¡Llegamos a 26.452.087 visitas gracias a ustedes! ☆

Beber café reduce riesgo de suicidio

De WikicharliE
Beber café reduce riesgo de suicidio
Bienvenido a Departamento de Salud de WikicharliE

Presentación

Taza Cafe.PNG

Los investigadores vinculan el impacto de la Cafeína sobre el cerebro y las sustancias químicas de este, jugando un papel clave en el ser humano.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Beber varias tazas de café al día parece reducir el riesgo de suicidio en los hombres y las mujeres en un 50%, según un nuevo estudio realizado por investigadores de la Escuela de Harvard de Salud Pública (HSPH). El estudio fue publicado en línea el 02 de julio en el World Journal of Biological Psychiatry.

"A diferencia de investigaciones anteriores, hemos sido capaces de evaluar la asociación del consumo de bebidas con cafeína y sin cafeína, y nos identificamos Cafeína como el candidato más probable de cualquier supuesto efecto protector del café", dijo el investigador principal, Michel Lucas, investigador en el Departamento de Nutrición de la HSPH.

Estimulante del sistema nervioso central

Los autores revisaron los datos de tres grandes estudios estadounidenses y encontraron que el riesgo de suicidio en los adultos que bebían dos a cuatro tazas de café con Cafeína por día fue de aproximadamente la mitad de aquellos que bebían café descafeinado o muy poco o nada de café.

La Cafeína no sólo estimula el sistema nervioso central sino que actúa como un antidepresivo leve, al aumentar la producción de ciertos neurotransmisores en el cerebro, incluyendo la serotonina, dopamina, y noradrenalina. Esto podría explicar el menor riesgo de depresión entre los bebedores de café que habían sido encontrados en los estudios epidemiológicos anteriores, informaron los investigadores.

Datos

Los investigadores examinaron los datos de 43,599 hombres inscritos en el Health Professionals Follow-up Study (HPFS) (1988-2008), 73.820 mujeres en el Estudio de Salud de Enfermeras (NHS) (1992-2008), y 91.005 mujeres en II Estudio de Salud de Enfermeras (NHSII) (1993-2007).

La Cafeína, el café y el consumo de café descafeinado, fue evaluada cada cuatro años mediante cuestionarios. El consumo de cafeína se calculó a partir de café y de otras fuentes, como el té, refrescos con cafeína y el chocolate. Sin embargo, el café era la principal fuente de cafeína - el 80 por ciento de NHS, el 71 por ciento para NHS II, y 79 por ciento para HPFS. Entre los participantes en los tres estudios, hubo 277 muertes por suicidio.

A pesar de los hallazgos, los autores no recomiendan que los adultos con depresión aumentan el consumo de cafeína, ya que la mayoría de las personas ajustan su consumo de Cafeína a un nivel óptimo para ellos y un aumento puede resultar en efectos secundarios desagradables.

"En general, nuestros resultados sugieren que hay poco beneficio adicional para el consumo por encima de dos a tres tazas / día o 400 mg de cafeína / día", escribieron los autores.

Los investigadores no observaron ninguna diferencia en el riesgo entre los que bebieron dos a tres tazas de café al día y los que tenían cuatro o más tazas al día, muy probablemente debido al pequeño número de casos de suicidio en estas categorías.

Un estudio realizado en Finlandia mostró un gran riesgo mayor de suicidio entre las personas que beben ocho o nueve tazas al día. Pocos participantes en los dos estudios HSPH bebieron cantidades tan grandes de café, por lo que los estudios no abordan el impacto de seis o más tazas de café al día.

Los investigadores de HSPH participantes en el estudio incluyeron a autores como: Alberto Ascherio, profesor de epidemiología y nutrición, Walter Willett, presidente del Departamento de Nutrición y Fredrick John Stare Profesor de Epidemiología y Nutrición, y la investigación asociados Eilis O'Reilly y An Pan. Pan ahora trabaja en la Universidad Nacional de Singapur.

La mejor hora para tomar café, según la ciencia no es en la mañana

Starbucks grano de cafe.jpeg.jpg

La primera mañana y el café van de la mano. El ritual es más o menos conocido: nos despegamos como podemos de la cama, vamos a los tumbos hasta la cocina, restregamos los ojos y nos servimos una taza de la infusión más oscura que distingamos. Para muchos, los primeros sorbos de ese café determinan el comienzo del día porque es su excusa ideal para decirle adiós (aunque sea por un momento) al sueño.

