Llegamos a 20.254.300 Millones de Visitas, gracias a ustedes!!

Cantinera Chilena

De WikicharliE
Banner Historia de Chile en WikicharliE.png
Cantinera Chilena
Bienvenido a Departamento Historia de Chile de WikicharliE

La Cantinera Chilena, mujeres heroicas

Cantinera Chilena Hoy.jpg

En Chile, cantinera fue el nombre que recibió aquella mujer que acompañó al ejército de ese país en campaña durante el siglo XIX en calidad de enfermera «autorizada oficialmente por el gobierno chileno para marchar junto a un regimiento», llevando a cabo labores domésticas, humanitarias y sanitarias. Pese a que hubo cientos de voluntarias que estuvieron dispuestas a ir al frente junto con sus esposos, hijos o amantes, la cantinera debía ser generalmente soltera, de «moralidad reconocida» y «probadas buenas costumbres», por lo que su imagen buscó alejarse del arquetipo de la «rabona» o la «prostituta» de los ejércitos latinoamericanos del siglo XIX, al menos en el ideario colectivo.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

El término «cantinera» proviene de la voz «cantina», que en jerga militar de la época implicaba «desde una pequeña tienda de comestibles, hasta brindar al soldado convaleciente una alimentación especial o prestar ayuda en los más diversos problemas que el soldado enfrentaba.

Su nacimiento y origen de la cantinera se remonta a la segunda mitad de los años 1830. En la guerra contra la Confederación Perú-Boliviana, destacó el nombre de Candelaria Pérez, quien se enroló en el Batallón Carampangue y llegó incluso a obtener el grado militar de sargento por su "espíritu y valentía" en el asalto al cerro Pan de Azúcar durante la batalla de Yungay, ocurrida el 20 de enero de 1839:

Nota: Se ha conservado cuidadosamente la ortografía original, con sus contradicciones y frecuentes errores de léxico, redacción y tipografía.

El episodio más notable de la batalla fue el asalto de una formidable posición enemiga, situada en la cumbre de un cerro que por su forma se llama Pan de Azúcar

[...] En el asalto de Pan de Azúcar se distinguió entre los soldados más valientes una mujer llamada Candelaria Pérez, que hizo toda la campaña del Perú peleando atrevidamente en las batallas, soportando con alegría las privaciones y sirviendo con abnegación a los heridos i los enfermos. En recompensa de sus servicios y su valor, el Jeneral Búlnes le dio el grado de Sarjento y desde entonces fué conocida en Chile con el nombre de la Sarjento Candelaria.

En la guerra del Pacífico

Fue en la Guerra del Pacífico donde se produjo el mayor número de cantineras. La mayoría de ellas provenía de los estratos medio-bajo y bajo y de los centros urbanos, como Santiago y Valparaíso. El 1 de agosto de 1879, el capitán Rafael Poblete consintió admitirlas puesto que auxiliaban «como vivanderas [...], prestando al mismo tiempo sus servicios en la enfermería [, decretándose] que cada regimiento podría ser acompañado de dos cantineras». Sin embargo, cada compañía tenía de una a cuatro cantineras que suplían lo que actualmente serían los distintos aspectos de la logística.

Candelaria Peréz considerada la primera mujer de las FF.AA. de Chile

Sargento Cantinera Candelaria Perez.jpg

Sargento Cantinera Candelaria Pérez, Mujer militar chilena héroe en la Guerra contra la Confederación Perú-Boliviana 1836-1839. Participó después en el combate de cerro Pan de Azúcar, en la Batalla de Yungay, el 20 de enero de 1839, en donde obtuvo el grado de Sargento, por el valor demostrado.

Josefa del Carmen Herrera

Cantinera héroe Josefa del Carmen Herrera

Josefa del Carmen Herrera, Cantinera del Cuarto de Linea con sus medallas recibidas durante la guerra.

Susana Montenegro

Susana Montenegro, cantinera del Regimiento 2º de linea, se mantuvo dentro de las instalaciones de la enfermería protegiendo a los soldados heridos chilenos. Cuando el fuego consumió hizo arder todo, salio con rifle en mano a luchar, pero fue capturada por los perros perianos, y violada reiteradas veces por los cobardes cholos perruanos y finalmente la asesinaron sentándola sobre un sable, al estilo de un empalamiento,los Cobardes peruanos le atravesaron un SABLE desde la vagina hacia el pecho.

