¡Llegamos a 27.278.323 visitas gracias a ustedes! ☆

Cactus

De WikicharliE
Cactus
Bienvenido a Departamento de Botánica de WikicharliE

Presentación

Cactus Globular .jpg

El cactus pertenece a la familia de las Plantas Suculentas, llamada Cactáceas.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

El cactus es un tipo de planta inusual de una naturaleza exótica, con vivos colores y hermosas flores, están cubiertas de espinas que cumplen la función de hojas.Los cactus también tienen su encanto en las bellas y extrañas formas que les caracteriza. Tienen la capacidad de adaptarse para resistir grandes extremos de temperatura en algunas de las zonas más remotas y áridas de la Tierra.

Logran sobrevivir donde hay sequía gracias a su método de almacenar el agua en los tallos. La novedad de estas características siempre ha atraído a entusiastas a coleccionar cactus.

Son muy fáciles de cuidar. Sólo hay que regarlos una vez por semana en verano y cada quince días en invierno.Si se tiene un cactus en interiores, necesitan mucha luz y hay que rotarlos de vez en cuando para que crezcan uniformemente.

Cuando se encuentran en el exterior la exposición tiene que ser soleada, si hay temperaturas bajas se deben guardar en el interior. Cuando los cactus se encuentran hibernando aguantan las bajas temperaturas mejor. En esta etapa de reposo hay que mantener al cactus seco cuando llega el frío.

Existen unas 2.000 especies de cactus con 200 géneros

Historia y Evolución del cactus

Los cactus aparecieron en la Tierra hace 600.000 años. Sus antecesores presentaban formas muy similares a las plantas ordinarias.

Algunos de los cactus primitivos tenían hojas y tallos casi normales. Al variar el clima en diferentes zonas amplias de la Tierra, todos los seres vivos evolucionaron en formas y estructuras que les permitieran sobrevivir en nuevas condiciones del medio ambiente.

El primero en evolucionar fue el género primitivo Pereskia, que aún existe. A partir de esta planta surgió el género Pereskiopsis, que presenta tallos carnosos, espinas, aréolas, hojas carnosas caduca y gloquidios en las aréolas. Los gloquidios se desarrollaron, aumentando en las Opuntia. El tronco evolucionó, llegó a Quiabentia y alcanzó un estadio con los tallos más gruesos. En Nopalea aparecieron más tarde segmentos de forma aplastada.

En la evolución del cactus, otro aspecto lo constituye la reducción del tamaño foliar. Hoy en día todavía están los cactus en evolución hacia diferentes formas.

Tipos de Cactus

Cactus.jpg

Dentro de la familia de las Cactáceas encontramos tres subfamilias:

  • Opuntioideae: cactus que tienen hojas redondas.
  • Cactoideae con púas: Este tipo de cactus tiene muchos tipos de espinas: muy pequeñas, casi invisibles, otras finas y otras grandes que pueden llegar a medir 10 cm. También presenta diferentes formas: curvas, rectas, con gancho en la punta y otras más.
  • Cactoideae sin púas: Encontramos los cactus epiphyllum y rhipsalis, que se caracterizan porque habitan en ambientes húmedos, no tienen espinas y crecen mejor en un ambiente sombrío.

Los Cactus poseen cuatro estructuras básicas

  • Globular
  • En forma de hoja o paleta
  • Alargada o Rastreto
  • Columnar

Como cuidar un Cactus

Todos han escuchado alguna vez de lo lindo y exótico que puede quedar un cactus en nuestro jardín. Lo cierto es que son plantas que necesitan de cierto cuidado de riego especial, para lucir lindas y aprovechar mejor sus épocas de floración.

Estas plantas se caracterizan por sus hojas carnosas, y la mayoría posee espinas en las mismas que le permiten sobrevivir a extensos períodos de sequías sin mayores inconvenientes. Como sus características están dadas para la falta de agua, el riego debe ser espaciado, Con una o dos veces al mes alcanza, cuando la tierra de su superficie esté verdaderamente seca, y se debe evitar al regarlas que es agua toque la planta en sí misma, para que no se deteriore.

En épocas de invierno y otoño, se debe disminuir considerablemente el riego por que no lo necesitan demasiado. Al igual que el resto de las plantas los cactus necesitan ciertos cuidados para combatir las plagas y enfermedades que pueden atacarlos.

