Llegamos a 17.300.772 Millones de Visitas, gracias a ustedes!!

Dinosaurio

De WikicharliE
Banner Palenteologia WikicharliE.png

Presentación

Dinosaurio Rex

Los dinosaurios son un grupo extinto de Reptiles, conocido tan sólo a través de restos fósiles. La palabra dinosaurio significa lagarto terrible, y sintetiza la impresión que nos producen. Los mayores de ellos fueron los animales más gigantescos que jamás existieran sobre la tierra.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Origen

Los arcosaurios, o reptiles dominantes, incluyen los cocodrilos y las aves que existen en la actualidad, además de los dinosaurios, Pterosaurios y los Tecodontos, un grupo mezclado que incluyen los antepasados de todos los demás arcosaurios. Los arcosaurios aparecieron hace alrededor de 250 millones de años, por lo que ha podido deducirse. El primer grupo, los proterosúquidos, se dispersaron por casi todo el mundo.

Se han encontrado fósiles en Rusia, el sur de África, Antártida, Australia, India, China y Sudamérica. Presentan las sinapomorfias de los arcosaurios; una ventana anteorbital, un orificio determinado en el cráneo, dientes recurvos y aplanados y un cuarto trocánter en el fémur, un reborde especial. Durante el Período Triásico, hace entre 245 y 208 millones de años, los arcosaurios se difundieron, evolucionaron y se diversificaron, como carnívoro más o menos prósperos, y dieron origen a un grupo de herbívoros. Los tecodontos del Triásico se dividieron en dos líneas principales.

Una de ellas incluía a los fitosaurios, con un parecido superficial a los cocodrilos, los etosaurios herbívoros, que también se parecían a los cocodrilos, pero tenían una nariz respingona para desenterrar los alimentos vegetales, y dientes estrechos como hojas, y los rauisuquios, casi siempre enormes y carnívoros. Por último, durante el Triásico superior, de esta línea surgieron algunos bípedos más ligeros que probablemente se alimentara de insectos, y pequeños animales, como los lagartos. Fueron, aunque parezca sorprendente, los primeros cocodrílidos. El grupo adoptó la existencia anfibia, cuadrúpeda y piscívora sólo veinte millones de años después, cuando se extinguieron los fitosaurios.

La segunda línea principal de arcosaurios incluía a los carnívoros activos, como el Ornithosuchus, que podía andar sobre cuatro o sobre dos patas, y el ligero Lagosuchus, que era bípedo. Estos animales están tan próximos a los dinosaurios por muchas características que ahora sorprende que muchos científicos lo hayan negado hasta hace poco.

Sobre todo, el Lagosuchus presenta una larga lista de caracteres propios de los dinosaurios; su posición bípeda, las extremidades largas, con la tibia y el peroné más largos que el fémur, la perforación del acetábulo, que es la depresión cóncava en la parte del hueso de la cadera que recibe el extremo redondeado del fémur; la cabeza del fémur vuela hacia dentro, el principio de la cabeza del fémur en ángulo recto que se observa en los dinosaurios; la articulación recta de la rodilla; la articulación reducida del tobillo que parece un gozne, desde un punto de vista técnico, se denomina tobillo con mesotarso avanzado; los dedos largos de las patas traseras y la posición digitígrada del pie, en la cual los únicos que tocan el suelo son los dedos, y no la planta del pie, como en los arcosaurios primitivos y los seres humanos actuales. La mayoría de los caracteres de los dinosaurios aparece también en el pterosaurio volador.

Algunos científicos creen que Lagosuchus, los pterosaurios y los dinosaurios forman en conjunto un grupo monofilético importante que surgió entre el Triásico medio y el superior, hace alrededor de 230 millones de años. Las sinapomorfias de los dinosaurios que aparecen en esta clase o grupo monofilético, y su posterior modificación en los dinosaurios propiamente dichos, forman parte de una serie de cambios anatómicos relacionados, que tuvo lugar en los arcosaurios durante el Triásico, y que tal vez fuera la clave del origen de los dinosaurios.

Características físicas

Notosaurus.jpg

Cabeza

Los dinosaurios cornudos y los grandes carnívoros tenían enormes cabezas con poderosas mandíbulas. Los saurópodos que tenían un tamaño de algunos elefantes su cabeza no pasaba del tamaño que la de un caballo. Los pequeños terópodos y la mayor parte de los ornistiquios tenían cabezas y mandíbulas de un tamaño moderado. Por debajo de la piel, en los lados de los cráneos estaban perforados por unas ventanas como en otros arcosaurios.

