¡Llegamos a 27.500.012 visitas gracias a ustedes! ☆

Cetáceo

De WikicharliE
Banner Zoo WikicharliE.png

Presentación

Ballena Baby.JPG

Cetáceo. Especie de mamíferos que se adaptaron a una vida marina, como las ballenas, delfines y marsopas. Sus ancestros son mamíferos terrestres y todos tienen la característica de tener sangre caliente y respiración pulmonar.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Estos son los únicos mamíferos acuáticos que no salen jamás a tierra. Si lo hacen es sólo por segundos y si no pueden volver rápidamente al agua, no tardan en morir. Sufrieron varias modificaciones para pasar de una vida terrestre a una vida completamente acuática.

El orden está constituido por unas ochenta especies vivientes clasificadas en dos subórdenes: Mysticeti (ballenas con barbas, que se alimentan filtrando el alimento del agua) y Odontoceti (animales cazadores, con una dentición homodonte que se aparta mucho de lo que es característico de los mamíferos).

Muchas especies de cetáceos han sido explotadas hasta el borde de la extinción. Desde el año 1986 existe una moratoria que prohíbe su caza comercial.

Etimología

El nombre cetáceo proviene del griego κήτος (ketos), "gran animal marino" y del latín - aceum, "relación o la naturaleza de algo".

Características

Cetaceo1.jpg

Son mamíferos fusiformes, perfectamente adaptados al medio acuático, sin extremidades posteriores y las anteriores transformadas en aletas. El cuerpo termina en una sola aleta caudal, de disposición horizontal. Presentan un característico alargamiento del cráneo y una migración de la cavidad respiratoria hacia la parte superior de la cabeza. Los misticetos tienen dos espiráculos (orificios nasales), mientras que los odontocetos solo uno. La piel esta casi desprovista de pelos, pero debajo de esta existe una gruesa capa de grasa. No poseen orejas, y los ojos son pequeños. Su cerebro es grande en relación a su tamaño, con numerosas circunvoluciones en la corteza. Los pulmones son grades y las costillas son libres (no unidas ventralmente al esternón), lo que les permite una gran plasticidad del volumen pulmonar. El diafragma se encuentra en posición oblicua respecto al eje del cuerpo. Los machos poseen los testículos en el interior del abdomen.

En general tienen un gran repertorio vocal. Los misticetos usan el sonido principalmente para comunicarse entre ellos; pero los odontocetos emplean adicionalmente la gama de frecuencias altas a modo de sónar.

La reproducción también tiene variantes, ya que la cópula, el parto y el amamantamiento ocurren dentro del agua. No tienen oídos externos, y las glándulas mamarias, los genitales y la abertura anal están reducidas a hendiduras. Las hembras nunca tienen más de dos mamas.

Cráneo

Esqueleto cetaceo.JPG

La apófisis mastoides de la porción petrosa del temporal no esta expuesta posteriormente. La sutura lambdoidea de la porción escamosa del occipital esta en contacto con exoccipital y basioccipital. En el resto de los mamíferos la apófisis mastoides esta totalmente expuesta. Bulla Pachyosteosclerotica:

  • La bulla auditiva de los cetáceos se compone de una parte pachyostotica y una parte osteosclerótica que reemplaza al hueso esponjoso y al compacto. Este tipo de huesos solo esta presente en los cetáceos.
  • La bulla timpánica se articula con el escamoso a través del llamado proceso entoglenoide. A pesar de los contactos de la bulla y el escamoso en ungulados arcaicos, este proceso distintivo no se desarrollo.
  • La bulla timpánica se articula con el escamoso a través del llamado proceso entoglenoide. A pesar de los contactos de la bulla y el escamoso en ungulados arcaicos, este proceso distintivo no se desarrollo.
  • Los primeros fósiles conocidos de misticetos corresponden a finales del Eoceno- Oligoceno temprano en la Antártida.

Corazón

El corazón de la ballena azul es del tamaño de un auto pequeño, con algunas arterias lo suficientemente grandes como para que un humano pueda deslizarse entre ellas.

Corazon de la ballena azul.jpg

Alimentación

En el ya 27 concurso de National Geographic Travel Contest, el ganador fue un mexicano que captó a una impresionante ballena jorobada y su cría.

En lo referente a la alimentación, los cetáceos pueden ser separados en dos grupos:

Los cetáceos dentados (Odontoceti)

Incluyendo belugas, cachalotes, delfines, zifios y marsopas, usualmente tienen muchos dientes que usan para cazar peces, calamares, y otros animales marinos. No mastican su alimento, sino que lo tragan prácticamente entero. En los casos puntuales en que atrapan grandes presas, como la orca (Orcinus orca) cuando caza a una foca, la trocean previamente en pedazos que puedan engullir.

Los cetáceos con barbas (Mysticeti)

Las ballenas, no tienen dientes. En su lugar tienen barbas o ballenas (placas de queratina, la misma sustancia que forma las uñas y el pelo en los humanos), que cuelgan de la mandíbula superior. Estas placas actúan como un filtro gigante, reteniendo pequeños animales (peces y especialmente krill), al expulsar grandes cantidades de agua de mar previamente aspirada. Es erróneo creer que los misticetos se alimentan sólo de plancton; las grandes ballenas tienden a alimentarse con pequeños peces, denominados genéricamente micronecton.

Evolución

Rodhocetus balochistanesis

Los cetáceos evolucionaron a partir de mamíferos terrestres de hábitos anfibios, probablemente durante el Eoceno, entre 55 y 34 millones de años atrás. Las pruebas más recientes confirman una vieja hipótesis según la cual los cetáceos evolucionaron a partir de miembros del orden artiodáctilos, el mismo que incluye a vacas, antílopes, ciervos, cerdos e hipopótamos.

Muchas de las especies fósiles más antiguas de cetáceos se clasifican en un suborden específico: los arqueocetos (Archaeoceti). En 2001, dos importantes fósiles incompletos de 47 millones de años de antigüedad, llamados Rodhocetus balochistanesis y de 47 millones de años de antigüedad, llamados Rodhocetus balochistanesis y Artiocetus clavis, fueron hallados en Baluchistán (Pakistán). Estos fósiles representan formas intermedias entre ungulados terrestres y ballenas, y son evidencia de que los parientes más cercanos de las ballenas en ambientes terrestres debían ser parecidos a los hipopótamos, aunque las pruebas de ADN no permiten asegurar que éstos lo sean de hecho. Sin embargo la filogenia de los hipopótamos actuales se remonta a tan solo unos 15 millones de años por lo cual queda descartada una evolución directa desde los hipopótamos hasta los cetáceos.

Arqueocetos

Según un artículo publicado en Nature (diciembre de 2007) un pequeño artiodáctilo de hace 48 millones de años, el Indohyus (semejante al actual Hyemoschus, el ciervo ratón africano o vioñ) habría iniciado el linaje de los cetáceos; como el ciervo ratón, el Indohyus, aunque bien adaptado a la marcha terrestre, se refugiaba con frecuencia en medios acuáticos para huir de sus depredadores; es probable que sucesivas mutaciones en el genoma dieran especies transicionales semejantes primeramente a los actuales hipopótamos y luego a los actuales sirenios hasta llegar a especies altamente adaptadas al medio acuático, por ejemplo Pakicetus attocki es el registro fósil de cetáceo más antiguo que se conoce en el año 2007; efectivamente hace unos 35 millones de años los ancestros marinos de los actuales cetáceos perdieron definitivamente sus patas que por convergencia evolutiva se transformaron en aletas o quedaron como pequeños y atrofiados huesos vestigiales.

Conservación de la especie

Cetáceo

Durante siglos, los cetáceos han sido cazados para obtener diferentes productos, como aceite de ballena, grasa, espermaceti, barbas, ámbar gris y carne, entre otros. La Convención Internacional para la Regulación de la Caza de Ballenas, en vigor desde 1948, regula la explotación de cetáceos, y es administrada por la Comisión Ballenera Internacional (CBI). A causa del descenso en sus poblaciones, en 1986 se estableció una moratoria que prohíbe su caza comercial. No obstante, se permite a ciertas comunidades continuar con la cacería de subsistencia Además, el artículo VIII del Convención que reglamenta la caza de la ballena permite la cacería con fines científicos.

Apnea con ballenas

Desentierran el secreto del gran cementerio de ballenas de Copiapó, Chile

En 2010, la construcción de una expansión a lo largo de la carretera Panamericana permitió el descubrimiento de un lugar inquietante y misterioso. En pleno desierto de Atacama se localizaba un gran cementerio de ballenas, cuyos fósiles databan de 6 a 9 millones de años hacia atrás.

