Llegamos a 17.098.633 Millones de Visitas, gracias a ustedes!!

Historia del cigarrillo en Chile

De WikicharliE
Banner Historia de Chile en WikicharliE.png
Historia del cigarrillo en Chile
Bienvenido a Departamento Historia de Chile de WikicharliE

1701

La historia del cigarrillo en Chile. La imagen nos muestra un envoltorio de Cigarrillos chilenos llamados "Las dos banderas"
Logo Menciona fuente WikicharliE.png

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Bandera Chilena mini.png
1701

Sus orígenes se remontan al siglo XVIII aproximadamente al año 1701. En esa época, al igual que hoy, el hábito de fumar estaba muy arraigado en la sociedad chilena. Era un vicio que cruzaba los distintos estratos sociales. Incluso, se dice que se fumaba más que en México y que lo hacían tanto hombres como mujeres. El tabaco era considerado un artículo de primera necesidad y un bien que reportaba grandes divisas a las arcas fiscales.

1753

La corona española estableció el estanco del tabaco en Chile, permitiendo la venta sólo al detalle y prohibiendo absolutamente su cultivo por parte de los súbditos.

1811

Mientras Chile estuvo bajo el alero de la corona española, sólo se tenía acceso al producto que era importado desde Cuba. Eso cambió en 1811, cuando la Junta de Gobierno autorizó el cultivo de la planta. No obstante, dada la importancia que esta actividad representaba para la economía, su manejo se restringió, pasando a manos del Estado y luego de privados que controlaron la compra y venta, lo que se conoció con el nombre de estanco.

1817

Manuel Rodriguez.JPG

Esta carta, escrita en marzo de 1817 por Manuel Rodríguez a Bernardo O'Higgins, quien era Director Supremo del país, da cuenta del rol que ha tenido el tabaco en distintos momentos de la historia chilena. "La provincia de Colchagua siente ya demasiado la falta de tabaco, polvillo (rapé) y demás especies. Creo urgente que V.E. la provea a fin de evitar las privaciones al público y los perjuicios al Estado".

1824

El gobierno otorgó el estanco del tabaco, los naipes y el té, a Portales, Cea y Cia mediante un acuerdo en el que Diego Portales se comprometía a hacerse cargo de la deuda que mantenía el gobierno de Chile con Inglaterra por préstamos otorgados para solventar la expedición libertadora del Perú. El contrabando, las plantaciones clandestinas y la pobreza generalizada hicieron sucumbir los planes de Portales y Cea.

Oficio del senado en que se remite al ejecutivo el acuerdo sobre el estanco del tabaco. Fuente: Memoria Chilena
Decreto de aprobación del contrato de estanco a la compañía Portales y Cea. 23/8/1824 - Oficio del senado en que se remite al ejecutivo el acuerdo sobre el estanco del tabaco. 16/3/1824.Fuente memoria chilena

1828

Se prohibió cultivar tabaco en Chile

1867

Ya en esa época se alertaba sobre el daño que producía el cigarrillo en la salud. En 1867, Marcos Mena escribió un informe titulado "Los estragos del tabaco[1], que señalaba:

Tan malo es tragar humo de tabaco como tragar humo de paja o cualquier otra clase. El tabaco que es una planta medicinal i buena para heridas i otros usos es evidentemente nocivo usándolo convertido en humo (...) Los malos efectos no se limitan al sistema nervioso. En muchos casos se nota una disminución del apetito i el imperfecto estado de la dijestión se demuestra por el enflaquecimiento del cuerpo i el amarillento color de la tez" (Las faltas ortográficas correponden al texto original).

1881

Se aprobó una ley que estableció el libre cultivo y fabricación desde el primero de enero de 1881. Desde entonces se formaron numerosas empresas que liaban manualmente los cigarrillos. Joaquín Edwards Bello recuerda que también había papel trigo y papel arroz para liar los pitillos personalmente. Así, el origen de la industria del cigarrillo en Chile está vinculada a las populares cigarrerías caseras que preparaban a mano el cigarro, en forma artesanal, vendiéndolos sueltos o en simples envolturas de papel.

