Llegamos a 17.245.721 Millones de Visitas, gracias a ustedes!!

Conectividad

De WikicharliE
Conectividad
Bienvenido a Departamento de Sistemas e Informática de WikicharliE

Presentación

Wallpapers Wikicharlie Virtual.png

Conectividad es la capacidad de un dispositivo (computador personal, periférico, PDA, móvil, robot, electrodoméstico, automóvil, etc.) de poder ser conectado, generalmente a un ordenador personal u otro dispositivo electrónico, sin la necesidad de un ordenador, es decir en forma autónoma. Asimismo es el grado de conexión entre entidades sociales, gubernamentales y de cualquier índole entre sí.

WikicharliE Patrimonio de Chile

Contenido

Conector de ordenadores

Un conector de un Pc es cualquier conector dentro de un ordenador o para conectar ordenadores a redes, impresoras u otros dispositivos. Generalmente, estos conectores tienen nombres específicos que permiten una identificación más precisa, y el uso de estos nombres se recomienda. Algunos conectores de ordenadores comunes son D-sub, IEEE 1394, puerto paralelo, PS/2, USB, FireWire, BNC, RJ-45 y varios conectores de pin y de "socket". La mayor parte de los conectores de ordenador son eléctricos u ópticos.

La conectividad esta en aumento, sobre todo el flujo de información del mercado, servicios financiero y servicios sanitarios hacía las zonas remotas, contribuyendo así a cambiar la vida de la gente en una forma nunca antes vista. Las nuevas tecnologías de la información y comunicación (TIC),en particular la Internet de alta velocidad, esta modificando el modo en que las empresas hacen negocios,transformando la formación de servicio publico y la innovación. Las tics son una herramienta poderosa extender las oportunidades a millones de personas.

Bandera Chilena mini.png
La Conectividad en Chile

Visión de conjunto 2013

Indice Connectivity Scorecard 2013 - 7a Posición

Chile ofrece un buen rendimiento y se ubica a la 7 ª posición entre los recursos y las economías de eficiencia impulsadas en el índice Connectivity Scorecard 2013. Con una puntuación de 5,34, que sigue superando a los compañeros de América Latina como: México (4.10), Argentina (4,50) y Brasil (4,83).

Este año al igual que en los anteriores, Connectivity Scorecard, nos vuelve a recalcar que no basta con la tremenda infraestructura que posee Chile, sino que estamos lejos de ser una economía basada en la innovación, debido a la necesidad "como país" de la utilización eficiente de los recursos que poseemos, pero que lamentablemente esta en manos de unos pocos.

2009

Según el Connectivity Scorecard[1] 2009, estudio financiado por Nokia, Chile presenta un alto puntaje de conectividad para consumidores y empresas. Estas dos variables son valoradas en un 94% para el puntaje final, lo que explica el tercer lugar de nuestro país en el ranking.

Chile superó a India en un reconocido estudio de Tecnologías de la Información (TIC) y Conectividad. ¿Cómo es posible que sobrepasemos a una nación especializada en tecnologías de punta? ¿Implica esto que ya alcanzamos nuestro tope como país?

Lo que queda claro con el Connectivity Scorecard, es que no basta con la infraestructura en sí. También nos muestra que estamos lejos de ser una economía basada en la innovación. Por otro lado, esa misma carencia nos indica que a pesar de nuestro tercer lugar en el ranking, tenemos mucho por mejorar, lección que no es sólo nuestra, sino de todos los países involucrados en el estudio que analizamos, incluyendo a Estados Unidos, que obtuvo el primer lugar entre los países cuya economía se basa en la innovación[2].

Las perturbadoras consecuencias de la ultraconectividad

Los teléfonos inteligentes y los dispositivos móviles nos han dado a cada uno un "segundo cerebro", lo que nos permite navegar por nuevas ciudades sin perdernos y hablar diez idiomas distintos con fluidez.