Cementerio de ballenas Chile1.jpg

Desde hace cuatro años, mentar el cementerio de ballenas chileno significaba abrir un gran interrogante para los paleontólogos de Chile y del Smithsonian Institute, que trabajaban conjuntamente para resolver el misterio. ¿Cómo habían llegado allí los centenares de huesos apilados, que unidos representaban los esqueletos de 10 tipos de vertebrados marinos?

Cementerio de ballenas Chile3.jpg

El viejo cementerio, más conocido como Cerro Ballena, alberga una inusitada colección de 40 ballenas baleen grandes, además de papardas, focas y perezosos acuáticos. La apilación de los huesos encontrados, sin embargo, causó una enorme sorpresa a los investigadores, ya que estaban preservados en cuatro capas por separado. ¿Qué fue lo que provocó su prematura muerte, y por tanto, el origen del cementerio de ballenas?

Resuelven el misterio: las asesinas fueron unas algas tóxicas

En la actualidad, sabemos que las toxinas producidas por algas nocivas pueden provocar la muerte masiva de animales marinos. Por ejemplo, las conocidas mareas rojas son provocadas por microalgas, que liberan al ambiente acuático peligrosas toxinas como saxitoxinas y gonyatoxinas (responsables del envenenamiento paralizante en marisco) y otras sustancias, como la ciguatoxina o las brevitoxinas. En la siguiente imagen se muestra el efecto de una de estas mareas rojas en California.

Cementerio de ballenas Chile2.jpg

Lo ocurrido en el cementerio de ballenas de Chile es comparable a otro caso sucedido en 1980. Por aquel entonces, más de una docena de ballenas llegaron sumamente enfermas a Cape Cod. Su problema de salud se debía a la ingesta masiva de caballa envenenada con toxinas de la marea roja.

Los cadáveres de los animales fueron arrastrados por las olas hasta una marisma

Las flores de estas algas tóxicas pueden aumentar la liberación de estas toxinas como consecuencia del cambio de nutrientes vitales presentes en el agua. Y es ahí donde entra en juego la geografía de los Andes, montañas muy ricas en hierro que, como consecuencia de la erosión, propiciaron durante 20 millones de años la acumulación de estas toxinas.

A finales del Mioceno, es decir, de 5 a 11 millones de años atrás, muchas de estas algas tóxicas envenenaron mortalmente a vertebrados marinos, ocasionando su rápido fallecimiento. Sus cadáveres flotaron en la costa, donde las olas los transportaron a una marisma. La arena de esta zona provocó luego el enterramiento de estos animales en lo que hoy conocemos como cementerio de ballenas del Atacama.

Escanear la excavación antes de que fuera cubierta por la Panamericana

El descubrimiento del cementerio de ballenas de Chile ha sido, sin duda, un suceso extraordinario para la paleontología. La colaboración entre los grupos de investigación del Smithsonian y los científicos chilenos ayudó a desentrañar el misterio. Pero las cosas no iban a ser fáciles.

Como comentaba al principio, la construcción de la carretera Panamericana, razón por la que se excavó esta zona en Atacama, iba a destruir los restos paleontológicos encontrados. Por ello, había que trabajar con una rapidez extrema y así lograr estudiar todos los detalles del yacimiento. En esta ocasión, la tecnología demostró ser de nuevo un extraordinario aliado de la ciencia.

Y es que el cementerio de ballenas fue literalmente fotografiado con un escáner 3D especial, para así contar con imágenes de toda la excavación. Lograr fotografiar este espectacular yacimiento por completo llevó siete días de trabajo sin descanso. Las imágenes han sido ahora digitalizadas y pueden consultarse en la web oficial de Cerro Ballena. Además, los fósiles encontrados se han depositado en museos de Caldera y Santiago, para garantizar su conservación.

Han pasado cuatro años desde que se encontraron los primeros restos del cementerio de ballenas. Pero según los paleontólogos de la Universidad de Chile y del Smithsonian Institute, el trabajo solo acaba de comenzar. Y es que bajo el suelo que pisan estos científicos, podría haber muchos más restos escondidos bajo varias capas de sedimentos.

La cuestión ahora, una vez resuelta la misteriosa muerte de estos animales, es seguir buscando fósiles y esqueletos para que puedan ser conservados para la posteridad. Como vemos en el siguiente timelapse, el trabajo realizado hasta ahora ha sido muy minucioso. Los secretos escondidos en este rincón al norte de Caldera han sido por fin desenterrados del olvido provocado por el paso del tiempo.[1]

Fuentes y Enlaces de Interés

  1. Cerroballena/images/Cons 22abr 2015

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/