Hongos

Los hongos en estas especies suelen manifestarse con una pelusa blanca y se deben al exceso de humedad que puede haber en el ambiente, se recomienda en estos casos fumigar un par de veces al año.

Cochinilla

También puede padecer de cochinilla, que aparece como bultos de color pardo, para combatirlos deberá rasparlos y aplicar una solución jabonosa preparada con jabón blando e hidróxido de carbono, alcohol de quemar, y podrá recuperar sus especies de cactus, manteniéndolos libres de plagas y hongos que los deterioren y puedan sacarlos

Macetas para los Cactus

Los cactus pueden crecer en muchos tipos de macetas y se mantendrán húmedos sin problemas, sin embargo siempre hay que tener en cuenta el tamaño y la forma del cactus.

  • Macetas de cerámica o pequeñas de plástico: Los cactus más pequeños que naturalmente crecen en grietas de las rocas, estarán mejor en macetas pequeñas.
  • Vasija poco profunda: Un grupo de cactus es preferible que crezca en una vasija poco profunda, para permitir que las plantas se extiendan hacia los lados.
  • Jarrones grandes: Cactus que se vuelven grandes se deben de plantar en macetas grandes.
  • Macetas profundas: Los cactus que son más grandes necesitan este tipo de maceta para que las raíces tengan espacio suficiente para crecer.
  • Desagüe: Es mejor usar maceta con desagüe si se es inexperto en crecer cactus, así no queda nunca agua en exceso.

Ventilación

Lo mas conveniente para los cactus sería, si la temperatura lo permitiese, crecer al aire libre en un ambiente de poca humedad relativa. Esto es imposible en los inviernos de ciertas zonas, por lo que durante los meses fríos se protege a las plantas situándolas en la base inferior de una ventana orientada hacia el ecuador, en una habitación donde la temperatura nocturna no ascienda de 10-12º C.

Incluso en estos casos, las plantas deben airearse abriendo la ventana durante un buen rato durante la mañana o al mediodía, mientras que la temperatura exterior no sea inferior a 10º C.

Iluminación

Cactus Globular .jpg

Un error que se comete con relativa frecuencia en el cultivo de cactus, consiste en suponer que todos resisten intensas insolaciones, Ante esta idea debemos entender que muchas cactaceas viven entre matorrales, arbustos y rocas que tamizan los rayos solares. De las muchas semillas que se encuentran en los frutos de los cactus, sólo un número muy reducido de ellas dan lugar en su habitat a plantas que puedan alcanzar el tamaño adulto.

La razón esta en que no todas las semillas caen en lugares sombreados y por lo tanto, cuando llegan las cortas lluvias y se produce su germinación, las pequeñas plantulas colapsan rápidamente debido a la intensidad de los rayos solares, a excepción de aquellas que cayeron al amparo de rocas o matorrales, siendo éstas las únicas que prosperan y dan lugar a plantas que siguen creciendo bajo un ligero sombreado durante todo su estado juvenil e incluso, en muchas especies, a lo largo de toda su vida.

Como norma practica a seguir puede decirse que las especies provistas de pelos, espinas muy fuertes, densas o cerradas, requieren pleno sol. En cambio, las especies carentes o con pocas espinas, requieren un cierto sombreado. En cualquier caso, se trate del primer tipo o del segundo, el lugar donde estén situados debe estar muy iluminado. Al llegar a éste punto debe destacarse que la iluminación intensa y el sol directo son cosas diferentes. En el caso de no disfrutar de suficiente iluminación, el crecimiento de los cactus sera débil y ahilado. Las plantas tendran un color desvaído y seran sumamente sensibles a enfermedades parasitarias.

Por el contrario, si la intensidad de los rayos solares es excesiva, las plantas tomaran un color rojizo. De notarse este síntoma, debera facilitarse a los ejemplares una posición mas sombreada. Por último, diremos que para el cultivo de cactus puede utilizarse como única fuente de luz, los tubos fluorescentes o lamparas de tipo hortícola.

Temperatura

Por regla general los cactus toleran altas temperaturas, pudiendo resistir hasta 45º C e incluso mas si la intensidad de la luz solar, la humedad del suelo y la ventilación son adecuadas.

Por otra parte, una temperatura nocturna de mas de 23º C puede impedir el crecimiento. Refiriéndonos ahora a la temperatura mínima tolerada por los cactus debe decirse que, mientras algunas especies pueden soportar incluso -20º C, los del tipo epífito requieren temperaturas por encima de 8º C.

