Llegamos a 16.600.923 Millones de Visitas, gracias a ustedes!!

Rochus Misch

De WikicharliE
Rochus Misch
Bienvenido a Biografias de WikicharliE

El guardaespaldas de Adolf Hitler

Rochus Misch.jpg

Rochus Misch (Alt-Schalkowitz, Alta Silesia, 29 de julio de 1917 - Berlín, 5 de septiembre de 2013) fue suboficial con el grado Oberscharführer de la Leibstandarte SS Adolf Hitler adscrito al personal SS dependiente de Hitler (Begleitkommando SS des Führers) en el Führerbunker en Berlín, Alemania.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Fue probablemente el último superviviente del personal de Adolf Hitler, y el último soldado que abandonó el búnker el 2 de mayo de 1945, fecha en que el Ejército Rojo tomó la capital del Tercer Reich en ruinas.

En 1937 se unió a la Verfügungstruppe de las SS. Participó en la invasión de Polonia de 1939, junto a la Leibstandarte SS Adolf Hitler donde fue malherido. El jefe de su compañía lo recomendó a la guardia personal SS llamada Begleitkommando SS des Führers en 1940, compuesta solo por 20 hombres SS especialmente seleccionados para el servicio personal, permaneciendo en este puesto desde 1940 hasta el final de la guerra. Ofició de mensajero, enlace, operador de radio (principalmente), y guardaespaldas de Hitler en el búnker.

En este cargo, estuvo en el búnker en los subterráneos del Reichstag en Berlín desde inicios de 1940, hasta que Hitler se quitó la vida en 1945. Misch llegó a conocer muy bien la personalidad del Führer coincidiendo en muchas de sus apreciaciones con las que publicó su secretaria, Traudl Junge.

Este oficial de la SS de veintisiete años fue el último hombre que habló con el ministro de Propaganda del Reich, Joseph Goebbels, pocos minutos antes de que éste se suicidara junto a Magda Goebbels; vio los cuerpos de Adolf Hitler y Eva Braun en el despacho donde se suicidaron y se negó a ayudar a la incineración de estos cadáveres.2

Fue capturado por los soviéticos y en primera instancia condenado a muerte en 1949 por apoyar al régimen de Hitler; sentencia que le fue conmutada por trabajos forzados por 25 años y que le fue posteriormente rebajada a 10 años, permaneciendo efectivamente 9 años de cautiverio.

Misch declaró que a pesar de transferir toda clase de mensajes a los diferentes estamentos del régimen nunca llegó a enterarse de lo que le estaba ocurriendo a los judíos en los países conquistados o connacionales. Se enteró recién cuando estuvo en cautiverio de los horrores del Holocausto.

Entre 1945 y 1954 estuvo preso en cárceles soviéticas de Kazajistán y Siberia. En 1955 regresó a Berlín con su familia y fundó una empresa de pinturas. Durante los últimos años de vida vivió de los derechos de sus libros Ich war Hitlers Leibwächter (Yo fui el guardaespaldas de Hitler), publicado en 2006 y Der letzte Zeuge (El último testigo), publicado en 2008 y dando conferencias sobre lo que él vivió junto a Hitler.

Con las muertes de Bernd Freytag von Loringhoven el 27 de febrero de 2007, Armin Lehmann, el 10 de octubre de 2008 y Siegfried Knappe el 1 de diciembre de 2008, Rochus Misch se convirtió en el último superviviente del búnker y la última persona viva que conoció personalmente a Hitler.

Falleció en Berlín el 5 de septiembre de 2013, a los 96 años, tras vivir en el Imperio alemán, República de Weimar, Alemania Nazi, Ocupación aliada de Alemania, República Democrática Alemana y la Alemania actual.

Cómo encontró los cadáveres del genocida y de Eva Braun

La obra, El último testigo de Hitler, fue recientemente lanzada en tierras británicas pese a que el autor murió ya en 2013. En sus páginas relata cómo fueron los días culminantes en el búnker de Berlín, en el cual el responsable del Holocausto moriría junto a su esposa, Eva Braun.

Misch cuenta que cuando el alto mando militar le informó a Adolf Hitler que los soviéticos habían rodeado la capital alemana, el dictador reunió a su círculo más cercano en una sala y le pidió a su colaborador que no los interrumpiera. Entre quienes reunió estaba Braun. Pocos minutos después de que se abriera la puerta, Misch logró ver a la pareja muerta.

"Mi mirada cayó primero sobre Eva. Estaba sentada con las piernas estiradas, la cabeza inclinada hacia Hitler. Sus zapatos estaban debajo del sofá. Junto a ella, Hitler muerto. Sus ojos estaban abiertos y mirando… su cabeza se había inclinado levemente hacia adelante", recuerda el autor.

Durante su relato de los hechos, el guardaespaldas también reveló que durante los preparativos que el genocida había pensado para él estaba el del entierro de su cuerpo. Hitler tenía un temor: no quería que su cuerpo corriera la misma suerte que el de Benito Mussolini. El jefe fascista había sido capturado por la resistencia italiana dos días -el 28 de abril de 1945- antes y su cuerpo colgado de una gasolinería. Aparentemente, su cadáver pudo ser enterrado en algún lugar secreto.


En las páginas de su libro, Misch también cuenta que las habitaciones de Hitler y de Eva Braun estaban unidas por una puerta. Cuando se la presentaron, el mentor nazi le dijo que era una asistente que lo ayudaba en las tareas domésticas. Sin embargo, el guardaespaldas logró verla en una ocasión en camisón, esperando la llegada de su amado. Según él, ella no tenía miedo de morir a su lado. Creía que era su deber como esposa.

En 2009, el hombre dio una entrevista en la que se pronunciaba como fiel a Hitler como soldado, aunque condena sus crímenes. "Permanecí como fiel servidor de mi jefe en el búnker", rememoraba Misch, que no abandonó el lugar hasta que Josef Goebbels, el siniestro ministro de Propaganda nazi, le dijo el 2 de mayo que ya no lo necesitaba más y que podía partir. "Ahora estoy bien informado -dijo en 2009-. Está claro que pasaron cosas terribles. No hay excusa posible. Hubo campos de concentración. Eso no se puede negar".

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/