Dudan sobre la eficacia

Los investigadores aseguran que beber café por la mañana es contraproducente porque en ese momento es cuando se da en nuestro organismo una intensa producción de cortisol, una hormona necesaria para compensar el estrés y el bajo nivel de glucosa en la sangre

Cortisol

Sin embargo, ¿cuánto de cierto hay en esto? Steven Miller, el cerebro detrás del blog Neuroscience DC[1], se atreve a dudar sobre la eficacia de aquel estímulo matutino. No se trata de un aficionado, claro, tiene bien definidos sus fundamentos porque es un especialista en en cronofarmacología, la disciplina que analiza la interacción entre los distintos ritmos biológicos del cuerpo humano y los fármacos.

El organismo cuenta con varias referencias temporales para guiar las necesidades o los estímulos a lo largo de las 24 horas: el ritmo circadiano determina los hábitos de sueño, el ritmo ultradiano es el que pide descansar cada 90 minutos y el ritmo del cortisol, tristemente conocida como la “hormona del estrés”, es el encargado de regular el nivel de alerta. Miller considera que la cafeína, el principio activo del café, debe ser incorporada teniendo en cuenta esos relojes internos para generar un efecto positivo que no de lugar a trastornos o desbarajustes.

Por ejemplo, un estudio de la Universidad de Sheffield demuestra que el mayor nivel de cortisol se da entre las ocho y las nueve de la mañana. De acuerdo con esto, Miller explica en su blog: “Tomar un café a la mañana implica incorporar cafeína cuando nuestro organismo está alcanzado un nivel de alerta alto de forma natural”. Además, agrega que “uno de los principios de la farmacología determina que hay que incorporar una droga sólo cuando el cuerpo la necesita. De lo contrario, podríamos desarrollar una tolerancia ante el fármaco si se mantienen las mismas dosis. En otras palabras, la misma taza de café todas las mañanas podría volverse menos efectiva con el correr del tiempo”.

  • De esta manera, el aporte de cafeína de una taza de café matutina hace que nuestro cuerpo deje de producir la cantidad necesaria de esa hormona. Además, tomar habitualmente café por la mañana aumenta la tolerancia de una persona a la cafeína, que pasa a reemplazar 'el impulso natural' provocado por el cortisol.
  • Los científicos aconsejan beber café entre las diez de la mañana y el mediodía y entre las dos y las cinco de la tarde.

Por ello, lo que el especialista en neurociencia recomienda es tomar el primer café:

  • El resto de las tazas fuera de los períodos marcados con picos de cortisol para no alterar el ritmo natural que lleva el organismo.

Existen otros momentos en los que el cuerpo retoma esta alerta natural a lo largo del día. En general, los niveles de cortisol marcan incrementos hacia:

  • las 13 y entre las 17.30 y las 18.30.

¿Qué pasa con las bebidas energizantes?

Si buscan consuelo y energía en las conocidas latitas de colores, un estudio publicado en el Nutrition Reviews Journal descartó que éstas sean más efectivas que el café para sacarnos del cansancio.[2]

No hay evidencia suficiente para determinar que taurina, guaraná, ginseng, vitamina B y demás componentes comunes en los energizantes contribuyan a prolongar el rendimiento cognitivo o físico. Adivinen: ¿cuál es el único ingrediente efectivo dentro de la fórmula de estas bebidas? Sí, la cafeína. Otro punto a considerar, aún más controversial, es la cantidad de psicoactivo que contienen (algunas marcas tienen hasta 10 veces más cafeína que una taza de café regular).

Por lo tanto, si están faltos de combustible, no duden en recurrir al café, pero tengan cuidado con el horario y sus respectivos ritmos corporales a la hora de solicitar sus servicios energéticos.[3]

5 cosas que no sabías acerca del suicidio

El suicidio es un tema un tanto complejo y no siempre abordado de la manera más clara. En esta oportunidad, te invitamos a conocer algunos datos sobre el suicidio, desde la idea de que es algo que se "contagia" hasta lo que piensa Stephen Hawking sobre el suicidio asistido. Vamos a interiorizarnos en el tema.

Algunos científicos creen que el suicidio es contagioso

Todos escuchamos hablar alguna vez sobre la supuesta incidencia que ejercen las noticias de suicidios en la sociedad. En 2009, un grupo de científicos concluyó que el suicidio de un familiar, amigo, o compañero aumentaba la probabilidad de suicidio en personas que los conocían, en un 3% a un 8% dependiendo de cuán cercanos era el vínculo. En caso de adolescentes y jóvenes, el riesgo prácticamente se duplicaba.

