¡Llegamos a 26.150.300 visitas gracias a ustedes! ☆

Actas del Cabildo de Santiago 1814

De WikicharliE
DOCUMENTOS CHILENOS WikicharliE.jpg

Presentación

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

ENERO 1814

Sesión de 13 de enero de 1814

Representación de Francisco Bacigalup.- Petición de Alberto Carvallo.- Petición del escribano Gregorio Fontecilla

13 de enero de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a trece de enero de mil ochocientos catorce, hallándose reunido el Muy Ilustre Ayuntamiento en acuerdo ordinario, se vio una representación de don Francisco Bacigalup sobre que el Gobierno pedía informe al Cuerpo de la conducta y procedimientos de este individuo y del manejo que se le haya observado en el destino de Teniente del Juez de Abastos; y visto, proveyeron el decreto siguiente: “Santiago y enero trece de mil ochocientos catorce. Esta parte ocurra la Superioridad o al juzgado donde pende la causa que anuncia, diligenciando el informe que solicita, y fecho que sea, proveerá el Cabildo”.

En seguida se instruyó el Cuerpo de una petición de don Alberto Carvallo sobre que se le prefiriese en la comisión y nombramiento para recaudar las contribuciones del ramo de canchas; y proveyó el decreto que sigue: “Traslado al Procurador General, y lo conteste con inteligencia del acuerdo de veinte y dos de enero de mil ochocientos doce”.

Y, últimamente se instruyó de una representación del escribano don Gregorio Fontecilla, solicitando en compra un sitio situado abajo del Puente; y mandaron los señores dar traslado al Procurador general. Con lo cual, y siendo ya la hora acostumbrada de retirarse, concluyeron el acuerdo, que firmaron en este día. Francisco Borja Fontecilla.- El Conde de Quinta Alegre.

SESIÓN DE 14 DE ENERO DE 1814

Representación del Teniente de Alguacil, Francisco Olivera.- Solicitudes de Manuel de Alén, sobre terrenos en el Santa Lucía.- Solicitud de Francisco Olivera

14 de enero de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a catorce de enero de mil ochocientos catorce, hallándose los señores en acuerdo en su sala capitular, se leyó una representación del Teniente Alguacil don Francisco Olivera, pidiendo se le destinase un ministro para auxiliarse en la recaudación del derecho de canchas, con respecto a que en acuerdo de 28 de enero de mil ochocientos doce, en que se le hizo este nombramiento, se determinó también se le destinase el ministro que pidió. Y el Ayuntamiento, teniendo presente varias consideraciones, proveyó el siguiente decreto: “Para resolver sobre esta solicitud, presente el suplicante, dentro de ocho días, las cuentas comprobantes de la recaudación de este derecho, en virtud de su comisión”.

En seguida se relacionó un expediente de don Manuel Alén sobre obtener licencia para continuar el ejercicio de una cancha que se le había suspendido; y el Ayuntamiento proveyó: “El suplicante acredite en forma el como y por quien se le mandó suspender la cancha que expresa”.

A continuación se vio otro escrito del mismo en que denunciaba el terreno en que se hallan formadas unas canchas en el pie del cerro de Santa Lucía, por el frente de la calle principal de la Merced, como perteneciente a la ciudad. Y [sic] instruido de su solicitud, se proveyó el decreto que sigue: “Por presentada la escritura: en lo principal y otrosí traslado a doña María Xarabrán”. Y, últimamente, se instruyó el Ayuntamiento de una petición del Teniente Alguacil don Francisco Olivera, pretendiendo que en premio de sus servicios se le concediese por el tiempo de su vida un sitio al pie del puente; y a ella se proveyó el siguiente decreto: “Téngase presente para su tiempo”. Con lo cual concluyeron este acuerdo los señores, que firmaron en su sala capitular en este día. El Conde de Quinta Alegre.

SESIÓN DE 18 DE ENERO DE 1814

Invitación para la publicación de la Bula de Cruzada.- Pago de canones de arrendamiento de las piezas que ocupan los escribanos.- Cancha de bolas del presbítero Juan de Ulloa.- Solicitud del proveedor de la cárcel.- Expediente del llavero de la cárcel.- Plaza de Alguacil para Francisco Ovalle.- Quejas sobre que el Gobierno olvidaba informar sobre el estado de las provincias del sur, el ejército y otros negocios.- Sobre elecciones de diputados.

18 de enero de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a diez y ocho de enero de mil ochocientos catorce, estando los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento reunidos en su sala capitular, mandaron se abriese un pliego del señor Comisario de Cruzada, cuyo contenido se dirigía a hacer convite al Cabildo para la función de la publicación de bulas que se había de celebrar el domingo veinte y tres del presente, a que proveyeron los señores: “Por recibido: cítese a los señores regidores para la asistencia, y archívese”.

En seguida se representó por el secretario la retardación que padecía el expediente promovido por el Procurador General contra los escribanos por el pago de los arrendamientos de las piezas que ocupan; y habiéndose instruido de su estado, se proveyó el decreto siguiente: “Constando a este Ilustre Ayuntamiento que, a pesar de las reconvenciones que se han hecho a los escribanos que ocupan las piezas de sus respectivas oficinas, no han pagado los alquileres que adeudan; notifíqueseles de nuevo que, en el acto mismo de la citación, satisfagan los atrasados; y no lo haciendo, sáquenseles prendas equivalentes al cubierto íntegro de la cantidad adeudada.

Al mismo tiempo se relacionó el expediente del presbítero don Juan de Ulloa, pretendiendo se le reponga al uso y ejercicio de una cancha de bolas que se le mandó privar; a que proveyeron los señores: “No ha lugar, y guárdese lo proveído en decreto de diez y nueve de octubre de mil ochocientos trece”.

Sucesivamente, se leyó una representación del subastador de los alimentos de la cárcel, solicitando que el Ayuntamiento pidiese al Gobierno no se pusiesen presos a los esclavos sin que se le pusiese en su noticia, y se decretó: “Para proveer, presente esta parte la escritura de su contrata”.

Luego se vio el expediente promovido por Francisco Romero, llavero que fue de la cárcel pidiendo que, en premio de sus servicios, edad y quebrantada salud, se le hiciese una corta asignación por el tiempo de su vida para poderse alimentar; y los señores resolvieron que el Sota-síndico mayordomo le contribuyese con dos pesos mensuales, con respecto a la cortedad de la materia, y que no se diese más sustanciación al expediente.

Y, últimamente, se vio un oficio del Superior Gobierno en que le prevenía al Ayuntamiento que colocase a don Francisco Ovalle en alguna plaza vacante de Alguacil, y que, en el caso de no haberla, le tuviese presente; a que se proveyó: “Por recibido, y téngase presente para su tiempo”.

Concluido el despacho ordinario, se representó por varios señores cuánto se debía notar y extrañar el silencio que el Gobierno guardaba en comunicar al Cabildo las noticias del estado de nuestras tropas auxiliares y restauradoras; de la situación de Concepción y de todos nuestros negocios; y después de haber discutido este asunto con toda la reflexión y madurez que pide la materia, acordaron y resolvieron los señores se oficiase al Superior Gobierno a fin de que comunicase al Ayuntamiento las noticias que apetecía, para tranquilizar los desconsuelos del pueblo.

Y, finalmente, se orientó que había constancia y se sabía de que en las provincias se habían hecho elecciones de diputados para el Congreso General; y que no habiéndose pasado al Cabildo instrucción sobre el particular, se le requiriese sobre la que debía anticipársele, para orientarse y no proceder a ciegas en un asunto de tanta gravedad e importancia. Con lo cual concluyeron el acuerdo, firmándolo los señores en este mismo día. Francisco Borja Fontecilla.- El Conde de Quinta Alegre.

SESIÓN DE 25 DE ENERO DE 1814

Que se solicite al Gobierno el Reglamento de Comercio de 1813 y se le proponga integrar cinco regidores más al Cabildo

25 de enero de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a veinte y cinco de enero de mil ochocientos catorce, reunidos los señores del Ilustre Ayuntamiento, dijeron que una de las cosas interesantes al bien de la patria y al acierto de los negocios que se tratan era que el Cuerpo, como representante de este pueblo, estuviese instruido y con conocimiento del reglamento de comercio que últimamente se había formado, en que se privaba la introducción de varios artículos extranjeros que perjudicaban el adelantamiento de este comercio, para que con inteligencia del reglamento, se pudiese pedir lo que se hallase por más útil y conveniente; y los señores acordaron se pasase oficio al Superior Gobierno para que se le diese una copia de dicho reglamento.

También se trató sobre la inasistencia de varios regidores que componen el Cuerpo y que por esta causa no se hallaba el Ayuntamiento autorizado con toda su representación y dignidad, y por cuyo motivo se dejaban de tratar asuntos de interés y suma utilidad a la patria y aún no se le daba el curso y expedición a los negocios, y que, así, era preciso dar cuenta al Superior Gobierno proponiéndole los individuos que podían subrogar la falta e inasistencia de don Francisco Cisternas, don Baltasar Ureta, don Manuel Ortúzar y don José María Guzmán, cuyo nombramiento, por pluralidad de votos, recayó en las personas del Doctor don Juan José Chavarría, don Carlos Infante, don Joaquín Sotomayor, Doctor don Francisco Regis Castillo y don Antonio Montes: lo que se verificó por el correspondiente oficio. Con lo cual concluyeron el acuerdo, firmándolo los señores en este día. Francisco Borja Fontecilla.- El Conde de Quinta Alegre.

SESIÓN DE 28 DE ENERO DE 1814.

Que se solicite al Gobierno una copia del Reglamento de Elecciones y un ejemplar del proyecto de Constitución.- Solicitud de Antonia Guevara

28 de enero de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a veinte y ocho de enero de mil ochocientos catorce, hallándose los señores en acuerdo ordinario, y examinada la contestación que el Superior Gobierno dio al Ayuntamiento en oficio de 21 del presente sobre las noticias que debía comunicarle del estado de nuestras tropas y demás asuntos de la actual guerra que sostenemos contra Lima, y sobre no haberle comunicado la instrucción para la próxima elección de diputados para el Congreso General; acordaron que nuevamente se repitiese oficio al Superior Gobierno, instando que sin pérdida de tiempo se le diese una copia del reglamento, que sabe existe en la Secretaría, para no proceder con ligereza en un asunto de tanta gravedad, cuyo acierto pende de la circunspección y meditación con que debe procederse: lo que se ejecutó en el mismo día y convence el respectivo oficio, que se halla copiado en el libio de estos asuntos.

Al mismo tiempo se trató y discutió sobre la Constitución que se está imprimiendo, y lo interesante que era al Cuerpo tomar conocimiento e instrucción de ella para estar prevenido de lo que se había de ejecutar sobre esta materia; y acordaron los señores que reservadamente se diligenciase por el Secretario, y, conseguida, se le diese cuenta.

Y, últimamente, habiéndose visto una representación de doña Antonia Guevara pidiendo e le otorgue la redención de un principal de sesenta pesos que reconoce a favor de los propios en un sitio de su dominio, determinaron oír a su Procurador General, comunicándole el correspondiente traslado. Con lo que se concluyó el acuerdo, que firmaron en su sala capitular, en el mismo día de la fecha. Francisco Borja Fontecilla.- El Conde de Quinta Alegre.- Joaquín López de Sotomayor.

FEBRERO DE 1814

SESIÓN DE 4 DE FEBRERO DE 1814

Se recibió el Reglamento de elecciones.- Se acuerda proponer al Gobierno el nombramiento de ministros diplomáticos ante los gobiernos de Buenos Aires y Brasil.- Medidas para impedir el alza del azúcar.

4 de febrero de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a 4 de febrero de mil ochocientos catorce, hallándose el Muy Ilustre Ayuntamiento en acuerdo ordinario, se instruyó de un oficio del Superior Gobierno con que acompañaba la instrucción circulada para la elección de diputados para el Congreso General, que según el acuerdo precedente le había pedido para los fines que puntualiza: y vista, decretó lo siguiente: “Recibido con la instrucción que se acompaña para la elección de diputados, y resérvese en la Secretaria”.