A fines del siglo XIX se pasó del cigarrillo artesanal a un producto manufacturado. Se instalaron las primeras empresas tabacaleras en Valparaíso, Santiago e Iquique. Llegaron a existir cerca de 200 marcas de cigarrillos. Las primeras cajetillas se imprimieron en blanco y negro y a partir de 1880 se utilizó el color. Su forma era la misma de hoy, adaptable a cualquier bolsillo.

1889

Cigarros imagen de Balmaceda USA.png

En Richmond Virginia, Estados Unidos, la fabrica Allen & Ginter Cigarettes lanza una cajetilla de cigarrillos en honor al entonces presidente chileno José Manuel Balmaceda.

1893

La industria tabacalera nacional se revolucionó pues llegó al país la máquina ideada por James Bolsack, instalándose en Chile la primera fábrica de cigarrillos, en serie y procesados con máquinas. Una de las primeras cajetillas que se expandió por Santiago fue La Favorita, marca que se vendía de a cincuenta unidades en paquetes de papel corriente atados con una tira de totora.

La maquina de cigarros de James Bolsack
Cigarrillos La Belleza

La variedad de diseños de cajetillas es abrumadora. Algunas exaltaban los valores patrios, especialmente en los años posteriores a la Guerra del Pacífico.

Cigarrillos chilenos "Por la Fuerza" 1879
Cigarrillos "Esmeralda"

1900

Cigarillos Carucho de la fabrica de cigarros La Florida en la Avenida Colón 755 de Valparaiso Chile en 1900. Destacaba del resto pues la tripa estaba envuelta en papel de arroz y su boquilla era corcho. Su precio era un poco más caro que el resto que existía en esos años.

1904 "Marca Chancho"

La singular cajetilla de cigarrillo “Marca Chancho”, tiene una característica muy especial, a pesar que esta marca circuló a comienzos entre 1904 y 1939, existiendo las variadas cajetillas con otros nombres de animales, que por cierto, para su época llamaron mucho la atención como ser las: “Tres Ratas” (salen tres mujeres), “El Burro” “El Zorro”, “El Gallito”, “El Gallo”, “El Águila”, “El Gavilán”, “El Cóndor”, “El Toro”, “El Toruno”, Etc.

La “Marca Chancho”, fue propiedad de la “Manufactura de Tabacos Carrera y Cia.”, ciudad de Valparaíso; el año de iniciación de circulación de este tipo de cajetilla 1904; la capacidad de cigarrillos 18, las medidas del envase estirado con dimensiones 17,5 x 10,5 Cmts. -1039, fabricados por El consumo de la “Marca Chancho” en su época llegó a valer el precio de $0,04 centavos, estaba casi igual que el precio de otras marcas, por nombrar de la “Compañía General de Tabacos” que vendía como ser la “Yolanda”

La frase chilena "marca Chancho"

Logo Menciona fuente WikicharliE.png
Cigarros Marca Chancho “Manufactura de Tabacos Carrera y Cia.” de Valparaíso entre 1904-1937

Este cigarrillo chileno fabricado por “Manufactura de Tabacos Carrera y Cia.” de Valparaíso era muy popular, al punto de que la compañía subió su precio de venta y en su época llegó a valer el precio de $0,04 centavos la cajetilla de 18 cigarrillos, estaba casi igual que el precio de otras compañías, como los cigarrillos “Yolanda”, unos de los buenos y caros tabacos de la época.

Sus propios dueños aseguraban que se usaban, buenos tabacos en su fabricación, aunque el medio popular sabía que esto no era así, pues los propios trabajadores de la compañía "Tabacos Carrera" decían que los fabricaban con los restos, de otros marcas de cigarrillos que fabricaba la compañía, pero por encontrarse el tabaco en deterioro o pasado, unían todos esos restos en un nuevo molido y confeccionaban el famoso "Marca Chancho". . La diferencia con otros cigarrillos era que este, era el cigarrillo del pueblo, era el que fumaba el trabajador de las salitreras de Tarapaca y antofagasta, el trabajador y pescador de puerto, los barrenderos, limpiabotas y el obrero de cientos de fabricas chilenas. Era el rey en los bares populares de aquella época, sobre todo los días festivos y domingos en donde su demanda aumentaba.