Crestas

Los dinosaurios con cresta a menudo tenían vistosas protuberancias, crestas o púas en la cabeza. El Oviraptor era un dinosaurio con cresta que robaba huevos de los nidos desprotegidos de otros dinosaurios. No todos los cráneos suyos encontrados tenían cresta. Los científicos creen que sólo los machos la poseían. Podía distinguir si otro miembro de su especie era macho o hembra fijándose en la cresta. La cresta ayudaba a estos dinosaurios a identificar a otros miembros de su grupo familiar. Las crías de Hadrosaurio presentaban pequeñas protuberancias, mientras los adultos tenían crestas completas. En la época de apareamiento, los machos de las aves intentan llamar la atención de las hembras. Se atusan las plumas y exhiben sus bellos colores. Los machos de los dinosaurios quizá usaban su cresta con idéntica finalidad. El Dilophosaurus era un carnívoro que recibió su nombre por el extraño bulto de su cabeza; significa reptil con dos crestas porque presentaban dos rebordes altos y estrechos que recorrían todo su cráneo. Probablemente usaba esta cresta para indicar a los amigos dónde estaba y con el fin de ahuyentar a los enemigos. El Hadrosáurido Tsintaosaurus aparece con una cresta espinosa en la cabeza. También se han reconstruido maquetas de este dinosaurio chino, a partir de un hueso que sobresale de su hocico.

Cuernos

Eran largos y amenazadores o sólo ornamentales, había cuernos de dinosaurio de todos los tamaños y formas. Armados con un inquietante despliegue de cuernos, los ceratópsidos, dinosaurios con cuernos, parecían guerreros prehistóricos, pero no eran los únicos dinosaurios con cuernos, ni estaban siempre buscando pelea. Los cuernos de los dinosaurios eran de hueso y estaban cubiertos de una capa córnea protectora. En el cráneo fósil de un dinosaurio con cuernos se ve sólo la parte ósea; el revestimiento del cuerno no se ha fosilizado.

Cerebro

Los dinosaurios se consideran animales lentos y torpes, pero las investigaciones científicas han desmentido esta idea anticuada. El cerebro es el centro de control en todo animal. Envía órdenes por ciertos conductos, los nervios. Sin estos mensajes, los dinosaurios ni ningún otro animal no habrían podido ver, oír, comer, moverse o reproducirse.

Calificación de los dinosaurios en cuatro niveles en inteligencia

  • Los mejores del grupo eran carnívoros pequeños. Eran rápidos, con agudos sentidos y hábiles para atrapar animales más pequeños.
  • Después vendrían los grandes dinosaurios carnívoros y los ornitópodos. Los últimos mostraban habilidad para descubrir a sus enemigos, y algunos podían huir corriendo sobre dos patas.
  • A continuación todo tipo de dinosaurios acorazados, tireóforos y ceratópsidos. No necesitaban tan buenos reflejos. Ante una amenaza, quedaban protegidos por sus cuernos, púas y armaduras.
  • Los últimos serían los saurópodos. Con sus ligeros cerebros, pasaba casi toda su vida buscando comida, siempre en movimiento.

Garras

Afiladas y letales o anchas y curvadas, las garras de los dinosaurios les servían para atacar a sus presas o para defenderse de otros dinosaurios. Muchos dinosaurios tenían garras de uno u otro tipo. Algunos herbívoros, como los iguanodontes o los saurópodos, las usaban para mantener a raya a sus enemigos. Sus temibles zarpas entraban en acción cuando percibían algún peligro para ellos o sus crías. Muchos carnívoros tenían garras afiladas como navajas y con ellas mataban a sus presas. Algunos, de ellos, como veremos a continuación, quizá las utilizaran para sacar a los peces fuera del agua. Ahora veremos algunos tipos de garras más detenidamente.

Cola emplumada de un Coelurosaurio

Científicos chinos descubren una cola de dinosaurio conservada en ámbar, e incluye huesos, tejidos blandos y plumas.

Cola de dinosaurio.jpg

Ya es bien sabido por la comunidad científica y expertos en la materia que muchos dinosaurios tenían plumas como las de las aves actuales.

Esto se sabía gracias al descubrimiento de plumas sueltas, o de impresiones fósiles en la roca; esta es la primera vez que se descubre un fósil de dinosaurio con plumas conservado tan bien, una prueba absoluta de la teoría.

Coelurosaurio

La muestra conservada en ámbar es de hace 99 millones de años y mide unos tres centímetros y medio; por el tamaño y la estructura de la cola, los investigadores creen que pertenecía a un joven coelurosaurio, un tipo de dinosaurio más cercano a las aves actuales que también vivió en Chile.

Coelurosaurio, escaneo de sus vertebras

Por lo tanto, otro detalle interesante del descubrimiento es que nos permite analizar un paso intermedio entre las plumas de los dinosaurios y las de las aves; los investigadores las describen como plumas “delicadas”, con una estructura abierta y flexible.

También vivió en Chile

Coelurosaurio.jpg

Los restos coelurosaurios mejor conocidos del país vienen de un yacimiento en Pichasca, pero también se han encontrado fósiles de ellos en aysén (posiblemente, también podría ser otra especie de teropodo pequeño) y agunas huellas en termas del flaco y el norte.

Plumas para presumir y para conservar el calor

Eso significa que estas plumas no fueron usadas para volar; en vez de eso, se parecen mucho a las plumas ornamentales de pájaros actuales. Por lo tanto, si el dinosaurio estaba cubierto sólo por ese tipo de plumas, no podría volar y sólo las usaba para comunicarse con otros de su especie o para conservar el calor.