Sucesivamente, se representó por el señor Regidor don José María Rozas que había noticia comunicada de Mendoza por carta particular que con motivo de la llegada del Diputado de Buenos Aires al Brasil a tratar de los negocios y relaciones de su corte, había salido una comisión compuesta de un representante de Inglaterra, de España y de Portugal para conciliar las diferencias de la guerra; y que, debiendo el reino de Chile tomar interés en igual negocio, por la misma causa que sostiene, era lo más conveniente que se nombrasen dos diputados, uno para Buenos Aires y otro para la corte del Brasil, a quienes se diesen las correspondientes instrucciones para tratar de este tan interesantísimo asunto, y que comunicasen a este Gobierno todas cuantas noticias le pudiesen convenir para sus deliberaciones; y después de haber discutido y reflexionado la materia con la mayor seriedad, acordaron los señores que en el mismo acto pasase una comisión del Ayuntamiento para que lo representase al Gobierno, compuesta del señor Conde de Quinta Alegre, Alcalde ordinario, y del señor Regidor don José María Rozas, para que activasen y tuviese efecto el nombramiento de los diputados, que sin pérdida de tiempo saliesen a aquellos destinos, por exigirlo con todo apuro las circunstancias de los críticos acontecimientos que le hace experimentar al reino la presente guerra con Lima, cuyo temperamento podría favorablemente decidir la suerte del Estado; y habiéndolo ejecutado, dieron cuenta al Ayuntamiento del resultado de la comisión, expresando que el Gobierno había estimado la noticia como tan interesante, y que, sin perder momento, la pondría en consideración de la Excelentísima Junta para que resolviese sobre el particular.

Y, últimamente, se vio una representación del Procurador General en que reclamaba y representaba el perjuicio que el pueblo experimenta por la [sic] alza y subido precio que ha tomado el artículo de la [sic] azúcar, que de día en día recrecen los comerciantes; y que como un artículo que debe reputarse de primera necesidad, debía ponérsele tasa, para tranquilizar el clamor del pueblo: y los señores, instruidos de ella, acordaron se dirigiese al Superior Gobierno para que dictase las providencias que estimase oportunas. Y no habiéndose ofrecido otra cosa que determinar, concluyeron el acuerdo, que firmaron en su sala capitular, en el mismo día de la fecha. Francisco Borja Fontecilla.- El Conde de Quinta Alegre.- Joaquín López de Sotomayor.

SESIÓN DE 7 DE FEBRERO DE 1814

Sesión permanente y medidas contra la revolución liderada en el Sur por los hermanos Carrera.- Otras medidas.

7 de febrero de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a siete de febrero de mil ochocientos catorce, habiéndose convocado y reunido el Muy Ilustre Ayuntamiento en su sala capitular a acuerdo extraordinario con motivo de la noticia difundida en el pueblo de que los señores Carreras habían ejecutado nueva revolución en la ciudad de Concepción, resistiendo la entrega del mando de nuestras tropas, causando vejamen y desaire al señor Plenipotenciario don José Ignacio Cienfuegos, hasta el extremo de arrestar su persona, según se anunciaba, y hacer armas para quitarle los caudales que había llevado para auxilio y socorro de nuestras tropas, contra la voluntad general de aquel pueblo: dijeron que este era el objeto de su reunión, y que, siendo un asunto que debía considerarse de la mayor gravedad a importancia, debía tratarse con el pulso que pedían las circunstancias y arbitrar los medios más oportunos a tranquilizar y cortar la revolución que podía extenderse a la capital, en circunstancias de hallarse próximo a salir para Talcahuano el buque que conducía los víveres en auxilio de las tropas: resolvieron los señores, después de haber discutido esta materia con toda circunspección, que era lo más conveniente se suspendiese la salida del buque hasta saber y tener noticias positivas del resultado de la revolución, para poder tomar con más acierto las disposiciones que conviniesen y se considerasen más oportunas; y que no permitiendo el tiempo pasar los oficios correspondientes al Gobierno, se le representase esta resolución por medio de una diputación, que al efecto fueron nombrados los señores Alcalde Conde de Quinta Alegre, don Antonio José de Irisarri y don José Antonio Rojas; manteniéndose el Ayuntamiento en su sala hasta saber la determinación del Superior Gobierno y en seguida tratando de otros puntos que reputaba interesantes a lo que debían obrar nuestras tropas. Vuelta la diputación, dio cuenta al Ayuntamiento que el Superior Gobierno aprobaba la propuesta del Cabildo, dándole las gracias por el interés y energía con que miraba los asuntos de la patria, y que en la misma hora daría orden al Gobernador de Valparaíso para que se sujetase el buque; y siendo más de las dos de la tarde, determinaron los señores retirarse, mandando se suspendiese el acuerdo para continuarlo en la noche del mismo día sobre las disposiciones que deberían tomarse en orden a la seguridad de nuestras tropas.

Y habiéndolo verificado a la hora acostumbrada y reiterado la sesión, acordaron que el actual acontecimiento de la revolución exigía sin pérdida de tiempo se replegasen nuestras tropas auxiliadoras a este lado del Maule, para reunir su fuerza y no dar ocasión a que los enemigos, valiéndose de la división, les atacasen; y que al mismo tiempo se tratase de cortar los pasos y vados del río, para embarazar y contener al enemigo, en caso de avanzar; y que esta deliberación del Cuerpo se le representase al Superior Gobierno para que la pusiese con la mayor prontitud en noticia y consideración de la Excelentísima Junta; y habiéndose así ejecutado, concluyeron los señores su acuerdo, que firmaron en su sala capitular, en la fecha de este día. Francisco Borja Fontecilla.- El Conde de Quinta Alegre.- Joaquín López de Sotomayor.

SESIÓN DE 11 DE FEBRERO DE 1814.

Juez de Aguas.- Solicitud de compra de un sitio en la caja del río Mapocho.- Solicitud de un escribano.- Que el Sota-síndico presente las cuentas del año anterior.- Expediente de Francisco Bacigalup.- Remate de puentes y enlosado.

11 de febrero de 1814: En la ciudad de Santiago, a once de febrero de mil ochocientos catorce, hallándose los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento en su sala capitular y en acuerdo ordinario, como lo tienen de costumbre, y antes de dar principio al despacho de sus negocios, hizo presente el Regidor secretario Doctor don Timoteo de Bustamante que había, cumplido el termino que debía ejercer de la judicatura de aguas, la que había procurado desempeñar con el mayor esfuerzo y actividad, tomando todas las disposiciones y providencias que le habían parecido oportunas para su mejor arreglo y distribución con consideración a la notoria extremada escasez que se experimentaba de las aguas, para que el Ayuntamiento hiciese el nombramiento de este empleo en otro de los señores: y acordaron continuarlo en este ejercicio por el más tiempo que se sirve, con consideración al interés y dedicación que había tomado en un asunto tan recomendable e interesante al público.

A continuación se instruyó del expediente promovido por el escribano don José Gregorio Fontecilla, pretendiendo la venta de un sitio en la caja del río, a censo: y considerando que, a más de poder resultar su enajenación muy perjudicial, y estar prohibida por las leyes y derechos la ocupación de las riberas y cajas de los ríos, dictó el decreto siguiente: “No ha lugar a la solicitud del suplicante”.

Luego se vio una representación del escribano don Fernando Olivares, pidiendo se le prefiriese en el arrendamiento de la pieza que ocupa don Francisco Mulet, para colocar en ella su oficio, por no presentársele otra que le proporcionase la inmediación y cercanía a los juzgados y tribunales, y el Ayuntamiento proveyó: “No ha lugar”.

Sucesivamente, se representó por uno de los señores que el Sota-síndico no había rendido las cuentas de la recaudación de propios respectivas al año anterior de mil ochocientos trece; y que siendo este un asunto en que el Cuerpo debía cargar la consideración para saber el resultado de su existencia y de la distribución de estos fondos, debía exigírsele por ellas: y acordaron los señores que para la primera audiencia las presentase y compareciese personalmente.

Al mismo tiempo se relacionó el expediente de don Francisco Bacigalup, en que el Superior Gobierno pide al Ayuntamiento informe sobre su conducta y manejo en el destino que ha ejercido de Teniente del Juez de Abastos; y los señores proveyeron: “evacuar el informe pedido por el Superior Gobierno, informen los jueces de abastos”.

Y, últimamente, y en conclusión de este acuerdo, ordenaron los señores que para la primera audiencia se trajesen a la vista los antecedentes sobre el remate de puentes y enlosado, para tratar sobre este particular lo que el Cuerpo reputase conveniente al cumplimiento de este asunto. Con lo cual y por no haber habido otra cosa que determinar, lo firmaron los señores que a él asistieron. Francisco Borja Fontecilla.- El Conde de Quinta Alegre.- Joaquín López de Sotomayor.

SESIÓN DE 15 DE FEBRERO DE 1814.

Toma de razón del título de nobleza de Jerónimo Alfaro.- Renuncia del Regidor Antonio Montt.- Solicitud de los escribanos.- Cuentas del derecho de canchas.

15 de febrero de 1814: En la Ciudad de Santiago de Chile, a 15 de febrero de 1814, hallándose los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento en acuerdo ordinario de este día, y enterados del antecedente, se instruyeron de una representación de don Manuel Palacios, como apoderado de don Jerónimo Alfaro, vecino de Quillota, y de los autos que manifestaba sobre aprobación de la nobleza de este; pidiendo que en el Libro Becerro de este Ilustre Cuerpo se tomase razón de las providencias de 1º y 13 de diciembre del año anterior de 1813 que sobre este particular tenía dictadas el Tribunal de Justicia. Y los señores, con vista de ellas, decretaron lo siguiente: “Como se pide, copiándose en el libro que corresponde”.

A continuación se leyó una representación de don Antonio Montt, en que pedía se le admitiese la renuncia del nombramiento que el Ayuntamiento había hecho de Regidor en su persona, por hallarse imposibilitado de poder desempeñar este delicado empleo por las enfermedades continuas que padecía; y los señores, con consideración al justo motivo que representaba, proveyeron el siguiente decreto: “Admítesele la renuncia, según lo acordado, y dése cuenta al Superior Gobierno.

Sucesivamente, se leyó un escrito de los escribanos deudores de los arrendamientos de las piezas que ocupan, pidiendo la suspensión de la ejecución con que se hallan apercibidos, en vista de las excepciones que fundan en su pedimiento, de las que, instruido el Cuerpo, proveyó el decreto siguiente: “Traslado, sin perjuicio, al Procurador General”.

Y, últimamente, se vieron las cuentas presentadas por don Francisco Olivera, comisionado para la recaudación del derecho de canchas, a instruido de ellas el Ayuntamiento, proveyó: “Por presentadas las cuentas con los documentos que se acompañan, y pasen al Procurador General”. Con lo cual y no habiendo otra cosa que determinar y acordar, concluyeron el acuerdo, que firmaron los señores en el mismo día de la fecha. Francisco Borja Fontecilla.- El Conde de Quinta Alegre.- Joaquín López de Sotomayor.

SESIÓN DE 17 DE FEBRERO DE 1814.

Que se solicite la suspensión de la instalación del Congreso, mientras se nombran los diputados por Santiago y se concluye el censo

17 de febrero de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a diez y siete de febrero de mil ochocientos catorce, habiéndose convocado los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento para acuerdo extraordinario, y reunídose en su sala capitular, como lo acostumbran, trataron sobre las graves dificultades que se presentaban para que pudiese verificarse la apertura del Congreso General en el día designado de 1º de marzo próximo, con respecto a no haberse hecho la elección de los diputados de la capital, y los acaecimientos que habían causado la retardación de la conclusión del censo de los habitantes de su población y distritos, en circunstancias que las más de sus provincias tenían evacuado este paso. Y habiendo discutido sobre este asunto tan grave e interesante, y considerando los acontecimientos y resultados que podrían traer las delicadas circunstancias de la guerra, acordaron los señores se representasen al Superior Gobierno los justos motivos que exigían la postergación de este acto hasta tanto se hiciese la elección de los diputados de la capital y de las demás provincias que no la han verificado, y que en el entretanto se activase la conclusión del censo, circulándose esta resolución las provincias y publicándose en El Monitor para inteligencia de los habitantes. Lo que se ejecutó por medio del correspondiente oficio, con que concluyeron este acuerdo, que en el mismo acto firmaron los señores que lo subscriben. Francisco Borja Fontecilla.- El Conde de Quinta Alegre.- Joaquín López de Sotomayor.