Irene Morales

Cantinera Irene Morales "La Fiera"

Irene Morales, nació en La Chimba, Santiago, y se reclutó disfrazada de hombre. Al ser descubierta, fue asignada como cantinera. Llegó incluso a usar el fusil en las batallas, como en la toma de Pisagua, en Dolores, donde su desempeño fue reconocido por el general Manuel Baquedano; en Tacna, Arica, Chorrillos y Miraflores.

N N y N N: En la batalla de La Concepción, en la que se batió el Regimiento 6° de Línea "Chacabuco", «fueron muertas también dos mujeres de los soldados, de tanto coraje, que en lo más recio del combate, animaban a los suyos en alta voz que continuasen peleando».

Adelina Quiroga

Cantinera Héroe Adelina Quiroga

Una de las pocas que se fotografiaron

Manuela Peña

Mientras ella era cantinera, su hijo Nicolás Rojas, de 14 años, era tambor.

Matea Silva de Gutiérrez

Matea Silva (☆ 1844-†1928), se desempeño como Enfermera en la ambulancia del Regimiento Atacama, durante la Guerra del Pacífico, cuando tenía 35 años. Casada con el soldado nacido en Copiapó, Manuel Gutiérrez, de la Primera Compañía del Primer Batallón de Atacama. El amor por su marido la hizo acompañarlo al frente de batalla. Lucho a la par con sus "niños" como les decía a los soldados chilenos, contra los peruanos. Falleció el 28 de abril de 1928, a los 84 años de edad y sus restos descansan en el Mausoleo de los Veteranos del 79´en Antofagasta.

Matea Silva de Gutierrez, enfermera del Regimiento Atacama

Carmen Vilches

Cantinera héroe Carmen Viches

Cantinera del Batallón de Mineros de Atacama. A quien debemos recordar como protagonista en una de las hazañas más grandes en la guerra del pacifico: La toma del cerro Los Ángeles.

Fue ahí donde la soldado-cantinera de atacama tuvo una heroica participación, en la toma del inexpugnable “Fuerte Los Ángeles” las tropas peruanas-bolivianas nunca imaginaron que un puñado de soldados mineros seria capaz de subir el inmenso cerro y derrotarlos.Entre esos bravos marchaba Carmen Vilches, que en una lanza clavo sus bombachas coloradas y trepo, ella delante de los hombres disminuidos por la batalla …en la oscuridad en silencio …al mando de Rafael Torreblanca…. Una de las batallas más grandes de la guerra se ganó, y no fue una bandera lo que se clavo en la cima de tan inexpugnable fuerte, sino que el pantalón rojo de la cantinera de atacama, que impulso a la victoria a sus compañeros Atacameños.

"Carmen fue cantinera del Batallón Atacama, y al igual que Filomena Valenzuela tuvo una destacada participación en el combate de Los Angeles, ascendiendo hasta la cima "sin demostrar cansancio ni vacilación" . En el parte oficial del combate, el comandante del Atacama, Juan Martínez, informó al General Baquedano:

"Creo un deber de mi parte, hacer presente a Ud. que los méritos contraídos por la cantinera Carmen Vilches, durante la penosa jornada del Hospicio al Valle, dando agua y atendiendo a los que caían rendidos por la fatiga, como igualmente peleando en el asalto de la cuesta de Los Angeles con su rifle e infundiendo ánimo a la tropa con su presencia y singular arrojo, obligan nuestra gratitud y la hacen acreedora a un premio especial".

Gonzalo Bulnes, aunque pocas veces menciona mujeres en su obra, con Carmen Vilches hace una excepción al señalar que entre los primeros que llegaron a la cumbre del picacho en el combate de Los Ángeles deben destacarse "... el jefe del cuerpo, Martínez; Torreblanca y una heroica mujer, llamada Carmen Vilches, cantinera del cuerpo, que subió asistiendo con su caramañola con aguardiente a los más fatigados" . En la lista de heridos del Batallón Atacama en Los Angeles, figuró la cantinera Vilches con una contusión en la mano izquierda , siendo "ejemplo de gran valor, trepando con los atácameños la empinada cuchilla y haciendo fuego sobre el enemigo con su rifle, como cualquier otro soldado" Su hazaña no pasó inadvertida por la opinión pública; prueba de ello es la carta que se publicó en el diario El Constituyente, donde se insinuaba que se le tributara un homenaje porque "ayudó a detener a los peruleros"."[1][2]

Juana Alcaíno Ibarra

Cantinera héroe Juana Alcaino

Batallón Victoria en San Bernardo,1880. Cantinera, añadida al Regimiento Cívico Talca. Fallecida 19 de junio 1930, sepultada en la cripta de la catedral de San Bernardo. Falleció como indigente sola y abandonada por el Ejército y por Chile, como muchas de nuestras heroínas.[3]

Al estallar la Guerra del Pacífico Doña Juana, se enrolo en el Regimiento Talca en la tercera compañía de la primera división. Junto a su hermano José. Pelearon juntos en las Batallas de Chorrillos y Miraflores. Donde sobreviven y le dan sus reactivas medalla de la campañas que participaron donde se llenaron de gloria.