La clase social chilena burguesa fumaba tabaco importado, los caballeros generalmente tabaco cubano a través de sus puros y habanos. El resto de la naciente clase media acomodada compraba de la industria nacional lo más fino existente. Poco a poco decir "Marca Chancho" se extendió en el vocablo de los chilenos haciendo primero referencia a algo poco fino, vulgar, del pueblo y en segundo su fabricación que no tenia una buena procedencia. Pasamos a chilenizar una marca, añadiéndolo al lenguaje popular, y lo más increíble es que después de casi 65 años de su desaparición seguimos usando la frase en forma despectiva para referirnos a algo de dudosa marca y fabricación.[2]

Es Marca Chancho

Para Pereira Salas, según lo que expresa, el término "Marca Chancho" provendría en realidad de una cerveza económica que se vendía en Chile hacia 1830, y que al parecer, era la más barata y de menor calidad en un mercado donde competían sólo dos o tres compañías principales, hasta más o menos 1850. La cerveza era producida por un empresario cuyano establecido en nuestro país, llamado Vicente Moreno, y su envase era de greda, generándole el apodo de "marca chancho" entre los corrientes, aunque no tenemos claro si efectivamente tenía forma que semejara a la de un cerdito o bien la sociedad chilena lo asoció a uno, por algún parecido a las alcancías de greda que son populares en nuestra alfarería tradicional. No es la única vez en el mundo en que se ha asociado alguna cerveza a la imagen de un cerdo, por cierto.[3]

Hoy en día existe la escasa cantidad de cajetillas de la mencionada marca entre los coleccionistas, se debe también en parte, que para su época éstas cajetillas fueron canjeables, se compraba entonces una estampilla de cinco centavos ($0,05) más la entrega de una cantidad de cajetillas para el canje, para alcanzar un premio como por ejemplo: El mínimo era de 10 cajetillas, más 5 centavos, se recibía “Un lápiz fino”, y por 200 cajetillas más los 5 centavos, para el premio máximo, recibía “Una cartera de cuero holandés”. (Otros canjes de cajetillas por otros artículos, 20 – 30 – 40 – 50 – 60 – 70 – 80 – 90 – 100 – 120 – 140 – 160 – 180). Este tipo de cajetilla fue encontrada el año 1987, en el antiguo sector denominado “Departamento de Pisagua” “Cantón Negreiros”.[4]

Salitreras

Además al haber el estudio profundo en su contexto sobre la historia del tabaco universal, como el “Estanco del tabaco en Chile” y de las industrias tabacaleras nacionales e internacionales; también de la época precolombina y el uso de las sustancias psicoactivas. (Fármacos o drogas). A la vez por medio de las cajetillas (ó marquillas) transportarse al mundo del “Arte Litográfico”, aplicado la impresión desde su invento, hasta el sistema Offsset, agregando las publicidades de los cigarrillos de la época, también se unen a ellos documentos relacionados con las compañías tabacaleras; quedan dentro los registros, lugares de hallazgos por la pampa salitrera y las variedades de cajetillas cubanas, peruanas, bolivianas, inglesas, norteamericanas, y españolas, Etc. Se destaca también la evolución de los concursos y premios, cupones, láminas con imágenes de artistas, monedas, banderas, buques, cuentos; otros recursos como mini cuentos de un formato de ancho 4,5 x 6,5 centímetros alto, el que contenía 10 páginas.

Lo más importante son las imágenes capturadas de las cajetillas, las que denotan la historia por medio de ellas, se descubren como ser: poesías, sonetos, acertijos, música, adivinanzas, letras Góticas, Duré; héroes, poetas, escritores, y parte de la historia de su época en imágenes Etc. Etc.

Todos los registros de los hallazgos de cada cajetillas (1600) circuladas en las oficinas salitreras de las Regiones de Tarapacá y Antofagasta, alcanzó para realizar un trabajo de investigación como la información rescatada en bibliotecas del país, para lograr el “Catalogo de Cajetillas de Cigarros de la República de Chile y su Cultura en la Sociedad”, con un tiempo transcurrido de 15 años, el cual dio como resultado la columna vertebral de toda la información de las características técnicas e históricas, de cada una de las imágenes de ellas.[5] A la vez por medio de las cajetillas (ó marquillas) puede transportarse al mundo del “Arte Litográfico”, aplicada la impresión desde su invento, hasta el sistema Offsset, agregando las publicidades de los cigarrillos de la época, también se unen a ellos documentos relacionados con las compañías tabacaleras; quedan así dentro los registros, los lugares de hallazgos por la pampa salitrera y las variedades de cajetillas cubanas, peruanas, bolivianas, inglesas, norteamericanas, y españolas, Etc.