SESIÓN DE 25 DE FEBRERO DE 1814.

Solicitud del Alcaide de la cárcel.- Derechos de canchas.- Pleito con los escribanos.

25 de febrero de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a veinte y cinco de febrero de mil ochocientos catorce, los señores de este Ilustre Ayuntamiento, hallándose en este día en acuerdo ordinario, vieron el expediente promovido por don Claudio Medrano, Alcaide de esta cárcel, sobre que se le abonen los gastos que sufre en papel, velas, escobas, dos pesos que contribuye al llavero, y otros que ha representado en su petición, cuyo escalfamiento sufre de su sueldo de veinte y cinco pesos: acordaron que para resolver esta solicitud se registrase por el Secretario del Ayuntamiento el acuerdo que debe haber sobre el nombramiento y creación de este destino y se trajese a la vista para otra audiencia, citándose para ella al mismo tiempo al Alguacil Mayor de ciudad para que instruyese al Cuerpo de este asunto, que reputaba dependiente de su empleo.

Al mismo tiempo se instruyó de la contestación que hace el Procurador General en el expediente que agita don Francisco Olivera sobre aprobación de las cuentas que ha presentado de la contribución y recaudación del derecho de canchas, en que el Procurador General pide que su antecesor informe sobre el particular; a cuya solicitud proveyó el Ayuntamiento el decreto siguiente: “Como pide el Procurador General”.

Últimamente, se les hizo relación del expediente que se agita contra los escribanos sobre el pago de los alquileres de las piezas que ocupan, en que últimamente el Procurador General pide que para contestar el traslado que tiene pendiente se manifieste una copia del remate y calidad con que dichos escribanos entraron a la posesión de los referidos cuartos; a que el Ayuntamiento proveyó: “Como se pide”. Con lo que concluyeron este acuerdo, que firmaron los señores en su sala capitular, en el día de la fecha. Francisco Borja Fontecilla.- El Conde de Quinta Alegre.- Joaquín López de Sotomayor.

SESIÓN DE 26 DE FEBRERO DE 1814.

Insistencia al Gobierno en lo relativo al envío de un ministro diplomático a Buenos Aires.

26 de febrero de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a veinte y seis de febrero de mil ochocientos catorce, los señores que componen este Ilustre Ayuntamiento, habiéndose convocado y reunido extraordinariamente en este día en su sala capitular para tratar de los asuntos y medios que afirmasen la seguridad pública y la suerte de nuestra causa en circunstancias que se renuevan los peligros tan manifiestos que amenazan el pueblo; advirtieron la morosidad, frialdad e indiferencia con que se había mirado la resolución del grande asunto de que se nombrase un Diputado para que a la mayor brevedad partiese para Buenos Aires, para que tomase interés en las relaciones de aquel Gobierno y comunicase todas las noticias que conviniesen a nuestro Estado en una época tan crítica, a pesar que el Ilustre Ayuntamiento, en oficio de 7 de enero anterior, exigió de este Gobierno una deliberación tan oportuna y urgente y le representó los poderosos motivos que la Municipalidad tenía para que nuestro Gobierno, sin pérdida de momento, mandase el Diputado, de que hasta ahora [no] se le ha dado cuenta, ni sabido el resultado de su nombramiento, acordaron se reiterase con energía y eficacia este asunto; pero, sabiendo que el Gobierno no deliberaría sin consultarlo y ponerlo en la consideración de la Excelentísima Junta, y que ésta estaba próxima a regresar de la ciudad de Talca, determinaron se suspendiese nuevo reclamo y se pusiese en ejecución luego que la Junta hubiese llegado a la capital, sobre que recomendaban su verificativo y cumplimiento, como un asunto de tanta gravedad y que por su importancia tal vez sería el que asegurase la suerte de nuestra causa y la permanente tranquilidad del Estado, quedando este acuerdo concluido y firmado por los señores que lo subscriben. Fontecilla.- José María de Rozas.- Juan Francisco León de la Barra.- Doctor Francisco Regis Castillo.- Doctor Juan José de Echeverría.- Antonio José de Irisarri.- Doctor Timoteo de Bustamante, Regidor secretario.

MARZO

SESIÓN DE 1 DE MARZO DE 1814.

Recibimiento del Regidor Carlos Infante.- Se rechaza renuncia del Asesor y Abogado José María Villarroel.

1 de marzo de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a 1º de febrero [sic] de 1814, hallándose los señores del Muy Ilustre Cabildo en acuerdo ordinario, como tienen de costumbre, se les dio parte haber ocurrido don Carlos Infante para recibirse y tomar posesión, en virtud del nombramiento y aprobación que el Superior Gobierno hizo en su persona, del empleo de Regidor en oficio de 11 de febrero anterior; y habiéndole hecho entrar a la sala, se le recibió el juramento de estilo, con todas las demás formalidades acostumbradas, y se le dio la posesión; y luego los señores le representaron cuanto exigían las circunstancias sacrificar sus desvelos y esfuerzos en los deberes tan sagrados de su empleo y de los interesantes negocios que se estaban tratando, en obsequio de nuestra causa y defensa de nuestra afligida patria, para que por su honor y alta represen[ta]ción del Cuerpo, no omitiese su concurrencia a todos los actos ordinarios y extraordinarios del Ayuntamiento, con cuyo objeto lo había distinguido con un empleo tan recomendable.

En seguida se leyó una representación del licenciado don José María Villarreal, Asesor y Abogado del Ayuntamiento, en que renunciaba su empleo, por no serle compatible su desempeño con la expedición de los negocios de su carrera, de que pende su subsistencia: y los señores, considerando la necesidad de mantener un individuo que por su honor, luces y conocido talento debía permanecer en dicho empleo, en unas circunstancias en que más que nunca deben buscarse y elegirse hombres de sus circunstancias, con respecto a los graves e interesantes asuntos que en el día se tratan con motivo de los acaecimientos que ocasiona la guerra que sostenemos contra los enemigos de nuestra causa; y que dispensándole el Ayuntamiento su asistencia a aquellos actos o acuerdos en que no la repute tan necesaria, bien podría conciliar el despacho de su estudio con el desempeño de las obligaciones de asesor, resolvieron no se le admitiese la renuncia, y que se dictase el siguiente decreto: “No ha lugar según lo acordado, y se tendrá presente para cuando las circunstancias lo exijan”. Con lo que concluyeron el acuerdo, que firmaron en su sala capitular. El Conde de Quinta Alegre.- Francisco Borja Fontecilla.- Doctor Francisco Regis Castillo.- Ignacio Valdés.- Antonio de Hermida.- Doctor Juan José de Echeverría.- Carlos José Infante.- José María de Rozas.- Miguel de Ovalle.- Doctor Timoteo de Bustamante, Regidor secretario.

SESIÓN DE 7 DE MARZO DE 1814.

Nombramiento de Francisco de la Lastra como Director Supremo.- Interinato de Antonio José de Irisarri.

7 de marzo de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a siete de marzo de mil ochocientos catorce, siendo convocado en la mañana de este día el Muy Ilustre Ayuntamiento, de orden del Superior Gobierno, se reunió en su sala, donde le dio cuenta y noticia del repentino suceso de haber sido Talca tomado por los enemigos, y al mismo tiempo las providencias y disposiciones que estaba tomando para combatirlos y defender [a] la patria del peligro manifiesto en que se veía, para que el Cabildo, orientado de este acontecimiento, se retirase a su sala para arbitrar, y comunicarle cuantos medios de seguridad pudiesen adoptarse; y habiéndolo así ejecutado prontamente, la Municipalidad en las circunstancias de hallarse tratando este interesante y urgentísimo asunto, se le avocó un numeroso pueblo, expresándole se dirigía a representar sus derechos, y que para este fin traía nombrado y nombraba por su Diputado a presencia del Ayuntamiento, a don Mariano Vidal. El Cabildo, a vista de no tener antecedente alguno de las miras y disposiciones del pueblo, y conociendo los inconvenientes y resultados, acaso perjudiciales, que en tan apuradas circunstancias podrían sobrevenir con la diversidad de conceptos y opiniones, manifestando el mismo pueblo su designio; le suplicó que para oír, tratar y resolver con el mayor acierto sus peticiones, que consideraba el asunto más delicado y grave que podía presentarse y de que tal vez pendería la suerte feliz o desgracia del Estado, se retirase a las antesalas, quedando el Diputado con el Ayuntamiento para tratar con mejor acuerdo y madurez las peticiones y puntos que venía a exponer; y que para mayor confianza y satisfacción, si le parecía oportuno, asociase al Diputado aquellos individuos que reputase más aparentes para el caso; y conviniendo en que sólo el Diputado con el Cabildo tratase, sesionó el representante, que el pueblo, por las críticas circunstancias y nuevos peligros que le amenazaban, pedía se reconcentrase el Gobierno en un solo individuo, que éste debía ser la persona del Coronel don Francisco de la Lastra, Gobernador de Valparaíso, en quien afianzaba y depositaba toda su seguridad; y que sin pérdida de tiempo, y por exigirlo así la presente situación en que se hallaba la patria, se debía resolver este importante asunto, depositándose el mando interinamente en el señor Regidor don Antonio José de Irisarri. El Ayuntamiento, penetrado de los inconvenientes y fatales consecuencias que podrían dimanar en nuestro Ejército con la repentina variación del Gobierno , opinó que para conciliar cualesquiera dificultades y resultados, se reconcentrase desde luego el Gobierno en uno de los individuos de la Excelentísima Junta, atendiendo a las disposiciones de defensa que anticipadamente ya tenía tomadas y al pleno conocimiento que debía tener del estado de nuestras tropas; pero el Diputado, con el pueblo, no adoptando este dictamen de la Municipalidad, pidió eficazmente y con la mayor resolución se procediese a extender la [sic] acta en el momento de la elección que hacía de propietario en el señor Coronel don Francisco de la Lastra, y de interinario [sic] en don Antonio José de Irisarri, viéndose el Cabildo obligado a deferir a la voluntad del pueblo y mandar se extendiese la [sic] acta de la elección, que subscribió el Ayuntamiento como individuos o ciudadanos del pueblo, y el mismo Diputado; de la que enterados y de estar conforme a su petición en los capítulos que contiene, pidió al Cuerpo se diese cuenta con ella al Gobierno y que le acompañase, para que en el mismo momento quedase entregado el mando, y todo sancionado; cuya operación verificó el Ayuntamiento asociado del mismo pueblo. El Conde de Quinta Alegre.- Francisco Fontecilla.- José María de Rozas.- José Antonio Valdés.- Isidoro de Errázuriz.- Juan José de Echeverría.- Antonio de Hermida.- Juan Francisco León de la Barra.- Miguel de Ovalle.

SESIÓN DE 15 DE MARZO DE 1814.

Gastos del Alcaide de la Cárcel.

15 de marzo de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a quince de marzo de mil ochocientos catorce, hallándose los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento en acuerdo ordinario; y vista nuevamente la representación del Alcaide don Claudio Medrano sobre que se le abonen los gastos que hace de su sueldo en papel, velas y otros menesteres de los juzgados ordinarios, dijeron que no pudiendo resolverse su solicitud sin que precediese el examen de las cuentas que debía rendir el Sota-síndico mayordomo, de donde dimanaría la legitimidad de esta reintegración, y atendiendo a que el corto sueldo que le resulta líquido, según su representación, le es sumamente escaso para su subsistencia; acordaron que los veinte y cinco pesos de su dotación se le abonasen íntegros por el Sota-síndico en el solo presente mes, por un modo de suplemento, debiendo rebajársele de sus mesadas lo que resultase de las cuentas no serle abonable, y que al efecto se comunicase por la Secretaría al Sota-síndico esta orden y determinación del Ayuntamiento: lo que en el mismo día se ejecutó, y con lo que concluyeron este acuerdo, que firmaron los señores. Fecha ut supra. Francisco Borja Fontecilla.- Joaquín López Sotomayor.- El Conde de Quinta Alegre.

SESIÓN DE 18 DE MARZO DE 1814.

El Cónsul norteamericano y algunos vecinos piden se solicite el canje de los hermanos Carrera, Portales y otros prisioneros.- Venta de sitios.- Creación de escribanos interinos.- Pila de San Isidro.- Rebaja en el ramo de nueve.- Propuesta para el nombramiento de ministro en Buenos Aires al Procurador General de ciudad, Doctor José Silvestre Laso.

18 de marzo de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a diez y ocho de marzo de mil ochocientos catorce, hallándose los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento en acuerdo ordinario, se personaron el señor Cónsul de los Estados Unidos, el Coronel don Baltasar Ureta, don Manuel Araos y don Gabriel Valdivieso, representando a la Municipalidad que el ex General don José Miguel Carrera, el Coronel don Luis, su hermano, don Estanislao Portales y otros oficiales de nuestro Ejército que regresaban a la capital habían ciertamente caído prisioneros en el ejército enemigo; que temían, según sus operaciones, fuesen sin demora remitidos a Lima, y que como unos ciudadanos de este pueblo, y atendiendo al mérito que debía considerarse en estos sujetos, por haber sido sin duda los que se habían arrostrado los peligros en defensa de la patria, debía tratarse prontamente de canjearlos por oficiales del ejército enemigo que se hallaban prisioneros en la capital; y que su súplica y encarecimiento se dirigía a que el Ilustre Ayuntamiento intercediese y procurase allanar este paso con el Excelentísimo Gobierno para que, si posible fuese, en el día diese providencias para conseguir esta petición. Instruido de ello el Ayuntamiento, y considerando que el asunto era urgente, resolvió mandar al Superior Gobierno una diputación, que se compuso del señor Alcalde Conde de Quinta Alegre, don José Antonio Valdés y [el] Licenciado don José Maria Rozas, para que lo representasen al Gobierno; y habiendo dado cuenta de que el Excelentísimo Director prometía tomar disposiciones sobre el canje de estos individuos, ratificada, o con noticia más segura de la prisión, continuó el Ayuntamiento los acuerdos siguientes:

Se vio el expediente promovido por el Teniente Alguacil don Francisco Olivera, pretendiendo se le venda un sitio de propios de ciudad situado del puente abajo, en la calle de San Pablo, para el río, precediendo su correspondiente tasación y bajo el seguro del boleto de fianza que ha presentado, bajo la firma de don José Mariano Astaburuaga; y los señores, instruidos de su estado y para poder resolver sobre su pretensión, resolvieron oír a su Procurador General, comunicándole el correspondiente traslado.

En seguida se vio una representación de los escribanos don Juan Crisóstomo de los Álamos y don Manuel Solís, pidiendo ante el Superior Gobierno la suspensión de los escribanos interinos que se nombraron por motivo de su expatriación, con respecto a que hallándose ya en el ejercicio de sus destinos debía cesar el de su interinato; sobre cuyo particular el Superior Gobierno pide informe al Ilustre Ayuntamiento, y ha evacuado con esta fecha y se halla transcrito en el libro de este asunto.

Sucesivamente, se instruyó el Cuerpo del expediente que agita el párroco y vecinos de San Isidro, sobre la habilitación y compostura de la pila, sobre cuyo particular le ha pedido informe el Superior Gobierno, y para evacuarlo determinó se oyese al Procurador General; y al efecto proveyó se le comunicase traslado.

A continuación se le relacionó la representación del subastador del ramo de nievería y potreros de la Dehesa instruida al Superior Gobierno, pretendiendo que, en atención a los perjuicios que le ha causado el anterior arrendatario don Antonio de Hermida, por no haberle entregado parte de los terrenos de la hacienda, y a la pérdida de los caballos, que, según la calidad de su arrendamiento, debe tener prontos para las ocurrencias de la patria, y que dio efectivamente en número de ciento, de orden del Comandante de Granaderos don Juan José Carrera, sufriendo la pérdida de más de cincuenta, que tuvo que pagar; se le modifique o minore la obligación que contrajo al tiempo de dicho arrendamiento; sobre cuyo asunto y para su resolución ha pedido al Ayuntamiento informe el Superior Gobierno [y] produjo el Cuerpo el que con esta fecha se halla transcrito en el libro correspondiente.

Asimismo, se le instruyó al Ayuntamiento el estado del expediente que agita don Francisco Bacigalup contra don Miguel Fierro, ante el Tribunal de Justicia, por cobranza do pesos, sobre que ha pedido informe en la materia; y para evacuarlo proveyó: “Traslado al Procurador General de ciudad”.

Y, últimamente, teniendo a la vista el oficio que con fecha de 17 del presente pasó el Superior Gobierno a la Municipalidad para que le propusiese individuos a propósito y de todas cualidades para verificar el nombramiento de Diputado para la capital de Buenos Aires para tomar parte e interés en las relaciones exteriores que conduzcan al acierto y felicidad de nuestra suerte, el Ayuntamiento, después de haber discutido la materia con toda la reflexión que pide este asunto de tanta gravedad y consideración, y con conocimiento de los sujetos en quienes podría recaer el nombramiento de Diputado para que a la mayor prontitud saliese para aquel destino; le propuso al Doctor don Silvestre Laso, Procurador General de ciudad, al ex Vocal don José Miguel Infante, al licenciado don Agustín Vial, a don Manuel Zañartu, vecino de Concepción, y a don Rafael Correa de Saa, actual ministro de hacienda, cumpliendo con la orden del Superior Gobierno en contestación de su referido oficio. Con lo cual concluyeron este acuerdo, que firmaron los señores en su sala capitular. Francisco Borja Fontecilla.- El Conde de Quinta Alegre.- Joaquín López de Sotomayor.

SESIÓN DEL 22 DE MARZO DE 1814.

Medidas de seguridad y defensa por la derrota de Talca.- Sobre venta de sitio y reedificación de barrio.

22 de marzo de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a veinte y dos de marzo de mil ochocientos catorce, hallándose los señores en su sala capitular en acuerdo ordinario, trataron sobre los medios de seguridad que debían tomarse en las actuales y peligrosas circunstancias en que se hallaba la patria y todo el reino con la invasión de los enemigos a Talca, y para el refuerzo y mayor auxilio que debían tener las tropas que salían para expelerlos de aquel punto; y después de haber meditado y discutido esta materia tan interesante, como para el caso que se experimentase la desgracia de una inesperada derrota, acordó el Ayuntamiento que, sin pérdida de momento, se formase un cuerpo de reserva en la ciudad para que también asegurase la tranquilidad interior, y que se le representase al Supremo Director por medio de una diputación para que adoptase esta medida, que tal vez sería la que afianzase y decidiese nuestra suerte; y habiéndose ejecutado en la misma hora por el señor Alcalde Conde de Quinta Alegre, don Antonio de Hermida y el Procurador de ciudad, dieron cuenta al Ayuntamiento que el Director expresaba hallarse en la sazón tomando las mismas medidas de seguridad y activas providencias de que se formase el indicado cuerpo de reserva, que reputaba el más útil y necesario.

Y, últimamente, habiendo visto el expediente de don Francisco Olivera pretendiendo la venta de un sitio en la calle de San Pablo, hacia el río, con lo que sobre el particular expuso el Procurador General, acordó que para resolver sobre su solicitud, se pidiese informe por Secretaría al Juez Mayor de Policía sobre las providencias que el Gobierno tiene expedidas para la destrucción de los ranchos que forman aquella población, y se arregle su formación de material de adobe. Con lo que concluyeron este acuerdo, que firmaron en su sala capitular. Francisco Borja Fontecilla.- El Conde de Quinta Alegre.- Joaquín López de Sotomayor.

ABRIL

SESIÓN DEL 3 DE ABRIL DE 1814.

Nuevas medidas a consecuencia de la derrota de la tercera división en Talca, y formación de causa al Jefe y oficiales.

3 de abril de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a tres de abril de mil ochocientos catorce, reunido el Ayuntamiento en su sala de acuerdos con el objeto de arbitrar nuevos medios de seguridad y defensa, a vista de la inesperada pérdida y total derrota que ha experimentado la tercera división que salió al mando del Comandante de Artillería don Manuel Blanco para reconquistar la ciudad de Talca, posesionada por los piratas enemigos, y tomar disposiciones de tranquilizar el desasosiego del pueblo, que se observaba en la mayor consternación, hasta el extremo de salirse las gentes a las campañas, todas llenas de temor, abandonando sus casas, creyendo que ya no habrían arbitrios para contener al enemigo, acordó el Ayuntamiento ser urgentísimo y conveniente que para que el pueblo no cayese de su entusiasmo y se contuviese la aflicción de los habitantes, que podría acarrear fatales acontecimientos, sin pérdida de tiempo se representase y pidiese al Supremo Directorio se diese un manifiesto enérgico que manifestase el brillante estado de nuestro ejército del sur, las rápidas y eficaces providencias que tomaba el Gobierno para restablecer la derrotada división, que prontamente debería salir a resistir a los enemigos, siendo nombrado por su General don Santiago Carrera, a quien el pueblo y el Ayuntamiento habían pedido por jefe de la división desgraciada, haciéndose, asimismo, ver que ya se restablecería el orden y disciplina en el ejército y se tratarían de evitar las frecuentes deserciones que se han observado en las tropas; y que hallándose últimamente persuadido el pueblo de que la impericia o poco valor del General Blanco había causado la derrota de su división, según las noticias esparcidas por el público, se le formase, para satisfacción de todo el reino, un Consejo de Guerra, conforme a ordenanza, con todos aquellos oficiales que vergonzosamente hubiesen desamparado las armas, para que irremisiblemente sufran las penas que se hallan establecidas para semejantes delitos; y que al mismo tiempo se prive la liberalidad tan perjudicial que se ha observado en dar gracias distinciones a los oficiales antes de haberlas granjeado por su personal mérito, para que así sea mayor su entusiasmo, sus esfuerzos, su subordinación y dedicación al servicio, y, finalmente para que no se confundan los beneméritos con aquellos que sólo las adquieren por el patrocinio y favor. Cuyo oficio inmediatamente se dirigió al Supremo Directorio, como consta del que a su tenor se halla anotado en el libro de esta materia. Con lo cual concluyeron este acuerdo y lo firmaron los señores que lo subscriben. Francisco Fontecilla.- José Antonio Valdés.- Doctor Francisco Regis Castillo.- José María de Rozas.- Ignacio Valdés.- Doctor Timoteo de Bustamante, Regidor secretario.

SESIÓN DE 19 DE ABRIL DE 1814.

Pila de san Isidro.- Alcaldes, licenciados y subrogados.

19 de abril de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a diez y nueve de abril de mil ochocientos catorce, hallándose el Muy Ilustre Ayuntamiento en su sala capitular en despacho ordinario, se vio y se le relacionó el expediente que agita el párroco y vecindario de San Isidro sobre la recomposición de la pila que les provee de agua; y enterado de su estado y de lo expuesto por su Procurador General en el asunto, proveyó el decreto siguiente: “Informe don Ramón Moreno a la mayor brevedad”.

En seguida, hallándose los señores alcaldes en el mismo acuerdo, representaron respectivamente que las urgentes atenciones de sus haciendas les precisaba a asistir en ellas por algún corto tiempo, porque de otro modo no podrían reparar los crecidos perjuicios que experimentarían en la colectación de sus frutos, si sólo esta operación la depositaban en sus sirvientes y mayordomos, y que, así, suplicaban al Ayuntamiento les concediese licencia para retirarse por el indicado tiempo y entre tanto se depositasen sus varasen otros señores para el desempeño, de sus deberes, con calidad y protesta que si ocurriese algún asunto de tanta gravedad que llamase sus personas, prontamente verificarían su regreso. El Ayuntamiento hecho cargo de su justa solicitud, accedió a ella, permitiéndoles la separación en los términos anunciados; y unánimemente determinaron que la vara del señor Alcalde Conde de Quinta Alegre la interinase el señor Regidor Doctor don Francisco Regis del Castillo, y la del señor don Francisco Borja Fontecilla la desempeñase el señor Regidor don Ignacio Valdés, ordenando que por su Secretario se les hiciese saber el nombramiento por oficio de estilo, para que desde el mismo día comenzasen a ejercer las estrechas obligaciones del encargo, y todo puntualmente se cumplió, dejando firmado el acuerdo en el mismo acto y en la fecha de arriba. Ignacio Valdés.- Joaquín López de Sotomayor.- Juan Francisco León de la Barra.- José María de Rozas.- Miguel de Ovalle.

MAYO

SESIÓN DE 16 DE MAYO DE 1814.

Nombramiento de James Hillyar como Regidor perpetuo.

16 de mayo de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a diez y seis de mayo de mil ochocientos catorce, habiendo el Muy Ilustre Ayuntamiento tratado de manifestar su entera gratitud y reconocimiento a la honorable persona del señor Comodoro y Comandante de [la] fragata Phoebe don Santiago Hillyar, por haber sido el instrumento de la paz y tranquilidad que hoy disfruta el reino de Chile, mediante a la interposición, esfuerzos y sacrificios con que ha conciliado las diferencias que ha hecho causar la guerra que hemos sostenido contra el ejército invasor de la capital de Lima, quedando estas concluidas y las hostilidades exterminadoras que ha padecido el Estado, cuyo mérito merece de este pueblo la más eterna recomendación; [y] no encontrando ni pudiendo el Ayuntamiento de otro modo expresarle su reconocimiento y gratitud, acordó nombrarle y elegirle por Regidor perpetuo de esta Municipalidad, para que esta honrosa distinción haga al Cuerpo perpetua su memoria; y habiendo sido esta resolución aprobada y confirmada por el Supremo Gobierno, se le puso en su consideración para que, aceptando esta pequeña demostración de la Municipalidad, pasase a su sala a recibirse y tomar posesión del empleo; y habiéndolo verificado en el día de esta fecha, hallándose reunido el Ayuntamiento, se le dio la posesión y el asiento correspondientes, manifestándole el Ayuntamiento todas las demostraciones de su cariño y reconocimiento, como acreedor a las generosas acciones con que ha propendido a toda la tranquilidad y felicidad de este reino: con lo que se concluyó este acto, que firmaron los señores en el día de la fecha. Antonio José de Irisarri.- Doctor Francisco Regis Castillo.- Ignacio Valdés.- Matías Mujica.- José María de Rozas.- Joaquín López de Sotomayor.- José Antonio Valdés.- Tomás de Vicuña.- Carlos José Infante.- Doctor Timoteo de Bustamante, Regidor secretario.

JUNIO

SESIÓN DE 17 DE JUNIO DE 1814.

Pago de derechos.- Declinatoria.- Pago de música.- Medidas para la mantención de presos.

17 de junio de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a diez y siete de junio de mil ochocientos catorce, los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento hallándose en este día reunidos en acuerdo ordinario como lo acostumbran, vieron los autos seguidos por don Francisco Bacigalup contra don Miguel Fierro sobre el cobro de cierta cantidad de pesos que le es deudor, como a Teniente del Juez de Abastos, por la contribución de un peso impuesta al gremio de panaderos: enterados de su estado, con lo expuesto por su Procurador General, acordaron el decreto del tenor siguiente: “Teniendo este Ilustre Ayuntamiento decretada la obligación que liga a los panaderos para satisfacer el peso mensual que ellos mismos señalaron a don Francisco Bacigalup, como Teniente del señor Juez de Abastos; y hallándose esto ejecutoriado en circunstancias que el Superior Tribual de Apelaciones no ha revocado el segundo decreto de fs. 15 vuelta, por el que se mandó segunda vez se llevase a debido efecto lo ordenado en cuanto a este pago, dignándose sólo prevenir la remisión del presente proceso a este Ilustre Ayuntamiento; notifíquese de nuevo a don Miguel Fierro y demás panaderos que, sin excusa ni pretexto, cubran las cantidades que adeudan por cuenta de la obligación que contrajeron, y no verificándolo dicho Fierro, procédase a la venta de las mulas que se le tienen embargadas”.

Seguidamente, se leyó un escrito del señor Regidor don Antonio de Hermida, declinando jurisdicción del conocimiento que el Ilustre Ayuntamiento tiene tomado en la causa que contra él sigue don Rafael Díaz de Alderete como arrendatario de los potreros de la dehesa sobre que le desembaracen los terrenos que le mantiene ocupados con sus animales, a que proveyó: “Traslado al Procurador General”.

Luego se vieron las cuentas que presentó Juan Nepomuceno Vargas del costo de los músicos que tocaron en la tercera noche de iluminación en celebridad de la paz, pretendiendo su pago; y habiéndose examinado y rebajado alguna cantidad de la que exigía, los señores proveyeron el siguiente decreto: “Páguese por el Sota-síndico de ciudad al maestro músico Juan Nepomuceno Vargas cincuenta y cinco pesos del importe de la música que dio en la tercera noche de iluminación, y al efecto désele el correspondiente libramiento por el Secretario”.

Y, por último, se orientó de una representación del subastador de la plaza de abastos quejándose de las desavenencias y malos tratamientos que experimentaban sus sirvientes con los reos y carceleros por la comida que les sufragaba; y habiendo el Ayuntamiento tratado sobre el particular, y a fin de evitar los disturbios y desorden que de esto dimanaría, expidió le siguiente providencia: “Sin embargo que los señores alcaldes quedan encargados de mirar por el buen tratamiento y asistencia de los reos, se comisiona al señor Regidor don Carlos Infante para que cele y observe la clase de alimento que se les sufraga; y hágase saber al interesado que el Ayuntamiento espera cumpla exactamente con su contrata y del modo que corresponde a su honor y hombría de bien”. Con lo que se concluyó el acuerdo, que firmaron en este día. Francisco Borja Fontecilla.- Doctor Francisco Regis Castillo.- El Conde de Quinta Alegre.- Matías Mujica.- Tomás de Vicuña.- Doctor Timoteo de Bustamante.

SESIÓN DE 25 DE JUNIO DE 1813.

Nombramiento de José Silvestre Laso para revisión de reglamento de elecciones.- Empedrado de la plaza.

25 de junio de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a veinte y cinco de junio de mil ochocientos catorce, se reunieron los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento para tratar en este día y en acuerdo extraordinario del nombramiento del individuo del Cuerpo que debía concurrir y asociarse a la comisión que se acordó en junta de corporaciones en el Superior Gobierno para la revisión del reglamento que se ha de formar para la elección de diputados para el Congreso General, y dijeron que por cuanto el Doctor don José Silvestre Laso, su Procurador General, se halla poseído de todas las luces y conocimientos políticos que piden la más seria discusión de un asunto tan grave e interesante, no sólo por razón de su profesión de abogado que ejerce, sino también por los que ha adquirido en el despacho de Secretario del mismo Gobierno; venían en nombrarle por uno de los individuos de la referida comisión, ordenando que en la misma hora se diese cuenta al Superior Gobierno y se le pusiese en su noticia por el Secretario para que, inteligenciado del nombramiento que se había hecho en su persona, concurriese a la ejecución de aquel objeto: lo que así se verificó en el propio acto, según lo acreditan los correspondientes oficios, que se hallan en el libro de esta materia.

Luego se representó por el señor alcalde don Francisco Borja Fontecilla estar comisionado por el Superior Gobierno para poner en planta la obra de empedrado de la plaza, cuyos gastos debían hacerse del ramo de abastos, y que no pudiendo poner en obra este trabajo tan útil sin saber el dinero que resultase a favor de propios de las cuentas del subastador, con venía se le exigiese a la mayor prontitud; y los señores acordaron se requiriese por el secretario a dichos subastadores para que rindiesen para la siguiente audiencia sus cuentas, y para ello .se les pasó el correspondiente oficio. Con lo que se concluyó el acuerdo, que firmaron los señores en el día de la fecha. Francisco Borja Fontecilla.- Carlos José Infante.- El Conde de Quinta Alegre.- José Antonio Valdés.- Joaquín López de Sotomayor.- Doctor Timoteo de Bustamante, Regidor secretario.

SESIÓN DEL 28 DE JUNIO DE 1814.

Sobre reintegro del Cabildo.- Negativa de apelación.- Escrito de don Francisco Bacigalup.- Cunetas del Comisionado del ramo de canchas.

28 de junio de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a veinte y ocho de junio de mil ochocientos catorce, los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento, hallándose en acuerdo ordinario [vie]ron un oficio del Superior Gobierno contestatorio al que con fecha veinte y uno del mismo le pasó el Cuerpo representándole la falta e inasistencia de muchos de sus individuos y las renuncias que habían hecho otros, por cuya causa se hallaba el Cabildo sin toda aquella representación y energía que debe tener tanto más interesante en las circunstancias, cuanta es la gravedad de los asuntos que se tratan; para que, si fuese de la consideración del Gobierno la admisibilidad de las renuncias y propuestas de otros individuos que subrogasen la falta de los inasistentes, pudiese proceder a verificarlo; y orientado el Ayuntamiento de que el Superior Gobierno le ordena en el expresado oficio defiera a dichas renuncias, dijeron que para el siguiente Cabildo se hiciese el nombramiento de aquellos sujetos que, revestidos de las precisas cualidades, pudiesen desempeñar un empleo de tanta consideración, y se diese cuenta para su aprobación.

Luego se vio un escrito de apelación por don Miguel Fierro en la causa que contra él sigue don Francisco Bacigalup por cobranza de pesos, de una providencia del Cuerpo en que manda ejecutar su pago, resultante del estipendio que, como a Teniente del señor Juez de Abastos, debe contribuirle el gremio de panaderos: a que proveyó: “No ha lugar”.

Al mismo tiempo se leyó otro de don Francisco Bacigalup, pidiendo que para el cumplimiento de las providencias libradas en esta causa, se pasasen los autos al señor Juez de Abastos, y que se mejorase la ejecución contra Fierro en otros bienes, porque los que se le habían secuestrado no alcanzaban al crédito demandado; y los señores, enterados del estado de la causa, con dictamen de su asesor, decretaron lo siguiente: “Para proveer, procédase a la tasación de las mulas embargadas, y para ello las partes nombren tasadores”.

Y, últimamente, se vieron las cuentas del comisionado del ramo de canchas, y ordenaron los señores se pasasen a su Procurador General para que pidiese lo correspondiente. Con lo que se cerró este acuerdo, que firmaron los señores en el día de la fecha. El conde de Quinta Alegre.- Francisco Borja Fontecilla.- José Antonio Valdés.- Joaquín López de Sotomayor.- Tomás de Vicuña.- Carlos José Infante.- Miguel de Ovalle.- Matías Mujica.- Doctor Timoteo de Bustamante, Regidor secretario.

JULIO

SESIÓN DE 1 DE JULIO DE 1814

Pagos de policía- Arreglo de cuentas de la administración de fondos municipales.

1 de julio de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a primero de julio de mil ochocientos catorce, habiéndose, en acuerdo ordinario de este día representado por el señor Alcalde don Francisco de Borja Fontecilla que el Superior Gobierno le había expresado que en el tesoro público no había dinero para pagar las mesadas a los ministros o alguaciles, y que en el entretanto lo verificase el Cabildo de sus propios, con calidad de reintegro, y los señores resolvieron que su Sota-síndico de ciudad lo verificase en la cuota que sólo se les contribuye de las cajas, y que para ello se le hiciese saber por el secretario para su inteligencia, quien así lo ejecutó, dirigiéndole la carta oficio correspondiente.

