° ¡Llegamos a 31.557.232 millones de visitas gracias a ustedes!

Carlos Cardoen

De WikicharliE
Saltar a: navegación, buscar
  Carlos Cardoen   Bienvenido a Biografías  

Presentación

Carlos Remigio Cardoen Cornejo (☆ Santa Cruz, 1 de mayo de 1942) es un empresario chileno que ha desarrollado inversiones en los rubros metalúrgico, químico, agroindustrial y turístico. Hijo de Carlos Cardoen Decoene y Ema Cornejo Loyola.​

WikicharliE Patrimonio de Chile

Estudió en el Instituto Regional Federico Errázuriz (IRFE) de Santa Cruz, en el Internado Nacional Barros Arana, técnico metalúrgico de la Universidad Técnica del Estado y posteriormente ingresó a la carrera de ingeniería civil en minas en la Universidad de Chile. Además tiene un doctorado en Metalurgia en la Universidad de Utah. Fue piloto de la Fuerza Aérea de Chile y tiene el rango de Subteniente de la Reserva Aérea.

Desde 1992 está casado en terceras nupcias con la diseñadora y modelo chilena Pilar Jorquera, con quien tuvo el octavo de sus hijos, Álvaro.

Carrera empresarial

Su carrera como empresario comenzó con la compra de un avión de carga. Sin embargo, en la década de 1980 aprovecharía la coyuntura internacional para hacerse millonario con el lucrativo negocio armamentístico. Junto con otras empresas chilenas, como las Fábricas y Maestranzas del Ejército de Chile, Industrias Cardoen fue una de las mayores fabricantes de armas chilenas en la época. Las empresas de Cardoen produjeron bombas de racimo, a las que se implementó un método más sencillo y barato de explosión. Además, intentó convertir un helicóptero civil en uno militar, aparato que pasó a ser conocido como «Helicóptero Cardoen».

Helicoptero Cardoen.jpg

La explosión en una de sus plantas.

En relación a la explosión en una de las Plantas Cardoen de propiedad de Carlos Cardoen, la realidad es que en todos lados sale como fecha de la explosión este 29 de enero, pero basados en nuestra investigación, esta fue el 25 de enero de 1986 y no el 29, como todos aseguran. Lamentablemente esto es debido al copy-paste y no a una investigación rigurosa.

25 de enero de 1986: Una de sus plantas, ubicada en la localidad de Alto Hospicio, en la Región de Tarapacá, Chile, fue destruida por una explosión, que él atribuyó a un sabotaje. 30 muertos en Chile a consecuencia de una explosión en una fábrica de armas de Carlos Cardoen. Una explosión en una fábrica de armas de Iquique, 1.800 kilómetros al norte de Santiago, causó ayer la muerte de, al menos, 30 trabajadores y graves heridas a otros 12, según informó la policía de dicha ciudad.La explosión, cuyas causas se desconocen aún, se produjo en unos almacenes de la Cardoen, principal industria privada de armamentos de Chile, donde se estaban montando bombas de fragmentación antipersonales con destino a Irak y otros países de Oriente Próximo. Las bombas de fragmentación antipersonales son de un tamaño similar al de una bombona de gas, en cuyo interior van apiladas centenares de pequeñas granadas que se desprenden en el aire y estallan al tocar cualquier elemento sólido[1].comenzó a cerrar el negocio armamentístico para dedicarse al rubro frutícola, específicamente a la importación de kiwis.

La acusación

27 de mayo de 1993: El Departamento de Justicia de los Estados Unidos acusó a Industrias Cardoen de haber vendido bombas de racimo, por un valor de US$ 150 millones, al régimen de Saddam Hussein y en guerra con Irán.

Desde la década de 1990, y con mayor fuerza desde la del 2000, Cardoen diversificó su capital en diversos rubros, participando en empresas productoras de jugos de frutas, fósforos (específicamente en la Compañía Chilena de Fósforos), vino (mediante la Viña Santa Cruz), turismo, energía eléctrica (mediante EnorChile), entre otros. Sin embargo, el fuerte de sus inversiones se concentra en su ciudad natal, Santa Cruz, en el Valle de Colchagua, donde construyó un hotel y el Casino Colchagua, el Museo de Colchagua y ha invertido en viñas de la zona, como una forma de potenciarla económica y turísticamente.

La labor que ha realizado a favor de la cultura, con proyectos como el Tren del Vino de Colchagua o el Museo Histórico de Vichuquén le hicieron merecedor de la "Orden al Mérito Docente y Cultural Gabriela Mistral", otorgado por el Ministerio de Educación en el año 2005. En el año 2006 ganó el "Premio a lo Chileno", otorgado por Iansa.

El museo Colchagua

El museo Colchagua es el producto de mi interés por compartir con los demás los objetos y el conocimiento adquirido a través de mi vida sobre temas apasionantes de nuestros orígenes como seres humanos, como sudamericanos y como chilenos.

Todo partió, cuando siendo ejecutivo de una empresa internacional, debí permanecer etapas de mi vida en Perú, México, Ecuador y Bolivia; países que fueron la cuna de Civilizaciones prehispánicas. Mi tiempo libre en esos lugares lo ocupé en conocer y estudiar las culturas que nos precedieron y con sorpresa me enteré de un mundo de belleza, conocimiento y estética que yo no conocía. Así fui ganando admiración y respeto por estas civilizaciones y comencé a coleccionar objetos.

El posterior desarrollo de mis propias empresas en Europa y América del norte, me permitieron entrar en contacto con colecciones de piezas prehispánicas anteriormente adquiridas por diplomáticos y coleccionistas, los cuales las habían llevado de Sudamérica a sus respectivos países.

Otro elemento determinante en la tarea de las colecciones y luego del museo, fue la inquietud que me produce la falta de identidad nacional de la gran mayoría de los chilenos.

Tenemos un espíritu isleño, que admira lo extranjero, pero no valora lo propio y vemos como la influencia cultural extranjera permeabiliza a nuestros jóvenes con sus múltiples expresiones. Sin embargo, en nuestras escuelas no se enseña ni una palabra de mapudungún u otras lenguas originarias.

Como Presidente de la sociedad de amigos de Isla de Pascua, hace varios años nos correspondió conseguir autorización gubernamental para que se pudiera enseñar nuevamente en la isla el idioma Rapa-Nui.

Es necesario criticar las políticas educacionales pasadas y presentes para darnos cuenta que necesitamos valorar nuestras raíces y nuestra identidad nacional, y como creo que esta es una tarea de todos los chilenos y no sólo del gobierno de turno, es que decidí darle a esta pasión una orientación colectiva, compartiendo mis locuras con todos ustedes

Fuentes y Enlaces de Interés

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono