¡Llegamos a 26.300.000 visitas gracias a ustedes! ☆

Cañonazo del cerro Santa Lucía

De WikicharliE
WIKICHARLIE PREMIO SERCOTEC.png
Logo Tradiciones de Chile WikicharliE.jpg

Presentación

El Cañon del Santa Lucia imagen de 1960. El cañón de la fábrica alemana Krupp de montaña, del año 1910 y que perteneció al Ejército de Chile. Desde ahí y en forma tradicional, el cañonazo ha venido acompañando los devenires de la ciudad de Santiago.

Desde la fundación de la ciudad de Santiago, el rigor de los horarios constituyó un serio problema. El devenir del día se intuía sólo observando los movimientos de la luz solar. Los religiosos habrían sido quienes trajeron a Santiago el primer reloj de sol, indispensable para programar el día y con esto regir el itinerario de oraciones. Asimismo esto sirvió a la población civil, que comenzó a usar las campanadas de las iglesias para diferenciar las horas del día. Las del mediodía eran las más importantes: con ellas se llamaba a la misa de las doce, hecho que se convertiría con el tiempo en una gran tradición.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

1824-1825

Tras la Independencia, se sitúa el primer disparo de cañón en el Santa Lucía, sin que se conozca la fecha exacta. "El fin era avisarle a la gente, que vivía aquí en Santiago, que era una ciudad muy chica en ese tiempo, que era el mediodía, que tenían que ir a almorzar y que había que ir a misa, porque la gente era muy católica entonces. No tenían reloj, entonces el cañonazo avisaba para que tocaran las campanas de la iglesia".

Después de los sucesos de la Independencia de Chile, uno de los cañones emplazados que dispara, de 352 kilos de peso, en la cumbre del Santa Lucía, que pertenecía al Fuerte Hidalgo, fue el encargado de comenzar a lanzar una descarga para indicar las doce del día. Este sistema comenzaría a funcionar de manera bastante particular, ya que a través de una lente de vidrio se activaba el mecanismo por efecto del sol. Esto claramente funcionaba cuando el sol iluminaba en plenitud, porque en los días en que estaba nublado esto era imposible. Para subsanar el contratiempo, se recurría al dueño de una relojería que tenía su tienda frente al Cerro Santa Lucía, que a la hora de las doce enarbolaba una bandera blanca dando la señal para el disparo. Curiosamente la relojería tenía como nombre “El Cañonazo”. Al cañón los santiaguinos le comenzaron a decir "el roncador"

La pieza de artillería estuvo en uso casi cien años y correspondía a un cañón de la denominada batería Santa Lucía, que había sido emplazada en el lugar en la época que Francisco Casimiro Marcó del Pont era gobernador de la ciudad. La particularidad es que correspondía a un cañón de avancarga, es decir cargado por la boca y percutado por un chispazo en su retaguardia.

1828 Entierro de los Hermanos Carrera

Fuente léase: Fusilamiento de los Carrera, referidos por el fray Benito Lamas

13 de junio de 1928: Son sepultados los hermanos Carrera Juan José, José Miguel y Luis en Santiago, cuyos restos fueron repatriados desde Mendoza, donde fueron fusilados. Fueron colocados en una sola urna, siendo conducidos hasta la Catedral de Santiago en una carroza escoltada por treinta guardias chilenos con uniforme de parada, mientras el pueblo que asistía a la ceremonia oía el tañido de las campanas, himnos militares y el estampido del Cañonazo del cerro Santa Lucía.

En el cortejo fúnebre se encontraba el hijo de José Miguel de solo 7 años y su tía Javiera Carrera Verdugo quienes marcharon detrás de carruaje que era llevado a pie por 30 soldados y más atrás de los funcionarios, lo acompañaba un escuadrón de coraceros. Después, los restos fueron depositados en el templo de la Compañía.

1916 Muerte del artillero del Cañón del Santa Lucia

Lamentablemente para la celebración de este año nuevo, el artillero del Cañón del Cerro Santa Lucia Juan Bautista Larenas, llevado por el entusiasmo y alegría, redobló la carga de pólvora dentro de la pieza, para que sonara más fuerte aquella noche, pero al momento de percutar el cañón, reventó con recámara y todo, cobrando con ello también su vida.

