° ¡Llegamos a 29.098.342 millones de visitas gracias a ustedes!

Barcos fantasmas

De WikicharliE
Saltar a: navegación, buscar
  Barcos fantasmas   Bienvenido a Misterios  

Presentación

El Caleuche.gif

WikicharliE Patrimonio de Chile

El Caleuche

El Caleuche está tripulado por almas en pena, y en las noches oscuras va profusamente iluminado. En sus navegaciones, a bordo se escucha música sin cesar. Se oculta en medio de una densa neblina, que él mismo produce. Jamás navega a la luz del día.

Si casualmente una persona, que no sea bruja se acerca, el Caleuche se transforma en un simple madero flotante; y si el individuo intenta apoderarse del madero, éste retrocede. Otras veces se convierte en una roca o en otro objeto cualquiera y se hace invisible. Sus tripulantes se convierten en lobos marinos o en aves acuáticas.

Colapsus V

Un grupo de pescadores que, a bordo de un pequeño barco de color verde y rojo, tras abandonar el espeso banco de niebla que cubre esas latitudes de los mares del norte, se topan casi de frente con un enorme buque de carga con bandera chipriota. Su aspecto es dantesco, con parte de su estructura superior carcomida por el imparable óxido. Su nombre, Colapsus V, y en lo alto, en la agrietada cubierta, ni una sola persona que otorgue movimiento a la silenciosa escena. Aquellos marineros se quedaron inmóviles, sin mediar palabra.. aquel buque se había hundido 36 años antes frente a las costas de Sudáfrica, muriendo en su interior 23 personas.

El Columbia

Vapor norteamericano que fue conocido en Antofagasta y Calama como el "Buque Maldito", por haber sido portador de una extraña avalancha de epidemias y enfermedades que castigaron a la región por dos o tres décadas.

1903

El SS "Columbia" de la Union Pacific Railroad, zarpó desde San Francisco hacia Sudamérica, llegando a costas en 1903. Sin embargo, tras pasar por Peru, en el Callao, entre los pasajeros cholos subió también la temible peste bubónica.

Llegó expandiendo la odiosa enfermedad a las costas de Iquique, Antofagasta y Valparaíso, pero las más graves consecuencias tendrían lugar entre las comunidades de trabajadores del salitre en la región antofagastina, donde causaron muchos contagios y muertes.

1907

En agosto de 1907, se hizo un catastro de casos en las localidades de Pisagua, Iquique, Antofagasta, Calama y Taltal, arrojando 695 confirmaciones con 302 resultados de muerte.

1910

Para 1910, muertes habían subido a 988 y los contagios a 3.053 casos. Los habitantes de la zona, especialmente los de Calama y al interior del río Loa, creyeron entonces que el buque cargaba con alguna clase de conjuro o maleficio, y lo sucedido a continuación pareció darles la razón: a partir de la plaga de peste bubónica del "Columbia", persistió en la región varios años más, una seguidilla de plagas como la viruela, la tuberculosis, la fiebre amarilla, el sarampión, el cólera y el tifus exantemático. Aunque las plagas motivaron rogativas y procesiones de la comunidad para tratar de contrarrestar la incomprensible sucesión de epidemias, algunas fiestas religiosas debieron suspendidas en este extenso período para evitar más transmisiones, fomentando más todavía la creencia en que una mano diabólica estaba detrás. La larga crisis sanitaria dejó miles de fallecidos y, siendo probable que las pestes posteriores a la causada por el "Columbia" hayan sido traídas en otros barcos (se sabe de la fiebre amarilla pudo entrar desde el Callao con dos casos reportados en otro barco en 1910, por ejemplo), para el recuerdo de la región quedaron indivisiblemente asociadas al paso por las costas del Desierto de Atacama del "Barco Maldito" que, curiosamente, se había hundido en 1907 tras chocar en California con la goleta vapor "San Pedro", llevándose 88 vidas.

El "Essex":

Pocos barcos han tenido un destino tan trágico y maldito en costas del mundo como el ballenero "Essex", de Nantucket, Massachusetts. El navío inició su temporada de caza en agosto de 1819 al mando del Capitán George Pollard, viajando desde el Caribe al Cabo de Hornos para capturar ballenas frente a las costas de Chile.

Tras subir hasta islas Galápagos vuelve hacia el Sur, pero en la proximidad de Isla Mocha, el 20 de enero del año siguiente, divisaron un cachalote de excepcional tamaño y agresividad, que se arrojó violentamente contra el navío destruyéndolo y obligando a sus hombres a escapar en tres botes. Un grupo en el que iba Pollard, pasó meses de horribles penurias abandonados en el mar, bajando brevemente sólo a tierra en la inhóspita Islas Pitcairn. Estos hombres llegaron a cometer canibalismo, necrofagia, beber su propia orina, sangre y hacer sorteos para saber quien sería ejecutado y devorado, resistiendo toda clase de enfermedades y heridas horribles, hasta llegar cerca del archipiélago de Juan Fernández, donde pudieron ser rescatados recién el 15 de febrero de 1821, siendo llevados a Valparaíso. Otro de los botes había sido encontrado cerca del Golfo de Arauco; pero el tercero nunca apareció. Parte de la terrible e infernal historia fue rescatada por el primer oficial Owen Chase y por los testimonios del entonces joven grumete Thomas Nicherson, sobrevivientes del "Essex".

Están también las publicaciones de Jeremiah N. Reynolds quien dio un nombre al cachalote asesino, hasta entonces llamado Pocho por los habitantes de la zona de la tragedia: "Mocha Dick, o la Ballena Blanca del Pacífico". Al menos tres obras maestras decimonónicas de la literatura universal se inspiraron en la aventura maldita del "Essex": "Moby Dick" de Herman Melville, "Las Aventuras de Arthur Gordon Pym" de Edgar Allan Poe, y la suerte de continuación de este último libro llamada "La esfinge de los hielos" de Julio Verne. Para saber más de la tragedia del "Essex" y la ballena inspiración de Moby Dick, clic aquí[1].

Mary Celeste

Mary Celeste.jpg

El 5 de noviembre de 1872 el nombre de Mary Celeste partía de la ciudad de Nueva York con destino a Génova, para descargar un cargamento de 1700 barriles con material combustible.El capitán del barco, Benjamin Shooper Bringgs, era un hombre con una ética y una creencia religiosa bastante definida, quiso que su equipo de marineros también tuviera los mismos valores que él. En el Mary Celeste estaba prohibido beber a bordo. Al igual que tenían que leer la biblia cada día. El capitán también decidió que su mujer y su hija de 2 años debían de venir a bordo del barco. Parecía un excursión familiar por el mar.

El descubrimiento

El 5 de diciembre de ese mismo año, un barco llamado Morehouse Dei Gratia divisó a lo lejos algo que parecía un barco deambulando por le mar. El capitán llamó por radio para ver si había señal. Nada.

Dado que no obtuvo respuesta, decidió mandar a unos cuantos marineros para comprobar que todo estaba bien.

El barco misterioso como te podrás imaginar era el Mary Celeste. Cuando los marineros llegaron al barco, éste estaba completamente vacío, no había absolutamente nadie a bordo. Lo más raro de todo es que apartando el hecho de que no había tripulantes, parecía todo estar en condiciones.

Lo más interesante de todo fue que cuando los marineros inspeccionaron el barco, pudieron ver que la tripulación que antes tripulaba la nave, se dejó todas sus pertenencias. La ropa, el agua, la comida e incluso el tabaco.Lo del tabaco parece algo bastante obvio, pero según algunos expertos historiadores, los hombres de la época, no dejaban atrás su tabaco, ni aunque se estuvieran ahogando. Increíble.

Más extraño aun fue el buen estado de la nave. Esta en perfectas condiciones, ni siquiera un ligero hundimiento por una tormenta, ninguna rotura. Es más, las delicadas ventanas del barco, permanecían intactas. Todo era bastante desconcertante la verdad.

El cargamento estaba intacto, nadie lo había tocado de hecho. Para el parecer de los marineros que fueron en busca de supervivientes, era como si el capitán del barco y su tripulación hubiesen desaparecidos de la nada.

Como dato curioso, has de saber que se revisó el diario de navegación. La última inscripción fue de solo 10 días antes de que encontraran el barco y parecían perfectamente estar bien.


El Mary Celeste, originariamente bautizado con el nombre de Amazon, un bergantín de 31 metros de eslora que precedido por algunas desventuras, el 4 de diciembre de 1872 es encontrado a la deriva cerca de Azores por otro barco. Al subir a la cubierta del Mary Celeste, no encontraron a ninguno de sus diez ocupantes, pero en los estantes permanecía toda la ropa ordenada en sus cajones, y el diario de navegación en el que no se reseñaba ningún acontecimiento importante. El último apunte estaba datado el 24 de noviembre y simplemente decía que el tiempo estaba revuelto. Es interesante apuntar que en el barco faltaban además de todos sus ocupantes, los botes salvavidas, el sextante, el cronómetro y la bitácora. ¿Dónde estaban los integrantes de la tripulación?, ¿Y la hija y esposa del capitán?

El Holandés Errante

Pero si hay un barco fantasma de leyenda, sin lugar a dudas ese es el Holandés Errante, inspirador de alguna que otra película y serie de televisión. Según la tradición marinera, es un barco que no pudo regresar a puerto a causa de una enorme tormenta, condenado a vagar por los océanos del mundo durante siglos. Cuentan que en ocasiones es visto por la tripulación de otros barcos desde la distancia, mostrando un aspecto espectral y cuando alguno de estos barcos pretende acercarse, el navío fantasma se desvanece entre la densa niebla. ¿Tiene algún fundamento la leyenda del Holandés Errante? El origen de esta historia parte de un capitán holandés llamado Willen van der Decken. Cuentan que hizo un pacto con el mismísimo diablo para que le permitiera surcar todos los mares superando cualquier reto natural que Dios quisiera ponerle. Pero he aquí que Dios se entera de este pacto y castiga al capitán holandés a vagar por los océanos eternamente, sin rumbo y si acercarse a tierra. A raíz de este hecho, pasa a conocerse con el nombre del Holandés Errante. Sin lugar a dudas se trata de una historia con claro trasfondo moralizador y religioso. Sigamos nuestra ruta Plus Ultra a través de los océanos.

El Quenn Mery

El Quenn Mery.jpg

El primero de la saga construido en 1937. Durante sus tres primeros años de existencia, el “Queen Mary” atravesó el Atlántico, sirviendo de transporte a las personalidades ricas y famosas de la época. Fueron años llenos de glamour y despreocupación, donde Greta Garbo, Clark Gable, Mary Pickford o el mismísimo Winston Churchill, entre muchos otros, pisaron las cubiertas del transatlántico.Sin embargo, tiempos más oscuros vinieron y cuando la Segunda Guerra Mundial estalló en 1939 el “Queen Mary” fue asignado a tareas de transporte de tropas. El navío fue entonces pintado con un tono grisáceo para camuflarlo, lo que le valió el sobrenombre de “el Fantasma Gris”.

Era tan codiciado por los adversarios nazis, que se ofreció 250.000 dólares de recompensa y la Cruz de Hierro para el capitán de submarino que lograra hundirlo. En unas maniobras nuestro ‘Fantasma Gris’ embistió al barco inglés Curacoa. Más de 300 soldados ingleses perdieron la vida en aquel accidente. Cuarenta años después de los hechos relatados, se habilitó el lugar exacto de la colisión, para que un equipo de televisión dejara cámaras grabando, evidentemente en aquellos momentos en el lugar, solo estaban las cámaras. Al comprobar las grabaciones, el audio recogió: voces, gritos y golpes que algunos lo atribuyen a los soldados ingleses del Curacoa.

El 10 de julio de 1966, John Pedder, mientras realizaba tareas de mantenimiento en la sala de máquinas, es aplastado en un accidente por la puerta número 13 de esta sala. A raíz de este luctuoso hecho, surgen no pocos testimonios de personas que afirman ver vagar por los pasillos de la sala de máquinas la figura espectral de un joven que al llegar a la puerta número trece se desvanece en ella. Pero en el Queen Mary el misterio no se hace esquivo; llantos de proveniencia incierta en la guardería infantil de tercera clase, donde al parecer murió un niño en extrañas circusntancias; figuras espectrales que se pasean por los pasillos de primera clase y por el salón de la Reina, marcas de agua en la piscina cuando ésta estaba sin una sola persona en su interior, incluso escuchándose sonido de chapoteos que brotan entre el silencio de la solitaria estancia. Estas son a grandes trazos algunas historias que se cuentan, sin duda alguna alimentadas por las diversas muertes, naturales unas, sospechosas otras, que se sucedieron mientras estuvo en activo antes de que el 9 de diciembre de 1967 cruzara el Atlántico por última vez.