Los suicidios aumentan con el calor

Es probable que nos hagamos a la idea de que el suicidio está íntimamente ligado al frío y la oscuridad del invierno. Sin embargo, los estudios han determinado que la tasa de suicidios aumenta con el calor de la primavera y los primeros días de verano. En algunos casos, esto se explica con la menor producción de melatonina en primavera, que desregula el ciclo de sueño y provoca cierta agitación en casos de trastorno bipolar. Asimismo, se ha estudiado que el aumento de inflamaciones por alergias en primavera podría estar vinculado a un mayor índice de depresión y un consiguiente aumento de los suicidios.

Algunos creen que el arte y los medios de comunicación influyen en las tasas de suicidio

En el pasado se ha apuntado con dedo acusador a algunas bandas y músicos por la supuesta responsabilidad en crímenes y suicidios inducidos (desde Ozzy Osbourne y Alice Cooper a Metallica o Marilyn Manson). Pero aquí hablamos del efecto Werther, en honor al personaje suicida de la novela de Goethe, que causó un revuelo en la sociedad de su época al provocar suicidios de jóvenes emulando el destino de su trágico héroe romántico. Ese efecto se ha estudiado en la modernidad, aduciendo que la cobertura de determinados eventos influye en el aumento de los suicidios, tal y como sucedió tras las muertes de Marilyn Monroe y Kurt Cobain.

Las células se suicidan

El suicidio celular programado o apoptosis es una suerte de programación genética que provoca que las células se autodestruyan al detectar anomalías, mediante la sintetización de enzimas que dan muerte a la célula. Esto ocurre naturalmente, como parte de la renovación natural, o en casos de infección o daño celular.

Stephen Hawking apoya al suicidio asistido

Stephen Hawking uno de los científicos más importantes y famosos de todos los tiempos no ha tenido reparos en apoyar públicamente la legalización del suicidio asistido, en personas que sufren de enfermedades terminales, y que hayan manifestado su deseo y dado el consentimiento expreso para que llevarlo a cabo. Según Hawking, ¿por qué si no dejamos sufrir a los animales, si lo hacemos con un ser humano?

Bonus track de WikicharliE sobre el Café y sus tip's

  • Suprimir los malos olores de tus manos, de la heladera y de los armarios. Poner granos secos de café en un recipiente de plásticos con perforaciones en la parte superior para que absorba los olores. O dentro de una bolsita de gasa. Para limpiar la piel de tus manos, refregá varios granos antes de usar el jabón para deshacerte del fuerte aroma del pescado, de la cebolla o del ajo después de cocinar.
  • Reparar rayones en los muebles de madera. Humedecer algunos granos de café y mojar la punta de un hisopo con el líquido tonalizado. Pasar el hisopo por las grietas de la madera para recomponer su color. Repetir la acción para oscurecer la zona.
  • Quitar la grasa y la suciedad resistente en ollas, sartenes y herramientas. Colocar unas cuantas cucharaditas de café molido sobre la esponja de lavar y fregar las manchas en los utensillos. Dejar actuar y enjuagar bien. Repetir todas las veces que sea necesario.
  • Fertilizar las plantas. Mezclar los granos de café, o la borra ya usada con la tierra de las plantas para conseguir el compost más casero. Añadirá al suelo nutrientes como el potasio y el magnesio. Además, se puede usar junto a las semillas de vegetales para repeler insectos de la raíz.
  • Ablandar la carne. Añadir una cucharada de café molido fresco a los adobos de carne para que este resulte mejor. Además, le dará al alimento un sabor ahumado suave.
  • Añadir como ingrediente secreto para recetas. Usar una pizca de café en las preparaciones con ajíes o cebollas para acelera el sabor. También se le puede agregar al helado o a los biscochuelos de chocolate, o al mate. ¡Sentirás la diferencia al instante!
  • Teñir papel o tela. Mezclar agua y café molido y ubicar hojas de papel o trozos de tela para generar un efecto antiguo, estilo pergamino.
  • Repeler insectos. Disponer café molido como barrera protectora de las plantas en torno a la raíz, sobre la tierra, para que hormigas, babosas y caracoles no se acerquen. Además, podrás repeler que los gatos se acerquen a las plantas para hacer sus necesidades o se coman las flores.
  • Hacer jabón para jardineros. Añadir un tercio de taza de café molido a una barra fundida de jabón de glicerina, mezclar bien y volver a remodelar. Sirve para exfoliar de las manos la suciedad de la tierra o del pasto.
  • Construir una trampa para cucarachas. Llenar el fondo de una lata de conservas con granos de café humedecidos. Disponer en el borde cinta de doble faz. El olor atraerá a los insectos en la trampa, y la cinta los atrapará.

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/