Juan José Toro es director del periódico "El Potosí", de Potosí (Bolivia)

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/