Se destaca también la evolución de los concursos y premios, cupones, láminas con imágenes de artistas, monedas, banderas, buques, cuentos; otros recursos como mini cuentos de un formato de ancho 4,5 x 6,5 centímetros alto, el que contenía 10 páginas.

Lo más importante son las imágenes capturadas de las cajetillas, las que denotan la historia por medio de ellas, se descubren como ser: poesías, sonetos, acertijos, música, adivinanzas, letras Góticas, Duré; héroes, poetas, escritores, y parte de la historia de su época en imágenes Etc. Etc.

1908

Aviso de Cigarrillos Susini en 1908. En santiago de Chile

1909

La fundación de la empresa Chiletabacos S.A. se remonta al año 1909, cuando un empresario y miembro de la elite social y económica de la zona costera de Valparaíso-Viña del Mar, fundó la Compañía Chilena de Tabacos. El español Fernando Rioja Medel era un patriarco inmigrante y padre de 12 hijos y la familia formaba parte de la oligarquía que dominaba la actividad política y económica de Chile en la época. La mansión de la familia en Viña del Mar, ciudad colindante con el puerto de Valparaíso, ahora es un monumento histórico conocido como el Museo Rioja o más popularmente, el Palacio Rioja. Valparaiso y no Santiago, era la capital económica del país en esa época.[6]

Fernando Rioja Medel

Fernando Rioja Mendel nació en villa de Neila, España, el día 30 de mayo de 1860, se le bautizó de esa forma en honor al Rey San Fernando. Sus padres fueron Don Pedro de Rioja y Neila y Doña Isidora Medel y Mansilla, quienes formaron una numerosa familia compuesta por 3 varones y 2 mujeres.

1910

Aviso publicitario de Cigarrillos Cabañas en la Primera Revista que salio al público de Zig Zag en Chile 1910

1920

La Santiaguina fue otra marca popular que se comerciaba hacia 1920. Su envase mostraba un audaz busto de señora que, con sus brazos a la cabeza, invitaba a deleitarse con los aromáticos cigarros.[7]

Cigarrillos La Santiaguina, fabricados en Valparaíso Chile 1920
Cigarrillos La paz. Fabricados a base de trigo en Valparaíso Chile 1920

Marcas nacionales

Cigarrillos Almirante Latorre 1920
Cigarrillos El Pampino

Así, se encuentran las marcas Por la Razón o la Fuerza, Guardia Nacional, Arturo Prat, Almirante Latorre; Monumento a los héroes de Iquique. otra representaba al pueblo mapuche. "El Sol" o "El Pampino", que gratificaban la vida de los trabajadores. Más tarde, "La Belleza", "Cine" y "Opera", que destacaban los rostros de la farándula criolla.

Cigarrillos Chileno "Las dos banderas"

La preferencia por una u otra marca identificaba a las personas con un determinado grupo social.También había cajetillas que admiraban las estrellas de cine o bien a los pioneros de la aviación y a los bomberos.

Cigarros chilenos marca Bonsak Nacionales

Las cajetillas de cigarrillos son parte de la historia del diseño y de los cambios gráficos, estéticos y técnicos que se han sucedido. La cajetilla de cigarrillos, tan usada por el hombre de hoy en día y tan vapuleada por lo nocivo de su contenido, es uno de los objetos más emblemáticos y reconocibles de nuestro tiempo. Presentadas de un modo que pretende seducir al consumidor, las cajetillas de principios del siglo XX sorprenden con sus motivos, aspectos y emblemas.

Cigarrillos La Libertad, fabricados en Iquique

El historiador y coleccionista Oscar Aedo, autor del libro "Las marcas de la historia" [8](que recopila cajetillas entre 1885 y 1972), afirma que en ellas se plasmaban los acontecimientos de la vida nacional. "Las cajetillas eran usadas para transmitir lo que pasaba en el país, un período de gran efervescencia económica, política y social", dice.