Estos dispositivos, los cuales han hecho nuestras vidas cada vez más convenientes, pronto van a pasar de nuestros bolsillos a nuestros cuerpos internos... piensa en recubrimientos para el iris e implantes cerebrales. Esto hará de nosotros personas más interconectadas y conectadas que nunca. Evidentemente, las irresistibles alegrías y comodidades de la conectividad móvil son demasiadas como para enumerarlas, y evitarlas es, sin duda, un ejercicio inútil. Sin embargo, en un futuro próximo, pronostico que una cadena de consecuencias perturbadoras e imprevistas comenzará a dejar salir el aire de esta burbuja inflada e hiperconectada.

Cuando compartimos fotos de nuestros hijos en Flickr, probablemente no esperamos ver que estas se convierten en rostros que aparecen en tazas de café que se venden en el sitio web Koppie-Koppie. El uso de Twitter (TWTR, Tech30) para comentar la política no se suponía que nos llevara a terminar en la cárcel, tal y como está sucediendo en Turquía. Darle "like" a una empresa en Facebook (FB, Tech30) no se suponía que debía dar lugar a un marketing gratis.

Tener un teléfono móvil con una tarjeta SIM no se suponía que debía proporcionar una puerta trasera perpetua a los servicios de seguridad del gobierno que quieren escuchar nuestras llamadas. La lista es interminable, pero esto es solamente la punta del iceberg. Las posibilidades de abuso son abundantes.

Se espera que más de 5.000 millones de personas, y 100.000 millones de 'cosas', estén conectadas al Internet en 2020... muchas de ellas a través de dispositivos móviles inalámbricos.

La conectividad ubicua y las mejoras exponenciales a las tecnologías, como la inteligencia artificial, se parecen cada vez más a la energía nuclear. La tecnología es muy prometedora y beneficiosa, pero una vez desplegada, si algo sale mal, no tenemos idea de cómo detenerlo. Se está haciendo muy claro que sin estándares globales y aplicables que determinen lo que está permitido y lo que está prohibido, nos encontraremos con colapsos frecuentes o 'Fukushimas de datos'. La posibilidad de una destrucción catastrófica se encuentra justo al lado de los resultados positivos legítimos. Necesitamos estándares y normas para canalizar este enorme poder.

Los consumidores quieren potentes tecnologías que hagan su vida más fácil, más rica y más productiva, pero no utilizarán los dispositivos móviles y las redes si este es el resultado de una 'robotización' progresiva de nuestra sociedad, un descenso en la adicción digital, una pérdida de la privacidad personal y una vigilancia injustificada. Claro, la mayoría de nosotros todavía gozamos de las nuevas superpotencias de la tecnología móvil, las aplicaciones, mapas y asistentes digitales inteligentes ultra convenientes. Todo es aún muy nuevo y genial... a muchos de nosotros no nos interesa en absoluto el hecho de quedar prácticamente desnudos.

Pero puedes estar seguro de que en algún momento cercano, muchos de nosotros, los 'innatos digitales', comenzaremos a oponernos enérgicamente a vivir dentro de una enorme burbuja de información, en la que ya no somos los dueños o beneficiarios, sino que nos hemos convertido en simples tuercas que están sujetas al hipermarketing y la vigilancia predeterminada. El juego ha cambiado y ojalá la industria móvil haya tomado nota. Los líderes de la industria ya están bien advertidos para que piensen anticipadamente.

Ya no se trata solo de conectar a las personas. También se trata de lo que sucede una vez que se conectan. Pocos consumidores estarán entusiasmados con el dinero digital, los dispositivos vestibles o los servicios móviles de salud si prevalecen las endebles normas de protección de datos, los contratos sociales anticuados y la débil ética digital. Es hora de que la codificación por defecto, las normas públicas de información digital y los derechos mundiales sean respetados por todos.[3]

Visita otros de nuestros artículos

TODAS LAS PAGINAS.png
Haz click en el emoticón
Herramientas personales
Espacios de nombres

Variantes
Vistas
Acciones
Navegación
Herramientas
Contacta a Orquesta Tabaco y Ron para Eventos y Matrimonios http://tabacoyron.cl/