Y, por último, representó el Secretario que el expresado Sota-síndico le había pasado la razón de los individuos que reconocen censos en sus fundos a favor de los propios de ciudad, pero que no siendo bastante esto para la liquidación y certidumbre de las cuentas del año anterior que tiene presentadas, como para llenar las miras del Ayuntamiento en tener los documentos que acrediten los principales para saber a cuanto asciende este caudal y sus entradas anuales; pidió que dicho Sota-síndico se los manifestase, para con ellos poder concluir la operación de este asunto tan interesante; y los señores acordaron que, en unión del escribano del Cuerpo, se preparasen y pusiesen a disposición del Secretario, poniéndole en su noticia esta resolución: con que concluyeron el acuerdo, y lo firmaron. El Conde de Quinta Alegre.- Joaquín López de Sotomayor.- José Antonio Valdés.- Tomás de Vicuña.- Carlos José Infante.- Miguel de Ovalle.- Doctor Francisco Regis del Castillo.- Isidoro de Errázuriz.- Matías Mujica.- Doctor Timoteo de Bustamante, Regidor secretario.

SESIÓN DE 5 DE JULIO DE 1814.

Cuentas del ramo de canchas de bolas.- Pila de San Isidro.- Pago y remate de pontazgo.

5 de julio de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a cinco de julio de mil ochocientos catorce, hallándose los señores del Ilustre Ayuntamiento en acuerdo ordinario, se vieron las cuentas que tiene presentadas don Francisco Olivera sobre la recaudación del ramo de canchas; y teniéndose presente lo expuesto por el Procurador General y varias reflexiones que hizo el Cuerpo sobre el arreglo y el adelantamiento que debe tener este negocio para el mayor aumento de los propios de ciudad, acordaron se aprobasen, y al efecto dictaron el decreto del tenor siguiente: “En conformidad de lo expuesto por el señor Procurador de ciudad, se aprueban las cuentas producidas por don Francisco Esteban de Olivera del ramo de canchas; y que haga asequible la satisfacción de lo que resta, ocurrirá a cualesquiera de los señores alcaldes, de quienes espera el Cabildo expedirán las más activas providencias para el objeto insinuado. El comisionado pasará a la Secretaría una lista exacta y puntual de todas las canchas del corregimiento, del lugar de su ubicación, de la licencia con que corren y de lo que cada una debe satisfacer, para inteligencia del Cuerpo”.

Luego se relacionó el expediente agitado por el párroco y vecindario de la parroquia de San Isidro sobre la refacción y compostura de la pila para abastecerlo de las aguas [de] que tanto tiempo carece por su inhabilitación; y orientados los señores de su estado, del informe que ha producido don Ramón Moreno y de lo expuesto por el Procurador General, acordaron se evacuase el informe pedido por el Superior Gobierno, recomendando lo que pide y haciendo ver que la medida que propone debe adoptarse como un medio el más seguro que proporcione el consuelo de la necesidad que padece el vecindario de San Isidro con la falta de las aguas de la pila.

Y, últimamente, se instruyó el Cuerpo del expediente promovido por don José Vera, subastador del ramo del pontazgo de Maipo, sobre que se le prorrogue el tiempo de su remate por cinco años más, con consideración a los grandes perjuicios que ha experimentado con el tránsito y regreso de las tropas del ejército; y habiendo el Ayuntamiento discutido y meditado con bastante consideración su solicitud, dictó el decreto del tenor siguiente: “Sin embargo de que el Ayuntamiento conoce el merito de don José de Vera y no duda de los perjuicios que representa, no le queda arbitrio para compensarlos en los términos que propone en su representación, y por lo mismo, se declara no haber lugar a la prorrogación del tiempo que solicita para continuar en el arrendamiento del puente de Maipo. En su consecuencia, dense los pregones y fíjense de nuevo carteles anunciando el remate; cuya diligencia evacuada, se dará cuenta a este Ayuntamiento para prevenir las calidades con que debe hacerse la efectiva subasta; y sin perjuicio de esta diligencia, notifíquese al actual subastador y a su fiador que dentro de 2º día satisfagan la cantidad que adeudan, que enterada, protesta el Cabildo tener toda la consideración que le permiten las actuales circunstancias con el mencionado don José; y para que se recaude lo adeudado por el último subastador, el Sota-síndico reconvendrá a este y a su fiador para que allanen el cubierto de lo que restan, y no ejecutándolo en el preciso término de dos días, dará cuenta para activar con mayor eficacia la cobranza”. Con lo que concluyeron el acuerdo, que firmaron en su sala capitular en la fecha de arriba. El Conde de Quinta Alegre.- Francisco Fontecilla.- José Antonio Valdés.- Isidoro de Errázuriz.- Carlos José Infante.

SESIÓN DE 8 DE JULIO DE 1814.

Rogativa por sequía.- Medidas propuestas por el Procurador General a raíz de la nueva invasión realista.

9 de julio de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a ocho de julio de mil ochocientos catorce, hallándose los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento en su sala capitular, a que concurrieron extraordinariamente para acordar su asistencia a la procesión de rogativa que ha costeado N. S. de la Merced, y del convite que debía hacerse al clero y demás religiones, no sólo para que se implorase con ardiente fervor a Dios el auxilio de los males que ya hace sentir la sequedad del tiempo por la falta de las lluvias, sino para que su concurrencia ejemplarizase al pueblo y también sirviese de mayor lucimiento a la rogativa; con este motivo se presentó por el Procurador General de ciudad una representación, manifestando los males que están experimentando las provincias del Sur por guerrillas que salen del ejército invasor a robar; la opresión que experimentan los patriotas en el pueblo de Concepción, por hallarse posesionado el enemigo; la provisión de víveres que ha proporcionado en los buques a Lima, después de hecha la capitulación: todo provenido de la falta de su cumplimiento y de subsistir en nuestro territorio cuando ya debía haberlo desocupado; y, en fin, haciendo ver los fundados recelos que hay del ejército enemigo para que el pueblo se precaucione y tomen las más activas providencias y medidas de seguridad; pidiendo en ella que el Ilustre Cabildo pida también al Supremo Gobierno una noticia que le oriente de los sucesos y del estado en que se halla el reino, con otros puntos que abraza su dicha representación; concluyendo que de ella se le de una copia certificada por el Secretario del Cuerpo pata poner a cubierto la responsabilidad de los deberes de su empleo. Y los señores, instruidos de la representación, y después de haberla reflexionado, y discutido el asunto, dictaron el decreto a su continuación, que es del tenor siguiente: “Elévese esta representación al Excelentísimo Gobierno con el oficio correspondiente; y dése por el Secretario la copia que se pide, quedando otra para constancia en la Secretaria”. Con lo que se concluyó el objeto de la reunión, y firmaron esta [sic] acta en su sala capitular.- El Conde de Quinta Alegre.- Francisco Fontecilla.- Isidoro de Errázuriz.- José Antonio Valdés.- Carlos José Infante.- Antonio José de Irisarri.

SESIÓN DE 15 DE JULIO DE 1814.

Asignación al Alcaide por sueldo y gastos de la cárcel.

15 de julio de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a quince de julio de mil ochocientos catorce, reunido el Ayuntamiento en su sala capitular, como lo tiene de costumbre, representó el Alcaide de esta cárcel don Claudio Medrano tener presentados dos escritos pidiendo la reintegración y abono de los gastos que mensualmente hacía, tanto para los reos en escobas y velas, como los que ocasionaba el juzgado de los señores alcaldes en papel y listas para dar cuenta de ellos, y en las demás ocurrencias respectivas a los prefectos e inspectores, cuyo gasto sufría de los veinte y cinco pesos de su sueldo, debiendo éstos serle libres, y el que según la cuenta que tiene presentada asciende a nueve pesos tres reales, cuya cantidad se le ha satisfecho por sólo un mes por el Sota-síndico de orden del Ilustre Cabildo, y que no debiendo sufrir este perjuicio, reclamaba por el abono y pago de lo que atrasadamente se le adeudaba: los señores, después de haberle oído y examinado los gastos mensuales de su referida cuenta, y con consideración a que en unos meses sería más, y en otros menos, y a fin de evitar la repetición de ellas con gastos tan menudos, y que el Alcaide no tuviese que hacer cargo alguno, acordaron que se le asignase el sobresueldo de cinco pesos sobre los veinte y cinco que tiene, y por razón de lo que demandaba de los atrasados, se le pagasen cincuenta pesos, con lo que en lo de adelante no tendrá por qué repetir, siendo de su obligación el hacer todo el gasto del juzgado de los señores alcaldes y demás a quienes tenga que dar cuenta y razón de los reos respectivos, a prefectos, inspectores y demás tribunales, como asimismo el de contribuir a éstos en la cárcel la luz y el aseo que exige su miseria, como todo cuanto ha debido proporcionarles el Alcaide; y habiendo éste aceptado y conformádose con la asignación del sueldo de treinta pesos mensuales, ordenaron los señores se hiciese saber al Sota-síndico para que desde el presente mes le haga su pago íntegro. Con lo que concluyeron el acuerdo, que firmaron en el día de la fecha. El Conde de Quinta Alegre.- Francisco Fontecilla.- José Antonio Valdés.- Carlos José infante.- Matías Mujica.- Doctor Timoteo de Bustamante, Regidor secretario.

SESIÓN DE 22 DE JULIO DE 1814.

Venta de aguas del río Maipo.

22 de julio de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a veinte y dos de julio de mil ochocientos catorce, los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento se reunieron en su sala capitular, en consorcio de los tres comisionados de la obra del canal de Maipo, para tratar el modo y las ventajas con que podría realizarse el plan de la venta de los regadores de agua para que su producto en las actuales circunstancias y en la suma pobreza en que se halla el tesoro público, sin poder subvenir a los urgentes e indispensables gastos de las tropas y otras atenciones, sirva este arbitrio para su restablecimiento, cuya importante comisión, en oficio de 16 de julio, tiene el Superior Gobierno con al Ayuntamiento; trataron y discutieron la materia con toda la reflexión que se necesita para vencer las muchas y grandes dificultades que se ofrecen para poner en ejecución semejante proyecto; y habiendo tomado de los comisionados las mejores luces que han adquirido con la experiencia y sus conocimientos, vinieron en determinar se informase y representase al Gobierno los tropiezos que se presentan para la pronta realización de la comisión, y que, por ahora, atendida la urgencia y escasez de dinero, se estimulase a los compradores por medio de la equidad del precio de la venta y en el determinado número de veinte y cinco regadores, cuyo valor debería graduarse en mil pesos, designándose la cantidad de sesma en cuadro, denegando la venta de mayor número en lo sucesivo para que este arbitrio obligase a los que se interesasen en la .pronta compra de regadores, y de algún modo pudiese facilitarse algún acopio de dinero para socorrer las urgencias que padece el erario, como más puntualmente consta de lo representado al Gobierno en el oficio que en el propio día se pasó. Con lo que concluyeron el acuerdo de este asunto, que firmaron los señores. Francisco Fontecilla.- José Antonio de Rojas.- Carlos José Infante.- Miquel de Ovalle.

AGOSTO

SESIÓN DE 5 DE AGOSTO DE 1814

Carcelería de los esclavos- Aguas del río Maipo

5 de agosto de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a cinco de agosto de mil ochocientos catorce, los señores del Ilustre Ayuntamiento, habiendo tratado sobre el estipendio o contribución que los amos deben hacer por sus esclavos que ponen en la cárcel, con el objeto de evacuar el informe que con acuerdo del Ayuntamiento ha pedido el Tribunal de Apelaciones al Procurador General de ciudad en la instancia que don José Félix Rodríguez sigue en dicho Tribunal con el Marqués don José Tomas Azúa sobre este asunto: dijeron se representase que el derecho de carcelería de los esclavos debía exigirse a sus amos cuando por éstos eran voluntariamente puestos en la cárcel, y no cuando por razón de delitos u otros motivos se conducían reos por los jueces, en cuyo caso no debía exigírseles a sus amos estipendio alguno.