Cigarrillos Frente Popular
Cigarrillos chilenos marca "Fresia"
Cigarrillos chilenos marca "Okey"

Innumerables marcas de cigarrillos

La diversidad de marcas que existían en Chile hacia fines del siglo XIX y principios del XX. Muchas de ellas han sido encontradas en los basurales cercanos a las oficinas salitreras donde las condiciones ambientales permitieron su conservación. En aquel tiempo coloridas cajetillas con curiosas denominaciones llenaban las estanterías de las pulperías de las oficinas. Nombres como La Belleza, Americanos, Garibaldi, Vencedores, El Negro, Especiales Joutard, La Favorita, Cigarros Faro, El Buen Roto, Ganga, La Llapa, Compadre, Populares o Napoleón fueron algunas de las marcas producidas en nuestro país. La data de las cajetillas halladas en las salitreras por Aedo se estima entre 1860 y 1935, lo cual refleja la historia de esa región en el período de mayor desarrollo y efervescencia económica, política y social. Gracias a la ausencia casi absoluta de humedad en uno de los desiertos más áridos del mundo se han conservado casi intactos restos de viejos envases de los cigarrillos que fumaban los esforzados obreros de la industria salitrera.

Cigarrillos Chileno marca "Faro"

Los Jockey Club y el Derby, en paquetes de 14 cigarrillos, eran los preferidos por los aficionados al club Hípico. Cuyanito era otra marca popular que se vendía en Chile alrededor de 1930. También existían los cigarrillos Mapocho, el Monarch, la Flor de la Cabaña y el Cairo. Otro cigarrillo que tuvo gran aceptación entre los trabajadores fue el Yungay. Los cigarrillos Cine traían una lámina con actores y escenas tomadas del séptimo arte.

El Sol, marca artesanal, también tuvo gran popularidad entre los trabajadores quienes veían representadas sus vidas en los motivos de las cajetillas.

Cigarrillos El Sol

En suma, las cajetillas nos dan a conocer las técnicas gráficas utilizadas para vender un producto de consumo masivo. La preferencia por una u otra marca identificaba a las personas con un determinado estrato social y con los valores culturales a los que se debe adherir.[9]

Cigarrillos Victoria N2

1909 Fusión

En medio de ese apogeo apareció la Compañía Chilena de Tabacos (1909), conocida hoy como Chiletabacos, que surgió de la fusión de las seis tabacaleras más grandes de Valparaíso. Detrás de este proyecto estaba el empresario español Fernando Rioja.

Se cuenta que Rioja puso avisos en los medios de prensa durante varios meses, donde se regalaban entradas gratuitas para una función en el Biógrafo Esmeralda a todas las personas que llegaran a la boletería con una cajetilla vacía de alguna de las marcas que comercializaba la empresa. Para acceder a palco tenían que llevar una caja de cigarrillos París o Mi Fama, y para galería, de Esmeralda. La competencia no resistió esta campaña y a las pocas semanas accedieron a la fusión. La empresa partió con un capital de $ 5 millones.

1911

Se publica la primera memoria de una empresa Tabaquera: la British American Tobacco (Chile)

1931

Esta unión no fue vista con buenos ojos por algunos sectores. En 1931, el político Juan Amo escribió el informe "La industria del tabaco en Chile", donde advirtió al Presidente Carlos Ibáñez del Campo los riesgos del monopolio del tabaco y criticó la ley de impuestos promulgada en 1913. "Fue tan favorable a la Compañía Chilena de Tabacos que parece que hubiera sido redactada en su beneficio".

1936 Internacional

La compañía Chilena de Tabacos se fusionó con la British American Tobacco. Esta es la etapa en que la compañía se internacionaliza. Por esos años se lanza una publicidad en cuatro idiomas, donde se señala que el cigarrillo mentolado era bueno para el asma y la bronquitis.