Si los cactus permanecen en el interior durante el invierno, no deben estar en habitaciones muy calurosas, puesto que los 18º, 20º ó 24º C a que suele estar el ambiente de muchos lugares con calefacción, evitarían que se produjera el reposo invernal que es fundamental para el cultivo adecuado de éstas plantas. Un ambiente fresco, a unos 10º C como media entre el día y la noche durante los meses fríos, guardando un mínimo de seguridad de 5-7º C, es lo mas conveniente para la mayoría de los cactus.

Para que estas plantas puedan soportar el ambiente frío del invierno, la humedad relativa del aire debe ser cuanto mas baja mejor y, en el mismo sentido, debera restringirse el riego tanto mas cuanto menores sean las temperaturas. Cuando nos referimos a mínimo de seguridad, debe entenderse como una temperatura mínima a la cual puede ser sometida una especie con seguridad de que no va a sufrir daño; pero aunque dicha especie fuera capaz de soportar fríos algo mayores, esta resistencia dependera de la edad del ejemplar, su estado sanitario, su vigor y otros factores entre los cuales destaca la humedad del ambiente y del suelo.

Especies que en algunos países pueden soportar mínimos de 3º C durante varias horas, en otros sufren daños con esa misma temperatura, ya que la humedad ambiente es notablemente superior durante el invierno, por lo que el mínimo a recomendar para aquellos países debe ser varios grados mas alto.

Durante el reposo invernal se produce el endurecimiento de las partes de la planta que nacieron en la primavera y verano anteriores. Muchas especies producen sus flores sobre estas partes que se desarrollaron en el período vegetativo previo. Estos tejidos endurecidos progresivamente desde la época templado-fría son capaces de toleran mejor las bajas temperaturas, circunstancia que no se da si la planta en cultivo no ha sido inducida a la detención del crecimiento mediante la reducción paulatina de los riegos y la exposición a temperaturas cada vez menores.

¿Cómo retienen el agua los cactus?

Toda la familia de plantas que llamamos cactus es xerófila. Es decir, los cactus son “amantes de la sequía”, según reza la etimología del término. En realidad, no es que “les guste” el ambiente seco, sino que se adaptan muy bien a las condiciones de aridez, y son capaces de captar la humedad y retenerla como ninguna otra. Se dice que los cactus tienen hojas suculentas, que almacenan el agua en fibras y pequeños depósitos, dependiendo de la especie concreta. Todas las plantas tienen vacuolas (depósitos especializados en guardar agua), pero en las de las especies desérticas, estas son mayores; y sus células manejan mejor el mecanismo de hidratación y deshidratación. Los cactus también están recubiertos de una especie de cera que evita la evaporación.

Pizarra

Logo Pizarra WikicharliE.JPG

Cómo quitar espinas de cactus

  • Busca un viejo par de medias y cepilla en una dirección sobre el área afectada. Con cada cepillada, la media sacará las espinas. Tal vez necesites varias cepilladas. No debería de sentir las espinas que están atoradas en la media mientras cepilles solo en una dirección.
  • Si sobre la piel tiene un pequeño conjunto de espinas pequeñas, apenas visibles pero molestas, pegue sobre la piel afectada cinta adhesiva de embalaje, y las espinas se vendrán con el pegamento.
  • Si tiene algunas espinas duras de más de 1 cm sobre la piel, intente con cuidado extraerlas con unas pinzas depilatoria. Es útil ponerse a contrazluz para ver mejor la espina y atinar a la primera.
  • Si tienes espinas clavadas y no es capaz de sacarlas con las pinzas, póngase crema depilatoria en la zona afectada, espera a que haga efecto y despréndala. Seguramente las espinas saldrán.
  • Cuando termines de quitarte las espinas, échate agua y lávate bien la zona afectada. Algunos cactus pueden provocar pequeñas urticarias y así evitamos que también esa pequeña heridita se infecte.

Fuentes y enlaces de interés

Actaea erythrocarpa Acónito Alamo Chileno Albahaca Anemone trifolia Arrayán chileno Botón de oro rastrero Cheflera Consuelda real Espuela de caballero Guayacán Limón Mora Nemorosa Palmera canaria Retama Ruda de los prados Sauce Thalictrum lucidum Thalictrum simplex Árnica

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/