Existen notas respecto de que fue amparada por el Club Talca, institución fundada en 1868, pero debido al desamparo en que vivió sus últimos días, en la total indigencia, para muchos expertos y estudiosos, esto nunca se realizo.

María Quiteria Ramírez

Cantinera Héroe María Quiteria Ramírez

Apodada "María la Grande". Nació en Illapel en 1850 y se enroló como la primera cantinera del Regimiento 2.º de Línea. Bajo las órdenes de Eleuterio Ramírez, participó en la Batalla de Tarapacá, donde fue capturada y luego conducida a Arica junto al ejército en retirada. Tras la Batalla de Arica, recuperó su libertad y se reincorporó a su regimiento. Se batió en la batalla de Chorrillos. (Leer carta enviada por María Quiteria al General pidiendo ayuda)

Traje de cantinera Maria Quiteria Ramirez 1879. Descripción: Uniforme formado por chaqueta y falda de terciopelo azulino y rojo. 1- Chaqueta ajustada en la cintura. Abrochadura doble, cruzada, con botones dorados. Cuello sport con solapas de color rojo. Mangas largas con botamanga en terciopelo rojo. 2-Falda azulina, corta, evasee. Lleva una aplicación (franja) de terciopelo rojo.

Carta de María Quiteria Ramírez

Soy la Cantinera del Regimiento 2º de Línea María Quiteria Ramírez, nací en Illapel, tengo 31 años de edad.

En el mes de Octubre de 1879 me embarqué para Antofagasta y el 14 del mismo mes, después de una entrevista con el valiente Comandante Don Eleuterio Ramírez fui aceptada y me incorporé como primera Cantinera del Regimiento 2º de Línea. Poco después pasamos a la Toma de Pisagua.

En este lugar el Comandante Ramírez me expresó que tan luego como se pasase revista se determinaría el sueldo que me correspondía por la plaza que ocupaba en el Ejército de Chile, pero la revista no se llevó a efecto porque marchamos inmediatamente al campamento de Dolores. Después de ese Combate mi Regimiento marchó a batir las fuerzas peruana a Tarapacá donde caí prisionera con algunos Soldados del Ejército.

Hice a pie la travesía de Tarapacá a Arica prisionera del General Buendía; la toma de Arica por nuestros valientes soldados me dio la libertad, olvidé mis sufrimientos y volví a incorporarme en mi mismo Regimiento, el 2º de Línea.

Preparada la Expedición a Lima, nos embarcamos para Pisco y de ahí hice la travesía por tierra del Valle de Lurín, me encontré en el Combate de Chorrillos y en la sangrienta jornada de Miraflores entrando enseguida a Lima con el Ejército vencedor.

Regresé a Chile con parte del Ejército el día 14 de marzo de 1881 y mi salud quebrantada por tantas fatigas me puso a las puertas de la muerte después de haber escapado a las balas; una horrible enfermedad del hígado y una fiebre terciana tenaz, habrían dado fin a mi vida si no hubiese hallado la mano caritativa de una comisión que daba auxilio a los heridos y que me atendió generosamente hasta ponerme fuera de peligro.

Vengo ahora señor en solicitud de los sueldos o recompensas en que puedo ser acreedora por los servicios que he prestado en el Ejército y suplico a US. pida informe a los Jefes de mi Regimiento que actualmente están en Santiago mi Coronel Don Miguel Arrate, mi Mayor Sr. Don Pedro Nolasco del Canto.

Quedaré eternamente agradecida de cuanto se haga por mi, viviendo hoy día como vivo en la mayor indigencia.

Es Justicia

María Quiteria Ramírez

    • Colección Ministerio de Guerra del Archivo Nacional de Chile

Filomena Valenzuela Goyenechea

Cantinera héroe Filomena Valenzuela Goyenechea

Filomena Valenzuela Goyenechea, apodada por los soldados chilenos como "madrecita", nació en Copiapó en 1848. De familia acomodada, fue esposa del director de la banda del Regimiento Atacama, en el que se enroló. Participó en la Toma de Pisagua y en las Batallas de Dolores, y de Los Ángeles, donde obtuvo el grado de subteniente; Tacna y Miraflores. Al término de la guerra, se radicó en Iquique.

María Flor Cádiz de Rivera (1842-1933)

Gracias a los Historiadores y profesores chilenos José Altamirano y Pablo Ugarte, quienes investigaron la imagen encontrada en los archivos de la Biblioteca nacional y que hace referencia solo a M.c. de Rivera (Nombre y apellido ), adjunto a esto existe un número el r1128. Ante irrefutables detalles, la investigación arroja como resultado de que se trataría de María Flor Cádiz de Rivera (Heroína talquina de la Guerra del Pacífico) ya que las siglas M.c. de Rivera coinciden con el nombre, pero lo que permitió asegurar su nombre fue el número r1128, este correspondería al número del Registro civil de Talca, su defunción esta anotada con fecha 1933, pagina 190 "registro 1128" Maria Flor Cádiz de Rivera

María Flor Cádiz de Rivera, (☆ Valparaíso 1842-†Talca, 25 de diciembre 1933), Hija de Ramón Cadíz y Carmen, casada con el capitán de Ejército Juan Ramón Rivera Moya, oriundo de Talca y caído en combate como capitán del Buin, en Chorrillos.

Aunque no fue a batalla ni a la guerra,fue nombrada Cantinera ad honorem por la ciudad de Talca. Luego cuando las tropas del "Batallón Talca" volvieron a su ciudad. Fue ella la que tomo la iniciativa junto a otras señoras de sociedad, de cuidar a los soldados ayudando en los hospitales, hospicios y hasta en su propia casa. Brindo cariño y parte de su poco dinero en alimentar y pagar por el cuidado de estos veteranos de la guerra. Ella, nunca salio de la ciudad, se transformo en la Florence Nigthingale Talquina. Muchos héroes recibieron la atención de ella y cuidados de ella.

Se dice que la perdida de su marido el capitán Juan Ramón Rivera Moya fue uno de los mayores dolores de su vida, dolor que trato de sobrellevar ayudando a los bravos guerreros de la Guerra del Pacífico talquinos. Cantinera Chilena y Heroína talquina de la guerra del Pacifico, en la que participo a los 37 años. Hoy sus restos descansan en un nicho olvidado del Cementerio de Talca, lejos del mausoleo de los veteranos de la Guerra del Pacífico, donde debería estar.

† Su muerte 1933

El Registro civil de Talca anota la defunción de Maria Flor Cadiz de Rivera en 1933, pagina 190 registro 1128, debido a una arteriesclorosis avanzada. Los registros indican que dio su último aliento en su casa ubicada en la 2 sur 1064. Su muerte la ciudad entera estuvo de luto, con las banderas a media hasta, inclusive las del regimiento, por ordenes del propio comandante. Los veteranos de la Guerra del Pacífico encabezados por el Capitán Manuel Fernando Parot Silva, le rindieron un pequeño homenaje, agradeciendo sus desvelos y cuidados.

Hoy, la historia de esta Cantinera Talquina, esta olvidada, sus propios coterráneos no saben quien fue y ni siquiera saben que existió. Hoy una fría y olvidada placa que inclusive, tiene su nombre mal escrito en el primer patio del Cementerio de Talca, recuerda a esta heroína y cantinera que dio vida a muchas generaciones de talquinos, salvando la vida de los ancestros guerreros de los que hoy caminan por la ciudad de Talca.

Epitafio

"A LA NOBLE Y HEROICA ACTITUD DURANTE LA GUERRA DE 1879"

Ella debería estar descansando sus restos en el mausoleo de los veteranos de la Guerra del Pacifico en el cementerio de Talca, y no perdida en un patio, lejos de sus queridos veteranos"

Dolores Rodríguez

Esposa de uno de los soldados que se batieron en Tarapacá, a quien acompañó. Al quedar viuda, empuñó el fusil y luchó hasta caer herida.

Rosa González

Clara Casados y Eloísa Poppe

El sacrificio de Clara Casados y Eloísa Poppe, en el combate de la Concepción, puesto que: “llovían las balas, y esas patriotas mujeres, sin temor ninguno, confortaban, curaban y ayudaban a bien morir a los que, la mala suerte enviaba a pasar la última revista; y sin espera galardón, ni premio alguno, cumplían estrictamente con su deber.

Estas camaradas cumplieron con su misión.

Rosa Ramírez y Leonor Solar

La segunda fue apodada "La Leona". Cantineras del 2.º de Línea que murieron quemadas vivas, en la batalla de Tarapacá.