Este descubrimiento podría haber sido una tragedia; esta pieza de ámbar sale de las minas de Hukawng, en Myanmar, e iba destinada a crear joyas.

De hecho, la pieza fue tratada para darle forma ovalada antes de que los investigadores la encontrasen; lo bueno, aseguran, es que al menos el corte les dio la oportunidad de analizar los compuestos químicos del interior.

Encontraron hierro ferroso, fruto de la descomposición de la hemoglobina de la sangre del dinosario. Ahora la esperanza es que puedan analizar más compuestos químicos para averiguar detalles como el color de las plumas.

Extinción de los dinosaurios

Existen varias teorías sobre la extinción de los dinosaurios pero la más ampliamente aceptada actualmente es la teoría de la colisión de un asteroide con la tierra, la cuál fue propuesta por el físico estadounidense Luis Walter Álvarez y su hijo, el geólogo Walter Álvarez a finales de los años 1970. Explica que la gran extinción de finales del período Cretácico comenzó con la caída de un Meteorito a la Tierra.

Esta clase de meteorito habría hecho impacto en Chicxulub (Península de Yucatán, México) hace aproximadamente 65,5 millones de años.La mayor parte de las pruebas actuales parece confirmar en efecto que un planetesimal de 10 kilómetros de diámetro impactó en los alrededores de la península de Yucatán, creando el cráter de Chicxulub de 170 kilómetros de diámetro. Aunque la velocidad de la extinción no pueda ser deducida del registro fósil, varios sugieren que el proceso fue sumamente rápido. El acuerdo general entre los científicos que apoyan esta teoría consiste en que el impacto causó una debacle que se desarrolló de dos formas: directamente (por la energía disipada durante el impacto de meteorito) y también indirectamente (a través de un enfriamiento mundial de la temperatura ambiente, causada por la materia expulsada del cráter de impacto, que reflejó la radiación termal del sol hacia el espacio exterior), provocando una cadena de extinciones en masa.

Dinosaurios redujeron su tamaño durante 50 millones de años para convertirse en aves

Velociraptor con plumas.png

Los enormes dinosaurios carnívoros se redujeron de manera constante durante más de 50 millones de años para convertirse en pequeñas aves, aseguran los investigadores.

Durante este periodo, la rama de los dinosaurios terópodos que dio origen a las aves modernas disminuyó inexorablemente de tamaño pasando de ser bestias de 163 kilogramos que vagaban por la tierra, para convertirse en aves que pesan menos de 1 kilogramo, según publica la revista 'Science'. La radical transformación comenzó hace alrededor de 200 millones de años y fue probablemente impulsada por el traslado hacia los árboles donde a las criaturas con cuerpos más pequeños y ligeros y otras características, como ojos grandes para la visión 3D, les fue mejor que a otras.

Los científicos unieron las piezas del proceso de contracción sostenida de los dinosaurios después de analizar más de 1.500 características anatómicas de 120 especies de terópodos y aves primitivas.

El árbol de la evolución revela que los ancestros terópodos de las aves modernas se sometieron a 12 disminuciones sustanciales de tamaño que las llevaron a convertirse en Archaeopteryx (un género extinto de aves primitivas), el ave más antigua conocida en la Tierra. La velocidad a la que se desarrollaron distintas características, tales como plumas, alas y brazos oscilantes, fue cuatro veces mayor que las adaptaciones de otros dinosaurios.

Pelagornis chilensis es una especie de ave marina extinta, que habitó las costas del norte de Chile hace aproximadamente 7 millones de años, durante el Mioceno. Poseía una envergadura alar de al menos 5,2 metros lo que la convertiría en una de las aves voladoras más grandes hasta ahora descubiertas. Hace parte de la familia de aves marinas Pelagornithidae, distribuida en todo el mundo durante el Cenozoico

"Las aves evolucionaron a través de una fase única de miniaturización sostenida de los dinosaurios", dijo Michael Lee de la Universidad de Adelaida. "El ser más pequeños y ligeros en la tierra de los gigantes, con la rápida evolución de las adaptaciones anatómicas, les proporcionó a estos ancestros de aves nuevas oportunidades ecológicas, tales como la capacidad de trepar a los árboles, planear y volar. En última instancia, esta flexibilidad evolutiva ayudó a que las aves sobrevivieran al impacto del mortal meteorito que acabó con todos sus primos dinosaurios", añadió Lee.

Changyuraptor es un género extinto de dinosaurio terópodo dromeosáurido que fue descubierto en depósitos del Cretácico Inferior en Jehol, en China. Está representado por una única especie, Changyuraptor yangi, y pertenece al grupo de dromeosáuridos conocido como Microraptorinae, los cuales se distinguen por poseer largas plumas en patas y brazos, formando cuatro alas. Léase:Changyuraptor yangi

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón

Léase en WikicharliE

Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/