Luego se vio un oficio del Superior Gobierno, contestatorio al de 22 del próximo pasado, en que le dio cuenta de las medidas que había arbitrado el Ayuntamiento para facilitar las enajenación y venta de los veinte y cinco regadores de agua del Canal de Maipo, adoptando el proyecto que ha tomado, y ordenando que en el perentorio término de tres días se tratase de su remate, sin que se admita postura que baje de mil pesos, procurando de su mayor valor y aumento. En su consecuencia, el Ayuntamiento proveyó el decreto siguiente: “Cúmplase la orden del Superior, fijándose carteles en el día que anuncien el remate, el que se señala para el martes nueve del corriente”. Con lo que concluyeron el acuerdo, que subscribieron los señores.- Francisco Fontecilla.- José Antonio de Rojas.- Carlos José Infante.- Miguel de Ovalle.

SESIÓN DE 12 DE AGOSTO DE 1814

Recepción de nuevo Cabildo

12 de agosto de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a doce de agosto de mil ochocientos catorce, convocado el Cabildo y reunido en su sala capitular para recibir y dar posesión de los empleos de regidores a los ciudadanos que han sido electos y nombrados por el Excelentísimo Superior Gobierno a petición del pueblo, a consecuencia de su superior oficio de 10 del presente, que lo han sido los señores don José Agustín de la Jaraquemada, don José María Guzmán, don Anselmo Cruz, Doctor don Timoteo de Bustamante, Doctor don Pedro Ramón de Silva Bohórquez, don Juan de Herrera, don Gabriel de Valdivieso, don Pedro Antonio Villota, don Pedro Prado Montaner, don Manuel Araos, don José Tomás Vergara y don Francisco Gutiérrez del Río; quienes, habiendo ocurrido a la sala capitular, dijeron los señores del Ayuntamiento se procediese a recibirles el juramento de estilo y demás formalidades acostumbradas; y habiéndose verificado por su escribano, con todo el orden que se acostumbra, les dieron la posesión, que respectivamente les corresponde, según lo prevenido en El Monitor de 9 del que rige, quedando en el ejercicio de sus funciones los prenominados electos regidores; con cuyo acto ya celebrado se retiraron los que ocupaban y componían el Cuerpo del antiguo Cabildo, dejando firmada esta [sic] acta para su constancia los señores que la subscriben.- Francisco Fontecilla.- Conde de Quinta Alegre.- Miguel de Ovalle.- Matías Mujica.- Doctor Timoteo de Bustamante, Secretario.

SESIÓN DE 13 DE AGOSTO DE 1814

Apertura de puertos- Nuevo Alcalde por renuncia de Juan Agustín Alcalde.- Juez de Aguas y de Abastos.

13 de agosto de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a trece de agosto de mil ochocientos catorce, habiéndose convocado en este día extraordinariamente a los señores del Ilustre Ayuntamiento para que se reuniesen en su sala capitular a instruirse de un pliego de la Excelentísima Junta, lo verificaron en la propia hora, y orientados de su contenido, como del oficio del Ilustre Senado con que lo acompaña la Excelentísima Junta, contestatorio al grave asunto que le propone sobre meditar la apertura de los puertos, que tiempo ha debía haberse verificado, a consecuencia de los tratados de paz celebrados con el General del ejército invasor de las armas de Lima, con cuyos documentos hace la Excelentísima Junta la misma consulta al Ilustre Ayuntamiento: dijeron los señores que, siendo el asunto tan delicado, como al mismo tiempo urgentísima su deliberación, se entrase a la más seria discusión del asunto para que recayese el más acertado dictamen del Cabildo; y habiéndolo ejecutado con las mejores reflexiones sobre las dificultades y resultas que podrían sobrevenir, fueron de parecer que prontamente se verificase la apertura de dichos puertos, atendiendo que este sería el partido de conciliar enteramente las desavenencias de la guerra que se ha sostenido, la unión general de los ánimos mal contentos de los habitantes del reino, y, sobre todo, el objeto más interesante de enriquecer y restablecer las urgencias que padece nuestro erario con las grandes entradas que proporciona la circulación del comercio: en cuyos términos se verificó la contestación de la consulta del Excelentísimo Gobierno.

Concluido este acto, se orientó también el Ayuntamiento de otro oficio de la Excelentísima Junta, de doce del que rige, en que le transcribe el decreto admisivo de la renuncia que ha hecho el señor Conde de Quinta Alegre de la vara de Alcalde, y siendo, en su consecuencia, forzoso proceder a nueva elección, según la orden de la Excelentísima Junta, dijeron los señores y acordaron que no permitiendo la hora proceder ella, se hiciese depósito de la vara entre tanto se ejecutaba la elección, en cuya virtud se verificó en la persona del ser Regidor don Gabriel de Valdivieso, para que desde el mismo día ejercitase sus funciones.

Y, finalmente, dijeron los señores que, con respecto a su nueva elección y de hallarse vacantes los empleos de Juez de Aguas y de Abastos, era preciso hacer su nombramiento; y habiendo[lo] verificado, recayó el primero en la persona del señor Regidor don Juan de Herrera, y el del segundo en la del Doctor don Pedro Ramón Bohórquez. Con lo que concluyeron el acuerdo, que firmaron los señores que lo subscriben. Doctor Pedro Ramón de Silva Bohórquez.- Manuel Antonio de Araos.- Juan Nepomuceno de Herrera.- Pedro Antonio de Villota.- Francisco de Paula Gutiérrez.- Tomás Vergara y Sepúlveda.- Doctor Timoteo de Bustamante, Secretario.

SESIÓN DE 16 DE AGOSTO DE 1814

Licencia pedida por Simón Garrison para establecer una fábrica de papel- Venta de los potreros de San José

16 de agosto de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a diez y seis de agosto de mil ochocientos catorce, hallándose los señores en acuerdo ordinario, como lo tienen de costumbre, e instruido del anterior, dieron principio a su despacho viendo una representación del anglo-americano don Simón Garrison, pretendiendo ante la Excelentísima Junta licencia para poner una fábrica de papel, sobre cuyo asunto se le pide informe al Ayuntamiento, y para evacuarlo como corresponde, dictó el decreto siguiente: “Traslado al Procurador General de ciudad”.

Finalmente, se vio el expediente que promueve don Miguel Quintano ante la misma Excelentísima Junta, solicitando se le vendan a censo ciertos terrenos de los potreros de San José, que mantiene en arriendo, sobre cuyo particular igualmente ha pedido el Superior Gobierno informe con audiencia del Procurador General, a que proveyó: “Traslado a dicho Procurador”. Con lo que concluyeron el acuerdo y lo firmaron en su sala capitular. Francisco Borja Fontecilla.- Juan Nepomuceno de Herrera.- Gabriel José de Valdivieso.- Francisco de Paula Gutiérrez.- Pedro Ramón de Silva Bohórquez.- Doctor Timoteo de Bustamante, Secretario.

SEGUNDA SESIÓN DE 16 DE AGOSTO DE 1814

Nuevo Alcalde propietario por renuncia del Conde de Quinta Alegre.

16 de agosto de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a diez y seis de agosto de mil ochocientos catorce, habiendo quedado en este día convocado el Cuerpo para tratar en la noche del mismo de la elección de Alcalde que debe llenar el hueco del señor Conde de Quinta Alegre, en virtud de las renuncias que ante la Excelentísima Junta e Ilustre Cabildo ha hecho del empleo, y a consecuencia de haberle sido admitida por el Superior Gobierno, según el decreto que le transcribe en oficio de doce del que rige; procedieron a la elección, teniendo a la vista el referido oficio, la que recayó por aclamación en la persona de don Pedro Antonio del Villar, resolviendo que en el mismo acto se diese cuenta a la Excelentísima Junta, como se verificó, como consta del correspondiente oficio que se halla en el libro de este asunto; y concluyeron este acto, que firmaron en su sala capitular. Francisco Borja Fontecilla.- Gabriel José de Valdivieso.- Juan Nepomuceno Herrera.- Doctor Pedro Ramón de Silva Bohórquez.- Francisco de Paula Gutiérrez.- Tomás Vergara y Sepúlveda.- Pedro Antonio de Villota.- Doctor Timoteo de Bustamante, Secretario

SESIÓN DE 19 DE AGOSTO DE 1814

Nombramiento de Regidor de Andrés Santelices.- reposición de empleados europeos.- Venta de sitios.- Que el escribano del Gobierno lo sea del Cabildo

19 de agosto de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a diez y nueve de agosto de mil ochocientos catorce, estando los señores del Ilustre Ayuntamiento en acuerdo ordinario, hizo presente su Secretario la contestación del Regidor nombrado don José María Guzmán, en que exponía tener hecha su renuncia ante la Excelentísima Junta, cuya causa le excusaba su recepción, a que le incitaba el Cuerpo; y habiendo en el mismo acto recibido de la Excelentísima Junta el oficio de 16 del mismo en que da cuenta al Ayuntamiento de haberle sido admitida, procedieron al nombramiento del que debe ocupar su lugar, habiendo recaído por uniformidad de votos en la persona de don Andrés Santelices, a quien ordenaron se le pasase por Secretaría el correspondiente oficio, para que, en su consecuencia, pasase a la sala capitular a recibirse y tomar posesión del empleo con las formalidades acostumbradas.

Luego se vio otro oficio de la Excelentísima Junta, con igual fecha, con que acompaña cinco expedientes de varios europeos empleados que reclaman el ser a ellos restituidos, por las poderosas razones que representan, sobre cuyo particular pide informe al Cuerpo; y para ejecutarlo debidamente, proveyó y decreto siguiente: “Traslado al Procurador General de ciudad, y lo evacue a la mayor brevedad”.

En seguida se vieron dos representaciones del escribano don José Gregorio Fontecilla, pretendiendo se le vendan a censo cuatro sitios situados en la margen del río, dos a la parte de abajo del puente nuevo, y los otros dos a la parte de arriba del puente de palo, a que el Ayuntamiento decretó: “Para proveer sobre esta solicitud, de cuenta el Sota-síndico sobre lo contenido en este escrito, y al efecto se le pasara original”.

Y, finalmente, se instruyeron de otro oficio de la Excelentísima Junta, en que transcribe el decreto siguiente: “Con respecto a que las causas entre partes se han remitido por esta Superioridad a la justicia ordinaria, y por este motivo han cesado en gran parte los emolumentos del escribano mayor del Gobierno, que no tiene otra renta en este ejercicio, y que por los documentos presentados obtenía antes el mismo empleo en el Cabildo, viene la Junta en hacerlo revivir, a cuyo efecto se avisará con oficio al Ilustre Ayuntamiento, acompañándole también los expresados documentos para que le haga poner en posesión”. En su consecuencia y obedecimiento, dictó el Ayuntamiento al margen del referido oficio el decreto siguiente: “Cúmplase, y entréguese el archivo con las formalidades de estilo”. Con lo que se concluyó el acuerdo, que firmaron los señores en su sala capitular. Gabriel José de Valdivieso.- Doctor Pedro Ramón de Silva Bohórquez.- Juan Nepomuceno de Herrera.- Pedro Antonio de Villota- Doctor Timoteo de Bustamante, Secretario.

SESIÓN DE 23 DE AGOSTO DE 1814

Proyecto de fábrica de papel de Simón Garrison.- Plaza de portero del Cabildo

23 de agosto de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a veinte y tres de agosto de mil ochocientos catorce, los señores del Ilustre Ayuntamiento, hallándose en su sala en acuerdo ordinario, vieron el expediente promovido por don Simón Garrison en el Superior Gobierno sobre obtener licencia para erigir una fábrica de papel, por las ventajas que han de resultar al reino de un objeto tan interesante y benéfico; y con lo expuesto por el Procurador General de ciudad, en que accede a su solicitud, precediendo las muestras del papel y el detalle de la fábrica que ha de construir el pretendiente, proveyó el Ayuntamiento el decreto siguiente: “Con lo expuesto por el Procurador General de ciudad, el suplicante traiga a la vista las muestras del papel que expresa en su representación, justificando ser hechas por sí, y al mismo tiempo acompañe un detalle de las máquinas que ha de .levantar; designando el lugar de su construcción”.