1972 El Hilton

El Hilton fue una marca de cigarrillos de origen chilena,creada por Chiletabacos (Hoy British American Tobacco). Apareció en 1972 y fue el primer cigarrillo con filtro que tuvo éxito en los tiempos de los 70 y los 80. A fines de los 80 lanzo Hilton Lights y en los 90 su fama desapareció poco a poco hasta que en 2000, la marca fundió con la llegada de los cigarrillos de la compañía Belmont. La Marca Hilton, a pesar de ser una marca, tuvo un aporte al deporte, e incluso tuvo un club de ciclistas. Recientemente, ya a finales del año 2011, se han vuelto a vender en el país.

Cigarrillos Hilton

1974 Decreto Ley 828

Entra en vigencia el decreto Ley número 828 a los tabacos manufacturados, publicado en el diario oficial el 31 de diciembre de 1974 y actualizado el 31 de julio del 2010. Núm. 828.- Santiago, 27 de diciembre de 1974. Vistos: lo dispuesto en los decretos leyes Nºs. 1 y 128, de 1973, y 527, de 1974, la Junta de Gobierno de la República de Chile[10]

1975

Llega Belmont a Chile. Esta es una marca de cigarrillos original de Venezuela, fabricada por la Cigarrera Bigott, la cual a su vez es una filial de la British American Tobacco. Fue introducido en el mercado venezolano en noviembre de 1973 en su versión Extra Suave. Por esta propiedad, gozó de una gran popularidad que continúa hasta el día de hoy.

Las campañas publicitarias de los cigarrillos se caracterizaron por una asociación con la idea de suavidad, las actividades y diversiones playeras con amistades, y un uso predominante del azul celeste, el cual estaba impreso en las cajetillas de la marca. Con el tiempo, se le comenzó a incorporar la imagen de una onda, a fin de asemejarla con una ola marina para reforzar todos los conceptos originales. Hoy en día la marca es exportada a otros países como Chile, Colombia, Costa Rica, Guatemala, Honduras, Nicaragua y Paraguay.

1980

British American Tobacco (Chile) a principios de los años 80, la empresa inició un proceso de diversificación que se materializó en la adquisición de diversas empresas dedicadas a la fabricación y comercialización de productos alimenticios, como por ejemplo Evercrisp, Malloa y Conservas Deyco. Además, incursionó en el área de la biotecnología en la agricultura y fruticultura con la creación de la empresa Bioplant.

1981

Se lanza el cigarrillo marca Advance, es lanzada como la primera marca de bajos indices de alquitrán y nicotina.

1985

La Compañía Chilena de Tabacos cambia su razón social a Empresas CCT, conglomerado que estaba encabezado por Chiletabacos y que además estaba constituido por Malloa, Comercial Cerro Castillo y Litografía Moderna. Ese mismo año se crea la Sociedad Comercial Cerro Castillo S.A., formada a partir de la fusión de Comercial Cerro Castillo, Comercial Derby y Comercial Advance. Esta nueva empresa estaba dirigida a comercializar y distribuir en Chile los cigarrillos fabricados por Chiletabacos.

1994

La sociedad adopta el nombre de Comercial Chiletabacos. A raíz de los daños sufridos en la fábrica de cigarrillos en Valparaíso producto del terremoto que azotó la zona central de Chile en 1985, en enero de 1987 se inaugura una nueva fábrica ubicada en la Ruta 68-CH, en la comuna de Casablanca. Una década después de su formación, y tras haber adoptado la decisión de concentrarse sólo en el negocio del tabaco, el holding de Empresas CCT, adopta el nombre de Chiletabacos S.A. y en diciembre de 2009 cambia su razón social a British American Tobacco (Chile) S.A..

2000

La justicia chilena prohibió los comerciales televisivos y radiales y años más tarde, en los periódicos y revistas,

2006

Barclay se fusiona con Kent y lo renombra Kent Actron.

2012

Se lanza la marca Dunhill

2013

La nueva ley de tabacos N° 20660 que rige desde el 1 de marzo de 2013, prohíbe todo tipo publicidad de productos de tabaco incluso sitios de Internet con dominio terminado en ".cl."[11]

La Ley Nº 19.419 (“Ley del Tabaco”), modificada por la Ley N° 20660, que rige desde el 1 de marzo de 2013, regula las actividades relacionadas con el tabaco, estableciendo normas respecto a su fabricación, publicidad, prohibiciones para fumar en ciertos lugares, fiscalización, sanciones, etc.

Logo Menciona fuente WikicharliE.png

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/