Leonor Solar, cantinera del 2º de línea 1879

Juana Soto

La historia apenas recuerda a las mujeres que formaron parte del Ejército chileno en la Guerra del Pacífico. .

  • Cantineras Juana Soto, María "La Chica" y Leonor González. Los chilenos no se rindieron.

Esta es la oficialidad del regimiento 2º de linea, que perdió a cerca de la mitad de sus efectivos en la "matanza" de la quebrada de Tarapacá el 27 de noviembre de 1879.

Sin lugar a dudas, luego de es terrible matanza de la que fueron victimas los soldados heridos, moribundos y mujeres, ya sea por el "repase" de los heridos u otras aberraciones, los episodios y encuentros no volvieron a ser los mismos...

Por el lado de nuestras fuerzas Chilenas se hizo general el deseo y clamor de la venganza y desde entonces el corvo fue el mas fiel compañero de algunos soldados

Los soldados heridos fueron repasados por los peruanos y el valiente Eleuterio Ramírez, el verdadero "leon de Tarapaca" murió combatiendo como todo Chileno.

Los soldados que estaban siendo atendidos en las enfermerías improvisadas fueron muertos salvajemente o consumidos por las llamas cuando el enemigo le prendió fuego al lugar donde eran atendidos

Al respecto hay datos como el siguiente:

"Y Eleuterio Ramírez, gallardo, valiente y feroz, a pesar de estar herido, se puso frente a la enfermería disparando contra el enemigo. Cayó como todo un héroe, intentando defender a los heridos y a las mujeres cantineras Juana Soto, María "La Chica" y Leonor González. Los chilenos no se rindieron.

Los cobardes peruanos continuaron con el violento repaso de heridos y prendieron fuego a la construcción donde estaban los heridos, quemándo vivos sin compasión.

Leonor González

Doña Leonor González, cantinera del Regimiento 2º de linea, lucho como fiera en la "matanza" de la Quebrada de Tarapacá el 27 de noviembre de 1879. Durante la Batalla permanecio dentro del recinto donde estaban los heridos chilenos defendiendolos contra los cholos peruanos, permaneció y lucho valerosamente, muriendo calcinada, por el fuego prendido por los indios peruanos.

Rosa Amelia Espinoza

Cantinera Rosa Amelia Espinoza.jpg

Cantinera Rosa Amelia Espinoza. La ilustraciòn pertenece al dibujante y periodista Don Onofre Dìaz, quien se imaginó a la joven de 21 años por las calles de Santiago integrando las filas del "Bulnes". Diario El Mercurio 20 de abril de 1879: "Ayer a las 6 de la mañana salio el Batallón Bulnes, de su cuartel de San Isidro para dirigirse a la estación. Llevaba a su cabeza la banda de música y la cantinera acompañada por una sirvienta."

Juana López

Nació en Valparaíso en 1845. Junto a su esposo Manuel Saavedra y sus tres hijos, se integró al Ejército para ir a luchar al norte. Sin embargo, su familia quedó dividida en distintos regimientos. Su esposo y dos de sus hijos mueren en la batalla de Dolores, mientras que su último hijo muere en la campaña contra Cáceres y sus montoneras. A pesar de estas pérdidas, se quedó en servicio hasta el final del conflicto. Entró a la capital peruana portando una espada que arrebató a un cholo enemigo. En ella escribió las fechas de las batallas en las que participó (Antofagasta, Pisagua, San Francisco, Tacna, Chorrillos, San Juan, Miraflores), agregando además un breve mensaje. Vuelve a Chile con esta espada y tres medallas, una por la Campaña de Lima, otra por Huamachuco y una otorgada por la Municipalidad de Valparaíso. La pensión que le asignaron fue de 15 pesos (mientras que la de los hombres se acercaba a los 200 pesos).

Muere víctima de una endocarditis en 1904. Durante agosto de 1910 se realizó un acto en el Cementerio General, donde Juana fue homenajeada y su tumba hermoseada

Cantinera Juana Lopez.jpg

NN

Cantinera chilena de la Guerra del Pacífico. Nombre y unidad desconocida 1879 /Fuente: Museo Historia Militar

Fuentes y Enlaces de Interés

  1. Presencia de la Mujer Chilena en la Guerra del Pacìfico. Paz Larraìn Mira
  2. Relatoschilegdp/Relatos de Guerra: Soldados de Chile en la Guerra del Pacìfico: LA CARMEN VILCHES
  3. Símbolos patrios

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/