Hoy en día es un hotel de lujo en Long Beach, pero mucha gente no se atreve a entrar en él por estar considerado uno de los centros con mas actividad paranormal del mundo.

Submarino UB-65

UB-65.jpg

Subimos al UB-65, un submarino alemán que estuvo en servicio durante la Primera Guerra Mundial y que ya antes de abandonar los astilleros, se vio envuelto en la desgracia al morir un trabajador aplastado por una viga. Durante las pruebas iniciales de navegación, tres de sus tripulantes murieron asfixiados al llenarse de gases nocivos la sala de máquinas. En el momento de realizar su primera inmersión, el marinero que realizaba la revisión de la escotilla inexplicablemente se lanza al agua y es arrollado por el remolino del submarino. Una vez iniciada la maniobra de inmersión, el capitán da la orden de estabilizar a los diez metros de profundidad, pero el submarino no responde y choca contra el fondo, permaneciendo allí durante horas hasta que de forma repentina vuelve a responder a los controles y asciende a la superficie. Tras estos hechos, fue revisado y dado por apto para su utilización. En el instante en el que fue armado, la cabeza de uno de los torpedos estalló y mató a nueve personas. A estas desgracias debemos sumar la muerte del capitán, suicidios, apariciones espectrales de algunos antiguos tripulantes. Los tripulantes del submarino llegaron a solicitar a un sacerdote un exorcismo. El 10 de julio de 1918, fue destruido por un submarino norteamericano.

Carroll A. Deering

Barco Carroll A. Deering.jpg

Uno de los barcos fantasmas más famosos de la costa este de los Estados Unidos. En 1921, la goleta Carroll A. Deering regresaba de sudamérica después de entregar carbón y fue visto por última vez por un barco cerca de Cape Lookout. Durante varios días quedó atrapado en Diamond Schoals, un área famosa por haber provocado anteriormente varios naufragios. La ayuda llegó muchos días después pero el Carroll A. Deering estaba completamente vacío. El equipo de navegación no estaba y tampoco las balsas salvavidas. Si bien no había señales de violencia ni nada por el estilo, el gobierno de los Estados Unidos desató una investigación masiva en donde se descubrió que muchos otros barcos habían desaparecido antes por esa zona. Una de las teorías que más sonaron en relación al Carroll, fue la de que fue víctima de piratas o traficantes de ron. Otros dicen que hubo amotinamiento pero la verdad jamás se supo. El Ourand Medan

En 1947 dos barcos estadounidenses recibieron llamadas de auxilio de un miembro identificado como parte de la tripulación de la nave holandesa Ourang Medan. El interlocutor declaraba que necesitaba ayuda y que gran parte de la tripulación estaba muerta. Los mensajes se acumularon y se fueron haciendo más bizarros terminando en uno que simplemente decía “Yo muero“. Al llegar la ayuda, encontraron el Ourang Medan en perfectas condiciones pero a la tripulación entera, muerta y en posiciones extrañas y con las caras en expresión de horror. Antes de que la investigación comenzara, el barco explotó y se hundió. Algunos dicen que el Ourang Medan cargaba con nitroglicerina ilegal que no se aseguró debidamente y empezó a filtrarse en el aire. Otros dicen que fue víctima de extraterrestres o alguna otra forma de actividad paranormal…

El Baychimo

Baychimo barco a vapor.jpg

El Baychimo era un barco de vapor propiedad de la compañía Hudson Bay y zarpó por primera vez a principios de 1920. Era usado para el intercambio de pieles con los ‘Inuits’ en el norte de Canadá hasta que en 1931 quedó atrapado entre masas de hielo en Alaska. Ante varios intentos fallidos de liberar al Baychimo, la tripulación fue evacuada por aire y tras una ventisca que rompió el hielo, el barco quedó liberado pero fue abandonado a su suerte debido a que quedó muy dañado. Hudson Bay asumió que no sobreviviría al invierno pero asombrosamente permaneció a flote y a la deriva en aguas de Alaska por 38 años. El Baychimo se convirtió rápidamente en una leyenda local y frecuentemente era avistado cerca del hielo por eskimales y otros navíos. Fue visto por última vez en 1969 y desde entonces no ha sido visto, asumiéndose ahora sí que en efecto alguna tormenta lo hundió.