Era toda una tradición disparar una salva de cañón también en la noche de Año Nuevo.

Desde esa fecha el cañón fue reemplazado por la actual pieza de artillería, correspondiente a un cañón de la fábrica alemana Krupp de montaña, del año 1910 y que perteneció al Ejército de Chile. Desde ahí y en forma tradicional, el cañonazo ha venido acompañando los devenires de la ciudad de Santiago.

1996 solenciado por el capricho de un alcalde

Aún cuando fue silenciado por algún tiempo en el año 1996, esgrimiéndose razones de salud ambiental, rápidamente y merced del clamor popular, la tradición fue repuesta sólo graduando los decibeles de ruido de su explosión. No debemos olvidar que reemplazado por dos históricas campanas, que quedaron del Incendio de la Iglesia de la Compañía, reubicadas en los jardines de la sede del ex Congreso Nacional, en calle Compañía 1175.

Las Campanas Iglesia de la Compañía, hoy en el Ex Congreso Nacional, que "trataron" de reemplazar al cañonazo del Santa Lucia

El alcalde Jaime Ravinet "erronamente" porque le molestaba a él y a dos señoras de "Abolengo", suspendió el disparo del cañón, ya que vecinos (dos)) que reclamaban por ruidos molestos. Sin embargo, en junio, gracias a la razón histórica y el gusto del pueblo, volvió a sonar. Ya no todos los días, sino que sólo de lunes a viernes.

2010

Tras el terremoto, la prioridad la tuvieron los colegios, consultorios y viviendas de la comuna. Pero la recuperación de seguros permitió a la municipalidad conseguir los $ 400 millones que requiere la reparación del torreón. Estas obras comenzarán durante el segundo semestre de este año. El cañón alemán marca Krupp, fabricado en 1910, también necesitaba ser reparado.por lo que fue enviado al Regimiento de Infantería de Limache, donde lo repararon y volvio donde a tronado por más de 188 años.

Pieza Krupp de 1910 del Santa Lucia.jpg
Cañón Krupp de 1910 del Santa Lucia.

2007 El nuevo guardián del cañonazo

Miguel Flores, es el nuevo artillero del Cerro Santa Lucia.jpg

Durante casi dos décadas, día tras día y a las 12 en punto, don Fermín Muñoz estuvo a cargo de disparar el cañón del cerro Santa Lucía. Hasta que jubiló, en 2007. Pero la Municipalidad de Santiago ya le encontró reemplazante: Miguel Flores[1] tiene 49 años y hace tres meses que le comunicaron la decisión. Es inspector de la Dirección de Jardines. Antes me encargaba de adquirir las salvas para el cañón, en Famae. Así es que tiene cercanía con el tema.[2]

Don Fermin Muñoz, antiguo artillero de Cañón del Santa Lucia

2011 Vuelve el Cañón a tronar sobre Santiago

12 de febrero de 2011: Luego de una prolija reparación y mantenimiento, el cañón volvió en gloria y majestad a marcar el mediodía en Santiago, así todos pueden mirar y sincronizar sus relojes a las doce en punto del día.

Un estruendo rompe la tranquilidad y armonía del entorno. Casi en forma instantánea bandadas de pájaros que tienen su residencia entre los árboles salen huyendo despavoridas. Lo mismo ocurre cuando en forma refleja los transeúntes levantan de súbito sus cuerpos como estremecidos por un escalofrío. Algunos, al parecer ya habituados, miran de reojo sus relojes, y otros sólo atinan a reír, como escapando al bochorno producido por el susto que les ha provocado este verdadero bombazo.

De esta manera se puede describir el efecto que provoca en los ciudadanos el estallido de un cañón que, casi de forma ininterrumpida, ha marcado el mediodía en nuestra ciudad por más de un siglo. El llamado “Cañonazo de las Doce”, no sólo forma parte de la tradición, sino que ya constituye un verdadero patrimonio de la ciudad.[3]

2018

Personal de la Compañía de Armamento del Regimiento Logístico Nº 3 “Limache”, apoyó la reparación de un desperfecto del Cañón Krupp del Cerro Santa Lucía, quedando operativo para realizar la tradicional Salva que señala las 12:00 del día en Santiago.