Igualmente se vio una representación del escribano receptor del Cuerpo, don José María González, pretendiendo la vacante de la plaza de portero del Ayuntamiento, por la renuncia que ha hecho el propietario don Manuel Quevedo, a que se proveyó: “Téngase presente”. Con lo que concluyeron el acuerdo, que subscribieron los señores en su sala capitular. Gabriel José de Valdivieso.- Juan Nepomuceno de Herrera.- Pedro Antonio de Villota.- Tomás Vergara y Sepúlveda.- Doctor Timoteo de Bustamante, Secretario.

SEGUNDA SESIÓN DE 23 DE AGOSTO DE 1814

A consecuencia de una revolución hecha por el General O’Higgins, se nombra a M. Araos Alcalde, en lugar de F. Fontecilla.- Patrullas al mando de regidores y otros vecinos

23 de agosto de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a veinte y tres de agosto de mil ochocientos catorce, reunidos extraordinariamente los señores del Muy Ilustre Ayuntamiento en su sala capitular, para tratar del más urgente despacho de sus negocios y arbitrar los mejores medios de la pública seguridad, en las circunstancias peligrosas y de funestos sucesos con que se ve acometida la patria por la actual revolución que ha promovido el General O’Higgins con las tropas de su mando; dijeron que del mismo modo que el actual Cabildo había sido electo y nombrado por la Excelentísima Junta, por haber expirado el término de los antecesores regidores, también debería verificarse ó procederse al nombramiento de Procurador General de ciudad y Asesor del Ayuntamiento, con respecto a que, aunque ambos no hubiesen concluido el tiempo de sus empleos, debía ser por haber sido electos en tiempo que no lo pudieron ejecutar los anteriores regidores; y que para proceder con acierto en esta resolución, se consultase a la Excelentísima Junta la determinación del Cabildo, habiéndose ejecutado por el correspondiente oficio; y siendo aprobada esta deliberación en oficio de 25 del mismo, como la provisión de la vara de Alcalde de don Francisco Borja Fontecilla, por el arresto en que se halla, acordaron que ésta se hiciese en la persona del señor Regidor don Manuel Araos, la que obtuvo por uniformidad de votos, reservando para otra audiencia proveer el nombramiento de Procurador General y Asesor, por no permitirlo el tiempo de este acuerdo y las urgentes atenciones de seguridad pública a que está destinada la Municipalidad.

En seguida trataron como objeto el más urgente e interesante los sucesos del día, meditar arbitrios que contuviesen el desasosiego del pueblo por los robos y otros excesos escandalosos que experimenta con motivo de la salida de las tropas, y que fuesen los más oportunos para restablecer el orden público y evitar cualesquier movimiento o revolución que pueda fomentarse; y los señores, movidos de su celo y de los deseos de propender a un servicio el más benéfico, dijeron que el más eficaz y conveniente sería que todas las noches saliesen patrullas hasta el amanecer, haciendo de comandantes de ellas los mismos señores regidores, que gustosamente sacrificarían en obsequio del público esta incomodidad, que debería alternarse con vecinos honrados y de su mayor confianza, a quienes igualmente se les franquease la competente custodia de gente y demás auxilios que se necesitasen; y habiéndose adoptado unánimemente este proyecto tan conveniente, resolvieron que sin pérdida de tiempo se formase lista de los individuos particulares del pueblo que habían de alternar, y que con ella se pusiese en consideración de la Excelentísima Junta para su deliberación; y habiéndose aprobado en decreto que le transcribe al Ayuntamiento, ordenaron los señores que por su Secretario se les pasase oficio a los individuos designados para la alternativa de las patrullas, quo deberían desempeñar desde el día que se les diese parte, ocurriendo al Sargento Mayor de plaza para, recibir los auxilios necesarios; y habiéndose todo cumplido, concluyeron el acuerdo, que firmaron en su sala capitular.- Gabriel José de Valdivieso.- Juan Nepomuceno de Herrera.- Pedro Antonio de Villota.- Tomás Vergara y Sepúlveda.- Doctor Timoteo de Bustamante, Secretario.

SEPTIEMBRE

SESIÓN DE 7 DE SEPTIEMBRE DE 1814

Rateo de una contribución de 50.000 pesos y nombramientos de P. A. Villota y Rafael Sota para hacerla efectiva.

7 de septiembre de 1814: En Santiago de Chile, a siete de septiembre de mil ochocientos catorce, habiéndose extraordinariamente convocado el Ilustre Ayuntamiento y puntualmente reunídose en su sala, se instruyeron de un oficio del Excelentísimo Gobierno, fecha de este día, en que le manifiesta la suma escasez del tesoro público y agotados todos los recursos para poder sostener la guerra presente y la fuerza de la patria que ha de resistir los enemigos que la acometen: que en tales circunstancias tan críticas y apuradas, verificase la Municipalidad, dentro del término de ocho días, un rateo entre los vecinos de la capital, que llenase la suma de ciento cincuenta mil pesos, a que la hacía extensiva por oficio de 9 del mismo, no obstante que en el primero sólo se le previno la suma de cien mil pesos. Y los señores, convencidos de la indispensable necesidad de poner en planta a la mayor prontitud un arbitrio que debía llenar las miras de la Excelentísima Junta para salvar los peligros que amenazan al reino, acordaron que desde la noche del propio día y en las siguientes se reuniese el Cuerpo para sesionar con meditación un asunto tan interesante al bien de la patria, hasta evacuarlo completamente y dar cuenta al Excelentísimo Gobierno del exacto cumplimiento del Ayuntamiento a sus superiores órdenes. Y habiéndolo así verificado con todo el empeño que es propio de su patriotismo, se realizó la lista y cantidades que deben contribuir los prestamistas para socorrer la escasez y urgencia del erario, elevándolo a la Excelentísima Junta con oficio de 13 del mismo, que satisfactoriamente aprobó, cometiéndole su facultad, por otro de igual fecha, para que el Cabildo hiciese obrar su entrega dentro de 3º día improrrogable, a cuyo efecto se encargase la diligencia a uno o dos señores regidores, que, acompañados con algunos vecinos de conocimiento y probidad, llenasen la comisión, sin perdonar medio, ni resorte que condujese a su efectividad En cuya virtud, recayó el nombramiento, por unanimidad de pareceres, en la persona del señor Regidor don Pedro Antonio Villota y del señor Coronel de ejército don Rafael de la Sota, ordenando que, sin pérdida de tiempo, se les pasase por su secretario el correspondiente oficio, y al mismo tiempo se pusiese en consideración de la Excelentísima Junta. Lo que habiéndose cumplido, como consta de lo obrado en el libro de este asunto, concluyeron este acuerdo, que firmaron los señores en su sala capitular. Valdivieso.- Araos.- Herrera.- Vergara.- Doctor Timoteo de Bustamante, Secretario.

SESIÓN DE 16 DE SEPTIEMBRE DE 1814

Pago de derechos.- Licencia para molino.- Ramo de cancha de bolas

16 de septiembre de 1814: En Santiago de Chile, a 16 de septiembre de mil ochocientos catorce, hallándose los señores del Ilustre Ayuntamiento en acuerdo ordinario, vieron un oficio del escribano de cámara del Tribunal de Justicia con que acompañaba los autos seguidos por don Francisco Bacigalup contra don Miguel Fierro por cobranza de pesos, resultivos de la falta de contribución del peso mensual que debe hacerle, como uno de los del gremio de panaderos, para que se ejecute el auto pronunciado por el mismo Tribunal en 31 de agosto; de que enterado el Cuerpo, proveyó el decreto siguiente: “Recibido con los autos de que se hace mérito, agréguese la tasación de las mulas embargadas, y pásese el expediente al Regidor Juez de Abasto, para que tenga efecto el auto del Tribunal de Apelaciones”.

Asimismo se instruyeron de una representación del Teniente Coronel don Luis Mata, entablada ante el Superior Gobierno pretendiendo licencia para erigir un molino en la ribera del río inmediata a su chácara, sobre que el Excelentísimo Gobierno pide informe al Ayuntamiento; y para evacuarlo, decretó: “Informe el señor Regidor Juez de Aguas, y con lo que exponga, pase al Procurador General de Ciudad”.

También se vio el expediente promovido por don Francisco Olivera, como comisionado para la recaudación del ramo de canchas, sobre la suspensión de varias de ellas que el Juez de comisión don Diego Serrano ha verificado en su distrito en días de trabajo, con el informe que sobre el particular ha producido; a que se proveyó: “Traslado al Procurador General de ciudad”.

Y, por último, se instruyó el Cuerpo de una representación del mismo Olivera, pidiendo que por Secretaría se le de una copia de las cuentas que tiene presentadas sobre la recaudación del ramo de canchas, correspondientes al año anterior de 1813, y se hallan en la misma oficina archivadas; a la que los señores proveyeron: “Dése por Secretaría la copia que se pide”. Con lo que se concluyó el acuerdo, que firmaron los se flores en su sala capitular. [Faltan las firmas].

SESIÓN DE 19 DE SEPTIEMBRE DE 1814

El Doctor Bernardo Vera recibió el cargo de Juez Mayor de Policía.

19 de septiembre de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a diez y nueve de septiembre de 1814, habiéndose reunido extraordinariamente los señores del Ilustre Ayuntamiento en su sala capitular, se orientaron de un oficio del Superior Gobierno, fecha 18 del presente en que comunica la elección y nombramiento de Juez Mayor de Policía que ha hecho en la persona del Doctor don Bernardo de Vera, encargando al Ayuntamiento su pronta recepción, por ser sumamente interesante a la Patria en las presentes circunstancias el ejercicio de esta magistratura. Y habiendo concurrido dicho Doctor a su sala, mandaron los señores se procediese a recibirle el juramento de estilo y demás formalidades acostumbradas; lo que verificado por su escribano, con todo el orden que se acostumbra, le dieron la posesión que le corresponde para el goce de todas sus prerrogativas, excepciones, y preeminencias, quedando así recibido en toda forma y en el ejercicio de sus facultades; cuyo acto concluido, se retiraron los señores, mandando extender esta acta para la debida constancia, y la subscribieron. [Faltan las firmas]

SESIÓN DE 23 DE SEPTIEMBRE DE 1814

Que no se rebaje la cuota de contribución señalada a cinco vecinos que reclaman, pero sí a una insolvente.

23 de septiembre de 1814: En la ciudad de Santiago de Chile, a veinte y tres de septiembre de mil ochocientos catorce, habiéndose reunido el Ilustre Ayuntamiento en su sala capitular extraordinariamente en la noche de este día, en que se instruyeron de los reclamos que han hecho el Conde de Quinta Alegre, el Asesor General de Gobierno Licenciado don José Antonio Astorga, don Ignacio de Eyzaguirre y don Diego Antonio Cos ante la Excelentísima Junta, que los ha dirigido al Cuerpo, pretendiendo la minoración de las cantidades que se les ha graduado en empréstito; dijeron, con respecto que el Cabildo había procedido en su designación con reflexión y acuerdo de la posibilidad de los individuos, en que es comprendido el Doctor don Miguel de Baquedano, que también la elevó al Cuerpo, que no debía hacerse la menor innovación, para no dar lugar a que se abriese la puerta a otros de igual naturaleza, debiendo el Ayuntamiento reputarse sin facultad para esta variación, por haber concluido su comisión, y de ella dado cuenta con las listas al Excelentísimo Gobierno, que ya las tenía aprobadas, y así se le pusiese en su consideración y que por Secretaría no se admitiesen semejantes pretensiones. Y que por lo que respecta a la de doña María de Jesús Cañas por re presentación de su marido don Felipe Palacios, se le declaraba exonerada de la cantidad que se e había graduado, por haber calificado con documentos su insolvencia y situación de en enfermedades, subrogando a otro en su lugar y en el lleno de su contribución, como lo propuso el Cabildo al Excelentísimo Gobierno que es contestatorio el oficio de 21 del que rige. Con lo que concluyeron el acuerdo, que firmaron en su sala capitular. [Faltan las firmas].

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/