Octavius

Barco Octavius.jpg

En 1761, un barco llamado Octavius partió de Londres con su carga con destino a China. Habiendo llegado bien a su destino y después de recoger otra carga para el viaje de regreso, el capitán decidió coger una ruta más corta a través del Paso del Noroeste, que hasta ese momento nunca se había realizado con éxito. La nave desapareció misteriosamente, pero trece años más tarde volvió a aparecer como un barco fantasma. El 11 de octubre 1775, el barco ballenero The Herald estaba trabajando en las aguas del oeste de Groenlandia, cuando observó un barco a la deriva. Abordaron la misteriosa nave y se encontraron toda la tripulación bajo la cubierta congelada como si intentaran escapar del frío. El capitán se encontraba en su camarote, sentado en su escritorio, también congelado con la pluma en la mano escribiendo una entrada del registro de navegación. La nave era el Octavius, y según la última entrada del registro que el capitán estaba escribiendo en 1762, el barco se quedó bloqueado por el hielo del Ártico. Al parecer, después de que las provisiones del buque se acabaran la tripulación murió congelada. La tripulación del Herald, pensando de que se trataba de una maldición, dejó abandonado el Octavius sin tocar nada. Ni el Octavius ni su tripulación volvieron ha ser vistos.

Tamaya 1, el barco fantasma de las costas de Liberia

El Tamaya 1 es un buque petrolero de casi 64 metros de eslora construido en 1980 y legalizado en Panamá. Su último registro oficial, según el sitio Marine Traffic, data del 21 de abril pasado, fecha en la que se encontraba rumbo al puerto senegalés de Dakar.Sin embargo, el pasado 4 de mayo el buque fue encontrado varado en las costas cercanas a la playa de Robertsport, en Liberia, África occidental. Lo extraño del caso es que el buque se hallaba sin tripulación ni botes salvavidas, según lo anunció posteriormente el servicio local de migración y recoge en un artículo 'The Guardian'.

Un representante de las autoridades portuarias dio a conocer la primera versión de los hechos. "Nuestra primera impresión es que el propietario de la embarcación podría haberse quedado sin dinero para pagar a la tripulación, por lo que estos la habrían abandonado".

Las autoridades han justificado la demora en la atención a este caso debido a la inexistencia de un puerto marítimo en la zona. Antes de iniciar la investigación, el buque habría sido saqueado por piratas o por la población local, quienes habrían sacado todos los equipos electrónicos.

En los últimos meses, la piratería ha incrementado su actividad en países como Liberia, Nigeria y Ghana. Según la Oficina Marítima Internacional, en lo que va del año se han capturado 44 piratas en la costa occidental de África. Algunos analistas atribuyen este aumento a la caída del precio del petróleo.

AMP aclará que el “TAMAYA 1” no tiene registro panameño

La Autoridad Marítima de Panamá (AMP), aclaró que el buque petrolero de nombre “TAMAYA 1”, con número de IMO: 7927178, el cual encalló el jueves en las costas de Robertsport, al oeste de Liberia, sin su tripulación ni los botes salvavidas, no pertenece al registro panameño.

El pronunciamiento de la AMP se dió luego de que varios medios internacionales indicaran que el “TAMAYA 1”, navegaba bajo bandera panameña.

Fernando Solórzano, director general de Marina Mercante de la AMP, expresó que que la nave se le canceló el registro, el 27 de octubre de 2015, a solicitud del representante legal de la misma, la razón por la cancelación fue transferencia y venta para el país de destino Nigeria.

“La AMP, no podría tomar acción legal o técnica con referencia a una investigación del caso sobre el mencionado buque, ya que actualmente no se encuentra en el registro panameño”, agregó Solórzano.[2]

Fuentes y Enlaces de Interés

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el ícono

{{#leaseEnWikicharliE: Mitología chilena }}