La imagen nos muestra el fuego del Cañonazo del Santa Lucía, saliendo por una de las ventanas del Castillo,donde esta el cañón, que es tronado a las 12:00 horas exacta, con una bala de salva, desde el Cerro de Santiago.

Cerro Santa Lucía

El Cerro Santa Lucía no es cualquier punto, sino el lugar donde en 1541 se fundo Santiago. Su historia del Cerro Santa Lucía se puede dividir en al menos tres períodos: su época de CERRO NEGRO (de aridez desnuda), su época de CERRO TINTO (con ladrillos y muros) y, actualmente, su época de CERRO VERDE (un parque con vegetación).

A la llegada de los españoles al valle del Mapocho, el Cerro Santa Lucía no era más que un peñón oscuro, un cerro negro, semejante a un túmulo de rocas desnudas que los indígenas de la zona llamaban Huelén, que significaba “Cerro del Dolor”. El origen de su actual nombre cristiano se cree tiene relación con que, como los hispanos habrían llegado a Santiago el 13 de diciembre de 1540, día de Santa Lucía de Siracusa, Valdivia lo habría rebautizado en su honor. Es probable que el nombre de Cerro del Dolor no haya agradado a los españoles, inclinados a lo místico, a lo supersticioso y al temor por los malos augurios. Algunos pimientos y eucaliptos que hoy podemos apreciar, datan de 1874, época en que el entonces intendente de Santiago, Benjamín Vicuña Mackenna, convirtió el que era un agreste peñón en uno de los paseos más importantes de la ciudad. El origen del “Cañonazo de las Doce” del Cerro Santa Lucía comienza con la fundación de Santiago porque el tema de ubicarse en las horas del día fue siempre un problema. Los religiosos trajeron el primer reloj solar ayudando también a guiarse a los civiles por las campanadas del mediodía. [4]

Pizarra

Logo Pizarra WikicharliE.JPG
  • El actual Cañón actual ocupa una "salva”, tipo calibre 120 tiro de caza que se introduce en un reductor de acero, 4 kilos es su peso, el cartucho contiene pólvora, produciendo aproximadamente 30 decibeles, antiguamente era de 60 decibeles. Funciona de Lunes a viernes.
  • Un día antes del 27 de febrero, el cañón rugió por última vez y fue reemplazado por dos históricas campanas, pertenecientes a la Compañía de Jesús, reubicadas en los jardines de la sede del ex Congreso Nacional, en calle Compañía 1175.
  • El investigado de la Facultad de Arquitectura de la Universidad Diego Portales, Miguel Laborde, sostiene que el cañonazo mantiene el espíritu que Benjamín Vicuña Mackenna le quiso otorgar a Santiago. "Su idea era que el Santa Lucía fuera el referente de la ciudad. Antes, el centro visual era la Plaza de Armas, pero él hace todos los esfuerzos para que el cerro ocupara ese rol", explica.
  • Para mantener sincronizados sus dos relojes, todas las mañanas llamaba al observatorio del cerro Calán. "Luego, hacía lo mismo en el Instituto Oceanográfico de la Armada", dice Fermín, quien a eso de las 10.30 partía desde la Dirección de Jardines de Santiago hacia el cerro. A las 11 comenzaba a abrir los candados de la torre, que más de alguna vez encontró tapados con palitos de fósforos, por lo que debía alterar su rutina cronometrada.
  • En 1996, el alcalde Jaime Ravinet "erronamente" porque le molestaba a él y a dos señoras de "Abolengo", suspendió el disparo del cañón, ya que vecinos (dos)) que reclamaban por ruidos molestos. Sin embargo, en junio, gracias a la razón histórica y el gusto del pueblo, volvió a sonar. Ya no todos los días, sino que sólo de lunes a viernes.
  • En la ciudad de Talca, para anunciar el mediodia, se tocan las sirenas de bomberos.

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/